#Política

El Niahismo fue nuestro principal adversario

0 |
COMPARTIR
EN WHATSAPP
COMPARTIR
EN WHATSAPP

imagen

Anoche me quedó sin respuesta esa simple pregunta. Estábamos en una reunión de derrotados, incluso divisé una botella de champagne que algún iluso había aportado. Tenía un sabor amargo, desde luego.

Muchas opiniones, todas válidas, aunque a veces contradictorias. Que el voto voluntario, que el candidato débil, que la campaña millonaria del adversario, etc, etc. No es, por cierto, mi intención repetirlas ahora.

Creo que hay que buscar más profundo, cavar hacia lo interno, hurgar en un sustrato de sociología que hemos explorado insuficientemente.

Desde que el ser humano es tal existe la necesidad de un liderazgo. Un jefe de manada.

Alguien que nos indique por dónde ir, que nos señalé en un horizonte comprensible nuestro punto de llegada, de destino. Dicho esto, podremos comprender que – desde que se recuperó la democracia – sólo en dos ocasiones hemos perdido la presidencia . En ambos casos, el liderazgo era débil.

También, en ambos casos, nos encontramos con la misma persona. Una persona que acumula un enorme lastre de cualidades negativas que, sin embargo, carecen de toda importancia en la hora del voto.

Por otra parte, resulta evidente que caímos en un error garrafal que consiste en declarar obsoleto todo lo mayor y justificar todo lo joven. Renovar pasó a ser un verbo mágico, un dogma. Todo lo antiguo era pura naftalina, ideas superadas en un diluvio de bytes, teclados, memes, videos y whatsappes. 


Ser ciudadano es crecer, elevar el propio nivel, opinar sobre lo que veo, es ser adulto y responsable. Sea cual sea nuestra opinión, habrá que darla. De manera respetuosa e informada. Nadie es dueño de la verdad, pero todos somos dueños de una pequeña fracción de ella. Expresémosla.

¿Ir a votar? No estoy ni ahí

El Niahismo fue nuestro principal adversario. Muchísimos jóvenes se identifican con un entrevistado ayer en la playa que declaraba, con cierto orgullo, que ninguno de los candidatos lo convencía como para ir a votar.

También algunos adultos jóvenes, me refiero a gente de cuatro decenios, adoptaron esa falsa sabiduría. Cuando se produjo la nominación de Guiller como candidato socialista, nos referimos a gente de esa edad. Si algún nombre cabe mencionar es el de Elizalde. Su error fue tan fatal como histórico. Logró desmontar un candidato de primera categoría política, un verdadero hombre de Estado, por un periodista buena persona y que, en esos momentos, parecía marcar mejor en las encuestas. No fue él solamente, pero quedará marcado para siempre con esa responsabilidad. ¿Quién dijo que la historia es justa?

Habrá que replantearse nuestra posición frente a la política. Hay que aceptar que, lamentablemente, muchos, muchísimos cayeron en la trampa de Pinochet y sus partidarios: La política es mala, los políticos son obsesionados por el poder e indiferentes frente a las necesidades de la gente. Nos machacaron con ese argumento absurdo y demasiadas personas lo adoptaron como slogan.

En el decir popular que podemos comprobar a diario hay algunas frases ridículas que tendremos que arrancar de raíz:

  • Todos los políticos son iguales.
  • Me da lo mismo quién es gobierno, total tengo que ir a trabajar igual el lunes.
  • Ese candidato tiene tanta plata, que ya no necesita más.
  • Puede ser pillo, pero ahora lo será para nuestro beneficio.

Hay muchas más, pero estos son como para ganar el Oscar de la tontera. Tenemos que desterrar estas frasecitas de nuestro vocabulario y reemplazarlas por otras, como:

  • No son iguales, hay que escucharlos para separar el grano de la paja.
  • No me da lo mismo quién gobierna. Lo que necesito es dónde ir a trabajar el lunes, y que me remuneren como merezco.
  • Ese candidato tiene tanta plata porque su codicia es interminable.
  • Siempre se es pillo por el beneficio propio, no el ajeno.

Tenemos, pues, ya varias conclusiones que más nos vale aprender para no caer nuevamente en la misma trampa.

  • Necesitamos un LÍDER en el que creemos y al que estamos dispuestos a seguir.
  • No alcanza la motivación negativa, el anti- algo o alguien.
  • No todo lo antiguo es malo y lo nuevo, bueno.
  • Hay que subir el nivel del debate político. Escuchar foros, discutir en familia, promover el debate como algo beneficioso para cada uno y para la sociedad.
  • Comprender que el voto es nuestro derecho, pero también, nuestro deber. Ser ciudadano es crecer, elevar el propio nivel, opinar sobre lo que veo, es ser adulto y responsable. Sea cual sea nuestra opinión, habrá que darla. De manera respetuosa e informada. Nadie es dueño de la verdad, pero todos somos dueños de una pequeña fracción de ella. Expresémosla.

Tenemos cuatro años duros por delante. Querido lector, te deseo que te sean leves y espero que promuevas en alguna medida mis comentarios. Y que agregues los tuyos.

TAGS: #Democracia #Elecciones2017

Los contenidos publicados en elquintopoder.cl son de exclusiva responsabilidad de sus respectivos autores.
Te invitamos a conocer nuestras  Reglas de Comunidad

Comentarios

Quedan 1500 carácteres.

 

PARTICIPA

Popular

Algún día tendremos que expresar palabras propias. Alguna vez, en nuestra historia particular, deberemos decir una palabra que nos pertenezca a nosotros y esa será nuestra libertad
+VER MÁS
#Ciudadanía

Si en las alturas se ve una ave volar, en algunos corazones nacen alas

Esta simple y al mismo poderosa fotografía, dio una perspectiva nunca antes vista de nuestro planeta/hogar, mostró por primera vez su belleza dentro de la vastedad y soledad del espacio, revelando nuestra ...
+VER MÁS
#Medio Ambiente

El viaje a la Luna y su importante legado al movimiento medioambiental

A un ganapán le importa poco quien dirija y algunos hasta dirigen, transitan sin criticar, sin alzar la voz, simplemente cumple con asistir y rutinizar procesos, porque un ganapán ama la burocratizació ...
+VER MÁS
#Política

Un Ganapán o el ejercicio rutinario de la domesticación

No se cerró ninguno de los programas sociales mal evaluados por Dipres durante los últimos 10 años
+VER MÁS
#Sociedad

El vicio del malgasto en los programas sociales

Popular

La cruel paradoja, es que esa burla nos pone del lado de los abusadores y explotadores; que sin saberlo le seguimos el juego al sistema, que en esa burla lo justificamos, o lo que es peor, lo normalizamos
+VER MÁS
#Sociedad

La vístima y los vistimarios

Todas las naves que viajaron a la Luna, desde el Apolo 8 en adelante y los 6 descensos que comienzan con el histórico Apolo 11, ¿fueron todos un engaños?.
+VER MÁS
#Sociedad

Artículo para negacionistas: 50 años del Apolo 11

Nadie quiere cerca a personas conflictivas y “raras”, sino positivas y mansas en su accionar social. Toma estos cortos consejos que capaz te ayudan a encasillarte a la fuerza en un mundo hueco e insen ...
+VER MÁS
#Ciudadanía

Consejos para ser un poco normal en una sociedad anormal

A un ganapán le importa poco quien dirija y algunos hasta dirigen, transitan sin criticar, sin alzar la voz, simplemente cumple con asistir y rutinizar procesos, porque un ganapán ama la burocratizació ...
+VER MÁS
#Política

Un Ganapán o el ejercicio rutinario de la domesticación