#Cultura

El escribir de Literatura de Mujeres

2 |
COMPARTIR
EN WHATSAPP
COMPARTIR
EN WHATSAPP

personal, de actividades LITMU

En los años ’80 en Chile se trabajaba asiduamente la “Literatura de Mujeres”, dado el álgido ambiente político de la época, un excelente medio de expresión contestataria que el feminismo de entonces propiciaba. En la denominada “transición” las mujeres comenzaron a restarse –me incluyo- del trabajo y ejercicio político, y el mundo privado característico nuevamente se transmutó en el mundo laboral de la mujer en una triple jornada soportada como intrínseca.


El objetivo de LITMU con “Literatura de Mujeres” es hacer uso de una capacidad, un talento que puede ser trabajado

Sin embargo, las nuevas generaciones, con acceso a medios de comunicación más amplios y globales, igualmente salen del hogar a trabajar, buscando la ayuda de otras mujeres para el cuidado de hijos, o de organismos e instituciones dedicadas específicamente a la tarea. Pero la participación política, la coyuntura, la decisión, el ejercicio de balancear el poder social comenzó a verse deteriorado para las mujeres, pese a que el país obtuvo una Presidenta de la República, donde muchas nos vimos representadas. Sin embargo, la forma de hacer política siguió siendo masculina, con las mismas aristas, maneras, hábitos, culturas; las mismas formas de entrelazar intereses de poder con la consanguinidad, el uso de intersticios legales, dobles discursos, corrupción….

¿Qué nos puede hacer distintas y en qué frente social participativo podemos educar a otras mujeres para marcar un sello  diferenciador y evolucionado en la participación social?  Creo que en la expresividad de lo que las mujeres callamos, a través de lo escrito, es una forma siempre rupturista de ejercer poder.  Y en esto nos hemos equivocado por siglos, sobreacademizando el ejercicio de la escritura, poniéndolo en un nivel lingüístico irreconocible para la gran base ciudadana, que es la mayoría del conjunto del país, y que a la postre no es más que una masculinización arrogante de no querer ser leído por el pueblo, facilitando la toma de conciencia de humanidad y de clase.

Sin embargo, escribir por escribir no tiene sentido, como en reuniones talleristas de logias literarias. No es querer repetir los textos de novelitas rosas, realidades de cuentos de mercado neoliberal anorexígenos analíticos. No, no me prestaría para mantener la cosificación de lo femenino desde la mirada patriarcal, que es la que debemos ir transformando a partir de nosotras mismas.

El objetivo de LITMU con “Literatura de Mujeres” es hacer uso de una capacidad, un talento que puede ser trabajado; o mejor si es con el don de las letras con el que algunas(os) nacen, capaces de transportarnos a tiempos, sabores, dimensiones a través de sus escritos.  El talento se pule, pero el don hace la obra. Sumamos los elementos de análisis del feminismo que es el lente desde el cual miramos, y aunque en Chile hemos retrocedido a causa de la culposa actitud mater familia doliente, dejándonos de lado para luchar por otros “géneros”, hoy es preciso retomar la conciencia de las mujeres en búsqueda y defensa de nuestros derechos socioculturales, haciendo precisamente cultura a través de las letras.

Y la territorialidad, como la territorialidad de nuestros cuerpos, nuestra propia soberanía, es evidentemente la localidad que nos interpreta y nos forma, porque no es igual una mujer que escribe desde Temuco, a una que lo hace desde Santiago –y no comentemos de los nexos centralistas, partidistas o familiares que se estilan en Chile-. Nuestras realidades territoriales nos marcan, cada una es una cultura que se evidencia en lo que escribimos, y es importante considerarlo como elemento identitario, más un feminismo latinoamericano que completa esa mitad indígena de nosotras que nos faltaba, la historia que nos negaban pero que hemos sido siempre.

TAGS: Literatura Mujeres

Los contenidos publicados en elquintopoder.cl son de exclusiva responsabilidad de sus respectivos autores.
Te invitamos a conocer nuestras  Reglas de Comunidad

Comentarios

Quedan 1500 carácteres.

Ordenar comentarios por:
Monica faundez Cifuentes

23 de enero

Me siento identificada con lo que ella expresa,me gustaría que las mujeres nos empoderarnos de nuestro papel,en esta sociedad machista,yo solo soy una aprendiz ,al escribir pero se lo que pasa en materia política de nuestro país,grande litmu Patricia

24 de enero

Gracias por comentar, Mónica. Mantente en contacto con LITMU en https://www.facebook.com/litmu.ong o litmuchile@gmail.com para que participes en nuestras actividades (online si estás lejos de Temuco), y podemos programar alguna gestión e-learning para continuar aprendiendo a escribir desde nosotras. Abrazos.

Ver todos
Ocultar

Nuevo

VER TODO

Nuevo

Cuando nos disponemos a abrir espacios a jóvenes en el mundo del trabajo, lo debemos hacer con la base de derechos ya ganados. Ese es el piso mínimo desde el cual nos posicionaremos.
+VER MÁS
#Trabajo

Estatuto Laboral para Jóvenes: ¿Flexibilidad laboral o precarización?

Es posible reducir (e incluso eliminar) la contaminación de nuestras ciudades cambiando la leña por sistemas de calefacción geotérmica. ¿Por qué entonces no se hace?
+VER MÁS
#Energía

Calefacción geotérmica ¿Un invierno sin crisis ambientales?

Un factor de riesgo es aquella instancia que puede llegar a provocar un daño, patología o lesión, sea física o sicológica en los trabajadores, y que tenga su origen en el entorno o las prácticas labor ...
+VER MÁS
#Trabajo

El riesgo psicosocial como una herramienta generadora de valor

Lo que debe hacer la Cámara Chilena de la Construcción, en lugar de pedirle a El Mercurio que sea su vocero, es exigirle a sus asociados que respeten siempre las normas urbanísticas en sus proyectos inmo ...
+VER MÁS
#Ciudad

Inversiones inmobiliarias: La prensa del establishment envía mensajes al gobierno

Popular

La UNICEF estima que hay 246 millones de niños esclavizados en el mundo y un 70% de ellos trabajando en condiciones peligrosas.
+VER MÁS
#Economía

Día Mundial contra la Esclavitud infantil: seamos la voz de los niños que no tienen voz

Queridos amigos, les ofrezco un capítulo de mi novela Esclavitud;el costo de la heterosexualidad que se encuentra en este momento en campaña de crowdfunding por la editorial española Pentian
+VER MÁS
#Cultura

Esclavitud; el costo de la heterosexualidad: Descalabros (una novela en crowdfunding)

En vez de reformar la sociedad conyugal, se hace imperativo imponer la obligación de clases, en los colegios, sobre matrimonio, deberes y obligaciones ciudadanas, convivencia social.
+VER MÁS
#Género

Sociedad conyugal (o lo mío es mío y lo tuyo es nuestro)

Siempre hay un “tú” que recibe el mensaje y siempre la voz de la poeta se reconoce única y rebelde, siempre fiel a sí misma.
+VER MÁS
#Cultura

Sobre ´Mujer Púrpura`, un libro aún no publicado