#Política

La política, la geografía física y el civismo territorial

0 |
COMPARTIR
EN WHATSAPP
COMPARTIR
EN WHATSAPP

imagen

El sábado 25 de febrero, en algunos lugares de la cuenca de Santiago, hubo precipitaciones. También en la precordillera de San José de Maipo, provocando una vez más el proceso natural denominado Alud y/o Aluvión (precipitaciones torrenciales + geoformas con pendientes pronunciadas + suelo + vegetación  + derretimiento de nieves o hielo en oportunidades), el que también se identifica como Proceso de Remoción en Masa. Los noticieros, además informaron de otros acontecimientos de muy similares características en otras localidades del país. Estos eventos, son de los más comunes en nuestro país, como en cualquier otro lugar del planeta, sobre todo cuando existen topografías escarpadas y lluvias torrenciales como las que experimenta Chile en parte de su zona centro sur.


Se puede afirmar que Chile, como cualquier país del mundo cuenta con la institucionalidad política-burocrática ad hoc, sin embargo, siempre se es testigo de la incapacidad política y técnica de la misma para prevenir y lograr la adecuada reconstrucción, ya gestionada la catástrofe natural.

Este antecedente geográfico físico de coyuntura, se agrega a otros muy instalados en un imaginario colectivo nacional, como fueron: El terremoto del 27 de febrero del 2010 con su efecto de posterior de maremoto;  la erupción del volcán Chaitén en la X Región de Los Lagos, el cual obligó erradicar el poblado de Chaitén: y los incendios diversos a los cuales se expuso a la comunidad nacional, entre varios otros.

A partir de lo anterior, sea escala nacional o internacional, sea por universidades globales prestigiosas, organismos internacionales multilaterales, organizaciones no gubernamentales  transnacionales, entre otros, existe una cantidad significativa de recomendaciones para gestionar la prevención de los desastres y catástrofes naturales. Tales recomendaciones redundan en cómo el Sistema Político logra las mejores Políticas Públicas que permitan disminuir al máximo posible estas circunstancias propias de la naturaleza, disminuyendo, lo que ha se ha venido a denominar, el Riesgo Natural.

En lo operativo, parte de la gestión del riesgo, se logra con el ordenamiento territorial, el que se traduce regularmente en instrumentos de planificación territorial a multi e interescala, los cuales deberían orientar la inversión pública y privada en sus más diversas tipologías, desde las residenciales hasta las industriales, pasando por las recreacionales. A ello, se debe agregar la creación de la institucionalidad que corresponda, que sea capaz, en un régimen presidencialista como el chileno, recomendar al ejecutivo los proyectos públicos y privados para tales efectos con su presupuesto asociado.

A la luz de lo anterior, se puede afirmar que Chile, como cualquier país del mundo cuenta con la institucionalidad política-burocrática ad hoc, sin embargo, siempre se es testigo de la incapacidad política y técnica de la misma para prevenir y lograr la adecuada reconstrucción, ya gestionada la catástrofe natural.

Si eso es así, caben algunas preguntas, lamentablemente, para nada nuevas: ¿Por medio de mayores grados de descentralización política del Estado, podrá gestionarse más asertivamente la prevención y riesgo natural desde el sistema político?, ¿El actual modelo de desarrollo centrado en el mercado y el consumo permitirá incrementar mayores grados de conciencia ‘política-geográfica’ de la sociedad civil y sistema político funcionales a la gestión de la prevención y el riego natural?

Pareciera ser, que la mejor gestión de la prevención, el riesgo y la catástrofe natural y posterior reconstrucción, debiese ser producto de unos mayores grados de conciencia política-geográfica, del cuerpo social y político de la República, los que idealmente debiesen ser intencionados en los contenidos de ‘Formación Cívica’ que contemplan los currículos regulares del sistema escolar nacional.

No basta, con la conciencia política-geográfica de la experiencia, ni con los siempre disminuidos contenidos sobre el medio natural que expone el currículo escolar nacional, sino que deben colocarse en una categoría de ‘conciencia cívica espacial-territorial’ permanente de las ciudadanas y ciudadanos de Chile. De paso se ganaría en una política geográfica crítica con mayor sensibilidad ambiental, componente, siempre tan político, pero tan difícil de instalar, en el mismo sistema político.

TAGS: #Aluvión #DesastresNaturales

Los contenidos publicados en elquintopoder.cl son de exclusiva responsabilidad de sus respectivos autores.
Te invitamos a conocer nuestras  Reglas de Comunidad

Comentarios

Quedan 1500 carácteres.

#Coronavirus

VER TODO
Ante insinuaciones de no realizar o cambiar las condiciones de nuestro próximo plebiscito, el mundo y nuestra historia demuestran que, a pesar del contexto, para el plebiscito de octubre, querer es poder.
+VER MÁS
#Internacional

Votar en pandemia: Difícil, no imposible

El problema, dicho en términos económicos, no es de demanda, sino de oferta. La derecha gana porque lo que hay enfrente de ella tiene poca consistencia
+VER MÁS
#Política

Piñera y el síndrome de Pato cojo

El buen vivir supone una profunda transformación respecto a lo que consideramos conocimientos, transformándose las ciencias con el reconocimiento de los saberes locales e indígenas
+VER MÁS
#Política

El buen vivir como eje de un proyecto alternativo en el siglo XXI

Piñera no palpa la política de la misma manera que los alcaldes, concejales, consejeros regionales, diputados y senadores de RN, ni tampoco sus pulsiones coinciden con las de la UDI
+VER MÁS
#Política

La salud incompatible de Piñera con el cargo de Presidente

Nuevos

Ante insinuaciones de no realizar o cambiar las condiciones de nuestro próximo plebiscito, el mundo y nuestra historia demuestran que, a pesar del contexto, para el plebiscito de octubre, querer es poder.
+VER MÁS
#Internacional

Votar en pandemia: Difícil, no imposible

El problema, dicho en términos económicos, no es de demanda, sino de oferta. La derecha gana porque lo que hay enfrente de ella tiene poca consistencia
+VER MÁS
#Política

Piñera y el síndrome de Pato cojo

El buen vivir supone una profunda transformación respecto a lo que consideramos conocimientos, transformándose las ciencias con el reconocimiento de los saberes locales e indígenas
+VER MÁS
#Política

El buen vivir como eje de un proyecto alternativo en el siglo XXI

Piñera no palpa la política de la misma manera que los alcaldes, concejales, consejeros regionales, diputados y senadores de RN, ni tampoco sus pulsiones coinciden con las de la UDI
+VER MÁS
#Política

La salud incompatible de Piñera con el cargo de Presidente

Popular

Las redes familiares son la principal red en que nos dejamos caer en ciertos momentos. Es nuestro circulo inmediato. Es difícil explicar lo que siento respecto de esto, su profundidad y anclaje.
+VER MÁS
#Salud

ELA y redes de apoyo: ¿para qué?

El motivo de que noticias falsas sean aceptadas son diversas, partiendo por ser todos nosotros un poco parciales al leer los datos y tendemos a aceptar aquellos que respaldan nuestras creencias (sesgo de co ...
+VER MÁS
#Medios

Checho Hirane y Dr. File: Comentarios que pueden matar

Los ritos nos otorgan seguridades y el confinamiento a que nos ha remitido el virus nos ha negado de ellas, pero también ha cambiado nuestro comportamiento remitiéndonos a una inactividad intranquila
+VER MÁS
#Cultura

La pérdida del rito

El sistema de AFP limita la propiedad de los fondos para proteger al afiliado de si mismo, pero también para proteger la estabilidad financiera del sistema y a las empresas que reciben esa liquidez
+VER MÁS
#Política

El verdadero significado del retiro del 10% de los fondos