#Política

La política y el espacio: ¿Hacia el cumplimiento de un deber?

0 |
COMPARTIR
EN WHATSAPP
COMPARTIR
EN WHATSAPP

Imagen

Este año político se inauguró con la idea de un aparente ‘deber cumplido’ por parte del gobierno, lo acompañaron hasta las encuestas; avanzó en las reformas tributaria, políticas y de educación, pero poco duró ese momento satisfactorio, ya que febrero ofreció el caso PENTA, CAVAL, y ahora último SOQUIMICH, del cual, aún no se conocen sus alcances. Como se sabe, ninguno de estos casos vislumbra un cierre en el corto plazo, implicando desafíos nuevos cuando de ‘deberes cumplidos’ se refiere.


Todas las recomendaciones de los expertos en orden a la planificación territorial, modificación de la ONEMI, la descentralización, entre otras, tendrán terreno fértil cuando de la prevención y desarrollo se refiere.

Si febrero fue testigo de estas condiciones políticas, judiciales, morales y éticas entre otras consideraciones del sistema político, todas incómodas, se agregaron en marzo las referidas a las dinámicas de la geografía física, entre ellas: Incendios forestales en el sur, con miles de hectáreas de bosque nativo comprometidos, erupción gradual del volcán Villarrica y ahora último el aluvión de la Tercera Región de Atacama. Estos casos, por supuesto, tienen otro tratamiento, pero que en definitiva igualmente afectan al sistema político, la agenda de gobierno y la ‘conciencia nacional’.

Esta circunstancia, una vez más viene a evidenciar cómo la cultura política del sistema político no es capaz de sintetizar la dinámica de los espacios geográficos nacionales. Se hace referencia a la cultura política, ya que dando por descontado que bajo el régimen político actual que entiende como objeto de consumo al espacio geográfico, el mismo, no ha sido capaz de colocar en valor, el dinamismo espacial patrio, permitiéndonos un dantesco espectáculo cuando a catástrofes naturales se refiere.

Pero no es hoy no más. Tiene que ver con un registro histórico de catástrofes naturales que viene desde que Chile es República, y desde antes por supuesto. No implica que se quiera relativizar el manejo neoliberal en este sentido, sólo interesa indicar que hay cuestiones más profundas involucradas que explican la indolencia social – política que se tiene ante esta evidencia de manejo de catástrofes naturales nacionales. A reglón seguido, cuando ocurren, viene el cantar de recomendaciones desde diferentes disciplinas científicas y políticas en cuanto la necesidad de reordenar el territorio, apostar a la planificación territorial, modificar la institucionalidad ONEMI, la necesidad descentralización, entre otros, mientras el sistema político debe administrar otro escándalo, mayúsculo también, ya que no sólo se pierden caminos, casas, industrias… sino que también vidas humanas.

Lo que se describe, lamentablemente, pareciera ser parte del imaginario identitario nacional… ¡otra vez la loca geografía!,  y es aquí donde el sistema político y las otras expresiones societales debiesen avanzar en la superación de conciencia, proyectando política pública que apunte a desterrar un imaginario nacional, por lo tanto una cultura política – social, que mira como dato estático la dinámica de la geografía física, y pasar a un nuevo imaginario donde se releven estas circunstancias de dinámicas espaciales. Desde ahí, todas las recomendaciones de los expertos en orden a la planificación territorial, modificación de la ONEMI, la descentralización, entre otras, tendrán terreno fértil cuando de la prevención y desarrollo se refiere.

Desde esa línea, en el afán de repolitizar a la ciudadanía en un marco de formación ciudadana… acaso el Gobierno ¿No puede proyectar un ‘deber cumplido’, intencionando un cambio de conciencia político espacial desde la Reforma Educacional, que hoy se encuentra en marcha?, ¿no es acaso un aporte para profundizar la democracia?

TAGS: #IncendioValparaíso Norte de Chile Sistema Político

Los contenidos publicados en elquintopoder.cl son de exclusiva responsabilidad de sus respectivos autores.
Te invitamos a conocer nuestras  Reglas de Comunidad

Comentarios

Quedan 1500 carácteres.

Nuevo

VER TODO

Nuevo

El sesgo hacia el pasado se explica en parte porque la mayoría de las instituciones de educación superior carecen de centros de estudios y formación sobre el futuro.
+VER MÁS
#Educación

Innova la educación superior tradicional a una insterticial plural

Prefiero pensar que esto es una nueva oportunidad para hacer de la práctica deportiva, en todas sus expresiones posibles, una instancia de inclusión social
+VER MÁS
#Sociedad

¿Qué nos dejó el Mundial?

Tal como expresó  Salvador Allende en su memorable y emotivo discurso "la historia es nuestra y la hacen los pueblos", los chilenos debemos ser sujetos participativos-directos en nuestros  der ...
+VER MÁS
#Política

Una verdadera democratización de Chile

Asumir una comprensión adecuada y armónica de todos los derechos fundamentales implica dejar de utilizar estas argumentaciones como verdades dadas de una vez por todas
+VER MÁS
#Ciudadanía

Posverdades o mentiras emotivas-ideológicas sobre los Derechos Sociales

Popular

No es un diagnóstico errado decir que hoy la adopción falla, no solo porque no se visualiza como alternativa, sino porque además es un proceso demoroso.
+VER MÁS
#Sociedad

Adopción, por el derecho a ser hijos e hijas

El animal es objetivado, es objeto, no es parte del mundo sensible, no se le reconoce dignidad alguna ya que no vemos ni escuchamos su dolor. Es un animal objeto o bien de consumo
+VER MÁS
#Ciudadanía

El mundo de los vegetarianos y la problemática detrás del consumo de carne

Asumir una comprensión adecuada y armónica de todos los derechos fundamentales implica dejar de utilizar estas argumentaciones como verdades dadas de una vez por todas
+VER MÁS
#Ciudadanía

Posverdades o mentiras emotivas-ideológicas sobre los Derechos Sociales

En lugar de responder con más odio y prejuicios, debemos ser capaces de convencer a los que aún piensan así, que esos miedos y discriminaciones son frutos de un país profundamente fracturado y segregado ...
+VER MÁS
#Ciudad

La Huechuraba que soñamos