#Internacional

Israel y la justificación de lo injustificable.

5 |
COMPARTIR
EN WHATSAPP
COMPARTIR
EN WHATSAPP

Uno de los primeros argumentos para justificar esta operación es: "Israel sólo defiende a su población de los bombardeos" lo cual es falso, ya que existen hechos que demuestran lo contrario

Nelson Mandela solía referirse a la justicia para el pueblo palestino como “el mayor caso moral de nuestro tiempo”. Durante estos días, parte de los simpatizantes de Israel han tratado de justificar la operación “Borde Protector” de las formas más inusuales posibles, incluso, con una falta de humanidad sorprendente.

Uno de los primeros argumentos para justificar esta operación es: “Israel sólo defiende a su población de los bombardeos” lo cual es falso, ya que existen hechos que demuestran lo contrario. Unos a la vista de todo el mundo y otros no. En el mar de la Franja de Gaza hay grandes yacimientos de gas por los que la Autoridad Nacional Palestina, representada en Abbas, en un encuentro con el presidente Putin de Rusia en enero llegó a un “acuerdo previo” de explotación de estos yacimientos por la compañía rusa Gazprom y, posteriormente a esto, el 2 de Junio se anuncia el Gobierno de unidad palestino. Al Fatah y Hamas dejan de lado siete años de división y con ello el acuerdo con Rusia era absolutamente posible.

Diez días después, se anuncia el lamentable secuestro de 3 jóvenes israelíes. Gil-Ad Shael, Naftalí Frenkel y Eyal Yifrach fueron secuestrados en un auto según cuenta en su artículo el periodista Témoris Grecko y más tarde fueron encontrados los cuerpos. Tras ello, Netanyahu culpó a Hamas sin pruebas sólidas (hasta hoy en día no se ha esclarecido bien que ocurrió) e inició un bombardeo (que ya ha cobrado la vida de más de 600 palestinos) que fue respondido con misiles por parte del brazo armado de esta organización. Con esta ofensiva, Israel ha prácticamente devastado la Franja de Gaza y al parecer el objetivo está más que claro.

“Israel busca la paz”. Tomando en consideración los antecedentes que llevaron a la formación del Estado de Israel y considerando un plan de partición absolutamente desventajoso e injusto para el pueblo palestino, este argumento parece un chiste. Israel, violando constantemente el derecho internacional, continúa construyendo asentamientos ilegales en los territorios ocupados. Estos asentamientos infringen la IV Convención de Ginebra (Israel la firmó) que prohíbe anexar territorios a través de la violencia y éstos fueron ocupados por Israel en la guerra de los seis días el año 1967 (que comenzó Israel a través de un ataque sorpresa a Egipto). El avance de estos asentamientos no ha parado, desplazando a miles de palestinos de sus casas y con una violencia enorme de parte de los colonos.

Además, Israel ha construido un muro del Apartheid y más allá de lo tétrico que esto significa, lo hace en territorio palestino violando una vez más la IV Convención de Ginebra que señala “cualquier destrucción de la propiedad, real o personal, que pertenezca a un individual o colectívamente a personas particulares o al Estado o a otras autoridades públicas o a organizaciones sociales o a cooperativas, llevada a cabo por el poder ocupante está expresamente prohibida”.

Este muro, como señala el informe Bertini que elaboró una enviada de las Naciones Unidas en territorios palestinos, a través de los constantes toques de queda y controles militares, ha privado a los palestinos del acceso a la salud, educación, trabajo, libertad de movimiento, el derecho de propiedad, etcétera. Y así, podemos seguir con un sinfín de situaciones. Está claro, Israel no busca la paz, sino, una limpieza étnica.

“Los palestinos no respetan los acuerdos”. Quienes sostienen esto generalmente se sustentan en los Acuerdos de Oslo, pero olvidan mencionar que, como señala el acuerdo, este es de un periodo de transición de no más de 5 años (fue firmado en 1993) y que no viene a reemplazar la resolución 242 del Consejo de Seguridad de la ONU, sino como dice el texto a REFORZARLA para el posterior cumplimiento de ésta que pide “la retirada de las fuerzas armadas israelíes de territorios que ocuparon durante el reciente conflicto”.

“Hamas es un grupo terrorista”. Quizás uno de los puntos más controvertidos. Y la respuesta es no, no es un grupo terrorista. Israel se ha apropiado de los terrenos ocupados en 1967, por lo tanto, ha concurrido en la constante invasión sobre otro pueblo y Hamas (independiente de mi rechazo a cualquier fundamentalismo religioso ya que en sus principios plantean crear un “Israel palestino”), en este conflicto, ha ejercido su legitimo derecho a la defensa durante esta ocupación lo que lo transformaría en un grupo beligerante como señala el embajador palestino en Chile, Imad Nabil Jadaa, en una entrevista con CNN.

Israel, que tiene uno de los 10 ejércitos más grandes del mundo y es el principal recepcionista de ayuda estadounidense en el mundo, se enfrenta a un pueblo que carece de armada y que enfrenta una situación humanitaria sumamente compleja hace muchos años derivada de esta ocupación que Israel continúa perpetrando a través de diferentes excusas.

Las acciones de Israel son criticadas, y fuertemente, por muchos judíos en el mundo que se oponen a las acciones de este Estado e incluso otros a su existencia. Por poner unos ejemplos, Maya Wind, una joven judía que se negó a hacer el servicio militar y que recientemente ha declarado “La violencia de Hamas es una resistencia a nuestra ocupación” o Norman Finkelstein experto en ciencia política que ha abordado de gran manera el conflicto o las diversas manifestaciones de organizaciones judías que han acontecido en estos días.

El rechazo a las acciones de Israel es transversal en el mundo e incluso al interior del pueblo judío genera fricciones. Mientras tanto, otro grupo de dedica a justificar los desplazados, las ocupaciones ilegales de territorios palestinos, los muertos, asentamientos ilegales, el muro, los heridos, la destrucción de viviendas, hospitales, escuelas, el control militar constante, la existencia de un sistema judicial para judíos y no judíos, que la tierra palestina pueda ser confiscada, los más de 6000 secuestrados palestinos por el ejército, etcétera, etcétera, etcétera. Justifican lo injustificable como gatos de espalda, pero no deben olvidar que la historia nunca, nunca se borra.

TAGS: Conflicto palestino-israelí Guerra Israel

Los contenidos publicados en elquintopoder.cl son de exclusiva responsabilidad de sus respectivos autores.
Te invitamos a conocer nuestras  Reglas de Comunidad

Comentarios

Quedan 1500 carácteres.

Ordenar comentarios por:
Juan Pedro

23 de Julio

Interesante. Sólo 3 correcciones:
– La guerra de los 6 días NO la inició Israel, pero SI la ganó;
– Hamas atacó con misiles primero, y oy dúia se esconde en hospitales y colegios; y
– Hamas SI es un grupo terrorista.

En lo demás, me parece una buena opinión.

Rafapablaza

23 de Julio

La guerra de los seis días la inició Israel al atacar por sorpresa a Egipto ante la “supuesta intención” de los países colindantes a atacar Israel. En esta ofensiva, Israel volvió a iniciar el ataque al momento de culpar a Hamas del secuestro de los jóvenes israelíes. Respecto a Hamas tenemos una visión distinta. Si bien rechazo el pensamiento de Hamas ya que es un fundamentalismo similar al Estado de Israel, no hay que olvidar que ganaron unas elecciones limpias y además es la única salida que ha dado Israel a la población en Gaza ante la ocupación.

Pedro Pablo

26 de Julio

Don Rafael,
“Quien no quiere pensar es un fanático; quien no puede pensar es un idiota; quien no osa pensar es un cobarde”. Francis Bacon.

Miente, miente, miente que algo quedará….

Podría vivir bajo el gobierno de Hamas… Seguro le iría muy bien.

Rafapablaza

26 de Julio

Puede revisar todas las mentiras en los link que están adjuntos en el artículo, saludos!

barbara castillo

26 de Julio

quien usa otros para insultar es un cobarde …. pobre francis bacon en boca de cobardes

Ver todos
Ocultar
 

PARTICIPA

Popular

A un ganapán le importa poco quien dirija y algunos hasta dirigen, transitan sin criticar, sin alzar la voz, simplemente cumple con asistir y rutinizar procesos, porque un ganapán ama la burocratizació ...
+VER MÁS
#Política

Un Ganapán o el ejercicio rutinario de la domesticación

No se cerró ninguno de los programas sociales mal evaluados por Dipres durante los últimos 10 años
+VER MÁS
#Sociedad

El vicio del malgasto en los programas sociales

El espíritu de esta ley es contribuir a la resolución de las problemáticas de salud pública, asociadas a sobrepeso y obesidad de la población, protegiendo especialmente a los segmentos de mayor riesgo ...
+VER MÁS
#Ciencia

A tres años de su implementación, un análisis crítico sobre la Ley de Etiquetado de Alimentos

Los grandes empresarios inmobiliarios tienen como motivación esencial en sus proyectos de inversión la acumulación de riqueza y para ello utilizan cualquier resquicio o fórmula interpretativa para obten ...
+VER MÁS
#Ciudad

Sentimiento de odio en el mercado inmobiliario

Popular

La cruel paradoja, es que esa burla nos pone del lado de los abusadores y explotadores; que sin saberlo le seguimos el juego al sistema, que en esa burla lo justificamos, o lo que es peor, lo normalizamos
+VER MÁS
#Sociedad

La vístima y los vistimarios

Todas las naves que viajaron a la Luna, desde el Apolo 8 en adelante y los 6 descensos que comienzan con el histórico Apolo 11, ¿fueron todos un engaños?.
+VER MÁS
#Sociedad

Artículo para negacionistas: 50 años del Apolo 11

Nadie quiere cerca a personas conflictivas y “raras”, sino positivas y mansas en su accionar social. Toma estos cortos consejos que capaz te ayudan a encasillarte a la fuerza en un mundo hueco e insen ...
+VER MÁS
#Ciudadanía

Consejos para ser un poco normal en una sociedad anormal

Juana se da cuenta que ahora las personas consumistas son mal vistas, que tener vehículos gigantes e ineficientes es terrorismo, que el minimalismo y el respeto al medio ambiente son religión
+VER MÁS
#Sociedad

Los siete pasos para lograr el éxito