#Sociedad

Los peligros de la paz

8 |
COMPARTIR
EN WHATSAPP
COMPARTIR
EN WHATSAPP

imagen

Entramos a un nuevo e inédito peligro. La revolución social que conocimos se acabó. El capitalismo se hizo incombustible, poniéndose fuera de todo riesgo. Entramos a un espacio de nuevos peligros, tranquilos y silenciosos. Son los peligros de la conformidad y la satisfacción. A los peligros de la guerra se agregan los peligros de la paz.


El capitalismo conduce a un traspaso acelerado y no controlado de poderes de la naturaleza a la humanidad

El sistema económico, y en particular el capitalismo, ha pasado a jugar un papel decisivo al superar todos los obstáculos propios y las pruebas de la crítica, logrando expandirse y profundizarse en casi todo el planeta. Su expansión hacia China, India y África tardará unas pocas décadas para abarcarlas por completo y hacerse también ahí dominante. Esto agravará aún más los riesgos existenciales y la transgresión de nuevos límites planetarios, poniendo aún más en suspenso la continuidad de la vida en la tierra.

El poder del capitalismo y de los sistemas y relaciones políticas, geopolíticas, culturales y militares que lo apuntalan, hacen inviable un cambio de rumbo por medios tradicionales. Hace falta algo distinto y eso no provendrá de las ciencias, la política, la religión o las armas.

¿Qué hacer con el capitalismo? Como sistema de producción ha demostrado fuerza y capacidad de sobrevivencia, lo que está teniendo consecuencias graves e incontrolables, distintas a las sociales y políticas de siglos pasados, pero más graves porque ahora arriesgan el colapso de la civilización humana como tal y no sólo la miseria y el malestar de algunas clases sociales.

El sistema pierde cada día más la capacidad de movilización de fuerzas internas para cambiar y transformarse, para pasar a una etapa que supere los graves riesgos y amenazas que van emergiendo desde su interior. Ha perdido su capacidad revolucionaria, resorte eficaz de su transformación y renovación.

El sistema logra satisfacer las demandas sociales con gran eficacia productiva y comunicativa, eliminando o adormeciendo las fuerzas potenciales de descontento que podrían movilizarse para transformarlo en profundidad. ¿De dónde, entonces, podría sacar fuerzas reales y potentes para transformarse? Este es el dilema actual.

Sus efectos más graves a la vista son los siguientes:

  • Devorar recursos naturales mucho más allá de lo sostenible.
  • Generar cambios profundos en los equilibrios biogeofísicos del sistema Tierra estrechando el espacio operativo seguro de la humanidad.
  • Emergencia de riesgos existenciales debido al uso de ciencia y tecnologías de doble faz como palancas privilegiadas de su expansión.
  • Romper los sellos de seguridad de la naturaleza y la vida, arriesgando la continuidad de la evolución de miles de millones de años.

El capitalismo conduce a un traspaso acelerado y no controlado de poderes de la naturaleza a la humanidad. El sistema por sí mismo no provee vías y recursos para gestionar este traspaso y asumirlo con seguridad. Este traspaso es global, espontáneo, automático y anárquico. No existen mecanismos para prevenir, medir y gestionar con seguridad sus resultados.

El sistema no ha sido capaz de atender a tiempo y con fuerza el llamado de atención de la comunidad científica. El sistema no gatilla una reacción de respuesta social y masiva a estas amenazas producto de sus leyes internas y de sus propios éxitos en la provisión masiva de bienes y servicios. El sistema se ha anestesiado, apagando las luces de alerta y desactivando las respuestas críticas de masas para su transformación revolucionaria.

Para satisfacer las crecientes necesidades de la población mundial giramos con toda desaprensión a cuenta del capital natural que heredamos. Ya estamos sobregirados. A inicios de agosto ya hemos consumido lo que la Tierra es capaz de generar en un año. El resto del tiempo empezamos a comernos nuestras reservas de capital natural heredado. Actualmente necesitamos 1,7 planetas para satisfacer las necesidades de la población mundial. El límite se va estrechando cada año.

Nuestro mundo es una inmensa hoguera de combustión de recursos. La tecnología va cambiando, aumentando la eficiencia del sistema de combustión productiva, pero a una velocidad insuficiente. El mejoramiento tecnológico no es capaz de cambiar el curso de las cosas; se acentúa el balance deficitario. El sistema sólo se sostiene echando mano del capital natural heredado, nuestra Tierra. En términos globales, nos vamos día a día empobreciendo; el per cápita de recursos naturales es cada vez menor. Todo ser que nace puede que viva mejor que el que muere, pero sus reservas para el viaje son cada vez menores y la herencia que deja a sus hijos es aún más pobre.

En paralelo, las instituciones se licúan, ceden y se ajustan a las necesidades, permitiendo absorber los derechos de los nuevos allegados y la presión de los que están dentro. El sistema lo permite y hasta lo promueve. La industria del deseo funciona y el capital necesita mercados que satisfacer y mercancías que entregar. Mientras más entren al sistema y más necesiten, mayor será la hoguera. El núcleo central que organiza y vive de ella es el capital. Al parecer lo hace bien, muy bien; todo funciona a la perfección, pero los datos duros nos dicen que el balance final es aterrador. El sistema se sostiene porque nacimos con una gran fortuna de recursos a nuestra disposición, pero se van acabando y el tiempo no se detiene.

Tenemos que atender y comprender lo que ocurre y reaccionar a tiempo. Necesitamos ampliar y reorientar nuestros sistemas de alerta vitales incorporando los parámetros biogeofísicos del sistema Tierra. Ellos deben cambiar sus prioridades, alejándose del bullicio y las protestas de la calle y de las plazas donde se hacía la revolución. Son cada vez más tranquilas e inofensivas. El sistema les dará pronta satisfacción, haciendo de ellas nuevos negocios y echando mano de las reservas que nos quedan, sin preocuparse del balance de sustentabilidad. Sensores de alerta deben instalarse en la calma y el silencio de los laboratorios, en el cuidadoso registro de las variables que controlan la salud de los ecosistemas y la creciente huella humana sobre ellos.

Es una paradoja que nos debamos preocupar ahora del silencio y la satisfacción, pero ocurre que se esconden ahí nuevas y sutiles amenazas, de mayor gravedad y trascendencia que las anteriores.

La revolución política y social se acabó. Hay que pensar en otra que resuelva los más graves problemas emergentes. Así lo vio un grupo de expertos del Future of Humanity Institut de la Universidad de Oxford en 2017: “Los riesgos existenciales están entre los mayores desafíos geopolíticos del siglo XXI. Manejarlos y controlarlos puede ser el desafío más decisivo del siglo”.

TAGS: #Poder #Sustentabilidad Capitalismo

Los contenidos publicados en elquintopoder.cl son de exclusiva responsabilidad de sus respectivos autores.
Te invitamos a conocer nuestras  Reglas de Comunidad

Comentarios

Quedan 1500 carácteres.

Ordenar comentarios por:

13 de Agosto

No hay paz. Al menos yo, soy alguien en guerra directa con toda la mafia que mantiene secuestrado al Estado cómo si fuera su vaca lechera. Ellos son el impedimento para que se desarrollen políticas racionales acordes a los planteamientos. Ellos son los que favorecen al capital con sus políticas. Los que concentran la población en las áreas metropolitanas, producto de su interés porque exista migración hacia esos lugares, en donde ellos usualmente trabajan para personas que mantienen interminables intereses en el valor de la tierra y propiedades que venderán a nuevas personas que salen de la marginalidad.

No construyen nuevas ciudades. Aumentan la marginalidad. No han logrado políticas que le hagan mejor al planeta. No reciclamos plástico para evitar que lo consuman los animales y aves marinas. Ellos son los que debieran proponer reciclar y colocar los sistemas que lo permitan, pero, no lo hacen. No hacen nada para que la sociedad civil tenga una mayor cantidad de recursos propios. Ellos, los que nada hacen para impedir la usura financiera que lleva a muchas personas a producir el doble para pagar la usura bancaria. No han abierto una plataforma pública y abierta de debate nacional, porque le temen a la ciudadanía. Le temen a la razón. Le temen a la organización civil, debiendo promoverla según dicta el primer párrafo de la Constitución.

No puede haber paz con semejante manada de corruptos y sanguijuelas del Estado. Lo que ellos llaman democracia, es su propia dictadura

JUan Carlos Parrá

13 de Agosto

Muy interesante, lastimas que no compartas estas innovadoras ideas en nuestros almuerzos SSCC, seria muy inspirador oir otros enfoques de la sociedad actual, en la que , reconozco ninguno de nosotros piensa. Exito y abrazo

13 de Agosto

Esta no es una respuesta, aclaro. Es parte de mi monólogo. Lo escribo así para evitar al robot.

Escribía una publicación acerca de la contaminación marina que provoca el plástico. Sugiero reciclarlo en los hogares en contenedores especiales. ¿Qué hacemos con él?. Los municipios deben colaborar. Igualmente, he visto unas mallas a la salida de algunos caudales de aguas que desembocan a través de un tubo, donde se pone la malla, que recoge un sin fin de desechos plásticos que no irán a parar la mar, cuando la malle se limpie o se cambie.

Respecto a la visión que expone el artículo, pienso que hay una manera en la que la ciudadanía podría llegar a pensar colectivamente y a desarrollar iniciativas colectivamente, que le permitan modificar las estructuras patriarcales de la dictadura de los partidos políticos, quitándoles la Presidencia en las elecciones y también todo cargo público, de manera que, extirpadas las sanguijuelas del sistema (es tan lindo el lenguaje), se pueda pensar con racionalidad sobre nuestros problemas, para financiar soluciones efectivas, apegadas al conocimiento civil, y no a subyugadas a los intereses de la mafia política.

Es decir, un mundo perfecto es aún algo potencialmente posible, en relación a lo que tenemos, si desarrollamos las energías adecuadas. Si reciclamos. Si usamos mejor la tierra y el agua. Si compartimos. Si dejamos el consumismo. Si colaboramos en la regeneración de los sistemas.

Mi propuesta de solución está en mi biografía…

14 de Agosto

Cuando uno llega a cierta edad parece que el apocalipsis esta cerca, me pasa, pero normalmente se olvida de las nuevas generaciones, de los nuevos hombre y mujeres que vienen en reemplazo, yo apostaría por ellos, si miramos el vaso medio lleno hoy hay cientos, sino miles de esfuerzos de cambio, ya no en utopías basadas en caricaturas de la realidad, filosóficas, sino en dato duro, en información obtenida mediante metodologías nuevas, las tecnologías han demostrado que podemos llegar con sanidad y comida allí donde antes solo había desesperanza, y el miedo aterrador a los holocaustos tecnológicos hacen que los liderazgos mesiánicos controlen algo más sus impulsos. En fin, este comentario solo es para reivindicar la paz, la paz al final del día es vida, sin ella no tenemos nada, no hay tareas, no hay conflictos por resolver. Saludos atentos.

15 de Agosto

Confunde la ideología de la frase bíblica “no se ponga el sol sobre tu enojo”, con que “no hay tareas” y no hay “conflictos por resolver”.

Siguiendo la idea de su comentario, me gustaría confirmarla, diciendo que sí hay numerosos esfuerzos por crear formas de cambio, y entre todas ellas están las ideas que expongo en mi biografía y en las que trabajo para ordenarlas y darles una estructura de presentación que debo hacer con motivo de mi aceptada solicitud de exposición ante el Concejo Municipal de la comuna donde vivo.

¿Creo en la posibilidad de que ellas sean realidad?. Sí. “¿Qué podría salir mal?”, jaja. Después de tantos fracasos procurando que las personas que debían hacerlo, implementaran esas ideas, y habiendo sucedido que no lo hicieron, desde alcaldes, a cuatro presidencias, incluido el Congreso Nacional, no me queda más que tomar experiencia y seguir mi camino para implementarlo en la medida que me sea posible con las personas que pienso son más idóneas para recibir una idea que se debe ejecutar a nivel de piloto nacional, de forma local, con la intensión de demostrar que las herramientas que he procurado divulgar por más de una década, son factibles de construir y que, materializadas, serían útiles de muchas maneras. Allá vamos. Mi batalla recién empieza, y para ella me he vestido de ideas que nadie ha podido refutar y que confirman sí tenemos “tareas por ejecutar y conflictos por resolver”.

“Hay una clase de paz que sólo se obtiene después de la guerra”…

15 de Agosto

Sr. Guerrillero Digital, en realidad mi comentario estaba orientado al artículo del Sr. Arteaga. Sobre ese artículo, cuando se dice : En términos globales, nos vamos cada día empobreciendo, eso es discutible, no lo creo mirando el mundo en su contexto general, lo que si es vomitivo es que unos tengan mucho y otros se mueren de hambre, pero tengo la sospecha que el tema pasa por que tan corrupta, organizada y ordenada es una sociedad, no por el sistema económico que la rige.

16 de Agosto

Token “empobreciéndonos”:

La Biblia Peshitta lo dice así en Isaías: “… y la tierra se desgastará como vestidura, y del mismo modo les acontecerá a sus moradores…”

Y se ve que ambiental y sostenible mente está sucediendo y de esa forma nos iremos empobreciendo. Cuando hubo sequía antes de internet y el ferrocarril, la gente murió de hambre. Si ayudamos a envejecer a la tierra, nos empobreceremos. Talamos la selva y ahora tenemos que transportar agua en camiones. Los equilibrios que rompe el capital no significa que comeremos billetes si no hay comida.

Token “unos tienen mucho y otros mueren de hambre”

El modelo que expone mi biografía soluciona ese problema.

Token “sociedad corrupta, ordenada y organizada”

Eso es el Estado. Corrupto, porque está secuestrado por una forma ordenada y organizada de la mafia política, amparada en leyes y procedimientos. Su contrapartida, el resto de la sociedad, somos una sociedad que ve por tv como el empresariado manipula el Congreso, mientras comemos palomitas y nos reímos de las partes divertidas del show. De organización civil, nada serio… Aún no somos capaces de administrar por nosotros mismos ni siquiera nuestros propios fondos de pensiones y así vemos como otros se alimentan de ello y dejan al pueblo con migajas…

Token “sistema económico que rige a la sociedad”

El sistema económico no nos rige. Nosotros podemos construir nuestro propio fondo monetario y ser actores y no sólo carne para la fila de pagos..

17 de Agosto

Haciendo mi trabajo, se me hizo necesario el valor del Presupuesto Nacional en miles de millones de dólares para decirle al Concejo que debemos demostrar una capacidad de “poder hacer la cosa” para que el Estado vea que es posible y necesario colocar dineros del Presupuesto Nacional en las comunas.

Hoy supongo para cálculos una media de aporte del Estado a cada municipio del orden de $6.500 millones. Osea, 10 millones de dólares en cada una de 350 comunas. Si supongo que el Presupuesto será del orden de US$70.000 millones en el corto y mediano plazo, puedo estimar que el Estado está invirtiendo del orden de un 5% del Presupuesto Nacional en todas las comunas con menos desarrollo, que serían del orden de 350.

El 95% del resto del Presupuesto Nacional, ¿dónde está?.

De estas 350 comunas “con cerebro organizacional de chorlito”, ha surgido una importante migración poblacional hacia el Área Metropolitana a partir de los año 80. Hoy Santiago es un mundo de marginalidad, contaminación, delincuencia, donde se hacen necesarias cada vez más líneas de metro tren, pasos de nivel por mil millones de dólares, sin ningún atajo a esa esquizofrenia.

Si el Estado invirtiera 10 millones de dólares en cada comuna, a razón siquiera de uno por año, o dos por año, o los 10 por año, invirtiendo así 3.500 millones de dólares anuales en las comunas, en las iniciativas de los proyectos de mi biografía, Chile sería otro en apenas una década…

Por eso digo que el Estado está secuestrado

Ver todos
Ocultar

Nuevo

VER TODO

Error en la base de datos de WordPress: [You have an error in your SQL syntax; check the manual that corresponds to your MySQL server version for the right syntax to use near 'DESC LIMIT 0,12' at line 4]
SELECT A.ID from wp_posts WHERE A.post_type IN ('post') AND A.post_status IN ('publish') DESC LIMIT 0,12;

Nuevo

Error en la base de datos de WordPress: [You have an error in your SQL syntax; check the manual that corresponds to your MySQL server version for the right syntax to use near 'DESC LIMIT 0,12' at line 4]
SELECT A.ID from wp_posts WHERE A.post_type IN ('post') AND A.post_status IN ('publish') DESC LIMIT 0,12;

En las redes virtuales circulan muchos videos donde se exponen o autoexponen estas relaciones entre estudiantes, replicarlos nos hace fomentar odios y conductas agresivas.
+VER MÁS
#Internacional

Yolanda y los violentos

Los sucesos que marcaron el comienzo del accionar oligárquico santiaguino se desarrollaron sin un ápice de militarismo
+VER MÁS
#Bicentenario

La plebe en las Guerras de Indepependencia

¿Cuántos hoy en día se dan cuenta que detrás de esa beca o gratuidad, existieron generaciones luchando para que el día de hoy seas un profesional?
+VER MÁS
#Sociedad

Ser profesional, un compromiso por lo cambios sociales

La pregunta de fondo es ¿Quién diagnostica si una democracia está sana o no? ¿Cuáles son los elementos determinantes del diagnóstico? ¿Lo que digan los de arriba?
+VER MÁS
#Política

¿Cuál democracia está más enferma? ¿la del 73 o la de ahora?

Popular

La pregunta de fondo es ¿Quién diagnostica si una democracia está sana o no? ¿Cuáles son los elementos determinantes del diagnóstico? ¿Lo que digan los de arriba?
+VER MÁS
#Política

¿Cuál democracia está más enferma? ¿la del 73 o la de ahora?

En las redes virtuales circulan muchos videos donde se exponen o autoexponen estas relaciones entre estudiantes, replicarlos nos hace fomentar odios y conductas agresivas.
+VER MÁS
#Internacional

Yolanda y los violentos

¿Cuántos hoy en día se dan cuenta que detrás de esa beca o gratuidad, existieron generaciones luchando para que el día de hoy seas un profesional?
+VER MÁS
#Sociedad

Ser profesional, un compromiso por lo cambios sociales

Los sucesos que marcaron el comienzo del accionar oligárquico santiaguino se desarrollaron sin un ápice de militarismo
+VER MÁS
#Bicentenario

La plebe en las Guerras de Indepependencia