#Política

Chile, la copia distópica del Edén

0 |
COMPARTIR
EN WHATSAPP
COMPARTIR
EN WHATSAPP

El nueve de octubre del año pasado, Sebastián Piñera en conversación con Mega señalaba que “Argentina y Paraguay, (están) en recesión; México y Brasil, estancados; Bolivia y Perú, con una crisis política muy grande; Colombia, con un resurgimiento de las FARC y las guerrillas” y agregaba “En medio de esta América Latina convulsionada veamos a Chile, es un verdadero oasis, con una democracia estable, el país está creciendo…” Nueve días más tarde de estas declaraciones, nuestro país viviría el Estallido Social más grande del que se tenga memoria.


No es función del arte ni de la literatura explicar los complejos procesos sociales, pero si una ficción puede ayudarnos a entenderlos, es que algo está funcionando mejor que antes: nuestro asombro y sentido crítico también despertó

La crítica literaria Patricia Espinosa realizó hace algunas semanas un llamado a volver a leerlo todo y es un ejercicio interesante, ya que es posible hallar ciertos modelos, tintes y tonos dramáticos en la narrativa, en el arte, que podrían explicar cómo es que en nueve días Chile se transformó de ese oasis tan útil al modelo económico en este pueblo empoderado y digno, divorciado permanente del oficialismo y de las elites.

Una referencia casi natural es recurrir a las distopías. La distopía es un género de ciencia ficción que es una suerte de sociedad alternativa indeseable; una pudiera pensarlo en contraposición a las utopías que son esas sociedades perfectas donde todo está resuelto. En las distopías hay cuestiones negativas que se exacerban, que son indeseables y que muchas veces son extrapolaciones de las sociedades actuales que son problemáticas.

La que es considerada la gran distopía es “1984” de George Orwell, escrita a mediados del siglo XX ubicada temporalmente en 1984, nos habla de una sociedad que está dividida entre un Partido único que vigila a los ciudadanos y los proles  que son estos sujetos gobernados sin pensamiento propio, que están siendo vigilados permanentemente. Hay dos personajes que están intentando salir de esa situación de control y que caen en la trampa de que la resistencia también forma parte del control. Claramente,  el miedo aquí tiene que ver con el control de la individualidad, con la presencia de un Estado omnisciente, el estado burocrático del que no se puede escapar, el control de los cuerpos, de lo afectivo. Aparece la figura del Gran Hermano y la figura de la tecnología como parte de una pesadilla de control.

Otra distopía, muy conocida también, es “Un mundo feliz” de Aldous Huxley  que fue escrita en 1932 y donde el autor vio venir muchas cuestiones  que son parte hoy de nuestra cultura. El mundo feliz parece, irónicamente, ser una utopía porque son todos felices, ya no hay más guerras ni pobres y todo funciona, pero toda esa felicidad tiene su correlato con una serie de sacrificios como la angustia, el dolor, la filosofía, la literatura, es decir todo aquello que genera algún tipo de problemática vital ha desaparecido. Está presente el tema de la tecnología, se reproducen los niños por probeta, hay una droga que se llama “soma” que la toman todos para estar felices, y se puede pensar en toda la industria farmacológica como instrumento de control ciudadano. En la novela el fundador de esta sociedad es Henry Ford y es, claramente, una crítica a las sociedades consumistas. Aparece la cuestión de la felicidad como un imperativo y esa concepción nos interpela bastante en la actualidad.

Farenheit 451 de Ray Bradbury, toma su nombre de la temperatura a la que arde el papel, porque es una sociedad donde están prohibido los libros. El personaje principal llamado Montag y es un bombero que tiene como misión quemar los libros. Es una sociedad en que esa quema de libros tiene que ver con un control de los ciudadanos; los ciudadanos ven una suerte de pantalla de televisión con una programación que los aliena. Existe una suerte de resistencia y lo que hacen memorizar cada uno un libro; un hombre, un libro; una suerte de vuelta a la oralidad y a la rememoración como un medio de transmisión cultural. Este es un texto escrito con mucho lirismo, que tiene que ver con la libertad, el pensamiento.

No es función del arte ni de la literatura explicar los complejos procesos sociales, pero si una ficción puede ayudarnos a entenderlos, es que algo está funcionando mejor que antes: nuestro asombro y sentido crítico también despertó y nos mantienen la mirada atenta frente a un mundo que se derrumba para dar origen a una sociedad nueva.

TAGS: #ChileDespertó #Distopía Ficción

Los contenidos publicados en elquintopoder.cl son de exclusiva responsabilidad de sus respectivos autores.
Te invitamos a conocer nuestras  Reglas de Comunidad

Comentarios

Quedan 1500 carácteres.

#EstoPasaEnChile

VER TODO
Existe un ideal regulatorio de nuestras experiencias amatorias, nuestras relaciones deben ser apasionadas, personales, íntimas, duraderas, generadoras de un “nosotros” que borre nuestros límites, una ...
+VER MÁS
#Sociedad

De qué hablamos cuando hablamos de Amor

La elección de las autoridades carece de significado democrático si estas no gobiernan de acuerdo al mandato de la mayoría y no fortalecen los aspectos sustantivos de la democracia.
+VER MÁS
#Política

La democracia distópica

Júbilo, y jubilación, deberían ir de la mano, júbilo por alegría y jubilación por recibir lo aportado y ahorrado, júbilo, alegría como la que se muestran en las campañas de marketing, donde un adul ...
+VER MÁS
#Sociedad

El abuelo, la plaza y el tiempo

Estas cinco organizaciones no solo te harán sentir un CEO menos solitario, sino que te ayudarán a prepararte mejor para los futuros desafíos, en un entorno divertido y desafiante.
+VER MÁS
#Economía

¿Cómo hacer la vida del emprendedor menos solitaria?

Popular

Existe un ideal regulatorio de nuestras experiencias amatorias, nuestras relaciones deben ser apasionadas, personales, íntimas, duraderas, generadoras de un “nosotros” que borre nuestros límites, una ...
+VER MÁS
#Sociedad

De qué hablamos cuando hablamos de Amor

La elección de las autoridades carece de significado democrático si estas no gobiernan de acuerdo al mandato de la mayoría y no fortalecen los aspectos sustantivos de la democracia.
+VER MÁS
#Política

La democracia distópica

Júbilo, y jubilación, deberían ir de la mano, júbilo por alegría y jubilación por recibir lo aportado y ahorrado, júbilo, alegría como la que se muestran en las campañas de marketing, donde un adul ...
+VER MÁS
#Sociedad

El abuelo, la plaza y el tiempo

Estas cinco organizaciones no solo te harán sentir un CEO menos solitario, sino que te ayudarán a prepararte mejor para los futuros desafíos, en un entorno divertido y desafiante.
+VER MÁS
#Economía

¿Cómo hacer la vida del emprendedor menos solitaria?

Popular

Es indudable que la partida se sigue jugando y que aunque hemos avanzado en algunos frentes y estamos mas al día y mas alertas sobre las reglas del juego y lo que se está jugando, el duelo no se ve nada d ...
+VER MÁS
#Sociedad

Chile: la vida sigue después del jaque mate

Apropiación de este espacio público por un pueblo movilizado tras el despertar ciudadano del 18 de octubre pasado, lleva a replantearse el destino de dicho hito urbano en el futuro inmediato y de mediano ...
+VER MÁS
#Ciudadanía

Futuro de la plaza Italia/Baquedano/de la Dignidad

Lo que justifica utilizar el término “saqueo”, es que el derecho de aprovechamiento de agua es privado y el Estado está limitado en sus facultades para decidir su gestión
+VER MÁS
#Medio Ambiente

´´No hay sequía, ¡hay saqueo`` una frase desafortunada

Es necesario incorporar en la Nueva Constitución, formas de democracia directa en la que la ciudadanía tenga la opción de participar del proceso político, en complemento a los procesos electorales que o ...
+VER MÁS
#Política

¿Cuál país?