#Política

El miedo a salir

2 |
COMPARTIR
EN WHATSAPP
COMPARTIR
EN WHATSAPP

imagen

Mi hija tiene temor a salir, los efectos de la cuarentena, el acuartelamiento, han impactado en nuestros pequeños y cómo no, si nosotras mismas enfrentamos este pánico.

Su juego con los otros es otro, tienden a compartir en esa instancia cómoda, sin movimiento más que el dedo y en un grupo pequeño, a veces no me da ni siquiera para prohibirle, ya que yo misma haría lo mismo.


Pensé que hay otra historia, otra sociedad para nuestros pequeños y quizás no es malo, es lo que les tocó en su época, y quizás yo lo sufro, pero ellos no, tampoco saben lo que se pierden, pero quizás nosotros también nos perdimos algo de otras épocas y nunca lo supimos

Lo que me pregunto si esto no tiene vuelta atrás, ¿de qué se habrán perdido nuestros hijos?, la vida en sociedad, el colegio, la universidad, el primer amor, el cigarro en el baño escondidos, la cimarra, la burla al profe. En fin, nada de lo que yo pude hacer en la secundaria, lo hará ella, y quizás no tiene la noción de estar perdiéndose algo tan importante. Por cierto, en esa etapa se forma tu carácter, tu personalidad, tu capacidad de defenderte, de enfrentar al mundo.

Y luego la vida entera mía y la de muchos, fue la universidad, el primer trabajo: tanto que vivir y experimentar, creo que ella no sospecha que la vida fue mucho más entretenida alguna vez. Es cierto que para ellos lo atractivo tiene otro significado y quizás tampoco ven la privación de lo que para una fue, y si no lo ven, no lo experimentan como tal y entonces no existe en sus vidas (la construcción social de la realidad le dicen).

¿Será la angustia más bien mía de pensar que ya no hay vuelta atrás? y de ser así, ¿la vida entonces ahora carece de significado?

En este punto es donde creo se topan dos paradigmas, el de mi generación que concibió la trascendencia de la vida con significado, justicia y ética y el otro de esta generación que es simplemente vivir el ahora con los míos, los que me rodean, en los que confío. De lo colectivo a lo grupal y de lo grupal a lo individual. Ambas cosas no debieran ser opuestas, sino que deberían alimentarse, pero no es así, se levantan como muros irreconciliables.

Pero no es que lo actual carezca de ética, sino más bien la ética está en lo individual (la bondad, la caridad, la misericordia), ya no se apuesta a la causa común y entonces el enfrentar la vida, parece que sería un conjunto de comportamientos individuales, y los comportamientos malos (crueldad, indiferencia, egoísmo), pareciera que se pueden corregir sobre la misma, sin tener que recurrir a replanteártelo todo.

Tengo miedo a salir, miedo a ver gente, a contagiarme, a que me hagan un «portonazo». Mamá no quiero salir, no me lleves a ninguna parte, no quiero caminar, ver el sol, andar en bicicleta, no me obligues.

Los niños aprenden socializando con sus pares y escuchando conversaciones de «grandes» también. Ellos construyen su realidad estando en casa con sus tablet, celular, jugando roblox, y no es que nosotros seamos culpables de aquello en sí. Tal vez no es tema de culpa, de límites, de incapacidad de imponer disciplina, pues sucede que los argumentos para evitar ese comportamiento, sin dureza ni castigos, ya no son viables como antes, entonces al menos a mí, me supera.

A nosotros, la vida en sociedad se nos dio como tal, y los niños de ahora no conciben esa realidad como la ausencia del gozo que nosotros experimentamos, en realidad si no lo experimentan, entonces no existe como ausencia.

Los niños de hoy abordan de otra forma las relaciones, el lenguaje, el comportamiento. La palabra son mucho más importantes que lo físico, entonces los obliga a desarrollar conceptos no tan simples de defender, ellos no la tienen fácil tampoco, deben desarrollar ingenio, creatividad, humor, ironía (sarcasmo diría Clara) y las herramientas para enfrentarse a un mundo allá afuera, no son nada fáciles, aunque para nosotros fuese mucho más hostil ir al colegio, para ellos pareciera que abrir la puerta fuera un mundo entero que enfrentar.

De manera algo apocalíptica, pensé que hay otra historia, otra sociedad para nuestros pequeños y quizás no es malo, es lo que les tocó en su época, y quizás yo lo sufro, pero ellos no, tampoco saben lo que se pierden, pero quizás nosotros también nos perdimos algo de otras épocas y nunca lo supimos.

En fin, nuestros hijos formarán otra generación de relaciones y eso no es malo per se, es solo otra época y otro marco analítico, y en ese escenario ellos se sienten seguros, completos y no logran entender otra cosa, porque para ellos por ahora, no hay otra cosa más.

Sin embargo, no debemos pecar de indiferencia y conformidad, nuestros hijos no son generación espontánea, provienen de miles de historias, de nosotros, nuestros padres y abuelos, de migraciones, viajes, exilios, mudanzas. No podemos dejarlos desprovistos a su suerte, porque ellos tienen contexto, herencia, genética, ellos son parte de nuestra biografía qué seguirán escribiendo con o sin temores. No puedo menos que mostrarte Clara que la vida afuera es dura, pero sobre todo hermosa y digna de vivirla.

TAGS: #Cuarentena Niños

Los contenidos publicados en elquintopoder.cl son de exclusiva responsabilidad de sus respectivos autores.
Te invitamos a conocer nuestras  Reglas de Comunidad

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Quedan 1500 carácteres.
Ordenar comentarios por:
anysur

06 de octubre

hay que ser propositivos, con las niñas estamos planificando las vacaciones de 2 años adelante….

anysur

09 de octubre

¿es respetuosos con nuestras hijas/os entregarles nuestros miedos cuando aun no les hemos entregado las herramientas para enfrentar sus monstruos imaginarios?. La carga que llevamos como padres a crecido en esta cuarentena, hemos envejecido…. mas cuando son tan pequeños nosotros construimos su realidad , cuando no están en su mundo imaginario, debemos aprovechar entonces, que no hay personas externas con prejuicios, ni etiquetas, para enriquecer este mundo tan puro.

Ver todos
Ocultar

#NuevaConstitución

VER TODO
Para la ciudadanía la rotonda sin salidas es como vivir el castigo de Sísifo, destinados a llevar una pesada roca política a la cima de la montaña, solo para verla rodar montaña abajo y volver a repeti ...
+VER MÁS
#Política

De vuelta a la rotonda política

Para la ciudadanía la rotonda sin salidas es como vivir el castigo de Sísifo, destinados a llevar una pesada roca política a la cima de la montaña, solo para verla rodar montaña abajo y volver a repetir el ciclo interminable de esfuerzo y fracaso

Que existe agotamiento en múltiples sectores, difícil es de negar. Y eso incide en la viabilidad política actual. Pero eso no significa que el dilema constitucional esté cerrado
+VER MÁS
#Política

El mito del cierre definitivo del proceso constituyente/constitucional

Que existe agotamiento en múltiples sectores, difícil es de negar. Y eso incide en la viabilidad política actual. Pero eso no significa que el dilema constitucional esté cerrado

A pesar de los obstáculos y desgastes, el compromiso adquirido para modificar la Constitución debe ser respetado y llevado a cabo para reconectar con las expectativas y necesidades del pueblo
+VER MÁS
#Política

¿Nos jodimos todos?

A pesar de los obstáculos y desgastes, el compromiso adquirido para modificar la Constitución debe ser respetado y llevado a cabo para reconectar con las expectativas y necesidades del pueblo

El pueblo de Chile, está hastiado de la reyerta de baja monta, no quiere ver más discusiones bizantinas, alejadas de sus problemas cotidianos. Los chilenos y chilenas favorecen los acuerdos, pero esos no ...
+VER MÁS
#Política

Las lecciones del plebiscito

El pueblo de Chile, está hastiado de la reyerta de baja monta, no quiere ver más discusiones bizantinas, alejadas de sus problemas cotidianos. Los chilenos y chilenas favorecen los acuerdos, pero esos no se han visto por ningún lado

Nuevos

A los niños, niñas y adolescentes post estallido social en Chile les debemos mucho. Y, lo mínimo es alentarles, que no claudiquen en participar de lo social y utilizar su derecho a reclamo por lo que jus ...
+VER MÁS
#Ciudadanía

A los niños post estallido social

Si Calderón llegara a tener éxito en su gestión de lobbysta, obtendrá una jugosa remuneración y Chile será conocido en el mundo como el país en donde las sentencias de la Corte Suprema tienen un val ...
+VER MÁS
#Ciudad

¿ El "Conde Negro" podrá dejar sin efecto un fallo de la Suprema ?

El poder local-regional importa siempre y, por lo tanto, siempre se debe cultivar tal situación, porque es desde ahí, desde los territorios, desde donde emerge la pertinencia de la acción y el pertinente ...
+VER MÁS
#Municipales

Poder local, poder sub-nacional y conciencia territorial

Podemos anticiparnos a la catástrofe medioambiental, si consideramos las lecciones de algunos países que optaron por desvincular el crecimiento económico del consumo de materiales y emisiones de gases de ...
+VER MÁS
#Medio Ambiente

Sigamos hablando de impuestos para la justicia ambiental

Popular

La derecha y ultraderecha en Chile y el mundo en estos tiempos se caracteriza por un discurso populista en que explotan las necesidades urgentes de los ciudadanos, y claramente en Chile estamos viviendo un ...
+VER MÁS
#Política

Prometan no más, prometan…

Un amigo que es más bien un conocido cercano y muy lejano a la vez, Rodrigo Verdugo, dedica buena parte de su tiempo de ocupación socialmente relevante (me imagino), a estudiar y opinar acerca de la liter ...
+VER MÁS
#Cultura

Tres rostros o apariencias para un Premio Nacional

Las grandes reformas constitucionales (...) deben ser abordadas con una mirada y un esfuerzo de largo aliento, confiando en la solidez de la vía reformista anclada a las instituciones de la democracia chil ...
+VER MÁS
#Política

El fantasma de las reformas constitucionales

Las cifras estimadas por las autoridades apuntan que anualmente se practican entre 30 mil y 150 mil abortos inseguros en Chile (...) De acuerdo con la OMS, el aborto inseguro es considerado como una de las ...
+VER MÁS
#Salud

El aborto en Chile, un asunto de salud pública