#Política

La DC y su larga travesía en el desierto

2 |
COMPARTIR
EN WHATSAPP
COMPARTIR
EN WHATSAPP

La noche del domingo en medio de los resultados que dejaban en evidencia la estrepitosa derrota electoral del PDC, su senador émbolo Andrés Zaldívar al reconocer su derrota senatorial hacía alusión con la frase bíblica al difícil momento que enfrenta su partido.

La derrota del partido de la flecha roja se podía predecir, en particular con la candidatura de Carolina Goic, lo que no se esperaba fue la baja votación obtenida, de hecho resultó quinta, y menos la baja votación parlamentaria, 10% en la elección de diputados, con 14 diputados electos de 104 candidatos, el peor resultado electoral de la DC en el último medio siglo.


Ante el descalabro electoral, que fue asumido por su mesa directiva encabezada por su propia presidenta del partido, queda la interrogante respecto al camino a seguir para iniciar la recuperación.

Cuando la Democracia Cristiana tomó la decisión política de llevar la candidatura de Carolina Goic hasta la papeleta en noviembre se podía prever que los resultados no serían buenos. De hecho ya señalaba en una anterior columna que “Si Carolina Goic llega a las papeletas de noviembre, la DC arriesga la peor derrota electoral de su historia, de ser así: ¿Quién se hará responsable de ello ante su base social y política? (1). Vaticinio realizado en el mes de mayo y sin acceso a ninguna encuesta. ¿Por qué era posible presagiar esta -para muchos- sorpresiva debacle electoral del PDC?

La respuesta estriba en que desde el punto de vista político la DC ha sido derrotada hace tiempo. En efecto, este partido político se desperfiló ya en el primer gobierno de Bachelet, perdió su norte político, ante la premisa de estar asida al poder gubernamental dejó de preocuparse de los aspectos que la había convertido en el partido más importante post dictadura, sitial del cual fue destronada por la conservadora UDI. Elementos tales como su preocupación por el sector popular, su activo trabajo en el mundo universitario, su relación con el mundo religioso católico, su vinculación con los trabajadores sindicalizados, su interés por el debate de las ideas, todos los cuales comenzaron a ser olvidados por sus políticos para preocuparse de pactos y cargos.

La crisis política se relaciona con su extravío ideológico, la DC nace como un partido que recoge el legado, los cuadros y la ideología social cristiana que inspiró a la Falange Nacional. En los años sesenta el PDC era un partido reformista, progresista, que podíamos ubicarlo en la centro izquierda. Posteriormente, en su afán opositor al gobierno revolucionario encabezado por Salvador Allende la DC se movió a la centro derecha uniéndose con el derechista Partido Nacional.

En dictadura la DC nuevamente se desplazó hacia la centro izquierda siendo gravitante en la formación del pacto político social llamado Alianza Democrática que organizó la resistencia al régimen político, y que daría origen a la ya extinta Concertación de Partidos por la Democracia, que asumió la transición democrática.

La Democracia Cristiana encabezó los primeros diez años de gobiernos democráticos, y si bien fue el partido eje del periodo, no le aseguró el crecimiento político posterior, al contrario, hubo un desgaste de los dos primeros gobiernos. ¿Qué sucedió con la presencia DC en la sociedad chilena?. Las tesis esgrimidas por los críticos de la Concertación, es que sólo administraron lo heredado por la dictadura, que inmovilizaron al movimiento social que fue clave en la oposición a la dictadura, y que el PDC se acomodó al sistema.

Si bien, hay coincidencia en este análisis, es posible profundizar la mirada; la DC en los años 60 fue un partido de masas, y en los 80 volvió a generar una adhesión social relevante, a saber, universidades, liceos, sindicatos, donde se hizo fuerte y de donde además obtenía importantes relevos de sus cuadros dirigenciales. En la década del 90 el PDC no sólo se alejó del movimiento social, sino que además, perdió los insumos de nuevos dirigentes. En los años siguientes muchos de los nuevos dirigentes provendrían de sectores de la elite, descendientes de familias DC, tecnócratas educados en universidades extranjeras, en general personas con escasa sintonía en los sectores populares.

¿Y el factor ideológico?. Un elemento trascendental, ya que en el presente es bien complejo poder definir qué significa ser DC. La ideología trabajada en los últimos Congresos Ideológicos ha llevado al PDC a enterrar sus orígenes inspirados en la Doctrina Social de la Iglesia Católica y Jacques Maritain, ya no lo leen ni los viejos ni menos los jóvenes DC. El problema que planteó el predominio Neoliberal dejó a la DC descolocada, si más encima no hay intelectuales de peso en el partido, solo operadores políticos, no hay una inteligencia política que le posibilite una renovación ideológica.

Ante el descalabro electoral, que fue asumido por su mesa directiva encabezada por su propia presidenta del partido, queda la interrogante respecto al camino a seguir para iniciar la recuperación. Las pocas luces de la actual elección parlamentaria dejó una señal evidente: Provoste, Rincón y Huenchumilla coinciden en tener más cercanía con los sectores progresistas del PDC, quizás el camino está en definir una estrategia política de volver a tomar las banderas del pueblo chileno, o la ciudadanía como tanto le gusta decir a los politólogos actuales. De lo contrario, el PDC se extraviará en el desierto y quizás se convierta en una reliquia del pasado siglo.

1: Baeza Cabello, Sergio “Vía Crucis Político de la Democracia Cristiana”, 3 de mayo de 2017, www.elquintopoder.cl

TAGS: #DemocraciaCristiana

Los contenidos publicados en elquintopoder.cl son de exclusiva responsabilidad de sus respectivos autores.
Te invitamos a conocer nuestras  Reglas de Comunidad

Comentarios

Quedan 1500 carácteres.

Ordenar comentarios por:
Juan M

05 de diciembre

Aunque les duela a todos los DC, es claro que desde que ese partido traicionó sus propios ideales y sus dirigentes vendieron el espíritu político social cristiano que los vio nacer por 30 monedas al diablo, están condenados a morir. Los dirigentes DC son patéticos al vender sus almas por puestos de gobiernos que los demás partidos quieran darles por lastimas.
Seguirán la misma milla verde hacia el cadalso como se fueron los Conservadores, los Radicales, los nacionales.
Váyanse, no sigan dando pena.

09 de diciembre

Saludos: Efectivamente, la crisis de la Democracia Cristiana es valórica. Han transado sus principios y luego, ingenuamente, pretendieron dar una señal de que los retomarían y creyeron que de inmediato recuperarían el electorado perdido. Las confianzas se construyen con esfuerzo, con actos concretos y reiterados en el tiempo. Así las cosas, creo que Goic no debió renunciar ni interpretar su derrota en el corto plazo. Los cristianos en Chile suman millones. He sabido por el correo de las brujas, por ejemplo, que los evangélicos buscan crear su propio colectivo político, y sospecho que se relacionará con algunos de los elementos escindidos de la DC, en la medida que a fin de cuentas, son todos creyentes. Pero qué estupidez la de la dirigencia del partido, entonces, que no se da cuenta de estas cosas. SU VERDADERO ERROR LO SIGUEN COMETIENDO EN EL PRESENTE Y CONSISTE EN CARECER DE PRINCIPIOS AUTÉNTICOS, EN SER DESLEALES CONSIGO MISMOS, EN QUE CUAL CANAL TELEVISIVO, ADECUAN SUS PROGRAMA Y SUS LEALTADES A LAS VARIACIONES DE VOTOS EN LAS URNAS. Y lo han hecho en el momento preciso en que la ciudadanía desconfía más que nunca de los políticos por lo interesados, por lo oportunistas, por lo sinvergüenzas. ¿Qué otra cosa podrían haber esperado, entonces? Lo correcto para ellos, lo que habría salvado el partido en el largo plazo, era mantenerse en sus paradigmas incluso pese a la derrota, y construir nuevas confianzas a partir de ello, demostrar autenticidad.

Ver todos
Ocultar

Nuevo

VER TODO

Nuevo

La configuración del Estado de derecho que debiese primar en un país democrático como el nuestro, exige el respeto y cumplimiento de las normativas que regulan su quehacer
+VER MÁS
#Sociedad

Carta de la Universidad de Chile y el Estado de Derecho

Se desobedece por ausencia de temor, las atribuciones del carabinero, el padre, el marido, el sacerdote o el Estado en cuando al poder de castigar, incluso con violencia, hacían gran parte de la obediencia ...
+VER MÁS
#Política

Crisis de autoridad en Chile

La libertad educativa es uno de los principios más fundamentales para generar una educación pública pluralista, diversa y justa.
+VER MÁS
#Educación

En defensa de la libertad educativa

En el debate sobre la ley 21.015 que incentiva la inclusión laboral de personas con discapacidad, ¿qué protagonismo tienen para las empresas los derechos de los nuevos trabajadores?
+VER MÁS
#Trabajo

Comunicación para la inclusión

Popular

Si debatimos para ganar, terminaremos creyendo que existe una única respuesta correcta y sería la nuestra y cualquier otra está equivocada.
+VER MÁS
#Sociedad

¿Discutimos para ganar o para aprender?

Casi la mitad de la población chilena en exterior, formada por los hijos de los chilenos nacidos fuera de la patria, no pudieron participar en el proceso eleccionario por no cumplir con la exigencia establ ...
+VER MÁS
#Política

Limitación grave al derecho a voto de los chilenos nacidos en el extranjero

El impacto que las tecnociencias producen en la sociedad, no solo cambia la vida de las personas, sino que impone modelos y relaciones de vida nuevos, y no siempre mejores
+VER MÁS
#Política

¿Qué hacer frente al transhumanismo?

La noción de supervisión es una de las más relevantes en el ejercicio profesional de la clínica y la psicoterapia, ya que va indisociablemente relacionada al de formación continua y análisis del propi ...
+VER MÁS
#Salud

Sobre la Supervisión en psicoterapia