#Educación

Cruel pedagogía

0 |
COMPARTIR
EN WHATSAPP
COMPARTIR
EN WHATSAPP

Foto propia

Hace unos días, Boaventura de Sousa lanzó su libro “La Cruel Pedagogía del Virus”, donde expone que esta pandemia evidencia que “el capitalismo neoliberal ha incapacitado al Estado para responder a emergencias”, y su afirmación se demuestra al ver como los mercados desaparecen, se repliegan, toman distancia, sin asistir a los pueblos y sin dominio de los Gobiernos, decretando que aquella libertad que se les entregaba no necesariamente traería beneficio a todas las personas.


Podrá crecer la deuda externa, habrá crisis, y más adelante la economía se podrá reactivar volviendo a alimentar la misma sociedad capitalista que hoy se ha detenido, en cambio; las vidas no volverán.

Es así como el Estado vuelve porque la gente lo necesita, pero lo hace incapacitado, consecuencia de una serie de decisiones neoliberales: recortes de políticas sociales, privatización de la educación, la salud, el sistema de pensiones, la falta de infraestructura, todas ellas resultados de este modelo que han dejado secuelas más fatales que nunca, porque ahora sí ha sido determinante lo que en otro momento parecía una acción más de la maquinaria capitalista: comprar carros lanza aguas, por sobre ventiladores mecánicos.

El uso de recursos en salud, y también en educación, siempre será considerado una inversión pública, no así la compra de implementos para la represión o la violencia, que se terminan traduciendo netamente en gasto. Es una muestra clara de algo que hoy se hace muy evidente en nuestro país y en varios otros: la economía ha estado primero, la vida de las personas después. Y lo más duro es que podrá crecer la deuda externa, habrá crisis, y más adelante la economía se podrá reactivar volviendo a alimentar la misma sociedad capitalista que hoy se ha detenido, en cambio; las vidas no volverán. Quizás no aprendamos lo suficiente y volvamos a lo mismo, y se nos someta a la austeridad con la justificación perfecta para recortes en lo público, mientras por otro lado surgen las mismas desproporcionadas utilidades a las que nos han acostumbrado. Habrá que resistir y ser astutos a la hora de enfrentar la doctrina del shock que se les hace preciso aplicar, quien gobierna tiene privilegiada posición para insistir en la imposición de ideas neoliberales que podrían reactivar un modelo que corresponde acabar de una vez, tienen el sartén por el mango, por lo mismo no solo debemos resistir a la pandemia, también a los manotazos de ahogado de este obsoleto paradigma que profundizó aún más la crisis.

Pero nuestra preocupación va por un ámbito específico, es momento de renovar nuestro sistema educativo. La educación se ha detenido, aunque medianamente, y predomina en muchos territorios la ahora llamada “cruel pedagogía del virus”. Nuestros estudiantes siguen aprendiendo contenidos diferentes a los declarados en el curriculum. Por más que prioricemos, como se ha propuesto últimamente, la mayor enseñanza la está dando un virus pandémico que nos ha sometido a las miserias que el neoliberalismo ha ido dejando en el patio trasero. Ahora es urgente estar atentos, debemos ser promotores de una reconstrucción que considere lo aprendido de los daños profundos de este modelo que ha hecho sinergia con la crisis sanitaria, donde si el capitalismo educativo se nos adelanta, profundizaremos prácticas poco democráticas, atentando contra la convivencia y el sentido colaborativo, como el prescindir del acompañamiento de un pedagogo o imponer lo virtual por sobre lo presencial, dejando fuera la confrontación, la complejidad de las relaciones sociales y todo aquello que es promotor de entes constructores de tejido social. Imaginemos el espíritu de pedagogías como la de Paulo Freire ejercida mediante las herramientas virtuales, no cabe, es ilógico. Y si no nos anticipamos, a nivel más macro, seguiremos permitiendo la segregación, sosteniendo colegios para ricos y para pobres, aun sabiendo que quienes han sufrido más pérdidas en EE.UU., en Brasil, y podría ocurrir igual en Chile, serían los que están vinculados a las escuelas con mayor complejidad sociocultural.

Para nosotros ese no es el camino y para muchos otros es evidente. Pero nada nos libra de caer en las ahora agónicas manos del neoliberalismo, que puede imponer su sentido de supervivencia y dilatar su existencia. Más aún cuando no siempre deciden los pueblos.

TAGS: #Coronavirus #DesafíosDeLaEducación #SistemaNeoliberal

Los contenidos publicados en elquintopoder.cl son de exclusiva responsabilidad de sus respectivos autores.
Te invitamos a conocer nuestras  Reglas de Comunidad

Comentarios

Quedan 1500 carácteres.

#Coronavirus

VER TODO
La competencia tiene a este país, no sólo desde lo político, lo ideológico, social y económico, sino desde lo espiritual incluso, y tiene al mundo entero, atrapado en la búsqueda de vencer a un otro.
+VER MÁS
#Ciudadanía

El país de la Razón o la Fuerza

El problema de la identidad es que ésta se fija a partir de exclusiones, entonces se hace necesario revisar todo aquello que excluimos para pensarlo
+VER MÁS
#Política

Libertad a los jóvenes presos durante la revuelta: Identidad y política

La dignidad no solo es un eslogan que representa un cántico de protesta social, sino que representa un anhelo de la inmensa mayoría de chilenos y chilenas, que al menos queremos tener la oportunidad de po ...
+VER MÁS
#Política

La oportunidad histórica de empezar a construir un futuro con dignidad

Comprender las responsabilidades que corresponden a los Estados y gobiernos por disminuir los factores generadores de desigualdad y garantizar un acompañamiento adecuado a los colectivos vulnerables permit ...
+VER MÁS
#Educación

Política Educativa y Estudiantes Migrantes: el Estado chileno al debe

Nuevos

La competencia tiene a este país, no sólo desde lo político, lo ideológico, social y económico, sino desde lo espiritual incluso, y tiene al mundo entero, atrapado en la búsqueda de vencer a un otro.
+VER MÁS
#Ciudadanía

El país de la Razón o la Fuerza

El problema de la identidad es que ésta se fija a partir de exclusiones, entonces se hace necesario revisar todo aquello que excluimos para pensarlo
+VER MÁS
#Política

Libertad a los jóvenes presos durante la revuelta: Identidad y política

La dignidad no solo es un eslogan que representa un cántico de protesta social, sino que representa un anhelo de la inmensa mayoría de chilenos y chilenas, que al menos queremos tener la oportunidad de po ...
+VER MÁS
#Política

La oportunidad histórica de empezar a construir un futuro con dignidad

Comprender las responsabilidades que corresponden a los Estados y gobiernos por disminuir los factores generadores de desigualdad y garantizar un acompañamiento adecuado a los colectivos vulnerables permit ...
+VER MÁS
#Educación

Política Educativa y Estudiantes Migrantes: el Estado chileno al debe

Popular

En un mundo globalizado y dominado por grandes corporaciones, corporaciones que tienen que cambiar sus modelos de negocios, es necesario tener principios y una ética que ponga al ser humano y al medio ambi ...
+VER MÁS
#Sociedad

El mundo sería mejor si la actividad humana tuviera ética

Para mí, con la ELA, el futuro aprisiona, busca rendir el presente a su fatalidad. He descubierto que viviendo en el presente, con atención total, se abren siempre alternativas.
+VER MÁS
#Salud

La parejita Covid-19 y la ELA se separan y...

Queda en evidencia el poder omnímodo que tiene el sector de la construcción que se relaciona tan amistosamente con los mandamases del Minvu
+VER MÁS
#Ciudad

El colmo de la patudez: privados instruyen al aparato público

En la Plaza se hizo historia y se crearon memorias, por eso no me cabe duda que sí llevará el nombre de Dignidad, tanto en la señalética como en nuestros corazones.
+VER MÁS
#Política

La llamarán Plaza Dignidad