#Ciudad

De muertes, de tacos y política pública en la Autopista del Sol

0 |
COMPARTIR
EN WHATSAPP
COMPARTIR
EN WHATSAPP

imagen

Es 28 de abril 2017. Son las 10 de las mañana y varios cientos de automovilistas llevamos más de una hora esperando en la Autopista del Sol a que el tránsito se haga expedito nuevamente. La alteración de la ruta hacia la capital fue producto del atropello de un ciudadano que cruzó la vía a la altura de la Farfana, en Maipú. Muy probablemente ambos tuvieron algún grado de responsabilidad. Quizás fue la imprudencia de uno o de ambos, nos indicará la concesionaria. Minutos posteriores al atropello, el automovilista involucrado llamó a una radio amiga para dar cuenta de lo sucedido. Dado que ni la concesionaria ni Carabineros atendieron el requerimiento del muy ponderado, responsable y gallardo automovilista. Él tenía la expectativa de que, de este modo, se activaran los protocolos correspondientes.


"Corresponde que las concesionarias, dada la evidencia, apliquen las máximas medidas de seguridad y de obstáculos para que las personas no lleguen a transitar por donde no deben."

La pregunta que surge tras la desesperación y ansiedad personal que permite el taco, es ¿la concesionaria logra el estándar suficiente para impedir accidentes como los que generan estas víctimas? Muy probablemente la respuesta sea que sí y que se encuentran en los estándares de la OCDE, siendo los contratos con los cuales opera, los marcos referenciales que avalan tal comportamiento institucional y comercial.

Si bien el cargo típico que se les realiza a las ‘concesionarias ruteras’ es el cobro de los peajes, y los tacos de los fines de semana largo, o de las vacaciones de verano, poco se problematiza, o por lo menos poco se escucha de los accidentes y la posterior reacción de emergencia que debe desplegar en específico ésta concesionaria.
Creo que no es suficiente endosarle la responsabilidad a la imprudencia de peatones o los automovilistas. Tampoco es suficiente endosarle responsabilidades a un excesivo parque automovilístico, que sí es real. Corresponde que las concesionarias, dada la evidencia, apliquen las máximas medidas de seguridad y de obstáculos para que las personas no lleguen a transitar por donde no deben. Mención aparte merecen los atropellos de animales, los cuales también generan peligro en ruta.

¿Acaso no se puede habilitar en el bandejón central de la Autopista del Sol – donde se pueda – una pista alternativa para que circulen los vehículos de emergencia (bomberos, carabineros, de la concesionaria, otros) cuando ocurran estos accidentes?. Por otro lado, ¿No se puede habilitar la pista contraria con menos tránsito para que la afectada descargue vehículos o aplicar el 3 por 1 que se implementa en época de vacaciones?. ¿Acaso no es posible iluminar la mayor cantidad de kilómetros en la pista?, sobre todo en aquellos lugares sensibles, que imagino se encuentran identificados. Todo esto implica, por supuesto, otra logística a lo largo de la ruta, como es que cada 1 o 2 kilómetros se encuentre la flexibilidad para que ello ocurra en las barreras que se encuentran dispuestas.
En este taco en el que me encuentro, me pregunto por el rol que juega el Estado en los contratos y los mecanismos efectivos de fiscalización ¿Lo hace en el estándar que asegura, además de varias otras consideraciones, reducir al máximo los atropellos de personas y animales?, ¿cuál es el rol que tienen los municipios y gobiernos regionales en este aspecto?. Sumo a los gobiernos subnacionales, toda vez que ellos son los que deben administrar territorialmente los efectos de estos dispositivos de conectividad privatizados y cuestionados no sólo por lo hasta aquí descrito, sino que, además por el efecto disruptivo que logran en los territorios, que en más de una oportunidad impiden desarrollos locales (como sucede por ejemplo en Curacaví, donde el emprendimiento gastronómico se inhibe por el diseño y gestión de estas vías).

Finalmente, a esta altura, cuando ya han pasado más de dos horas de espera, se activa otro aspecto del imaginario crítico forjado en estas décadas de utilización de esta política pública de conectividad rutera, cual es, la idea de oferta y demanda cotidiana de un individuo: ni la Concesionaria ni el Estado, entregan un buen servicio al cliente que paga sin reclamos la tarifa impuesta, cuestión que se acompaña con la siguiente pregunta: ¿Será la concesionaria o el Estado en sus diversas escalas quienes pagarán los costos por este atraso, que fuera de afectar la psiquis, puede derivar en despidos, perdida de un negocio, estropear el vehículo o un choque por mala maniobra derivada del estrés?

¡Ojalá que por decir esto no me cobren más!, producto de la implementación de medidas que potencialmente podrían tomar para disminuir los accidentes y los tacos… ¿o es muy ingenuo lo que planteo?.

TAGS: #Accidentes #Concesiones Autopistas

Los contenidos publicados en elquintopoder.cl son de exclusiva responsabilidad de sus respectivos autores.
Te invitamos a conocer nuestras  Reglas de Comunidad

Comentarios

Quedan 1500 carácteres.

Nuevo

VER TODO

Nuevo

La desconfianza institucionalizada en nuestro país, el temor al otro, a la diferencia, a la confrontación de ideas, al sano debate son elementos de nuestra mentalidad colectiva que gangrenan la sana convi ...
+VER MÁS
#Sociedad

De mentalidades y subdesarrollo

Por las características de construcción y formas de adquisición de los departamentos de la torre de Lavín, afirmamos que no son viviendas sociales.
+VER MÁS
#Ciudad

¿Son viviendas sociales las de Lavín en Las Condes?

La configuración del Estado de derecho que debiese primar en un país democrático como el nuestro, exige el respeto y cumplimiento de las normativas que regulan su quehacer
+VER MÁS
#Sociedad

Carta de la Universidad de Chile y el Estado de Derecho

Se desobedece por ausencia de temor, las atribuciones del carabinero, el padre, el marido, el sacerdote o el Estado en cuando al poder de castigar, incluso con violencia, hacían gran parte de la obediencia ...
+VER MÁS
#Política

Crisis de autoridad en Chile

Popular

Si debatimos para ganar, terminaremos creyendo que existe una única respuesta correcta y sería la nuestra y cualquier otra está equivocada.
+VER MÁS
#Sociedad

¿Discutimos para ganar o para aprender?

Casi la mitad de la población chilena en exterior, formada por los hijos de los chilenos nacidos fuera de la patria, no pudieron participar en el proceso eleccionario por no cumplir con la exigencia establ ...
+VER MÁS
#Política

Limitación grave al derecho a voto de los chilenos nacidos en el extranjero

El impacto que las tecnociencias producen en la sociedad, no solo cambia la vida de las personas, sino que impone modelos y relaciones de vida nuevos, y no siempre mejores
+VER MÁS
#Política

¿Qué hacer frente al transhumanismo?

La noción de supervisión es una de las más relevantes en el ejercicio profesional de la clínica y la psicoterapia, ya que va indisociablemente relacionada al de formación continua y análisis del propi ...
+VER MÁS
#Salud

Sobre la Supervisión en psicoterapia