#Cultura

Discurso de celebración de la dignidad

0 |
COMPARTIR
EN WHATSAPP
COMPARTIR
EN WHATSAPP

imagen

La lengua renacentista europea para decir la “dignidad” humana se da como lengua celebratoria de su excelencia y aprecio superior. Lo humano aparece como “gran milagro”, suceso extraordinario, gran obra, digna de toda admiración, de la valoración más alta. En una lengua más solemne: “mágnum miraculum est homo”.

Leemos esto mientras experimentamos hoy, habitantes de la modernidad tardía, una dificultad para construir y, más aún, celebrar una lengua optimista. El mundo, nos parece, no da para eso. Y no es que seamos necesariamente pesimistas; nos consideramos realistas, razonables, parcos, contenidos, no excedidos en lo que de adjetivos se trata. Es que en el mundo queremos estar de un modo razonable, si es posible mejor en una neutralidad afectiva. Desconfiamos tanto del optimismo como del pesimismo (pero más del primero), advirtiendo los que nos parecen riesgos posibles de un lenguaje en cada posición: la historia nos ha enseñado a sospechar. Nos pone incluso nerviosos escuchar de un mucho maravillarse frente a este dicho milagro de la Naturaleza.


La lengua renacentista europea para decir la “dignidad” humana se da como lengua celebratoria de su excelencia y aprecio superior. Lo humano aparece como “gran milagro”

En cambio, el joven italiano Giovanni Pico della Mirandola (1463-1494) elabora toda una ceremonia de adjetivaciones por las cuales hace coincidir las tradiciones religiosas cristianas, hebreas y árabes, y el hermetismo cuya fuente estaría en el nombre griego (Hermes) para el dios egipcio Tot –a quien se le atribuían conocimientos esotéricos y de alquimia-. Desde todas partes, cree Giovanni, lo humano es la “cosa más digna de admiración”, “ninguna cosa más admirable, “increíble y admirable”, el “gran milagro y animal admirable”, “¿quién no lo admirará?”. Y, no es menor, que su entusiasmo erudito y juvenil tornara en la pesadumbre que lo vio muy pronto fallecer, des/ilusionado después de haber entrado en conflicto con la jerarquía eclesiástica que le ordenó silencio.

Para otros humanistas como J. L. Vives, en 1518, el mundo aparece como un “gran teatro” o “escena mundana”, donde transcurre una fiesta iniciada ya por una espiritualidad universal que se remonta al paganismo de los orígenes antiguos. Este “grandísimo teatro del mundo” ocurre en la Tierra con la participación de todas las criaturas y las cosas, y con los humanos como protagonistas. Así es como en este espacio presidido por el dios Júpiter se representan “tragedias, comedias, sátiras, mimos, atelanas y otras obras”, donde los dioses invitados reconocen no haber visto “cosa más admirable que el hombre”.

En la dignitas hominis se reúnen las imágenes humanas de creatura y de creador, con la razón como facultad capaz de realizar el nexo. Su “naturaleza creada” se actualiza en su “naturaleza creadora”, y el humanismo rehabilita así lo mundano-inmanente construyendo al mismo tiempo unos hilos que lo vinculan con lo divino-trascendente.

La expresión del ser humano como “imagen de Dios” rehabilita la condición corporal junto a su espiritualidad. El cuerpo aparece como parte esencial de la excelencia, en lo absoluto como elemento despreciable. Es “obra maestra” divina. Lo que se dice como “fragilidad” no es signo de inferioridad, sino una disposición para el desarrollo de la facultad racional que ha permitido el dominio sobre los animales.

El cuerpo humano es “criterio” de tal modo que las medidas de los templos deben derivarse de las proporciones del cuerpo. Las proporciones ideales de las formas arquitectónicas del romano Vitruvio, se manifiestan en los muy famosos bocetos de Leonardo. Estas proporciones eran elogiadas como encarnación visual de la armonía. El humano “bien formado”, con los brazos y las piernas extendidas, fue prueba concluyente de la perfección del cuerpo, encajando en las más perfectas figuras del círculo y el cuadrado.

El humanismo legitima el deseo de conocimiento y sería ello incluso la marca más prestigiosa de la nueva cultura del Renacimiento. Por su intermedio se habría liberado la autonomía de la razón frente a la fuerza de los dogmas. Este ingenio humano permite no solamente penetrar las leyes de la Naturaleza sino también las de la divinidad. El entendimiento no abarca solo “todos los secretos del mundo”; su virtud lo lleva también a compartir los secretos de la sabiduría divina –de aquí las reformas religiosas.

Un deseo de conocer liberado deviene ahora el deseo más natural de los humanos. La razón permite a la Naturaleza volver sobre sí misma: “Sólo el hombre puede estar “a distancia” del mundo y penetrarlo al mismo tiempo”. Otro índice de la dignidad se puede encontrar en la capacidad de abstraerse de mundo y entonces poder representárselo. Todo puede devenir elogio de la capacidad de hacerse de las leyes que comandan el universo; afán de entender al que nada parece poder resistirse; y cooperación con Dios en la soberanía del mundo. Ahora uno se vuelve “espiritual” y se alcanza la divinidad, no tanto a través de la oración y la humildad, sino mediante el uso de la razón para descifrarlo y conocerlo todo.

En cada ocasión se trata de una celebración de la “grandeza del alma humana”, de dar gracias por un intelecto y voluntad que semejan lo más divino. Es así como un reconocimiento de una ilimitada capacidad cognoscitiva aparece como fundamento para que empiece a desarrollarse una “concepción histórica progresiva”. Es posible transformar el mundo desde una experiencia de la dignidad. Ella permitiría entonces el nacimiento de un humanismo europeo con pretensiones universales.

 

TAGS: #Dignidad #Humanismo

Los contenidos publicados en elquintopoder.cl son de exclusiva responsabilidad de sus respectivos autores.
Te invitamos a conocer nuestras  Reglas de Comunidad

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Quedan 1500 carácteres.

#NuevaConstitución

VER TODO
Se colige la urgencia de acuerdos asertivos para canalizar las demandas ciudadanas desde sus territorios, apurando el tranco por una Nueva Constitución
+VER MÁS
#Política

La responsabilidad de los partidos v/s ¿particularismos políticos?

Se colige la urgencia de acuerdos asertivos para canalizar las demandas ciudadanas desde sus territorios, apurando el tranco por una Nueva Constitución

¿Qué priorizamos? ¿Constitución o gobernabilidad? Si no se puede lo menos ¿se podrá lo más? Los ciudadanos miran atónitos la degradación de la política, la descontrolada expansión de la delincuen ...
+VER MÁS
#Ciudadanía

¿Qué priorizamos: Constitución o gobernabilidad?

¿Qué priorizamos? ¿Constitución o gobernabilidad? Si no se puede lo menos ¿se podrá lo más? Los ciudadanos miran atónitos la degradación de la política, la descontrolada expansión de la delincuencia, la violencia y el narcotráfico. Pero, la ciudadanía chilena debe asumir su responsabilidad en este descalabro

Se observa una tendencia a mantener una inercia del proceso que desgaste los ánimos en perseverar en acordar un tercer procedimiento para cambiar la Constitución de 1980
+VER MÁS
#Política

¿Por qué no hay acuerdo en el proceso constituyente?

Se observa una tendencia a mantener una inercia del proceso que desgaste los ánimos en perseverar en acordar un tercer procedimiento para cambiar la Constitución de 1980

No puede haber soberanía popular si hay una entidad, formada por un grupo de personas, aunque sea en una democracia representativa, que están diciendo cuales van a ser los límites de una Nueva Constitución
+VER MÁS
#Política

No vamos a un segundo intento de nueva Constitución con soberanía popular

No puede haber soberanía popular si hay una entidad, formada por un grupo de personas, aunque sea en una democracia representativa, que están diciendo cuales van a ser los límites de una Nueva Constitución

Nuevos

No queremos decir que no debes tener una relación sino, que si bien una buena relación protege nuestra salud mental; el mantener una mala relación nos puede enfermar y dificultarnos el mejorar
+VER MÁS
#Salud

Y vivieron felices... por un tiempo

Se colige la urgencia de acuerdos asertivos para canalizar las demandas ciudadanas desde sus territorios, apurando el tranco por una Nueva Constitución
+VER MÁS
#Política

La responsabilidad de los partidos v/s ¿particularismos políticos?

¿Qué priorizamos? ¿Constitución o gobernabilidad? Si no se puede lo menos ¿se podrá lo más? Los ciudadanos miran atónitos la degradación de la política, la descontrolada expansión de la delincuen ...
+VER MÁS
#Ciudadanía

¿Qué priorizamos: Constitución o gobernabilidad?

En días de crisis climática, con sus efectos en materia de incertidumbre de todo tipo, es un buen llamado volver al origen.  No a todo evento ni en toda circunstancia, pero sí como una de las variables ...
+VER MÁS
#Medio Ambiente

La revancha de la mermelada

Popular

Deborah Jones en la liberación del Ser sensual, metaforización del Eros y el Thanatos que nadan en un lago entre delicadas sábanas, acariciando los sentidos en el juego del deseo
+VER MÁS
#Cultura

Disección poética. Libro: Eróticamente poética de Deborah Jones

El amor por un hijo o un familiar a quien se cuida puede ser inigualable, pero la carga para una persona puede ser destructiva
+VER MÁS
#Ciudadanía

Mamá cuidadora

La industria petrolera actuó a modo del dios Apolo y maldijo al igual que a Casandra a científicos e investigadores ambientalistas, ellos tendrán la capacidad de predecir el futuro, pero nadie les va a creer
+VER MÁS
#Medio Ambiente

El Síndrome de Casandra y la Emergencia Climática

Quienes decidimos alzar la voz en algún momento de nuestra vida, y defender a quienes fueron injustamente tratados, sin saberlo, nos convertimos también en parte de una larga lista de sindicalistas, pensa ...
+VER MÁS
#Trabajo

¿En serio te despidieron por escribir Plaza Dignidad?