#Sociedad

Sobre la distopía: la normalización de la insana realidad

0 |
COMPARTIR
EN WHATSAPP
COMPARTIR
EN WHATSAPP

imagen

Philip K Dick, uno de los más grandes escritores de ciencia ficción de todos los tiempos, revalorado en la actualidad por las exitosas adaptaciones que de sus obras se han hecho para el cine, narraba en sus novelas y cuentos el establecimiento de sociedades controladas tecnológicamente, bajo entornos opresivos, donde el absurdo del mundo se fraguaba bajo el auspicio de la ciencia, la cual estaba al servicio de los intereses criminales de élites y corporaciones inescrupulosas. Los mundos descritos por K Dick en novelas como Fluyan mis lágrimas dijo el policía, Sivainvi o Ubik, convergen en torno a  una misma preocupación, a saber: la neo-esclavitud de la raza humana suscitada por las grandes corporaciones industriales y económicas.


Las distopías de estos autores han supuesto los legítimos cuestionamientos sobre la proclividad del mundo actual, las inclinaciones de la técnica y el buen o mal uso de la ciencia por sus patrocinadores económicos.

Años antes, en la década de los treintas del siglo pasado, un inspirado Aldous Huxley nos regalaba en su obra Un mundo feliz la descripción de una sociedad manipulada en su totalidad, donde la historia de la humanidad era borrada, y todo atisbo de espiritualidad y de humanismo era sustituido por la idolatría hacia el “confort” tecnológico y la vida mecánica no exenta del disfrute de los más básicos instintos. La sociedad de Un mundo feliz estaba dividida en castas, donde los individuos catalogados como Alfa y Beta eran los principales detentadores del disfrute que el avance científico y tecnológico les ofrecía, teniendo a su servicio a ejércitos de clones y  otros tipos de seres infrahumanos, creados ex profeso para servir a ciertas élites que constituían las minorías económicas y de poder (élites que tenían en común el pertenecer a una raza blanca mejorada genéticamente) que organizaban dicho entorno.

En el mundo de Huxley existen los disidentes denominados “salvajes” que son aquellos grupos humanos que se han negado (o han sido excluidos) a ser sometidos por el orden establecido de aquella dictadura tecnológica, y que no participan de los favores que la ciencia y la técnica dispensan a las élites Alfa y Beta, viviendo, por tal motivo, en condiciones precarizadas y de aislamiento. George Orwell, por su parte, en su obra 1984 coloca al fascismo de Stalin en un dominio global, donde las libertades son pisoteadas por un aparato burocrático-policial omnipotente y en cuya ubicuidad la psique de los sometidos es trastocada, al grado de que la verdad y la mentira conviven o se oponen según el interés del poderoso aparato organizador. En el mundo Orwelliano la vigilancia global y la inexistencia de vida personal son los elementos principales para el mantenimiento del universo establecido. Orwell, Huxley y K Dick nos han descrito mundos monstruosos, que provocan en los lectores la necesidad de analizar la propia realidad, y cuestionar aquello aceptado como natural y aquello establecido como necesario. Las distopías de estos autores han supuesto los legítimos cuestionamientos sobre la proclividad del mundo actual, las inclinaciones de la técnica y el buen o mal uso de la ciencia por sus patrocinadores económicos. Sin embargo el fenómeno actual de la vulgarización y banalización de las distopías ha desembocado en hacer de éstas un instrumento más de la entretención para las masas. Cuando a la distopía se le despoja de su elemento crítico, cuando se le incorpora a la cultura colectiva (mediante películas, series y pobre literatura) y a su imaginario se normaliza lo que en otro tiempo era expuesto en la palestra del debate.

Normalizar lo patológico, la extravagancia, y lo que otrora fuera concebido como carente de sentido es hoy la norma. Y si hemos de atender y dar crédito a lo dicho hace tiempo por Erich Fromm cuando trató de explicar la neurosis colectiva como una reacción de los individuos hacia entornos sociales anormales y opresivos, entonces podemos entender a cabalidad el porqué de la proliferación de las enfermedades mentales junto con sus respectivos ansiolíticos.

Nos encontramos en la época de la posverdad, donde el sentirse perteneciente a un genero determinado, o por determinar (según la preferencia mental o psicopatológica), o el considerar que toda realidad tiene que pasar por el tamiz de la “red social” para ser validada, es más importante que la destrucción de la psique y el sometimiento de las masas a agendas determinadas y deseables, creadas por grupos de poder representados por élites económicas o financieras y por sectores reducidos de la ciencia y la tecnología que han despojado a los seres humanos de su capacidad volitiva. Se existe en tanto se es objeto de consumo, y en tanto se acepta la manipulación. Nuestro presente es una distopía construida mediante la combinación de ciertos elementos (afortunadamente no todos aún) que conformaron aquellas historias imaginadas y temidas por Huxley, Orwell y Philip K Dick.

TAGS: #Distopía #Posverdad #TecnoCiencia

Los contenidos publicados en elquintopoder.cl son de exclusiva responsabilidad de sus respectivos autores.
Te invitamos a conocer nuestras  Reglas de Comunidad

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Quedan 1500 carácteres.

#NuevaConstitución

VER TODO
El próximo órgano constituyente debe tener presente que la ciudadanía valora los progresos del país en las últimas décadas, y que el debate constitucional debe ser siempre con altura de miras, sin exc ...
+VER MÁS
#Política

Diálogos para un nuevo proceso constituyente

El próximo órgano constituyente debe tener presente que la ciudadanía valora los progresos del país en las últimas décadas, y que el debate constitucional debe ser siempre con altura de miras, sin excluir a ningún sector político o movimiento social

¿Qué hacer con los conflictos entre el Estado y las naciones indígenas? ¿Qué formula político institucional debemos prever para evitar que en 20 o 40 años más la vorágine sea aún peor y debamos la ...
+VER MÁS
#Política

Sobre la plurinacionalidad y el pluralismo jurídico

¿Qué hacer con los conflictos entre el Estado y las naciones indígenas? ¿Qué formula político institucional debemos prever para evitar que en 20 o 40 años más la vorágine sea aún peor y debamos lamentar no abordar esta situación hoy en una nueva Constitución?

La etapa que vive Chile y la tarea más patriótica que debiera encabezar sin la menor duda ni vacilación el actual gobierno, es la convocatoria de todas las fuerzas políticas y sociales a la construcció ...
+VER MÁS
#Sociedad

El Chile de hoy

La etapa que vive Chile y la tarea más patriótica que debiera encabezar sin la menor duda ni vacilación el actual gobierno, es la convocatoria de todas las fuerzas políticas y sociales a la construcción de la nueva Constitución, dando cumplimiento al mandato popular indiscutible

En efecto, no podría ser considerado partir de cero cuando de por medio existe un respaldo de más de 4 millones de almas al cambio de Constitución en el sentido que propuso la Convención.
+VER MÁS
#Política

No partimos de cero

En efecto, no podría ser considerado partir de cero cuando de por medio existe un respaldo de más de 4 millones de almas al cambio de Constitución en el sentido que propuso la Convención.

Nuevos

El próximo órgano constituyente debe tener presente que la ciudadanía valora los progresos del país en las últimas décadas, y que el debate constitucional debe ser siempre con altura de miras, sin exc ...
+VER MÁS
#Política

Diálogos para un nuevo proceso constituyente

En este hito judicial, enfrentamos una importante impunidad biológica por las muertes de familiares de las víctimas y de los propios victimarios. Esperamos que las instituciones aumenten sus esfuerzos par ...
+VER MÁS
#Justicia

Condena en caso caravana de la muerte: un paso hacia la justicia

Algunos en Brasil se recuerdan de lo ocurrido con Trump y el asalto al capitolio y no dejan de pensar que podrían tener su propio trumpismo caribeño. Ojalá que nada ocurra y que gané Lula en primera vue ...
+VER MÁS
#Política

Brasil: ¿Esperanza o militarismo?

¿Qué hacer con los conflictos entre el Estado y las naciones indígenas? ¿Qué formula político institucional debemos prever para evitar que en 20 o 40 años más la vorágine sea aún peor y debamos la ...
+VER MÁS
#Política

Sobre la plurinacionalidad y el pluralismo jurídico

Popular

La etapa que vive Chile y la tarea más patriótica que debiera encabezar sin la menor duda ni vacilación el actual gobierno, es la convocatoria de todas las fuerzas políticas y sociales a la construcció ...
+VER MÁS
#Sociedad

El Chile de hoy

Debemos tener muy presente que, aunque paren totalmente las emisiones de gases de efecto invernadero y las temperaturas dejen de aumentar, las capas de hielo, los océanos, los bosques tropicales y los arre ...
+VER MÁS
#Medio Ambiente

De Cambio Climático a Crisis Climática y hoy Emergencia Climática

Otro aspecto destacable de la novela es la descripción de los ambientes laborales de la famosa y olvidada bohemia porteña, en efecto, el lector puede recorrer el puerto mientras se sumerge en la vida de l ...
+VER MÁS
#Cultura

Comentario sobre la novela ´Prontuario de la Negra Ester`

Para muchos, esta no solo fue una derrota del texto constitucional presentado por la <desgastada> Convención. También fue una dura derrota para el Gobierno de Gabriel Boric. Todo indica que los ciud ...
+VER MÁS
#Política

La gran derrota de un débil gobierno