#Internacional

Trump y los Derechos Humanos

2 |
COMPARTIR
EN WHATSAPP
COMPARTIR
EN WHATSAPP

imagen

A partir de las polémicas medidas de Donald Trump respecto de las políticas de inmigración, ha tomado relieve el drama de miles personas que día tras día arriesgan su vida para llegar a Estados Unidos. Este drama tiene dos partes, por un lado un país de origen que, si bien no se trata de guerras civiles o de dictaduras, es un territorio controlado por pandillas que actúan al margen de la ley y las sofisticaciones políticas de las Democracias liberales en forma,  y que aterrorizan a la población manteniéndolas en la miseria económica y moral. Por otro lado, un gobierno como el norteamericano que ha actuado como se sabe en los últimos años.


Las medidas de Trump demuestran en forma fehaciente que el consenso civilizatorio respecto de los Derechos Humanos comienza a desvanecerse.

Países como Guatemala, el Salvador y Honduras no ocupan generalmente la agenda noticiosa, sin embargo, la brutalidad a la que se someten miles de sus habitantes para llegar a Estados Unidos indican que el Estado de Derecho allí no es más que un formalismo y que por tanto  el migrante no es, en estricto rigor, un sujeto de derechos, sino un sujeto a merced de la fuerza, expresada en la mayor capacidad de matar y amedrentar. En conclusión, quien huye hacia Estados Unidos lo hace en una condición subhumana; hombres, mujeres y niños abandonan su identidad particular (un barrio, una iglesia, amigos) y se sumergen en una realidad donde, momentáneamente, no existen y desde donde solo les queda llegar a Estados Unidos o morir.

En el caso de Estados Unidos, el país receptor de oleadas de inmigrantes, el nuevo gobierno ha hecho algunas modificaciones a las políticas migratorias que son necesarias destacar por las implicancias políticas que encierran. En primer lugar, establece la deportación para aquellas personas que hayan sido acusados de ofensa criminal, incluso sin esperar la condena ni  el veredicto. En segundo lugar, todo funcionario de una ciudad o un Estado (no solo agentes de inmigración) deberán arrestar al inmigrante ilegal para que sea deportado. Por último, los Agentes de inmigración podrán deportar a quien consideren una amenaza a la seguridad nacional.

Las implicancias políticas de estas medidas son también lecciones, ya que si nos sumergimos en la historia del siglo XX, veremos que la Europa de entreguerras lidiaba constantemente con el tema de los apátridas y las minorías. En esos años, etnias y clases sociales pasaron a ser portadoras del delito, al margen de cualquier conducta o comportamiento objetivo, eran delincuentes innatos. Hoy en Estados Unidos, no es necesaria una condena para que el migrante sea deportado como un delincuente, el problema es que su país de origen no lo restituye como sujeto de ley alguna (tal como españoles y judíos de la Europa de los treinta). Por otro lado, en los tumultuosos años de entreguerras, las policías, único contacto del Estado con el indeseable, adquirían un poder que con el paso de los años, iba a dar forma al poder con que el régimen totalitario sometía a toda la población de un país. Hoy, el Agente de Inmigración no somete al migrante a la ley, sino simplemente a su fuerza arbitraria encarnada en el criterio con que determina el peligro que representa el sospechoso.

En 1948, a partir de la deshumanización sufrida por las minorías llevadas a la perversión total del Holocausto, la Declaración Universal de los Derechos Humanos prometía que cuando un país buscara eliminar la dignidad humana de un sector de la población, instancias supranacionales apoyadas por las principales potencias garantizarían los derechos innatos de todo ser humano.

Sin embargo, sabemos que tal orden ideal es, ha sido y será tristemente desmentido por la realidad. La lógica bipolar y  conflictos étnicos y de toda índole han significado un constante recordatorio de que el interés de los Estados (sin entrar en el tema del origen de tal interés)  ha sido hasta ahora más fuerte que la dignidad de los desplazados.  El gobierno de Trump y su actitud hacia el migrante pone de manifiesto que, como nunca antes en el mundo de la posguerra, la legitimidad de los Derechos Humanos  pende de un hilo. La cantidad de fantasmas que pululan entre el Río Grande y el corredor centroamericano, nos recuerdan que cada vez son más los hombres que viven al margen de la paz liberal que los Derechos Humanos debieran garantizar.

Las medidas de Trump demuestran en forma fehaciente que el consenso civilizatorio respecto de los Derechos Humanos comienza a desvanecerse. De ser este el camino que tomará el primer mundo (sumando también a Europa) se puede vaticinar un aumento de la tentación autoritaria por parte de una población que entenderá  que en la nacionalidad descansa la dignidad humana. Además, y en esto un reflejo del drama de apátridas del treinta, el criminal innato recorrerá el derrotero proporcional a la concentración autoritaria del poder, primero será el inmigrante ilegal, después el hijo del inmigrante ilegal, hasta llegar a ser simplemente el latino.

Como dije anteriormente, nadie puede desconocer que los Derechos Humanos han sido transgredidos en forma recurrente, sin embargo, es importante llamar a la reflexión sobre el consenso civilizatorio sobre el cual vamos a comprender nuestra relación con el mundo y con los distintos otros con quienes convivimos.  Es difícil pensar en una sociedad y en una comunidad de naciones donde no se reconozca la dignidad de todo ser humano por el solo hecho de vivir en el mundo, es difícil imaginar la vida en sociedad sin el Estado de Derecho de por medio. Habrá que preguntarnos si lograremos reconocer el momento en que ello ocurra.

TAGS: #DrechosHumanos #Migrantes #TercerMundo #Trump

Los contenidos publicados en elquintopoder.cl son de exclusiva responsabilidad de sus respectivos autores.
Te invitamos a conocer nuestras  Reglas de Comunidad

Comentarios

Quedan 1500 carácteres.

Ordenar comentarios por:

27 de Junio

Los derechos humanos es un asunto de conveniencias. En ningún lugar se han garantizado los derechos humanos del 100% de la población. La gente que promueve derechos humanos son una mafia internacional. (Favor leer definición de mafia, para que no se diga que es una palabra inapropiada para ellos).

En Chile los derechos humanos, tienen un desastre de orden nacional. Las prioridades se perdieron, las mayorías se difuminaron en medio de unas minorías tan extrañas. La razón se dejó de discutir. “También hay que llegar con recursos a presos, delincuentes, narcos, reincidentes, porque los pobrecitos”…

“Hay que recibir a todos los inmigrantes con SIDA, costumbres delictuales y narcos, porque, los pobrecitos.” Hay que referirse a algunos de manera particular. Las bromas ya no son posibles, porque los pobrecitos… Vamos a asesinar a numerosos infantes, porque, las pobrecitas no van a poder vivir como quisieran si no se hicieran un aborto.

No hay, simplemente, recursos para todos los pobrecitos que se hacen los vivos y si los quieren, deben ir por ellos y tomarlos de las manos de los pobrecitos políticos, postulando a sus cargos.

Creo que las naciones son libres de decidir cómo hacen qué o cuál cosa. Pienso que no deben estar en manos de minorías, ni deben regirse por pactos internacionales ridículos que nadie cumple. Los derechos humanos son una lacra a la razón, y lo vemos en el caso del gendarme y la falla estatal global del primer párrafo de la Constitución…

01 de Diciembre

En Argentina estamos igual, Rolando. Y en el mundo también. Tenemos DD.HH. de primer orden, de segundo y de tercero. Sin ir más lejos, Amnistía Internacional critica o cuestiona lo que más le conviene.

Ver todos
Ocultar

#NuevaConstitución

VER TODO
Las dos iniciativas, en pocas palabras, buscan que tanto las Fuerzas Armadas como Carabineros, funcionen con pleno respeto a la democracia y los derechos Humanos
+VER MÁS
#Política

Iniciativas para que las Fuerzas Armadas y la Policía se guíen por los Derechos Humanos

En el caso del derecho a la ciencia, por ejemplo, no se trata un derecho solo de acceso a los beneficios del conocimiento; más bien, lo que se busca es asegurar que un país participe del progreso científico
+VER MÁS
#Política

Un piso mínimo para la ciencia en la nueva Constitución

No deja de impresionar cómo están cambiando las cosas. Las nuevas generaciones parecen estar tomando al toro por las astas, asumiendo los desafíos que se tienen por delante y que no son menores.
+VER MÁS
#Política

Una nueva mesa constitucional

En cualquier caso, lo complejo es definir qué implica, en los hechos, los derechos de las generaciones futuras y en qué condiciones se puede hacer efectivo en tanto derecho
+VER MÁS
#Sociedad

El derecho de las generaciones futuras

Nuevos

El ser humano dividido dentro de sí es más fácilmente manipulado y controlado, al tiempo que cae mayormente en la desesperación, dando pie a nuevas maneras de generar dinero, o de mercantilizar la propi ...
+VER MÁS
#Sociedad

Los mercaderes de la desesperación

Un cambio en la dirección política no solo es absolutamente necesario, también es parte de un sistema democrático en donde las mayorías deciden y participan
+VER MÁS
#Política

Aves de mal agüero

En Chile existe una alta tasa de embarazos no deseados, asimismo las cifras de contagio de enfermedades de transmisión sexual también son muy elevadas, situación que ha empeorado con la pandemia.
+VER MÁS
#Educación

Educación sexual, la educación que nos falta

Se entiende por ingreso básico a un pago periódico en efectivo entregado incondicionalmente a todos de manera individual, sin los requisitos de probar los bienes que se poseen o el trabajo que se realiza.
+VER MÁS
#Trabajo

¿Cómo encarar el tema del empleo en el próximo futuro?

Popular

La brecha que existe no es entre personas ricas y pobres, sino entre las más ricas y la inmensa mayoría de la humanidad. Las crecientes desigualdades "están destrozando nuestro mundo"
+VER MÁS
#Economía

COVID-19 y la pandemia de la desigualdad

Esta mañana veraniega y calurosa hemos sido testigos como la generación de estudiantes de los años 2011 y 2012 se habían tomado las calles por cambios en educación y sociales, ha llegado a La Moneda, e ...
+VER MÁS
#Política

El Gabinete de la esperanza

¿Se puede imaginar a una institución autónoma, es decir, impermeable a las influencias externas y oportunas para actuar en un mundo tan fuertemente interrelacionado y de impactos imprevistos y múltiples?
+VER MÁS
#Economía

Si lo que ocurre es central: ¿tiene méritos para el desarrollo de un país?

Es vital que la política educativa proponga un marco de acción donde la naturaleza y la educación al aire libre sean la base del sistema educativo, para así asegurar el mejor bienestar socioemocional d ...
+VER MÁS
#Educación

Chile se recupera y aprende al aire libre en la naturaleza