#Política

El rol de los expertos en la democracia en tiempos de coronavirus

4 |
COMPARTIR
EN WHATSAPP
COMPARTIR
EN WHATSAPP

imagen

En estos tiempos vertiginosos, los gobiernos han debido enfrentar un alto estándar de conducta. Sin certezas, pero tampoco con la posibilidad de excusarse de tomar decisiones; el estado excepcional en que estamos nos obliga a vivir en una contradictoria rutina inmóvil puertas adentro, mas increíblemente veloz en cuanto a información.

Es esta la coyuntura donde, aun más que en tiempos normales, la prudencia del gobierno es crucial: ante la ineficacia de muchas medidas programáticas, las autoridades deben tomar diariamente decisiones bajo apremio de consecuencias nocivas, incluso fatales, para su población. En la comunidad científica ocurre algo parecido: faltan certezas, sobra la urgencia. Y son ellos –médicos, epidemiólogos, salubristas, divulgadores científicos, científicos de datos, etc.– los que, con su criterio especializado y experiencia, pueden ser los grandes consejeros de los gobiernos. Christian Drosten en Alemania o Ashley Bloomfield en Nueva Zelanda. En Chile, miembros de la Mesa Social, como Izkia Siches, o del Consejo Asesor, como Miguel O’Ryan o Ximena Aguilera –la misma que, a mediados de abril, afirmó que el Consejo no tenía injerencia en la toma de decisiones ni tenía acceso al detalle de los datos que tiene el Ejecutivo[1]–. Fuera del ámbito del Ejecutivo destacan organizaciones como el Colegio Médico, Espacio Público o la SOCHIMI.


Es muy importante que el gobierno permita el debate público de los especialistas y la sociedad civil entregando datos desagregados y anonimizados

Sin embargo, ¿cuál es el fin de aseverar todo esto? Que los especialistas, además de tener un rol crucial como asesores en la toma de decisiones de los gobiernos –por lo menos para los que los escuchan–, tienen un rol de observadores, divulgadores y formadores de opinión en el debate público, y de críticos en la toma de decisiones del Ejecutivo. Y es que, en una democracia, la comunicación y responsabilidad de las autoridades y su forma de vivir bajo el debate público es obvio. En el contexto de esta pandemia, cualquier ciudadano informado tiene derecho a formar parte de esa discusión, pero muchísimo más los especialistas. Sin la entrega de información en la forma adecuada –datos desagregados y anonimizados– ni la comunicación de esta de manera inteligible a la sociedad, tenemos como resultado un gobierno que obstaculiza el sentido crítico de las personas y que recela de someterse bajo el debate público, y sobre todo, del debate con expertos que pueden aportar con su criterio y experiencia para enfrentar esta pandemia.

Todo lo anterior es lo que ha ocurrido con el Ejecutivo. Falta de capacidad para escuchar, medidas sin base científica ni experiencia comparada exitosa- como las cuarentenas dinámicas o la apuesta a la inmunidad de rebaño, no recomendada por la OMS y que, según el Estudio de Prevalencia de la UDD, en 13 comunas de la Región Metropolitana, solo el 2,9% de la población presentó anticuerpos–, enredos en el proceso de entrega de microdatos –como el retiro del IMFD de la Mesa de Datos del Ministerio de Ciencia por, paradójicamente, ‹‹ausencia de datos[2]››–, y lo más importante, discrepancias sobre la estrategia sanitaria –reforzar urgentemente la capacidad de trazabilidad y aislamiento y no solo dedicarse a comprar ventiladores–, etc.

Es difícil que el Ejecutivo llame a la cooperación con los expertos observantes y la sociedad civil si estos no tienen el acceso, ante todo, a la información adecuada para tener una opinión basada en las mismas estadísticas. Y en el caso de que formen tal información por sus propios medios, que sean descalificados por disentir de las decisiones a tomar, como lo que le ocurrió a Espacio Público, según relata su presidente Diego Pardow[3]. El llamado al acuerdo debe ser más que mera retórica.

En el intertanto, en esto estamos: con el sistema sanitario casi colapsado, con un porcentaje de positividad que oscila entre el 25 al 30%  –por encima del 15% recomendado por la OMS–, siendo uno de los países con más casos nuevos diarios y con más contagios totales en el mundo[4]. Además, somos de los países donde menos se mantiene la distancia social, pero también donde la información del gobierno resulta menos confiable[5].

Es muy importante que el gobierno permita el debate público de los especialistas y la sociedad civil entregando datos desagregados y anonimizados, entendiendo que una crítica a la metodología o a las decisiones, en este contexto, forma parte de la discusión sobre qué es lo que mejor podemos hacer, y no una retórica obstruccionista; discrepar no es pecado. Han pasado muchas semanas para seguir teniendo estos problemas y los hechos apremian. Debemos entender que la legitimidad de las medidas depende directamente de la confianza de la población hacia el gobierno en el manejo de la pandemia y la forma en cómo comunican. Según la encuesta CADEM, Jaime Mañalich tiene un 62% de desaprobación en la gestión del coronavirus y un 64% cree que las decisiones del gobierno no han sido oportunas ni adecuadas. Es hora para que –realmente– exista un actuar colaborativo entre el gobierno, los especialistas y la sociedad civil, con la convicción de que estamos juntos en esto y no de que el otro tiene la culpa.

[1] https://www.duna.cl/programa/hablemos-en-off/2020/04/09/ximena-aguilera-como-consejo-asesor-no-estamos-en-la-toma-de-decisiones-y-no-tenemos-acceso-al-detalle-de-los-datos-que-tiene-la-presidencia/

[2] https://www.latercera.com/que-pasa/noticia/quiebre-en-la-mesa-de-datos-del-covid-19-instituto-milenio-fundamentos-de-los-datos-congela-participacion-y-critica-al-gobierno-por-ausencia-de-informacion/BMWD3IDLWNF6VPSN7QQCRYCDYE/

[3] https://pbs.twimg.com/media/EY4abASXgAQAsAU?format=jpg&name=medium

[4] worldometers.info/coronavirus/

[5] https://www.nber.org/papers/w27082

TAGS: #ConocimientoCientífico #Coronavirus #GobiernoPiñera #Pandemia

Los contenidos publicados en elquintopoder.cl son de exclusiva responsabilidad de sus respectivos autores.
Te invitamos a conocer nuestras  Reglas de Comunidad

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Quedan 1500 carácteres.
Ordenar comentarios por:

27 de mayo

Lamentablemente en fenómenos nuevos no hay expertos. Las respuestas singulares y recomendaciones de especialistas – correlacionadas con el pasado – no han resultado eficaces para fenómenos complejos nuevos y de múltiples variables… mas allá de las que domina un especialista en particular por mas doctorado y post doctorado que sea. Hoy se requiere de respuestas de Konocimiento Intersticial… o al menos multidisciplinario de las que las universidades que forman profesionales aún están lejos de implementar sistemáticamente. Sin menospreciar sus conocimientos singulares profundos para problemas singulares, los problemas complejos de variables múltiples, no se puede confiar a ningún experto singular. El conocimiento experto singular puede ser peligroso y muy equívoco; si se cambia de paradigma a uno mas avanzado se podría usar mejor sus valiosas experiencias singulares pero… correlacionadas con un pasado singular.

27 de mayo

Estoy de acuerdo contigo, Omar. El experto o especialista, además de tener conocimientos, tiene (algo muy importante) un criterio para ponderar y tomar decisiones. Cuando ocurren situaciones sin precedentes, es importante el criterio prudente y una mirada interdisciplinaria para actuar con cautela y responsabilidad.
En esta coyuntura se han conformado grupos de este estilo en la sociedad civil. Es el gobierno quien traba estos análisis no entregando datos de forma libre y, lo más increíble, a la Mesa Social y Mesa de Datos (se supone que son instancias de colaboración). No tiene sentido tener instancias así si no les entregas antecedentes: ¿cómo te pueden ayudar así?
En los países con mejor manejo de la pandemia existen estos grupos interdisciplinarios con gobiernos que realmente los escuchan y, sobre todo, con el criterio para poder contrastar diagnósticos y estrategias. Por algo Angela Merkel está a favor de la prensa crítica en estos tiempos y nuestro gobierno, en cambio, actúa de otra forma.

J.A.

27 de mayo

Reafirmando las ideas del comentario anterior, concuerdo que muchas veces nos perdemos en la opinión de los “expertos”, un recurso que pareciera una suerte de oráculo. Se ve mejor el trabajo interdisciplinario duro, dedicado y enfocado a proponer un marco de soluciones. Respecto a la “mesa social”, se ve difícil que un sector político le entregue información sensible a otro, su enemigo autodeclarado , y solo para que lo maneje en su contra, me parece que yo no lo haría y sospecho que Ud. tampoco.

28 de mayo

J.A.:
En tiempos excepcionales (no solo jurídicamente hablando) y con hechos sin precedentes, justamente el rol de los expertos (nótese el plural) es importante, pues ellos, además de su conocimiento, aportan con su criterio. Y justamente, por lo que dices, es importante que el gobierno entregue datos desagregados y anonimizados, puesto que como país no quedamos a manos de una sola cabeza (y un solo criterio; quedar en manos de un experto, una cabeza en general, es malo), sino de todos los que quieran sumarse. Son esas las instancias en donde se han formado organizaciones, grupos y debates interdisciplinarios en los cuales no han mostrado miedo a refutarse y poner a prueba la misma información, el diagnóstico y la toma de decisiones.
Sobre lo otro, tu actitud de sospecha es la que dificulta cualquier trabajo mancomunado, no solo con la Mesa Social, sino con el Consejo Asesor; en cualquier grupo. Hay gente prácticamente trabajando gratis para el gobierno entregando información valiosa y mostrando apertura al debate. Tienes un gobierno que centralizó la toma de decisiones y el diagnóstico (en Mañalich) y le dificultó el trabajo a todas las instancias de colaboración, y ahora él reconoció estar equivocado (pero no actúa como tal). No sé qué más quieres (y el «y sospecho que Ud. tampoco» no lo uses conmigo, porque no soy objeto de tus prejuicios proyectados).

Ver todos
Ocultar

#NuevaConstitución

VER TODO
Existe una gran riqueza en el largo proceso de reconstrucción democrática, debemos honra a la coalición política más exitosa, de nuestra historia. Por el bien de Chile, la unidad del progresismo espera
+VER MÁS
#Política

Honrar la historia

Existe una gran riqueza en el largo proceso de reconstrucción democrática, debemos honra a la coalición política más exitosa, de nuestra historia. Por el bien de Chile, la unidad del progresismo espera

El dilema no es menor, dada la incidencia que puede tener en la cantidad de votos que se obtengan de lado y lado, y por tanto, en el número de candidatos electos que se alcancen. Están en juego la diferen ...
+VER MÁS
#Política

¿Una o dos listas?

El dilema no es menor, dada la incidencia que puede tener en la cantidad de votos que se obtengan de lado y lado, y por tanto, en el número de candidatos electos que se alcancen. Están en juego la diferenciación en cada bloque, y la eficiencia electoral

Tenemos un deber moral, en ver los avances de la redacción de nuestra Constitución de la República de Chile, para el siglo XXI
+VER MÁS
#Política

Nuestras actitudes en el Proceso Constituyente 2.0

Tenemos un deber moral, en ver los avances de la redacción de nuestra Constitución de la República de Chile, para el siglo XXI

La Convención no fue elegida por su prestancia o buenos modales, sino para entregarle una Nueva Constitución al país
+VER MÁS
#Política

¿Quién mató la ilusión?

La Convención no fue elegida por su prestancia o buenos modales, sino para entregarle una Nueva Constitución al país

Nuevos

Dado que el mundo en el que vivimos nos obliga a lidiar con pandemias, problemas económicos, guerras y cambio climático, la expectativa de vivir una vida feliz es abrumadora. No es realista pensar que sie ...
+VER MÁS
#Sociedad

Dejemos de despreciar el pesimismo: forma parte de ser humano

Existe una gran riqueza en el largo proceso de reconstrucción democrática, debemos honra a la coalición política más exitosa, de nuestra historia. Por el bien de Chile, la unidad del progresismo espera
+VER MÁS
#Política

Honrar la historia

Dada su privilegiada ubicación, varias inmobiliarias mostraron interés por el paño completo
+VER MÁS
#Medio Ambiente

El Estado, vía una tasación trucha, desea favorecer a un grupo económico

El destino de los países del tercer mundo está condicionado por ese parámetro neoliberal que les impide superarse, porque la superación y la independencia significan una reducción de los privilegios de ...
+VER MÁS
#Política

Los motivos de la infamia

Popular

El arte, significa la extrañeza como una peculiar diferencia en el conjunto del mundo compartido, y la familiaridad como la vuelta de la pertenencia, al considerar la adecuación de la percepción al fenó ...
+VER MÁS
#Cultura

El filósofo chileno Pablo Oyarzún en estética y hermenéutica

En los últimos meses los medios de comunicación han proclamado con fuerza, y perversa eficiencia, todos los males que los hombres hacen a sus semejantes a través de la delincuencia
+VER MÁS
#Política

La delincuencia y la inmovilidad de las palabras

¿Qué es lo se inventa realmente?, podemos señalar que lo inventado corresponde a una idea fundada sobre sentidos y significaciones atribuidas dentro del marco de concepciones vigentes en un momento dado ...
+VER MÁS
#Cultura

Repensar la invención de América ¿el nuevo mundo?

En Chile, más que nunca, necesitamos remirar la educación con una visión de Estado, que sea una cuestión país, con soluciones colectivas que desarrollen innovaciones e implementaciones con sentido de p ...
+VER MÁS
#Educación

Desafíos, reactivación y transformación educacional