#Sociedad

Mario Kreutzberger, grandes empresarios y solidaridad

2 |
COMPARTIR
EN WHATSAPP
COMPARTIR
EN WHATSAPP

imagen

El domingo recién pasado, el diario “El Mercurio” publicó una columna del animador Mario Kreutzberger. En ella, la destacada figura de TV, compartía sus reflexiones en torno a su experiencia personal “en confinamiento”, y aprovechó de hacer un llamado a la sociedad chilena: volcarnos a la solidaridad. En primer término el llamado fue a la ciudadanía en general, y luego, a los que más tienen. “La gravedad de lo que vivimos obliga a los más poderosos, los más ricos, a buscar la manera de ayudar a los que menos tienen. Debemos hacernos a la mar de la solidaridad, y pescar toneladas de ayuda”, sentenció.


No somos un país solidario si permitimos que el Sueldo Mínimo de una familia en Chile la siga perpetuando a vivir bajo la línea de la pobreza.

Al día siguiente, el lunes de esta semana, la columna de “don Francisco” tuvo una respuesta inmediata a través de una “Carta al Director” en el mismo diario. Los grandes empresarios de Chile, representados por sus dirigentes gremiales, con una coordinación y celeridad notable, respondieron el llamado. Ahí estaban las firmas de Juan Sutil por la Confederación de la Producción y del Comercio (CPC), la de Ricardo Ariztía por la Sociedad Nacional de Agricultura (SNA), de Bernardo Larraín por la Sociedad de Fomento Fabril (SOFOFA), incluso la de José Manuel Mena por la Asociación de Bancos e Instituciones Financieras (ABIF), entre varios otros dirigentes del gran empresariado nacional que suscribieron la carta. Mostrándose conmovidos por las reflexiones de don Francisco, repasaron parte de la ayuda y cooperación que, como gremios, han proporcionado hasta ahora durante la presente crisis y efectuaron un férreo compromiso por seguir aportando con el que llamaron “el único camino” que tiene Chile: la solidaridad.

Todos sabemos que la cercanía entre Mario Kreutzberger  y el gran empresariado es de larga data. Viene desde aquellas lejanas tardes sabatinas en que el animador regalaba radios, lavadoras o jugueras a nombre del respectivo “auspiciador”. Ciertamente esa relación se consolida con el nacimiento y proyección de la colecta televisiva “Teletón”. No es casualidad que los directores de la Fundación Teletón sean connotados hombres del mundo empresarial y de los negocios. Por la presidencia de esa fundación han pasado nombres de grandes empresarios, como Andrés Navarro, Rodolfo Rosenfeld, Carlos Alberto Délano o Alfredo Moreno, por nombrar algunos. Y basta ver quiénes conforman hoy por hoy el directorio de la Fundación Teletón para constatar que existe una antigua y sólida relación entre Mario Kreutzberger y los grandes empresarios de Chile. Y no hay nada malo en esto que constato. Es positivo. Porque lo escuchan, y es uno de ellos.

Si bien es cierto se valora que esta alianza entre la figura de TV y los empresarios esté fuerte y públicamente ligada al concepto de solidaridad, me parece necesario que, tanto Mario Kreutzberger como los dirigentes empresariales chilenos, comprendan que la solidaridad debería ser bastante más que la “ocasión de donar”. Un país solidario no basa su estructura o pacto social en la caridad. Es decir, la caridad en sí misma no es negativa, pero ella es necesaria o se acude a ella en la medida que hay quienes le necesitan. En momentos de crisis, ya sea sanitaria como la actual, o un terremoto u otra catástrofe similar, ciertamente el acto caritativo de la donación cobra un sentido valioso, es necesario. Pero no está bien que nos acostumbremos a una sociedad que, en lo cotidiano y en la normalidad, se estructura sobre actos caritativos y/o donaciones.

La invitación y propuesta es a trabajar por una sociedad en estado permanente de solidaridad. No somos un país solidario si permitimos que el Sueldo Mínimo de una familia en Chile la siga perpetuando a vivir bajo la línea de la pobreza. No somos un país solidario si el nivel de la mayoría de las pensiones que son percibidas en Chile no tienen el mínimo nivel de dignidad. No hay solidaridad en un país que tiene 2 sistemas de salud completamente distantes entre uno y otro. No hay solidaridad cuando la mitad de las viviendas en Santiago miden 45 metros cuadrados o menos. Y podríamos seguir, con la calidad de la educación, el acceso al agua potable, y a tantas áreas en las que hay chilenos que, en el día a día permanente, se han quedado atrás. Y estas situaciones no las resolverá la donación o la caridad esporádica. Esto, lo sabemos, se resuelve con solidaridad permanente en la forma en que construyamos un Pacto Social. Ahí necesitamos el compromiso de los grandes empresarios. Y también, ciertamente, de una voz a la que ellos escuchan y responden. Necesitamos que Mario Kreutzberger haga un llamado no sólo a la caridad y a la donación, sino que también a que Chile en conjunto  contribuya a que los frutos del trabajo de todas y todos se repartan de tal manera que “nos enfoquemos en la vida, y en la dignidad de esa vida”, como él mismo escribió en su columna.

¿Solidaridad? Sí, por cierto, pero Chile necesita esa solidaridad en toda su estructura y forma de convivir.

TAGS: #Dignidad Solidaridad

Los contenidos publicados en elquintopoder.cl son de exclusiva responsabilidad de sus respectivos autores.
Te invitamos a conocer nuestras  Reglas de Comunidad

Comentarios

Quedan 1500 carácteres.

Ordenar comentarios por:

05 de Junio

Hola Sergio, muy buena tu columna, yo creo entender perfectamente el fondo humanitario de tu reflexión y la respeto sinceramente. Para mi, el modo lastimero de hacer solidaridad por parte de los grandes empresarios chilenos está agotado. El agotamiento lo produjeron ellos mismos mediante la colusión de sus empresas lo que significó que lo que donaban con una mano, con la otra lo robaban a la sociedad. Sí, cual delincuentes nos asaltaban descaradamente sin que la justicia cumpliera su rol y sin que la política, que es el espacio para resolver democráticamente estas situaciones, hiciera la pega que le corresponde hacer y para lo cual son electos. Por eso estamos como estamos, de crisis en crisis y de tumbo en tumbo. Hay solución? Sí, hay solución y eso nos corresponde resolverlo a todos nosotros como sociedad. En mi opinión, debemos cambiar el foco, pasando desde una Constitución prediseñada a otra ( o incluso la misma si la mayoría lo resuelve así) soberana y democrática. En ese contexto, debemos irnos hacia una sociedad de derechos universales garantizados, como en los paises más avanzados. A nosotros se nos ha mentido groseramente respecto a estos modelos de sociedad. Son esos modelos los que mejor pueden equilibrar, en democracia, el rol de las empresas, el estado y las personas. Nada es perfecto, pero es mejor que el modelo obsceno que tenemos nosotros y que nos llevó al colapso.

07 de Junio

Estimado, he escuchado muchas veces que ha Mario Kreutzberger le dan como bombo en fiesta, pero hay que entender que el hombre ha hecho mucho más que nosotros en algunas áreas, y en otras hace lo que puede, con sus luces y sobras es un buen tipo. Sobre los empresarios, le aseguro que no hay parte en el mundo , ni remota ni cercana donde no sean el chivo expiatorio, el satanás , el monstruo que debemos satisfacer con nuestra sangre, y la explicación es simple, nos han enseñado a odiar el capital, por todos los medios disponibles se nos adoctrina. Hay empresarios buenos, regulares y malos, los hay justos , truculentos y pillos, como en todo grupo humano.Un saludo.

Ver todos
Ocultar

#Coronavirus

VER TODO
Alguien que solo ha vivido en las montañas y da un paseo por la llanura, está destinado al fracaso, pues su mirada será siempre torpe, siempre a medias, nunca podrá calibrar los deseos del pueblo
+VER MÁS
#Política

Gobernantes, con riqueza; pero sin fortuna

La acción de abrir el cajón tal vez no significa una violación al código sanitario pero sí una provocación a una población que no puede darse dicho privilegio.
+VER MÁS
#Política

Los umbrales del peligro

Se necesitan 6 semanas de cuarentena real, de hibernación, para volver a tomar el control de la ciudad. Para lograrlo, con $100.000 por persona no será suficiente
+VER MÁS
#Ciudad

Cuarentenillas, tránsito y (des)control

Una de las varias lecciones que permite la pandemia, es que en salud no se improvisa, que el centralismo territorial e institucional no ayuda a la comprensión de la capilaridad del fenómeno social
+VER MÁS
#Salud

¡Nuevamente en el 2020! La Atención Primaria de de Chile, siempre héroe

Nuevos

Alguien que solo ha vivido en las montañas y da un paseo por la llanura, está destinado al fracaso, pues su mirada será siempre torpe, siempre a medias, nunca podrá calibrar los deseos del pueblo
+VER MÁS
#Política

Gobernantes, con riqueza; pero sin fortuna

La acción de abrir el cajón tal vez no significa una violación al código sanitario pero sí una provocación a una población que no puede darse dicho privilegio.
+VER MÁS
#Política

Los umbrales del peligro

Se necesitan 6 semanas de cuarentena real, de hibernación, para volver a tomar el control de la ciudad. Para lograrlo, con $100.000 por persona no será suficiente
+VER MÁS
#Ciudad

Cuarentenillas, tránsito y (des)control

Una de las varias lecciones que permite la pandemia, es que en salud no se improvisa, que el centralismo territorial e institucional no ayuda a la comprensión de la capilaridad del fenómeno social
+VER MÁS
#Salud

¡Nuevamente en el 2020! La Atención Primaria de de Chile, siempre héroe

Popular

Al arbitrio de este rasgo característico estuvieron las vidas de cientos de jóvenes mutilados desde el 18-O y las vidas de toda una generación sobreviviendo pensiones paupérrimas y que son los más vuln ...
+VER MÁS
#Política

«Abran los ataúdes»: Piñera y la necropolítica

El problema, se genera cuando la política adopta medidas oportunistas, basadas en esa realidad creada, y en el costo-beneficio que le genera aparecer dando un golpe de autoridad sin realizar un mayor esfuerzo.
+VER MÁS
#Justicia

Delito y pandemia: Motivación del aumento de penas y el populismo penal

Los ritos nos otorgan seguridades y el confinamiento a que nos ha remitido el virus nos ha negado de ellas, pero también ha cambiado nuestro comportamiento remitiéndonos a una inactividad intranquila
+VER MÁS
#Cultura

La pérdida del rito

Para muchos -especialmente para la clase gobernante– es el “País de las Maravillas”, donde se espera cosas extraordinarias de gente común, con condiciones comunes. No, no, momento, con condiciones n ...
+VER MÁS
#Política

Chile en el país de las maravillas