#Cultura

Idiomas para tejer memorias

0 |
COMPARTIR
EN WHATSAPP
COMPARTIR
EN WHATSAPP

imagen

El patrimonio intangible de una sociedad, esa memoria colectiva que sobrevive al paso del tiempo y se transmite de generación en generación, no podría existir de no ser por los códigos que, como finas hebras, ayudan a tejerlo y lo mantienen lo suficientemente sólido como para que pueda pasar de boca en boca y de mano en mano.

De todos esos códigos, el más importante es la lengua: el idioma en el que se expresa la palabra, tanto hablada (la mayoritaria) como escrita. Existen otros: los códigos gestuales, los musicales, los visuales… Sin embargo, el más rico y el más utilizado a nivel global, a lo largo de la historia de la especie humana, es el lingüístico.

Como señalan las muchas declaraciones internacionales que se ocupan del tema, las lenguas son elementos esenciales a la hora de transmitir la cultura y la identidad de una sociedad determinada, junto a todas sus memorias y sus ideas. La desaparición de las primeras implica el empobrecimiento o directamente la pérdida —generalmente irreversible— de todos esos elementos. De ahí la urgencia y la insistencia con la que ciertos organismos internacionales lanzan la voz de alarma en relación a las lenguas en peligro, a la vez que señalan la necesidad de implementar programas de investigación, recuperación, fortalecimiento y divulgación. 


Uno de los primeros pasos a la hora de recuperar una lengua vulnerable o amenazada es documentarla. Si bien tal paso tiene que ir acompañado de otras acciones —reducir o eliminar la presión que sufre, apoyar a sus hablantes, habilitar medios y espacios de expresión—, pues una lengua que desee sobrevivir debe ser, ante todo, utilizada cotidianamente, la documentación es fundamental: funciona como una especie de archivo de seguridad, y como un elemento muy útil a la hora de construir cimientos.

Y, sin embargo, el ritmo de desaparición de palabras, frases y pronunciaciones a nivel global no decrece; al menos, si se hace caso a fuentes autorizadas como el Atlas of the World’s Languages in Danger de la UNESCO. Solo en América Latina hay más de 650 idiomas indígenas catalogados como, al menos, «vulnerables» o «en peligro».

Uno de los primeros pasos a la hora de recuperar una lengua vulnerable o amenazada es documentarla. Si bien tal paso tiene que ir acompañado de otras acciones —reducir o eliminar la presión que sufre, apoyar a sus hablantes, habilitar medios y espacios de expresión—, pues una lengua que desee sobrevivir debe ser, ante todo, utilizada cotidianamente, la documentación es fundamental: funciona como una especie de archivo de seguridad, y como un elemento muy útil a la hora de construir cimientos.

Antes de la revolución digital —esa que trajo internet y numerosas herramientas a nuestra vida cotidiana— la documentación lingüística solía moverse casi exclusivamente en círculos universitarios y académicos. Se trataba de materiales manejados por lingüistas, antropólogos, etnólogos, historiadores o sociólogos, y en muy pocos casos llegaba al gran público. De esta manera, cualquier interesado en estudiar una lengua indígena en América Latina solía enfrentarse a incompletos textos divulgativos de las más importantes (quechua, guaraní, náhuatl) o a densos y áridos tratados, gramáticas y análisis lexicográficos, producidos por y para especialistas. La red de redes y las nuevas TICs cambiaron la distribución de esos materiales —muchas bibliotecas universitarias, organismos nacionales e institutos de investigación han digitalizado sus colecciones y las han puesto en línea— e incluso su formato y su forma de producción, que ya no queda en manos de especialistas: los propios hablantes han ido asumiendo la investigación, recolección y defensa de sus lenguas.

Internet trajo mucho más que canales y plataformas: trajo consigo una cultura. Las comunidades que han florecido en su interior han desarrollado y/o recuperado una serie de valores muy interesantes, como el cooperativismo y la colaboración, el acceso y el código abierto, la pluralidad de perspectivas y abordajes, la multidisciplinariedad, y muchos más. La combinación de tales valores con el trabajo académico ha dado lugar a una serie de movimientos disciplinarios más interesantes aún, entre los cuales se cuentan las que hoy se conocen como «humanidades digitales»: el uso de nuevas herramientas, técnicas, comunidades, ideas, metas y abordajes para trabajar en el marco de las ciencias sociales y humanas.

Un ejemplo de cómo una comunidad de interés puede utilizar los espacios y dispositivos disponibles para lograr un objetivo concreto de manera abierta y colaborativa en el campo de los idiomas amenazados es la biblioteca digital «Curt Nimuendajú» de lenguas y culturas indígenas sudamericanas. Se trata de un proyecto brasileño en el cual confluyen (etno)lingüistas profesionales y amateurs de todo el continente para aportar bibliografía que permita crear una colección abierta de documentos relacionados con los idiomas indígenas, en peligro o no. En esta biblioteca, un repositorio virtual concienzudamente organizado, conviven versiones digitales de las primeras gramáticas y vocabularios de los misioneros jesuitas y franciscanos hasta los más modernos artículos sobre fonología y sintaxis de hablas amazónicas publicados en revistas especializadas, pasando por otros documentos que puedan aportar algún elemento útil de debate, investigación o aprendizaje: ediciones agotadas, conferencias, tesis, sitios web, periódicos, etc.

Si bien el trabajo de esta plataforma está dirigido sobre todo a una comunidad académica que pueda hacer uso de determinado tipo de material, también permite el acceso a textos divulgativos que pueden resultar útiles a un público no especializado. Sea como sea, se trata de una ventana libre y abierta a saberes que, de otro modo, estarían confinados a los estantes de algún archivo o biblioteca.

Objetivos más abiertos son los de la iniciativa Rising Voices, perteneciente a la plataforma multilingüe Global Voices, una red internacional de medios ciudadanos activa desde 2005. Rising Voices busca conectar activistas digitales y apoyar sus ideas: una de ellas es la preservación de lenguas aborígenes latinoamericanas.

En el marco de esta iniciativa, el proyecto Lenguas indígenas. Una red de activistas digitales en América Latina reconoce la existencia de un movimiento emergente de activistas que impulsan el uso de sus idiomas nativos en la red, a través de tuits, artículos de Wikipedia, podcasts, etc. Rising Voices ha facilitado la creación de una red que reúne a varios de estos activistas para el intercambio de experiencias —cómo se enfrentaron a un problema determinado, cómo cierta plataforma o herramientas les permitió solucionarlo— y la enseñanza y el aprendizaje de nuevas estrategias. Uno de los resultados más interesantes son los diccionarios hablados (en Emberá Chamí, Wayuunaiki, Tz’utujil, Uitoto, Yanesha…), elaborados con la colaboración del Living Tongues Institute for Endangered Languages dentro del proyecto Talking Dictionaries.

Sea a través de documentos digitalizados organizados en bibliotecas virtuales, sea a través de archivos de videos o pistas de audio, sea a través de una sabia y equilibrada combinación de todos ellos, las multidisciplinarias comunidades preocupadas por la progresiva desaparición de las lenguas nativas de Abya Yala están trabajando en su recuperación, visibilización y divulgación. Para que las memorias del continente puedan seguir siendo tejidas y destejidas.

Serie Palabras habitadas [06]. Saberes, libros y voces latinoamericanos. Una compilación de experiencias bibliotecarias desde Abya Yala.

Lecturas

  • Etnolinguistica.org (2017). Biblioteca Digital Curt Nimuendajú. Línguas e culturas indígenas sul-americanas. [En línea]. http://www.etnolinguistica.org/
  • Global Voices (2017). Rising Voices. [En línea]. https://es.globalvoices.org/category/sites/rising-voices/
  • Living Tongues Institute for Endangered Languages (s.f.). Talking Dictionaries. [En línea]. http://talkingdictionary.swarthmore.edu/
  • UNESCO (2011). Atlas of the World’s Languages in Danger. París: UNESCO.
TAGS: #Lenguaje #Lenguas Memoria

Los contenidos publicados en elquintopoder.cl son de exclusiva responsabilidad de sus respectivos autores.
Te invitamos a conocer nuestras  Reglas de Comunidad

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Quedan 1500 carácteres.

#NuevaConstitución

VER TODO
Es de esperar que todas las fuerzas políticas, se sumen a este llamado a dejar las trincheras, la patria justa y buena, no es sólo para blancos, amarillos o rojos, es aquella que nos contiene a todos sin ...
+VER MÁS
#Política

Dejar las trincheras

Es de esperar que todas las fuerzas políticas, se sumen a este llamado a dejar las trincheras, la patria justa y buena, no es sólo para blancos, amarillos o rojos, es aquella que nos contiene a todos sin distinción

Se colige la urgencia de acuerdos asertivos para canalizar las demandas ciudadanas desde sus territorios, apurando el tranco por una Nueva Constitución
+VER MÁS
#Política

La responsabilidad de los partidos v/s ¿particularismos políticos?

Se colige la urgencia de acuerdos asertivos para canalizar las demandas ciudadanas desde sus territorios, apurando el tranco por una Nueva Constitución

¿Qué priorizamos? ¿Constitución o gobernabilidad? Si no se puede lo menos ¿se podrá lo más? Los ciudadanos miran atónitos la degradación de la política, la descontrolada expansión de la delincuen ...
+VER MÁS
#Ciudadanía

¿Qué priorizamos: Constitución o gobernabilidad?

¿Qué priorizamos? ¿Constitución o gobernabilidad? Si no se puede lo menos ¿se podrá lo más? Los ciudadanos miran atónitos la degradación de la política, la descontrolada expansión de la delincuencia, la violencia y el narcotráfico. Pero, la ciudadanía chilena debe asumir su responsabilidad en este descalabro

Se observa una tendencia a mantener una inercia del proceso que desgaste los ánimos en perseverar en acordar un tercer procedimiento para cambiar la Constitución de 1980
+VER MÁS
#Política

¿Por qué no hay acuerdo en el proceso constituyente?

Se observa una tendencia a mantener una inercia del proceso que desgaste los ánimos en perseverar en acordar un tercer procedimiento para cambiar la Constitución de 1980

Nuevos

Para Arendt, Eichmann no era el «monstruo», los actos no eran disculpables, pero estos actos no fueron realizados porque estuviese dotado de una inmensa capacidad para la crueldad, sino por ser un burócr ...
+VER MÁS
#Justicia

Osvaldo Romo Mena: la banalidad del pasado en el presente

Se dice de Oyarzún que fue tan ingenuo como filósofo. Tan niño como angustiado. Tan poeta como burócrata
+VER MÁS
#Cultura

Poesía y filosofía en un olvidado Luis Oyarzún

Es de esperar que todas las fuerzas políticas, se sumen a este llamado a dejar las trincheras, la patria justa y buena, no es sólo para blancos, amarillos o rojos, es aquella que nos contiene a todos sin ...
+VER MÁS
#Política

Dejar las trincheras

La superficialidad de este nuevo marco de valores está claramente definida porque ninguno de sus principios responde a una necesidad real, a un análisis profundo de sus razones ni a una tendencia generali ...
+VER MÁS
#Cultura

La burbuja cultural

Popular

La industria petrolera actuó a modo del dios Apolo y maldijo al igual que a Casandra a científicos e investigadores ambientalistas, ellos tendrán la capacidad de predecir el futuro, pero nadie les va a creer
+VER MÁS
#Medio Ambiente

El Síndrome de Casandra y la Emergencia Climática

Los impuestos son la fuente más importante de ingresos del Estado y le permiten potenciar la economía, reducir la desigualdad y lograr justicia social.
+VER MÁS
#Economía

Datos importantes a tener en cuenta antes de una Reforma Tributaria

No solo me dispararon y me afectaron a mí. El daño también fue para toda mi familia
+VER MÁS
#Justicia

¿El estallido social quedó atrás? Para las víctimas claramente no

Con la predictibilidad lo propio de lo humano, la creatividad, el asombro, la resiliencia, se dañan o atrofian, o son subyugadas al autodeterminismo de  las profecías autocumplidas
+VER MÁS
#Educación

El exceso de predictibilidad está 'matando' a nuestros estudiantes