#Cultura

Beethoven o no hay vacuna más relevante que el Amor

0 |
COMPARTIR
EN WHATSAPP
COMPARTIR
EN WHATSAPP

imagen

Nos situamos en Tëplitz, 1812, Ludwig  Van Beethoven escribe la carta de amor más famosa de la historia de la música, la carta a la “Amada Inmortal”. Y ¿qué compone en medio de tanta belleza y melancolía? Su  sinfonía más feliz o, si se quiere, la menos sombría de sus obras, la Octava.

Causa perplejidad que la compusiese en uno de los nudos vitales más tormentosos de su vida. Es el verano de 1812, Beethoven tiene 41 años. Vitalista, torrencial, combativo, inteligente. Dentro de su orgullo, se trata de un alma tierna, lleno de los ideales románticos de la época, que se ponen de moda, en parte, gracias a su trabajo musical, a su impulso y a su fama.


Tras su muerte, quedó el legado más grande de todos, la pasión, el genio deslumbrante, inspirando, quizás, frases tan sabias en sus contemporáneos, como aquella de que no hay vacuna más eficaz que el Amor.

Es un momento de reconocimiento, el público le adora. A pesar de ello, le persigue una tragedia personal; se trata de un hombre apasionado, ardiente, siempre enamorado de alguna dama, pero no logra de encontrar a su compañera debido, en parte, a su sordera y, a consecuencia de ello, suele comportarse como un salvaje en sociedad o al menos eso han señalado sus contemporáneos. Podemos pensar que Ludwig exagera esta desdicha, pero lo cierto es que él lo vive como una realidad trágica insuperable. Pero, he aquí que por esos días, parece haber encontrado alguien y lo sabemos porque el lunes 6 de julio escribe a lápiz una carta que empieza, “mi ángel, mi todo, mi yo”, o sea, estamos en presencia de, como él la denominara en la portada, la carta a La amada Inmortal.

Se trata de un amor imposible, como lo leemos en el texto, que contiene frases como “hasta que pueda volar hasta tus brazos” o “preguntando al destino si nos concederá” y “sólo por una contemplación dilatada de nuestra existencia, podremos alcanzar nuestro objetivo”. Es decir, no es una carta que anime a La Amada a dejarlo y unirse a él. Es un amor resignado, inmenso, intenso, pero imposible. Así, la primera cosa que asociamos a la Octava Sinfonía es ésta, la historia de La Amada Inmortal.

La Octava Sinfonía tiene estructura de forma sonata, esto es, tema A, tema B y tema conclusivo. Se trata de una composición alegre, pero en el que en las transiciones parece colarse el ser sombrío y torturado que convivía junto a la vitalidad en Beethoven.

Esta composición llegó a mis manos el año 1979 en forma de un cassette cuando tenía nueve años y era estudiante de música en el Conservatorio de Antofagasta, ubicado en la esquina de Díaz Gana y Carrera, que albergaba a chicos de varias edades y condiciones sociales. En aquel edificio antiguo, lleno de luz, cada tarde aprendíamos teoría y solfeo, canto, apreciación musical y un instrumento musical. Éramos parte de una orquesta sinfónica infantil y nuestras preocupaciones eran las partituras y las claves de Sol o de Fa. Percusión, bemoles y sostenidos, notas de piano. En aquel lugar, me enamoré del atormentado Ludwig, supe de su amor por Josephine y fuimos parte de ese mundo luminoso e imperfecto. Un mundo de diapasones, donde habitó nuestra inocencia, correrías, besos, secretos y cartas encendidas. Una vida cuya banda sonora fueron los sones compuestos por Ludwig aquella tarde de julio del otro lado del charco, cuando escribía y componía sin oír, para su Amada Inmortal.

Un día como hoy, 26 de marzo de 1827 en Viena, Luwdig Van Beethoven dejó para siempre este mundo. Tras su muerte, quedó el legado más grande de todos, la pasión, el genio deslumbrante, inspirando, quizás, frases tan sabias en sus contemporáneos, como aquella de que no hay vacuna más eficaz que el Amor.

TAGS: #Beethoven Amor Música

Los contenidos publicados en elquintopoder.cl son de exclusiva responsabilidad de sus respectivos autores.
Te invitamos a conocer nuestras  Reglas de Comunidad

Comentarios

Quedan 1500 carácteres.

#Coronavirus

VER TODO
En Aysén reserva de vida se han fundido nacidos y criados con venidos y quedados. La única condición: albergar un cariño entrañable por la Patagonia
+VER MÁS
#Sociedad

Ese diverso (y revuelto) río de nacidos y avecindados

El rol del Estado y el fortalecimiento de "lo público" constituyen hoy no sólo necesidades imperantes, sino incluso, exigencias éticas en la lucha contra la desigualdad develada esta vez por la ...
+VER MÁS
#Política

La pandemia de la desigualdad

La muerte del gobierno sólo es atribuible a su dejadez, a su falta de interés por hacer de Chile un país justo, un país que avance hacia su desarrollo brindando igualdad de derechos y oportunidades
+VER MÁS
#Política

El no gobierno

Ese sueño de la igualdad norteamericana nunca fue y no será nuestro sueño tampoco, porque ambos se equivocan si creen que la igualdad y la libertad están en el consumo igualitario.
+VER MÁS
#Política

Maldición de Malinche

Popular

En Aysén reserva de vida se han fundido nacidos y criados con venidos y quedados. La única condición: albergar un cariño entrañable por la Patagonia
+VER MÁS
#Sociedad

Ese diverso (y revuelto) río de nacidos y avecindados

El rol del Estado y el fortalecimiento de "lo público" constituyen hoy no sólo necesidades imperantes, sino incluso, exigencias éticas en la lucha contra la desigualdad develada esta vez por la ...
+VER MÁS
#Política

La pandemia de la desigualdad

La muerte del gobierno sólo es atribuible a su dejadez, a su falta de interés por hacer de Chile un país justo, un país que avance hacia su desarrollo brindando igualdad de derechos y oportunidades
+VER MÁS
#Política

El no gobierno

Ese sueño de la igualdad norteamericana nunca fue y no será nuestro sueño tampoco, porque ambos se equivocan si creen que la igualdad y la libertad están en el consumo igualitario.
+VER MÁS
#Política

Maldición de Malinche

Popular

La forma en que se retrata a Prat, nos plasma las siete virtudes del Bushido en un hombre real y contemporáneo.
+VER MÁS
#Cultura

Arturo Prat y el Código del Bushido: ¿Por qué los japoneses le rinden honores?

Definamos ignorante como entes sociales que no conocen la realidad política, sin capacidad de empatía social, masificados  y fáciles de influir por las emociones básicas y no la razón. Este votante es ...
+VER MÁS
#Política

La democracia fallida y el voto ignorante

La verdadera preocupación debiera centrarse en saber si el hambre actual tiene su origen en la pandemia y las dificultades de abastecimiento, o es que ella incluso es anterior al estallido social de octubre
+VER MÁS
#Política

¿Podrá una cajita de mercadería resolver un problema estructural?

Es importante que la labor del Estado, en este momento apoye y genere condiciones. Es preciso dejar la rigidez del proyecto político y ayudar a mejorar la salud mental de profesores y estudiantes, que por ...
+VER MÁS
#Educación

Generemos un nuevo equilibrio en el ejercicio de la pedagogía