#Educación

Es urgente a pensar en una nueva forma de enseñar

4 |
COMPARTIR
EN WHATSAPP
COMPARTIR
EN WHATSAPP

Es el momento en que cada uno de los y las docentes, de cualquier nivel y modalidad educativa, después de haber pasado todo este año en una realidad educativa que nunca imaginamos, tenemos que hacer  que todos estos meses  sirvan para pensar en el futuro, toda la experiencia pasada  debe servir para algo, no pueden ignorarse y por el contrario deben ser el material con el que se construya lo que viene para la educación.

Estamos en un momento clave en nuestro país, los y las ciudadanos han tomado una decisión. La más importante, después de aquella del 5 de octubre de 1988.


En estos tiempos de cambio y de construcción de una nueva realidad, la educación también requiere pensarse para esta transformación y los educadores deberíamos estar trabajando en ello.

Este 25 de octubre, los tiempos históricos (que son muy diferentes a los tiempos de las personas) nos llevaron a la decisión de poner fin de manera definitiva a todas las amarras que quedaban para dejar atrás del todo la dictadura.  Entre esas ataduras las que aún nos traban en el sistema educativo.

Vuelvo entonces a retomar  la idea del  párrafo inicial.

Decía que los y las docentes tenemos que construir lo que viene, indudablemente tenemos mucho que decir y que hacer en el proceso constituyente desde lo que hacemos, educando en todos los espacios para comprender el proceso que  estamos viviendo, para participar, para volver a poner las opiniones y las propuestas, para volver a sentirnos personas visibles, junto con la tarea de  realizar este  proceso de educar para apoyar el proceso de  construcción de la nueva constitución,  es urgente visualizar y  construir la educación que viene, que debe venir, que es necesario que venga.

La  educación que queremos para las próximas generaciones.

Estos meses de pandemia hemos podido comprobar muchas cosas que ya sabíamos pero que han sido aún más evidentes. Lejos, y por, sobre todo, la inequidad de nuestro sistema educativo, que nos ha mostrado la cara más dura, estudiantes que no pueden acceder a las clases, profesores que no pueden dictarlas, falta de condiciones mínimas de espacio y tranquilidad, la lista es larga.

Así, entonces pensar en la educación que queremos para las próximas generaciones empieza por el derecho para todos y todas, durante toda la vida a acceder a la educación. Así de simple y así de complejo. Hay una Ley que crea el Sistema de Nueva Educación Pública que dice justamente eso, y que está poco a poco avanzando, entonces en la educación que queremos para las próximas generaciones ese proceso debe agilizarse y garantizarse.

Pero más profundamente tendremos que pensar la educación no solo desde la provisión, ni los recursos. Debemos pensar la educación desde lo que enseñamos, cómo lo enseñamos y para qué necesidades. Yo esperaría que la discusión sobre educación se llene de eso, de educación, qué queremos, como lo vamos a hacer, que sociedad queremos construir con lo que enseñemos, cómo van a ser los y las docentes que formen a las futuras generaciones, en fin, que la discusión de lo que viene en educación se llene de eso, de educación.

Lamentablemente las autoridades de educación no han reparado en que se hace imprescindible no solo pensar en las medidas sanitarias para el retorno a clases. Es urgente y necesario pensar y proyectar la educación para el tiempo que viene, que surge de la experiencia que hemos vivido.

Las transformaciones en educación, que necesariamente deben ocurrir, son de dimensiones similares a las de la aparición de la imprenta. En ese momento, el conocimiento ya no fue exclusividad de algunos,  estuvo a disposición de todos. Hoy, el conocimiento está a un click, en todas partes y los estudiantes han aprendido  (con la inequidad que sabemos) que se puede acceder a él donde y cuando quieran,  la tarea de los educadores es pensar en aquellas cosas que los niños, niñas, jóvenes y adultos necesitan aprender en conjunto y a través de qué nuevas estrategias, deberemos proyectar cuál será la nueva forma en que nos relacionaremos (no basta con medir la distancia) entre las personas, cómo enseñaremos a manejar la incertezas, cómo le daremos el real valor al encuentro y a lo colectivo.

No se trata solo de pensar en las medidas, es más profundo que eso. Se trata de tener claridades como qué aprendizajes son aquellos que se construyen en colectivo y cuáles son los individuales previos que aportan a la construcción, cuáles son las secuencias de estos aprendizajes, qué metodologías son las más apropiadas para uno y otro momento, cuáles son los recursos.

En estos tiempos de cambio y de construcción de una nueva realidad, la educación también requiere pensarse para esta  transformación y los educadores deberíamos estar trabajando en ello.

Es urgente, necesario para proyectar  esta una nueva forma de educación y, como quienes deberían liderar estos procesos están enfocados en otros  temas, es labor nuestra, de los educadores que vivimos el día a día de nuestras escuelas, liceos y universidades y  de las comunidades educativas, prontamente empezar a pensar y proponer, antes que otro momento de emergencia o que la  nueva realidad ya esté instalada y  nos encuentre sin saber qué ni cómo hacerlo.

TAGS: #Coronavirus #DesafíosDeLaEducación #RetornoAClases

Los contenidos publicados en elquintopoder.cl son de exclusiva responsabilidad de sus respectivos autores.
Te invitamos a conocer nuestras  Reglas de Comunidad

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Quedan 1500 carácteres.
Ordenar comentarios por:

02 de noviembre

Muy buena columna, la educación es la clave para el empuje integral que debemos entregarle al pais, donde educar no es solo la sala de clase, es mucho mas.

Iván

04 de noviembre

Nunca he leído un artículo realmente radical en que se le adjudique la responsabilidad que merece a los padres. Ellos también son parte de la comunidad educativa y los colegios de excelencia (por ejemplo los de la SIP) lo saben y les exigen sus responsabilidades de apoderados: imbuir de respeto y responsabilidad a sus pupilos, no para quedarse callados en clases, sino para saber escuchar a sus compañeros sin burlarse, sin interrumpir y de esa manera tener la confianza de equivocarse, preguntar y proponer sin recibir burlas o ser interrumpidos.

Si queremos que la educación realmente cambie, debemos exigirle a los ausentes del sistema, los apoderados, que se hagan cargo de una vez por todas de su responsabilidad, como los adultos que son.

El sistema educativo siempre ha incurrido en el error de esperar que solamente el docente solucione los problemas del sistema (cuando hay tantos actores detrás), lo no se les deja ser docentes. Y es así como tenemos un sistema escolar tan paupérrimo.

Eso no quiere decir que el docente solo deba enseñar, significa que no se debe abusar de ellos.

Si realmente queremos mejorar la educación, debemos empezar exigiéndole a todos que cumplan con su rol dentro del sistema.

04 de noviembre

Aprovecho de comentar los dos comentarios recibidos. Como dice Marco la educación es la clave para empujar los cambios que como sociedad queremos alcanzar. Y ahí se articula con el comentario de Iván, es cierto que muchas veces los padres están ausentes el proceso, algunas veces porque quieren, otras porque no pueden. Y eso es parte de la transformación que necesitamos, padres y familias que trabajen lo necesario y no un exceso para lograr más y más cosas y menos felicidad, una sociedad que quiera ser más humana, solidaria, respetuosa no está en lo que nos hemos convertido (incluida la educación) pero esas transformaciones no son solo de la escuela, pero la escuela puede contribuir de manera importante , porque esas transformaciones culturales son de largo aliento. Los docentes no son los responsables de cambiar el sistema, pero a su cargo están los niños, niñas y jóvenes y es mucho lo que se puede hacer para contribuir a cambiar el futuro de ellos y de todos

29 de noviembre

No, lo urgente es terminar de seguir «inventando la rueda.» Los «reformistas» de la educacion repiten como papagayos la misma cantinela, hay que reformar , hay que «repensar» la educacion. Podria explicarme por que?

Ver todos
Ocultar

#NuevaConstitución

VER TODO
Para la ciudadanía la rotonda sin salidas es como vivir el castigo de Sísifo, destinados a llevar una pesada roca política a la cima de la montaña, solo para verla rodar montaña abajo y volver a repeti ...
+VER MÁS
#Política

De vuelta a la rotonda política

Para la ciudadanía la rotonda sin salidas es como vivir el castigo de Sísifo, destinados a llevar una pesada roca política a la cima de la montaña, solo para verla rodar montaña abajo y volver a repetir el ciclo interminable de esfuerzo y fracaso

Que existe agotamiento en múltiples sectores, difícil es de negar. Y eso incide en la viabilidad política actual. Pero eso no significa que el dilema constitucional esté cerrado
+VER MÁS
#Política

El mito del cierre definitivo del proceso constituyente/constitucional

Que existe agotamiento en múltiples sectores, difícil es de negar. Y eso incide en la viabilidad política actual. Pero eso no significa que el dilema constitucional esté cerrado

A pesar de los obstáculos y desgastes, el compromiso adquirido para modificar la Constitución debe ser respetado y llevado a cabo para reconectar con las expectativas y necesidades del pueblo
+VER MÁS
#Política

¿Nos jodimos todos?

A pesar de los obstáculos y desgastes, el compromiso adquirido para modificar la Constitución debe ser respetado y llevado a cabo para reconectar con las expectativas y necesidades del pueblo

El pueblo de Chile, está hastiado de la reyerta de baja monta, no quiere ver más discusiones bizantinas, alejadas de sus problemas cotidianos. Los chilenos y chilenas favorecen los acuerdos, pero esos no ...
+VER MÁS
#Política

Las lecciones del plebiscito

El pueblo de Chile, está hastiado de la reyerta de baja monta, no quiere ver más discusiones bizantinas, alejadas de sus problemas cotidianos. Los chilenos y chilenas favorecen los acuerdos, pero esos no se han visto por ningún lado

Nuevos

Un amigo que es más bien un conocido cercano y muy lejano a la vez, Rodrigo Verdugo, dedica buena parte de su tiempo de ocupación socialmente relevante (me imagino), a estudiar y opinar acerca de la liter ...
+VER MÁS
#Cultura

Tres rostros o apariencias para un Premio Nacional

estamos muy lejos de un “Estado fallido”, como pregonaban políticos populistas esta semana. Sin embargo, la ocurrencia de sucesivos asesinatos en la capital del país, obligan a tomar medidas excepcionales
+VER MÁS
#Política

Vivir seguros

La derecha y ultraderecha en Chile y el mundo en estos tiempos se caracteriza por un discurso populista en que explotan las necesidades urgentes de los ciudadanos, y claramente en Chile estamos viviendo un ...
+VER MÁS
#Política

Prometan no más, prometan…

Las grandes reformas constitucionales (...) deben ser abordadas con una mirada y un esfuerzo de largo aliento, confiando en la solidez de la vía reformista anclada a las instituciones de la democracia chil ...
+VER MÁS
#Política

El fantasma de las reformas constitucionales

Popular

Hasta ahora se ha postergado la legislación buscando proteger y mantener a las AFP y no con el propósito de beneficiar a los pensionados actuales y futuros
+VER MÁS
#Política

Las AFP hacen sentir su influencia

La derecha y ultraderecha en Chile y el mundo en estos tiempos se caracteriza por un discurso populista en que explotan las necesidades urgentes de los ciudadanos, y claramente en Chile estamos viviendo un ...
+VER MÁS
#Política

Prometan no más, prometan…

El claro resultado en Inglaterra, donde el partido laborista derrota con solidez al sector conservador, el triunfo del PSOE en España, y el notable resultado del Nuevo Frente Popular en Francia, implican u ...
+VER MÁS
#Internacional

Un fantasma recorre Europa

Las grandes reformas constitucionales (...) deben ser abordadas con una mirada y un esfuerzo de largo aliento, confiando en la solidez de la vía reformista anclada a las instituciones de la democracia chil ...
+VER MÁS
#Política

El fantasma de las reformas constitucionales