#Educación

La (mala) calidad educativa y la admisión (in)justa de Piñera

17 |
COMPARTIR
EN WHATSAPP
COMPARTIR
EN WHATSAPP

imagen

La educación de calidad es definida por la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos​ (OCDE), como aquella que asegura a todos los jóvenes la adquisición de los conocimientos, capacidades, destrezas y actitudes necesarias para  equiparles para la vida adulta.

En yuxtaposición a lo anterior, existen predictores de los resultados estudiantiles; los principales de estos son:

-Los conocimientos iniciales que tienen los estudiantes al empezar la educación formal.

-El contexto sociocultural del que provienen.

-El involucramiento de la familia en el proceso de enseñanza-aprendizaje de los niños, trasuntándoles curiosidad, disciplina, rigor y hábitos de estudio.

-Cada familia le debe brindar a su prole un ambiente de estudio adecuado y, en lo posible, contar con libros en la casa y atizar su lectura y comentarios sobre las temáticas ahí planteadas; a modo de ejemplo: “En Finlandia, el 80% de las familias van a la biblioteca el fin de semana”.

-En cuanto al cuerpo docente, previamente determinar si los aspirantes tienen ciertas habilidades para la carrera –en el ámbito del pregrado-, si tuvieron una exigente malla curricular, si la exigencia en las aulas universitarias son pertinentes y altas para la profesión, si el recién graduado posee dominio de contenidos, dominio de didáctica y dominio de grupo.


En la PSU de 2018, de los 209 puntajes nacionales, solo 34 provenían de establecimientos particulares subvencionados y 22 de colegios municipales; mientras que 153 fueron de centros privados,

En 2012, apareció un  ranking que analiza los sistemas educativos de 40 países, realizado por la revista The Economist. El ranking fue elaborado en base a dos categorías: Por un lado las habilidades cognitivas, que se miden en base a los resultados de los exámenes internacionales PISA y evalúan áreas como matemáticas, ciencias y lectura. Por otro, los logros educativos, en los que se incluye la tasa de alfabetización y la de graduación entre 2006 y 2010. Resultado: Chile obtuvo el lugar 33. En PISA 2015, solo el 0,1% de los chilenos alcanzó el máximo desempeño en matemáticas; en Holanda fue 3,2% y en Surcorea fue 6,6%.

En cuanto a la brutal desigualdad imperante en Chile, de acuerdo a Educación 2020, los resultados del SIMCE de 2017 reflejan que “No hemos logrado acortar las brechas socioeconómicas de  manera significativa. En Lenguaje la diferencia está entre 50 y 60 puntos en todos los niveles educativos, mientras que en Matemáticas la brecha comienza con 60 puntos en 4º básico y aumenta hasta 105 puntos en 2° medio”. Luego, la diferencia académica entre estudiantes de sectores socioeconómicos alto y bajo es de dos años.

En la PSU de 2018, de los 209 puntajes nacionales, solo 34 provenían de establecimientos particulares subvencionados y 22 de colegios municipales; mientras que 153 fueron de centros privados, ¡y ojo! los alumnos de establecimientos de esta última dependencia solo representaron el 11% de los examinados en dicha prueba.

De acuerdo al académico de Harvard  Pasi Sahlberg -en entrevista concedida al diario La Tercera- el modelo educacional chileno trae consigo una equidad decreciente en los resultados de aprendizaje, además, ningún sistema educacional exitoso selecciona tempranamente a los estudiantes.

Finalmente:

-En Chile la educación es tremendamente segmentada, ya que obliga a que la descendencia de padres pobres o de clase media tienda a asistir a establecimientos municipales y/o particulares subvencionados, estos últimos con baja cuota de pago mensual; mientras que los niños y jóvenes de clase alta asisten a centros privados, por ende, el sistema nacional en lugar de igualar el terreno de las oportunidades, refuerza un sistema desigual que, como un círculo vicioso, hace y hará que las mejores oportunidades laborales siempre estén en manos de la élite y las migajas para el resto.

-El presidente Piñera quiere volver a imponer la selección de estudiantes. Ante esto levanto la voz porque dicha medida es una discriminación arbitraria, toda vez que los establecimientos municipales y particulares subvencionados reciben dinero del Estado, a través de municipalidades y Ministerio de Educación respectivamente, es decir plata que proviene de todos los chilenos; luego, no existe un criterio razonable para impedir el acceso a ningún estudiante a establecimientos educacionales que sean de su gusto.

-Seleccionar alumnos implica que las autoridades se contentarán con los puntajes obtenidos en los colegios burbuja (emblemáticos y de excelencia). No seleccionar alumnos conlleva a invertir en profesionales e insumos idóneos que logren nivelar a los alumnos que arrastren deficiencias académicas; ergo, nivelar cuesta tiempo, cuesta invertir en el cuerpo docente y paradocente, etc. Además, el gobierno de Piñera debiese tener muy presente a Christopher Hayes y la Ley de hierro de la meritocracia: La desigualdad generada por un sistema meritocrático crecerá lo suficiente como para trastocar los mecanismos de movilidad social.

TAGS: #CalidadDeEducación #EducaciónChilena educaci

Los contenidos publicados en elquintopoder.cl son de exclusiva responsabilidad de sus respectivos autores.
Te invitamos a conocer nuestras  Reglas de Comunidad

Comentarios

Quedan 1500 carácteres.

Ordenar comentarios por:
Andrés Moreno Ibarra

15 de Enero

La derecha quiere volver a seleccionar alumnos porque los denominados colegios top o de excelencia no cuentan con personal capacitado para levantar el rendimiento de alumnos académicamente desventajados.

15 de Enero

Lo que buscan las políticas igualitarias en la educación es evitar el efecto par, es decir que los mas aventajados se potencien entre ellos. Por lo mismo, se establece que es mas conveniente que los alumnos aventajados le “conviden” parte de sus conocimientos y habilidades a los menos afortunados. El problema de estos supuestos es que es un impuesto a las personas, una limitación sin su consentimiento. ¿Que pasaría si a los niños , en 3ro basico, les preguntaran a que curso quieren ir: al de los mas aventajados, o al de los menos aventajados? Todos sabemos donde elegirían…..
Por lo tanto, si se quiere que sea distinto, se debe educar desde la base, muy chicos, la empatía que permita que a los niños (y padres) no les parezca una aberración injusta el que se les OBLIGUE a estar con personas que normalmente no decidirían estar. Mientras eso no se eduque, y solo se actúe con imposición, SIEMPRE habrán fuerzas que quieran segregar. Es muy humano y normal; el buscar aplanar las cosas no es humano, es de políticos.

Marta Muñoz

15 de Enero

No existe lógica alguna que le impida acceder a un niño en edad escolar a un servicio que entrega el Estado. Entonces, ¿por qué el presidente desea segregar aun más a los alumnos?

Edgardo Ríos

15 de Enero

Me pregunto ¿qué hará el gobierno actual y el Estado, en general, de aprobarse la iniciativa del presidente, respecto de los alumnos que, por carencias económicas y culturales de sus familias, no pueden aspirar a un “buen colegio”? ¿seguirán condenados ellos y sus futuros hijos a la misma mala educación?

Sergio Bustamante

15 de Enero

Otro gran problema es que muchas familias toman al colegio y a los profesores como los únicos encargados de la enseñanza de los estudiantes, abandonando su deber y responsabilidad de educar a sus hijos e hijas.

Gabriela Bueno

16 de Enero

Volver a seleccionar implica no hacer nada con los colegios y alumnos que tienen un mal rendimiento. Chile se caracteriza por ocultar sus grandes heridas.

Valeria Alvarado

16 de Enero

Concuerdo con el autor en que los colegios de excelencia son burbujas. Parece que sin selección esos establecimientos son uno más del montón.

Francisco Henríquez

20 de Enero

Si se pretende mejorar la educación debe haber una fuerte intervención desde la cuna hasta la universidad para que realmente haya un cambio positivo.

20 de Enero

Me parece sobre este tema que hay argumentos en pro y en contra, buenos argumentos, el problema que ya se escapó del análisis riguroso, de una evaluación adecuada y del diseño de, quizás nuevas formas de abordarlo, ya se transformó en una lucha política, se ideologizó, se embarró, así, las gentes de izquierda ya tomaron posición y los de derecha ídem. Al final, pierden los que siempre han perdido, el resto.

Felipe Jorquera

21 de Enero

¿Hasta cuándo no se invertirá y hará una reforma real e integral al sistema educativo? ¿Pretenden los políticos que nuevas generaciones continúen sumándose al ejército de jóvenes que recibieron pésima educación y que ahora tienen trabajos mal remunerados?

María Huerta

22 de Enero

El mérito se da al interior de las aulas, no imponiendo barreras antes del ingreso a las mismas.

Carlos Ortiz

22 de Enero

El tan cacareado mérito hará que finalmente la desigualdad social se profundice aún más. ¿No somos capaces como estado de aleccionar a las familias, tener universidades de calidad y no industrias educativas, crear un sinnúmero de colegios de calidad por todo el país y admitir a cualquier estudiante que desee tener un futuro próspero, lo que redundará posiblemente en hacer de Chile un país realmente desarrollado?

Hernán López

23 de Enero

Los colegios deben formar estudiantes de excelencia, no seleccionarlos previamente.

Adriana Urrea

25 de Enero

El círculo vicioso es muy grande. Familias despreocupadas por el rendimiento académico de sus
hijos, profesores mal educados en pésimas universidades harán malas clases, lo que redundará en los escasos conocimientos de los alumnos, los cuales podrán optar a continuar sus estudios en pésimos centros educacionales terciarios o abandonar los estudios y trabajar en un empleo mal remunerado.

26 de Enero

Completamente de acuerdo, la Educación es fundamental para el desarrollo de un País.

Juan Pardo

29 de Enero

Una característica connatural de las derechas retrógradas es excluir arbitrariamente a la población.

29 de Enero

Discrepo

El problema no es si el niñito va a colegio pagado o a colegio subvencionado.

El problema es que al niñito le han dicho que si le va mal es porque el profesor es malo. Entonces las clases bajas culpan de sus males al profesor. Recibo mala educacion, es culpa de… Y listo, asunto resuelto, cero autocritica, cero interes en hacer algo al respecto (como culpar a las formas de enseñanza y el modo de estimular a las mujeres para que participen o para que reconozcan sus habilidades, culpando a los profesores de que las niñitas sean unas flojas y no saquen puntajes nacionales). En las clases altas, el profesor es empleado, por lo que “pagan” por el servicio, y exigen por el “servicio”. Asi que si el niñito tiene que ser puntaje PSU, pagaran por eso.

En los dos lados, el niñito es un ignorante. Porque mientras ud se fija en los puntajes nacionales, de una prueba en que deberia estar lleno de ellos porque dios! que prueba tan estupida es la PSU, con preguntas que se responden con el enetenetu, yo me fije en un dato peor: bajó el puntaje general de la PSU. Con suerte llegaron a los 500 puntos. O sea, son igualmente ignorantes los ricos y los pobres. La diferencia es que los ricos tienen pitutos y los papitos pueden pagarle una universidad cara.

Ver todos
Ocultar
 

PARTICIPA

Popular

El conjunto de las humanidades puestas en el currículo escolar aloja una certeza brutal: sin estas artes y ciencias, se hace más difícil entender la forma cómo enfrentarse a las distintas decisiones de ...
+VER MÁS
#Educación

Sin la Historia, menos libres

Es urgente y necesario -no sólo mantenerla en la enseñanza media- sino también que sea fiel a sí misma como ciencia de las primerísimas causas de las cosas;
+VER MÁS
#Educación

Ser y quehacer de la Filosofía

Ningún gobierno se ha comportado a la altura, luego, nunca se ha tramitado un proyecto de ley para que con el Ombudsman, Defensor del Pueblo en castellano, a la cabeza, los ciudadanos de a pié puedan ser ...
+VER MÁS
#Política

Los discursos ni sirven para combatir la corrupción

Lo esencial de este caso está en cómo se usa el Estado para beneficios familiares y personales, como también en la nula separación entre lo público y lo privado de ciertas personas, castas o corrientes ...
+VER MÁS
#Política

Los Piñera Morel y la ideología del oportunismo

Popular

¿Cuántas veces nos sentimos solos y tristes, pero no queríamos molestar a nuestros padres porque estaban agotados después de largas jornadas de trabajo?
+VER MÁS
#Salud

Nos llaman los hipersensibles

El conjunto de las humanidades puestas en el currículo escolar aloja una certeza brutal: sin estas artes y ciencias, se hace más difícil entender la forma cómo enfrentarse a las distintas decisiones de ...
+VER MÁS
#Educación

Sin la Historia, menos libres

Durante años estas idas al psiquiatra las hice en silencio, sin contarle a nadie y con la vergüenza de que alguien lo supiera. Odiaba que mi mamá lo comentara con alguien y le rogaba que no hablara del t ...
+VER MÁS
#Salud

Yo salí del clóset de la salud mental ¿y tú?

Lo esencial de este caso está en cómo se usa el Estado para beneficios familiares y personales, como también en la nula separación entre lo público y lo privado de ciertas personas, castas o corrientes ...
+VER MÁS
#Política

Los Piñera Morel y la ideología del oportunismo