#Cultura

La Navidad y cuando Jesús no nació

4 |
COMPARTIR
EN WHATSAPP
COMPARTIR
EN WHATSAPP

imagen


Entonces, lo que celebramos el día 25 de diciembre es la alabanza al sol Mithraism, festival de invierno llamado la Natividad del Sol o Natalis Invictus o Natividad del Sol Invicto.

La Navidad y el viejito cuentero

En el sur, cuando niña, hace ya algunas décadas bien jugadas, la Navidad era un evento familiar especialísimo. La mayoría proveníamos de familias desinformadas de la fe a través de la tradición religiosa. Es decir, sólo esperábamos los regalos del Viejito Pascuero –nadie repetía la cursilería gringa de Papá Noel-, y las mujeres de todos los hogares trabajaban multiplicándose y solicitando brazos de pulpo para poder hacer el pan de pascua, las galletas, los asados, postres, y un cuánto hay, incluyendo el aseo y la casa impecable.

Debo decir que nunca soporté ver trabajar tanto a las mujeres mientras los hombres celebraban al lado del asado al palo bien acompañados con suculentos ponches y exquisiteces de mostos. No había respiro; la Noche de Pascua, como le decíamos, era lo único que esperábamos con ganas todos los menores de 14 años en aquellos tiempos, aunque ya sabíamos que el Viejito no era quien decía ser. Se nota que llevo canas, aunque me las tiña, porque hoy a los 14 años es raro decir que alguien es niño/a.

Mi padre nos enviaba a acostar muy temprano y había que obedecer, pero dormíamos tardísimo con la ansiedad de ver los regalos, que abríamos en la madrugada del día 25. Se suponía que en la noche el Viejo Pascuero llegaba a armar el arbolito (los pinos no eran tan usuales en la época y al parecer recién se estaban introduciendo en Chile como adorno para las plazas, por su rápido crecimiento, y aún las forestales no mataban la tierra ni nos robaban el agua con el efecto de sus plantaciones). A veces nuestro perro ladraba y el Viejito tenía que salir arrancando saltando el cerco. Años después me enteré que era el hermano menor de mi padre quien llevaba la rama de árbol y el mastín más de alguna vez lo desconoció.

Pero, estábamos equivocados esperando la Noche de Pascua, porque como no sabíamos, de acuerdo a ese concepto estábamos esperando la resurrección de Cristo y no el nacimiento de Jesús. Nadie decía Navidad, eso era muy del norte y más bien se hizo habitual con la televisión abierta, esa otra madre de familia que socializa a los hijos para que no molesten a los padres en la casa, siempre ocupados trabajando para pagar las tarjetas de crédito, ya que no todo lo que brilla es oro.

Nuestra casa era enorme y los arbolitos ad-hoc eran algún gancho de imponente que alguien se ofrecía ir a cortar a cambio de algún dinero. Hubo ocasiones en que no hubo festejo navideño en algunos hogares a causa de lo mismo, porque en la adquisición del pinito de pronto se produjo más de algún accidente y en vez de celebración hubo funerales. La parte práctica es que aparecieron los pinos sintéticos que eran en aquel entonces carísimos, y sólo los más potentados del pueblo podían adquirirlo. Pero los pinos de verdad, aunque se secaban al paso de los días, daban ese aroma exquisito a regalos, a sorpresa, a galletas caseras, a lecturas familiares en el living de la casa, a juegos con los vecinos compartiendo los juguetes…

El pino se vestía de caramelos y chiches que se guardaban por años e incluso generaciones. Los últimos que tuvimos estaban transparentes y delicados como papel arroz, e incluso alcanzaron a adornar las primeras navidades de mi hijo; es decir, eran delicados y frágiles pero no eran desechables. Eran los tiempos en que todo adquiría un valor familiar importante, cada elemento en la casa de los padres tenía un contenido y una historia, lo que se preservaba para los hijos que vinieran.

Como los mass media no eran tan prepotentes e impositivos en su competencia mercantilista, no existía el desenfreno enfermizo del consumismo que hay ahora. La idea de la fecha era compartir en familia y habitualmente los regalos se hacían en casa, lo que les daba mayor valor; en el fondo perduraba el concepto de que algo bueno aconteció ese día supuesto. Digo supuesto porque en realidad la fecha conmemora el nacimiento de Nimrod y no el de Jesús. No es mi intención ser aguafiestas, pero el conocimiento siempre es bueno y no ocupa espacio (aunque sí cambia la conformación cerebral y los paradigmas).

Si nos ceñimos a los análisis de las relaciones de época de las narraciones bíblicas, Lucas 2:1-3 señala ‹‹Aconteció en aquellos días, que se promulgó un edicto de parte de Augusto César, que todo el mundo fuese empadronado. Este primer censo se hizo siendo Cirenio gobernador de Siria. E iban todos para ser empadronados, cada uno a su ciudad.›› (versión bíblica Reina Valera 1960). Es decir, se señala que hubo un registro de todo el mundo (que pertenecía al régimen romano), una forma muy etnocéntrica de definirlo, por cierto. Este registro ocurrió alrededor del año 3 A. C., y la razón por la que se le señala como ‹‹primero›› es para evitar confusión con otros censos realizados posteriormente, alrededor del año 6/7 D. C. Que Jesús naciera antes del año que se suponía que había nacido también se indica en Mateo 2:1, para ser estrictos, donde dice que Jesús nació cuando Herodes era rey de Judea. Según las fuentes históricas, este rey murió entre el año 5 A. C. y 1 A. C. Por tanto, Jesús debió nacer efectivamente antes del año 1 A. C. Ahora bien, si el supuesto año de registro es verídico, quiere decir que nació alrededor del año 3 A.C.

Más aún, habría sido muy extraño que Jesús hubiera nacido un 25 de diciembre porque el censo no se habría realizado jamás en época de invierno (recordemos la zona geográfica) en razón de los viajes y traslados que debían hacerse para cumplir con la obligación censal. Por otro lado, cuando se indica que había pastores con sus rebaños, se señala que era tiempo de pastos… En otras palabras, la Navidad nuestra celebra, como dije antes, el nacimiento de ‹‹el villano rey de la antigua Babilonia››, Nimrod, nieto de Noé que se convirtió en un ‹‹poderoso tirano››, quien dio inicio a gran parte de la adoración babilónica, la que se llevó a cabo a través de símbolos misteriosos ocultistas que se extendió de Babilonia a la naciones, donde de acuerdo a Génesis 11:9 fueron esparcidos los hombres sobre la faz de la tierra (“Babilonia, misterio religioso antiguo y moderno”, Ralph Woodrow, Evangelistic Association RIVESIDE, California, USA).

Entonces, lo que celebramos el día 25 de diciembre es la alabanza al sol Mithraism, festival de invierno llamado la Natividad del Sol o Natalis Invictus o Natividad del Sol Invicto (The Catholic Encyclopedia, New York, Robert Appleton CO., 1911, p.725), que el imperio romano en razón del sincretismo religioso ya imperante en la población adoptada por las conquistas, convertidos por decreto, por temor, por costumbre o por fe, a la cristianización de la iglesia de la época, la iglesia opta por tomar la fecha para celebrar el nacimiento del Hijo de Dios en la celebración del dios sol. La estrella en la cúspide del árbol navideño era un símbolo del nacimiento de Mitra en honor del dios del sol en el antiguo Irán. Los adornos en forma de bolas simbolizan las manzanas prohibidas en el paraíso, y las velas en el árbol significan la luz, que el nacimiento de la Mitra–dios sol. Las ramas de pino colgadas en las casas a inicios del invierno, en las zonas septentrionales europeas significan impedir el paso de malos espíritus a los hogares y evitar que aniden. El arbolito navideño es de origen iraní. Es cierto que el mundo es un pañuelo, porque hoy se hizo globalización mercantilista, y aunque la connotación original sea no-cristiana o pagana, hoy la Navidad celebra al dios mammon, el dios dinero, el non plus ultra del neoliberalismo con juguetes desechables comprados en tiendas chinas para seguir contaminando el planeta. Nimrod se habría sentido molesto por el desplazamiento.

Pero en definitiva, si Ud. Celebra Navidad y cree que lo hace desde el cristianismo, no olvide que Jesucristo, Rey de reyes, debe estar entronado en nuestros corazones, comenzando desde Romanos 10:9-10, que indica ‹‹que si confiesas con tu boca que Jesús es el Señor, y crees en tu corazón que Dios lo levantó de entre los muertos, serás salvo. Porque con el corazón se cree para ser justificado, pero con la boca se confiesa para ser salvo.›› No, si Ud. quiere saber, desde hace años, cuando entendí el significado de esta tradición no pongo arbolito de Navidad en mi casa, tampoco hago regalos. Mucho menos con elementos de nieve que nada tienen que ver con nuestra realidad y que son para sudar litros en una tortura bastante idiotizante cuando estamos en pleno verano, como ya reclamaba Enrique Lafourcade hace varios años atrás y que tanto irritaba a los vendedores de quimeras la televisión.

Pero vivimos en el Chile copy-paste, identitocopión; que se cree aristócrata diferenciando las piscinas para unos supuestamente más gente que otros porque pagan servicio doméstico, el Chile idéntitochanta. El Chile que copia sin conocimiento porque no tiene identidad, el paraíso de la charlatanería de los informerciales y la felicidad de los créditos pagados a años plazo. En fin, no se desviva en gastos ni se endeude. Si celebra Navidad, celebre al Hijo de Dios que vino en carne y comparta con el que menos tiene; cuando de algo al desvalido, que no sepa nadie lo que hace (no pierda su bendición por honra humana, que es lo único que ganará); vaya a un asilo de ancianos a visitar a los viejitos abandonados; preocúpese de sus padres, de los hijos que no tiene reconocidos; asista a un hospital y lleve pañales, comestibles, o lo que se requiera para quienes nadie va a visitar; salude a sus vecinos; si ha hecho mal, pida perdón, etc. Si quiere celebrar a Jesucristo, póngase a cuentas (con Dios) y ofrende; así de sencillo.

No crea en el Viejo Cuentero, que tendrá que trabajar el doble pagando deudas en los retail. Las cosas de Dios son serias. Y si es cierto que la fiesta navideña es para los niños, preocúpese de verdad de los niños y de paso dígame porqué no ha movido un dedo para exigir explicación, juicio y solución con los casos de redes de explotación sexual en el Sename, los casos de los niños mapuche maltratados en allanamientos o apuntados con armamento de alto calibre por FFEE en nuestra zona de La Araucanía, por ejemplo… ¡Feliz Navidad! Jo jo jo…

TAGS: #Navidad #NocheDePascua Jesús

Los contenidos publicados en elquintopoder.cl son de exclusiva responsabilidad de sus respectivos autores.
Te invitamos a conocer nuestras  Reglas de Comunidad

Comentarios

Quedan 1500 carácteres.

Ordenar comentarios por:
Pablo Correa

18 de diciembre

Pucha que buena columna de opinión y cuanta razón tiene. Me trajo especiales recuerdos de mi niñez así que asumo que andamos por ahí en edad. No me queda más que felicitarla, y -con su permiso- imprimirla y compartirla con aquéllos que no se meten mucho a internet.// saludos cordiales.

18 de diciembre

Pablo, por supuesto puede imprimir la columna publicada; y me alegro que trajera recuerdos de infancia. Saludos desde Temuco.

Juan M

23 de diciembre

Deberíamos dar gracias a Dios de celebrar la navidad en pleno verano, lo que hace realmente alegre el acontecimiento del nacimiento del Hijo de Dios en la ciudad de David.
Por mi destrocé todas mis tarjetas de crédito bancarias y tengo loca a todas las ejecutivas que apenas se identifican pongo mi celular sobre mi personal estéreo (viejita y taiwanesa, pero buena) y las dejo conversando: “…dígame….interesante…cuénteme mas….aha….ajaaa…..siga, siga….., pero sabe que, no me interesa….hasta la vista, baby..tuuuuuuuuuuuuuuu”
Yo deje de ser consumista hace muchos años cuando trabaje de operario en una fábrica y vi la negra realidad de mis colegas y de como se endeudaban en esta época navideña. Si la plata no te alcanza, no lo compres, aunque te digan hueon fome y tacaño. Gracias a eso, aunque sigo ganando poco, siendo ahora un profesional, puedo celebrar la navidad y año nuevo sin sobresaltos junto a mi familia. Yo ya deje de apegarme a las cosas y disfrutar de lo poco que queda de este mundo egoísta y exitista.
Viejo pascuero, largate.

23 de diciembre

El consumismo es precisamente lo contrario al planteamiento del cristianismo, y concuerdo con Ud. en despedir al Viejo Pascuero. Gracias por leer y comentar; saludos desde Temuco, capital del Wallmapu.

Ver todos
Ocultar

Nuevo

VER TODO

Nuevo

La configuración del Estado de derecho que debiese primar en un país democrático como el nuestro, exige el respeto y cumplimiento de las normativas que regulan su quehacer
+VER MÁS
#Sociedad

Carta de la Universidad de Chile y el Estado de Derecho

Se desobedece por ausencia de temor, las atribuciones del carabinero, el padre, el marido, el sacerdote o el Estado en cuando al poder de castigar, incluso con violencia, hacían gran parte de la obediencia ...
+VER MÁS
#Política

Crisis de autoridad en Chile

La libertad educativa es uno de los principios más fundamentales para generar una educación pública pluralista, diversa y justa.
+VER MÁS
#Educación

En defensa de la libertad educativa

En el debate sobre la ley 21.015 que incentiva la inclusión laboral de personas con discapacidad, ¿qué protagonismo tienen para las empresas los derechos de los nuevos trabajadores?
+VER MÁS
#Trabajo

Comunicación para la inclusión

Popular

Si debatimos para ganar, terminaremos creyendo que existe una única respuesta correcta y sería la nuestra y cualquier otra está equivocada.
+VER MÁS
#Sociedad

¿Discutimos para ganar o para aprender?

Casi la mitad de la población chilena en exterior, formada por los hijos de los chilenos nacidos fuera de la patria, no pudieron participar en el proceso eleccionario por no cumplir con la exigencia establ ...
+VER MÁS
#Política

Limitación grave al derecho a voto de los chilenos nacidos en el extranjero

El impacto que las tecnociencias producen en la sociedad, no solo cambia la vida de las personas, sino que impone modelos y relaciones de vida nuevos, y no siempre mejores
+VER MÁS
#Política

¿Qué hacer frente al transhumanismo?

La noción de supervisión es una de las más relevantes en el ejercicio profesional de la clínica y la psicoterapia, ya que va indisociablemente relacionada al de formación continua y análisis del propi ...
+VER MÁS
#Salud

Sobre la Supervisión en psicoterapia