#Política

Estado de excepción: una solución inadecuada

1 |
COMPARTIR
EN WHATSAPP
COMPARTIR
EN WHATSAPP

imagen

Estado de excepción ¿Cómo es que la última ratio se convirtió en una alternativa para enfrentar manifestaciones sociales? El curso de los hechos acontecidos esta semana ha llevado de manera previsible a un aumento en la violencia de la manifestación del descontento de la ciudadanía. Previsible no porque necesariamente un proceso de evasión termine con la toma de calles y destrucción de infraestructura, sino porque desde el mundo político no hubo una lectura correcta de los hechos.

Con una retórica autoritaria, el gobierno mantuvo una posición intransigente ante la petición de congelar la tarifa del metro y enfrentó el conflicto como un hecho delictual: anunció la aplicación de la Ley de seguridad interior del Estado y movilizó fuerzas especiales de carabineros a las estaciones de metro para tratar de desincentivar la evasión. Esta estrategia tuvo, a lo menos, dos falencias: primero, desde el punto de vista de la prevención, el aumento de penas solo tiene efecto desincentivador en aquellos que no comenten el hecho perseguido, pues no quieren someterse al peligro del castigo. En cambio, aquellos que conscientemente realizan el acto, saben que su acción conlleva una consecuencia, pero en la evaluación del riesgo la comparación entre el costo y la finalidad perseguida hace aparecer el castigo como un elemento inocuo, pues de todas maneras es un elemento inherente a la acción que ya se ha realizado.


Con una retórica autoritaria, el gobierno mantuvo una posición intransigente ante la petición de congelar la tarifa del metro y enfrentó el conflicto como un hecho delictual

La segunda falencia fue no entender el fondo de la manifestación. La profunda desigualdad social y la privación sistemática de derechos sociales genera una sensación de desamparo del ciudadano ante el Estado. El dogma del mercado ha llevado a olvidar el factor humano detrás de la construcción social. Cada ciudadano es una historia individual que vive en forma concreta las consecuencias del desentendimiento del Estado de las necesidades sociales: los aranceles excesivos de las universidades, el alto costo de la vida, la especulación inmobiliaria que hace imposible el acceso a la vivienda, las bajas pensiones, el sistema de ISAPRES, las largas jornadas laborales y las diferencias de sueldos, entre otros.

Si la estructura social fuera distinta, el alza del pasaje del metro hubiera sido un hecho irrelevante e incluso aceptado por la ciudadanía. Sin embargo, dado el panorama social en que vivimos, el alza se transforma una forma más de violentar los derechos sociales que se hace patente día a día. Por ello, es que el anuncio del uso de la fuerza por parte del Estado solo contribuyó a aumentar la sensación de descontento e inconformidad generando así una escalada de violencia.

En suma, el gran problema es la indiferencia de la clase política, de aquellos que tienen el mandato de gobernar en busca del bien común y no de los intereses privados, pues es la indiferencia la que los ha llevado a olvidar que el fundamento de todo poder político proviene, justamente, de aquella masa que reprimen. La violencia en la manifestación es solo un recordatorio de esto. Pero por indiferencia se omite este hecho y antes de reconocer el error y abrirse al diálogo, que debe ser siempre la primera ratio, se prefiere recurrir al uso de la fuerza y plantear como normal algo que solo debe ser una excepción.

TAGS: #ChileDespertó Cacerolazo Descontento Social Protestas

Los contenidos publicados en elquintopoder.cl son de exclusiva responsabilidad de sus respectivos autores.
Te invitamos a conocer nuestras  Reglas de Comunidad

Comentarios

Quedan 1500 carácteres.

Ordenar comentarios por:

20 de Octubre

Notas al “canta autor” de la columna:

“el fundamento de todo poder político proviene”

de una dictadura:

afiatada

afinada,

aceitadísima

de los partidos políticos…

¡Esa Mafia!

Corrupta, sucia, ambiciosa, negligente e indolente…

Incapaz !!!….

Qué acaparó el poder con las leyes que construyeron sus representantes…

¡Sus representantes!, no los del pueblo; no los de la gente. No los que les haya concedido yo, o tú, o él o ella, de mutuo acuerdo y aprobación…

Es la que se robaron… La que usurparon. La que usufructúan, ¡¡cómo buitres desgraciados e hijos de la vil puta que los haya parido !!

Ellos, que habiendo siendo juzgados y condenados como culpables, siguen en el poder, tal como un vicioso Moreira y quién sabe y a quién crestas le importan cuántos más!…

Ellos, ¿en nombre del pueblo?, jajaja…

(Disculpa que me ría de buena gana, pero, es tan humorístico que esa lacra de desgraciados se digan representantes del pueblo, sin ninguna razón más que el lobby que les paga…)

Ver todos
Ocultar

#Coronavirus

VER TODO
Ante insinuaciones de no realizar o cambiar las condiciones de nuestro próximo plebiscito, el mundo y nuestra historia demuestran que, a pesar del contexto, para el plebiscito de octubre, querer es poder.
+VER MÁS
#Internacional

Votar en pandemia: Difícil, no imposible

El problema, dicho en términos económicos, no es de demanda, sino de oferta. La derecha gana porque lo que hay enfrente de ella tiene poca consistencia
+VER MÁS
#Política

Piñera y el síndrome de Pato cojo

El buen vivir supone una profunda transformación respecto a lo que consideramos conocimientos, transformándose las ciencias con el reconocimiento de los saberes locales e indígenas
+VER MÁS
#Política

El buen vivir como eje de un proyecto alternativo en el siglo XXI

Piñera no palpa la política de la misma manera que los alcaldes, concejales, consejeros regionales, diputados y senadores de RN, ni tampoco sus pulsiones coinciden con las de la UDI
+VER MÁS
#Política

La salud incompatible de Piñera con el cargo de Presidente

Nuevos

Ante insinuaciones de no realizar o cambiar las condiciones de nuestro próximo plebiscito, el mundo y nuestra historia demuestran que, a pesar del contexto, para el plebiscito de octubre, querer es poder.
+VER MÁS
#Internacional

Votar en pandemia: Difícil, no imposible

El problema, dicho en términos económicos, no es de demanda, sino de oferta. La derecha gana porque lo que hay enfrente de ella tiene poca consistencia
+VER MÁS
#Política

Piñera y el síndrome de Pato cojo

El buen vivir supone una profunda transformación respecto a lo que consideramos conocimientos, transformándose las ciencias con el reconocimiento de los saberes locales e indígenas
+VER MÁS
#Política

El buen vivir como eje de un proyecto alternativo en el siglo XXI

Piñera no palpa la política de la misma manera que los alcaldes, concejales, consejeros regionales, diputados y senadores de RN, ni tampoco sus pulsiones coinciden con las de la UDI
+VER MÁS
#Política

La salud incompatible de Piñera con el cargo de Presidente

Popular

Las redes familiares son la principal red en que nos dejamos caer en ciertos momentos. Es nuestro circulo inmediato. Es difícil explicar lo que siento respecto de esto, su profundidad y anclaje.
+VER MÁS
#Salud

ELA y redes de apoyo: ¿para qué?

El motivo de que noticias falsas sean aceptadas son diversas, partiendo por ser todos nosotros un poco parciales al leer los datos y tendemos a aceptar aquellos que respaldan nuestras creencias (sesgo de co ...
+VER MÁS
#Medios

Checho Hirane y Dr. File: Comentarios que pueden matar

Los ritos nos otorgan seguridades y el confinamiento a que nos ha remitido el virus nos ha negado de ellas, pero también ha cambiado nuestro comportamiento remitiéndonos a una inactividad intranquila
+VER MÁS
#Cultura

La pérdida del rito

El sistema de AFP limita la propiedad de los fondos para proteger al afiliado de si mismo, pero también para proteger la estabilidad financiera del sistema y a las empresas que reciben esa liquidez
+VER MÁS
#Política

El verdadero significado del retiro del 10% de los fondos