Querida Michelle - El Quinto Poder
#Política

Querida Michelle

6 |
COMPARTIR
EN WHATSAPP
COMPARTIR
EN WHATSAPP

imagen

Querida Michelle,

Dentro de unos pocos días entregarás el mando a un nuevo presidente electo.

Una escena que se repite, incluso con los mismos nombres.

Se puede estar o no de acuerdo con la persona que recibirá esa piocha, no es del caso entrar en detalles.

Lo que sí merece ser destacado es el comportamiento democrático de este país. Junto con Uruguay, los chilenos marcamos una pauta que nos sitúa entre los países plenamente democráticos de nuestro continente. Quiere decir que aprendimos la lección de equilibrio que se requiere para evitar los cambios violentos, las dictaduras, los golpes de estado. Bien por nosotros.

Dicho eso, el cambio que afrontamos no es, claramente, del gusto de todos. Para muchos, entre los que nos contamos tú, yo y tantos, esto probablemente significará un serio retroceso en ideales de progreso que abrazamos. Estamos frente a una nueva lección de historia: Comprender, de una vez por todas, que para gobernar en democracia hay que tener mayorías significativas. En eso, Michelle, fracasamos rotundamente.


Te echaremos de menos. Deberemos cambiar nuestro hábito de subir el volumen de la radio cuando se escuchaba tu voz. Ahora, en cambio, deberemos acostumbrarnos a apagar la tele cuando aparezca, en vez de una bella imagen de consecuencia y valor, el vacilante acento de la ambición sin límites.

El espectáculo que brindamos el año pasado es verdaderamente escandaloso y muestra con crudeza cuánto nos falta para ser un país progresista, abierto a los cambio y respetuoso de la opinión ajena. No es del caso señalar con el dedo a los culpables. Confío que ellos también entenderán lo que falló. Sin entrar en mayores detalles, nombres y fechas, convengamos en que los partidos de la NM fallaron en toda (o casi toda) la línea. No se puede pretender gobernar con exclusiones dentro de la mayoría electa. Faltó tolerancia, discusión de los verdaderos problemas, la creación de problemas ficticios o, al menos, susceptibles de lograr consensos. Se insistió en “principios” inmutables y se olvidó que algunos cambios en “ valores éticos”, como fueron bautizados pomposamente, son perfectamente asequibles, toda vez que ninguno de ellos es obligatorio. Por citar un ejemplo que fue profusamente usado y abusado por los vencedores de ayer : Si Ud, no quiere abortar en alguna de las tres causales, no lo haga. Nadie la obligará. Así de simple. Olvidando el hecho comprobado de que la mayor parte de los abortos seguros ocurren de la Plaza Italia hacia arriba, permitimos que este “tema valórico” cruzará todo el debate. De esa manera le dimos al astuto rival un arma que demostró ser ganadora. Faltó nivel en el debate , astucia, paciencia, y, sobre todo, UNIDAD.

Pero no es el objeto principal de esta columna hacer críticas. Es mirar hacia atrás con la sensación de lo que sí se hizo.

Progresamos en varios terrenos importantes: Reducción de pobreza, derechos laborales, avances en el plano de la salud. Reformas políticas, transparencia electoral. Cultura, igualdad de géneros. Cuestionamientos a nuestra deficiente política previsional. Protección del medio ambiente. Tu gobierno, querida Michelle, ha sido exitoso en todos estos aspectos. Digo exitoso, no perfecto.

Los defectos de la época Bachelet II han sido profusa y maliciosamente destacados. Los sabemos, tú y los demás. Algunos, tal vez, pudieron haberse evitado o, al menos, aligerado. Los seres humanos somos imperfectos. Cometemos errores, tenemos debilidades. Pero ahora estamos en el momento de los balances.

Por mi parte, te agradezco todo lo que hiciste por nuestro querido país. Tu dedicación, tu estilo de cercanía, Tu coraje, tu capacidad de superar los obstáculos.

Por todo ello, querida Michelle, sólo una palabra: Gracias.

Te echaremos de menos. Deberemos cambiar nuestro hábito de subir el volumen de la radio cuando se escuchaba tu voz. Ahora, en cambio, deberemos acostumbrarnos a apagar la tele cuando aparezca, en vez de una bella imagen de consecuencia y valor, el vacilante acento de la ambición sin límites.

No es necesario desearte éxito para cualquiera actividad que emprendas. Seguirás siendo tú, con tu misma perseverancia, inteligencia y honestidad. Te deseo, sí, buena salud, paz, serenidad y descanso. Para juntar nuevas fuerzas, para acometer nuevas causas, para seguir siendo quien eres.

TAGS: #CambioDeMando #Democracia #MichelleBachelet

Los contenidos publicados en elquintopoder.cl son de exclusiva responsabilidad de sus respectivos autores.
Te invitamos a conocer nuestras  Reglas de Comunidad

Comentarios

Quedan 1500 carácteres.

Ordenar comentarios por:
Jose Luis Silva Larrain

27 de febrero

No hay que ser tan odioso Pedro. Dices que nos falta para ser un país progresista, abierto a los cambio y respetuoso de la opinión ajena. ¿Eso se logra basureando a los que piensan distinto?.

No fracasaron en tener mayorias significativas, de hecho salió elegida con un apoyo ciudadano tremendo, tuvo el congreso y las dos camaras sin contrapeso, incluso en las alcaldias, en ese sentido ué un exitaso. El fracaso fué otro, vino despues, fué porque se implementaron mal reformas que además eran malas y Piñera no tuvo la culpa, de hecho él y el sector que lo apoya predijo y advirtió el resultado. ¿Se irrita con el meteorólogo culpandolo de la tormenta que anuncia.?

Sus columnas son consecuentes al forzar avances sociales sin medir avances económicos, o simplemente cuestionarlos. Eso parece altruista pero se olvida que la gente busca avances sociales sólo cuando no arriesga su bienestar y la democracia es obedecer la voluntad ciudadana.

Saludos

Gloria Deecee

27 de febrero

This is a letter for Michelle and not necessary a comment.
I´m one of those that won´t miss you, in fact I can´t wait for you to go away and I´m counting the hours, minutes and seconds for your departure. I´m most disappointed at you!. You have no conscience of what you are leaving behind. A legacy of being the worse president of this country and what´s more a total mess with immigration. A trail of disaster for all of us to bear. You have brought on purpose misfortune for the economy and what´s left of the culture of this country. Ten times shame on you!!! How´s this country be able to support this type of invasion without major consequences!! Meanwhile you´ll be seated in your comfortable office in Manhattan laughing at all of us!. I hope someday you take responsibility and conscience for the destruction of Chile!

27 de febrero

I can´t see what you mean with this kind of writing.
By the way, don´t you speak spanish?
Your lousy english is not very undestandable.
I guess you are a very frustrated kind of person, full of hatred.
A good psy could help you, may be. Give it a try.
Dont bother to answer

Jose Luis Silva Larrain

27 de febrero

Excelente la respuesta de Gloria, es la sensación de muchos de nostros. Michell ya está pensando en su linda oficina en Manhattan sin ninguna conciencia del desastre que ha dejado. Ella deja un pais que ha vuelto a endeudarse para disimular el retorno a la pobreza que había antes del modelo económico y se siente orgullosa de haberlo hecho. No entiendo despues de lo vivido estos 4 años como tanta inconciencia en ella y como tanta ignorancia en quienes aún la veneran.

Saludos

28 de febrero

Estimado, comparto con Ud. sus deseos de salud y otros parabienes, pero imaginará Ud. que no todos tenemos la misma opinión sobre la gestión de esta mandataria, muchos pensamos que fue un tiempo para olvidar, nos dejó metidos en un pozo desde el cual sera muy difícil salir.

01 de marzo

Estimado:
La democracia es eso. Es temer opiniones distintas o diferentes. Tu comentario es respetuoso y lo será mi respuesta.
Estaremos en posiciones diversas, pero lo importantes es, justamente, ser capaces de discutir en buenos términos.Habrá más elecciones, habrá diversas respuestas a los problemas políticos. Probablemente, no votaremos igual. Pero me siento respetado en tu crítica y te respeto. No somos enemigos, somos adversarios. Y eso es muy legítimos. Probablemente, la razón está un poco en ambas partes. También, la falta de ella.
Un respetuoso saludo
Pedro

Ver todos
Ocultar

Nuevo

VER TODO

Nuevo

¿Qué tipo de liberalismo es aquel que para ampliar las libertades individuales se ve en la necesidad de aumentar el tamaño del Estado y, por ende, su influencia en la vida social, económica y cultural d ...
+VER MÁS
#Política

Libertad con cargo al Estado

Los productos que curan al paciente matan el mercado cuando se trata de mantener y aumentar las ventas
+VER MÁS
#Ciudadanía

Negocio farmacéutico: La enfermedad es la salud del capital

Los Estados deben comenzar por visibilizar y comprender mejor la situación y problemáticas de los jóvenes rurales, para generar estrategias e instrumentos pertinentes que contribuyan a su adecuada inclus ...
+VER MÁS
#Cultura

¡Ya es hora de la juventud rural!

Nadie nos ha puesto en la mesa una forma de violencia sutil, que todas hemos usado en contra de las otras: el inmiscuirnos en sus vidas privadas para decirles cómo es que deben comportarse en lo privado pa ...
+VER MÁS
#Género

Puta (sobre la poca sororidad que hay detrás de hablar mal de otras)

Popular

Nadie nos ha puesto en la mesa una forma de violencia sutil, que todas hemos usado en contra de las otras: el inmiscuirnos en sus vidas privadas para decirles cómo es que deben comportarse en lo privado pa ...
+VER MÁS
#Género

Puta (sobre la poca sororidad que hay detrás de hablar mal de otras)

El Museo de la Memoria está creado con el objetivo de hacer reflexionar sobre aquello, sobre nuestro poder ciudadano actual, tan simple que se ve, y de como fue aquella época en que lo perdimos.
+VER MÁS
#Ciudadanía

Un museo ciudadano

Recién el año 2022 la educación municipal de Calama será traspasada al Mineduc, en tanto debemos avanzar en la construcción de una Educación Pública Municipal para Calama.
+VER MÁS
#Educación

Construyamos una educación pública municipal de calidad para Calama

Los productos que curan al paciente matan el mercado cuando se trata de mantener y aumentar las ventas
+VER MÁS
#Ciudadanía

Negocio farmacéutico: La enfermedad es la salud del capital