#Política

Chile, la copia distópica del Edén

0 |
COMPARTIR
EN WHATSAPP
COMPARTIR
EN WHATSAPP

El nueve de octubre del año pasado, Sebastián Piñera en conversación con Mega señalaba que “Argentina y Paraguay, (están) en recesión; México y Brasil, estancados; Bolivia y Perú, con una crisis política muy grande; Colombia, con un resurgimiento de las FARC y las guerrillas” y agregaba “En medio de esta América Latina convulsionada veamos a Chile, es un verdadero oasis, con una democracia estable, el país está creciendo…” Nueve días más tarde de estas declaraciones, nuestro país viviría el Estallido Social más grande del que se tenga memoria.


No es función del arte ni de la literatura explicar los complejos procesos sociales, pero si una ficción puede ayudarnos a entenderlos, es que algo está funcionando mejor que antes: nuestro asombro y sentido crítico también despertó

La crítica literaria Patricia Espinosa realizó hace algunas semanas un llamado a volver a leerlo todo y es un ejercicio interesante, ya que es posible hallar ciertos modelos, tintes y tonos dramáticos en la narrativa, en el arte, que podrían explicar cómo es que en nueve días Chile se transformó de ese oasis tan útil al modelo económico en este pueblo empoderado y digno, divorciado permanente del oficialismo y de las elites.

Una referencia casi natural es recurrir a las distopías. La distopía es un género de ciencia ficción que es una suerte de sociedad alternativa indeseable; una pudiera pensarlo en contraposición a las utopías que son esas sociedades perfectas donde todo está resuelto. En las distopías hay cuestiones negativas que se exacerban, que son indeseables y que muchas veces son extrapolaciones de las sociedades actuales que son problemáticas.

La que es considerada la gran distopía es “1984” de George Orwell, escrita a mediados del siglo XX ubicada temporalmente en 1984, nos habla de una sociedad que está dividida entre un Partido único que vigila a los ciudadanos y los proles  que son estos sujetos gobernados sin pensamiento propio, que están siendo vigilados permanentemente. Hay dos personajes que están intentando salir de esa situación de control y que caen en la trampa de que la resistencia también forma parte del control. Claramente,  el miedo aquí tiene que ver con el control de la individualidad, con la presencia de un Estado omnisciente, el estado burocrático del que no se puede escapar, el control de los cuerpos, de lo afectivo. Aparece la figura del Gran Hermano y la figura de la tecnología como parte de una pesadilla de control.

Otra distopía, muy conocida también, es “Un mundo feliz” de Aldous Huxley  que fue escrita en 1932 y donde el autor vio venir muchas cuestiones  que son parte hoy de nuestra cultura. El mundo feliz parece, irónicamente, ser una utopía porque son todos felices, ya no hay más guerras ni pobres y todo funciona, pero toda esa felicidad tiene su correlato con una serie de sacrificios como la angustia, el dolor, la filosofía, la literatura, es decir todo aquello que genera algún tipo de problemática vital ha desaparecido. Está presente el tema de la tecnología, se reproducen los niños por probeta, hay una droga que se llama “soma” que la toman todos para estar felices, y se puede pensar en toda la industria farmacológica como instrumento de control ciudadano. En la novela el fundador de esta sociedad es Henry Ford y es, claramente, una crítica a las sociedades consumistas. Aparece la cuestión de la felicidad como un imperativo y esa concepción nos interpela bastante en la actualidad.

Farenheit 451 de Ray Bradbury, toma su nombre de la temperatura a la que arde el papel, porque es una sociedad donde están prohibido los libros. El personaje principal llamado Montag y es un bombero que tiene como misión quemar los libros. Es una sociedad en que esa quema de libros tiene que ver con un control de los ciudadanos; los ciudadanos ven una suerte de pantalla de televisión con una programación que los aliena. Existe una suerte de resistencia y lo que hacen memorizar cada uno un libro; un hombre, un libro; una suerte de vuelta a la oralidad y a la rememoración como un medio de transmisión cultural. Este es un texto escrito con mucho lirismo, que tiene que ver con la libertad, el pensamiento.

No es función del arte ni de la literatura explicar los complejos procesos sociales, pero si una ficción puede ayudarnos a entenderlos, es que algo está funcionando mejor que antes: nuestro asombro y sentido crítico también despertó y nos mantienen la mirada atenta frente a un mundo que se derrumba para dar origen a una sociedad nueva.

TAGS: #ChileDespertó #Distopía Ficción

Los contenidos publicados en elquintopoder.cl son de exclusiva responsabilidad de sus respectivos autores.
Te invitamos a conocer nuestras  Reglas de Comunidad

Comentarios

Quedan 1500 carácteres.

#NuevaConstitución

VER TODO
La energía es fundamental, ergo, un derecho humano tal como lo sostenemos en la propuesta al país desde la Red de Pobreza Energética
+VER MÁS
#Energía

Energía, derechos humanos y mínimo vital: una discusión necesaria

La elección de los gobernadores regionales y la elaboración de una nueva Constitución, debieran fortalecer esta tendencia a la autonomía de las regiones para ir definiendo sus vocaciones productivas, pe ...
+VER MÁS
#Medio Ambiente

Un nuevo modelo: desde las regiones y el medioambiente

En determinados sectores se observa una cierta pulsión hacia lo autoritario y violento, y una clara tendencia a cancelar el debate.
+VER MÁS
#Ciudadanía

La Convención Constitucional chilena. Cuando la política sí importa

Sin perjuicio de existir un principio de igualdad reconocido en la Constitución chilena, lo cierto es que, en los hechos, este queda más bien como una declaración de buenas intenciones
+VER MÁS
#Género

La igualdad de oportunidades/género

Nuevos

Su legado político marcó hitos históricos y abrió un exitoso período de presidentes Radicales. Destaca su compromiso por impulsar la educación en Chile, la acción reivindicativa y geopolítica en to ...
+VER MÁS
#Ciudadanía

Pedro Aguirre Cerda: Chile educación - industrialización

Esta nueva religión económica tiene a sus sacerdotes y cardenales, y también posee entre sus filas a sus científicos, todos ellos dispuestos a defender este nuevo orden teórico y conceptual, a pesar de ...
+VER MÁS
#Economía

Fundamentalismo de mercado: desmontar el mito económico neo-liberal

Si alguien cree que la violencia favorece a la izquierda, se equivoca. Uno de los candidatos, MEO, en la previa sostuvo algo que comparto íntegramente: ”cada piedra lanzada es un voto por JAK”
+VER MÁS
#Política

El dilema de la izquierda

Kast no sabe manejar estas cifras de masa votante, mucho menos recibir a estos náufragos políticos, porque si bien pueden compartir la base ideológica en términos generales no comparten la forma, el fon ...
+VER MÁS
#Política

Kast al borde de la zanja

Popular

La ONU, define al agua no como un recurso natural, sino como un derecho humano, pero, es un principio que no se respeta, ya que siempre está subordinado al interés de las grandes corporaciones e inversion ...
+VER MÁS
#Medio Ambiente

Crisis hídrica, el terremoto silencioso e invisible

Kast no sabe manejar estas cifras de masa votante, mucho menos recibir a estos náufragos políticos, porque si bien pueden compartir la base ideológica en términos generales no comparten la forma, el fon ...
+VER MÁS
#Política

Kast al borde de la zanja

Nuestra preocupación está puesta en ese porcentaje invisible de NNA que quedan en el camino, eternamente institucionalizados y que llegan a los 18 años obligados a egresar a una vida independiente, sin c ...
+VER MÁS
#Sociedad

Es hora de crear leyes de infancia pensando en sus protagonistas

Chile necesita combustibles y derivados del petróleo, necesita productos químicos, energía eléctrica, y procesar su cobre, Chile necesita extraer producto, manufacturar, procesar importaciones, generar ...
+VER MÁS
#Medio Ambiente

Valparaíso y la batalla del fin del mundo