#Ciudadanía

Legislación sobre el aborto: un año de frustraciones

2 |
COMPARTIR
EN WHATSAPP
COMPARTIR
EN WHATSAPP

Imagen

Hace un año, personas y organizaciones defensoras de los derechos de las mujeres estábamos celebrando la presentación del proyecto de ley que regula el aborto en tres causales. Ahora, un año después de su presentación, creo que para la mayoría de nosotras y de la población en general, la sensación es de una enorme frustración. Un año después, el proyecto de ley ni siquiera ha terminado su primer trámite constitucional.


Múltiples comités de Naciones Unidas que vigilan el cumplimiento de tratados internacionales de derechos humanos, han recomendado a Chile modificar su legislación sobre aborto y permitir la decisión de la mujer al menos en caso de riesgo de vida o salud, inviabilidad fetal y violación.

Las mujeres de Chile no hemos esperado un año para tener una legislación. Nuestra impaciencia viene ya desde 1989, cuando se derogó el aborto terapéutico en el país, dejando a todas las mujeres desprotegidas en casos gravísimos. Hemos tenido múltiples frustraciones con proyectos de ley que han pasado por el Congreso sin siquiera discutirse o, como sucedió en 2012, que se rechazó la idea de legislar y ni siquiera fue posible discutir el contenido.

Múltiples comités de Naciones Unidas que vigilan el cumplimiento de tratados internacionales de derechos humanos (que Chile ha ratificado y se encuentra obligado a respetar), han recomendado a Chile modificar su legislación sobre aborto y permitir la decisión de la mujer al menos en caso de riesgo de vida o salud, inviabilidad fetal y violación, considerando que la criminalización total viola los derechos humanos de las mujeres, entre ellos, su derecho a la vida, a la salud y a no sufrir tratos crueles, inhumanos o degradantes. La ciudadanía también ve esta necesidad y exige sus derechos: todas las encuestas recientes sobre la materia muestran al menos un 70% de apoyo a la despenalización en las tres causales.

Por eso nos alegramos con la presentación del proyecto: el gobierno estaba escuchando, haciéndose eco de esta necesidad de las mujeres. Era primera vez desde la derogación en 1989 que el ejecutivo presentaba un proyecto de ley para terminar con la criminalización total del aborto. Aunque el proyecto es limitado, se abría al fin la discusión y la posibilidad de contar con una legislación que sí diera protección a las mujeres, a lo menos en estas tres causales gravísimas.

Ahora son los parlamentarios y parlamentarias quienes parecen no estar escuchando. La discusión sigue avanzando lentamente. El debate se pierde en estereotipos y caricaturas, como si quienes apoyamos la necesidad de despenalizar estuviéramos promoviendo el aborto como solución a todos los problemas o fuéramos asesinas sin corazón; como si las mujeres embarazadas fueran santas abnegadas dispuestas a sacrificarse hasta morir o unas perversas que no tienen ningún sentimiento por el que está por nacer.

Pareciera que en el Congreso, en lugar de escuchar a la ciudadanía que exige sus derechos garantizados en tratados internacionales de derechos humanos, prefiere legislar en base a sus propias convicciones. No les estamos pidiendo que renuncien a sus convicciones. Les estamos pidiendo que no impongan esas convicciones a todas las mujeres de Chile.

Porque mientras debaten, siguen habiendo miles de abortos en el país cada año. Siguen habiendo mujeres y niñas violadas que quedan embarazadas y que están obligadas a convertirse en madres; mujeres con embarazos deseados, pero que resultan inviables y deben esperar 8 meses para parir al hijo que esperaban, muerto; mujeres que saben que la gestación pone en riesgo su vida, pero que deben esperar hasta estar al borde de la muerte para que los médicos decidan salvarla interrumpiendo el embarazo. Ellas deben poder decidir por sí mismas si continúan o no sus embarazos, de acuerdo a sus propias convicciones y vivencias. Para esas mujeres, llevar adelante un embarazo contra su voluntad, es equivalente a tortura.

TAGS: #DerechosHumanos #DespenalizaciónAborto Aborto Terapéutico

Los contenidos publicados en elquintopoder.cl son de exclusiva responsabilidad de sus respectivos autores.
Te invitamos a conocer nuestras  Reglas de Comunidad

Comentarios

Quedan 1500 carácteres.

Ordenar comentarios por:

02 de Febrero

En ambas coaliciones existen partidos que se oponen al aborto y representan las arcaicas ideas de la iglesia católica, por un lado está la DC y en el otro tenemos a la UDI. Que trabajando como buenos leguleyos, si no se hace lo que quieren, simplemente impiden y dilatan la decisión que no les gusta.

Saludos

Servallas

12 de Febrero

Este tema es doloroso y amargo, la naturaleza actúa ciega, hace lo que tiene que hacer, gesta, no importa si es violación o si no hay cerebro, gesta. Imagino que quien no piensa en nada trascendente, el legislador ateo, quizás no el agnóstico,  el simplemente ateo no tiene problemas de conciencia, pone el pulgar hacia abajo y listo, pero el otro, el de convicciones religiosa, o algunos agnósticos que creen en la inocencia del ser gestado, deben tener su rollo, en medio de todo, la presión de grupos y colectivos que dicen representar a “las mujeres de Chile” (por lo que sé, no a mi mujer ni a mi madre agnóstica,  o como ella dice, no en mi nombre). Doloroso tema, no quisiera estar en el lugar de los que padecen ni deciden sobre esto.

Ver todos
Ocultar
 

PARTICIPA

#EstoPasaEnChile

VER TODO
Las personas en situación de discapacidad comprendemos y somos parte de la lucha que está dando el pueblo chileno por vivir con dignidad, porque lo vivimos día a día, noche tras noche
+VER MÁS
#Política

Los ´cojos` también luchamos por la dignidad en Chile

Negar nuestra violencia, la de las calles, es negar una parte constitutiva de nuestra construcción social, que puede que no nos guste en nosotres mismos, pero la mera represión no servirá para sanar los ...
+VER MÁS
#Sociedad

El fuego y la violencia

La marcha pacífica es legítima, las demandas de este movimiento ciudadano deben ser oídas, pero la destrucción, el vandalismo no es el camino, sobre todo por que desvía la atención de las justas deman ...
+VER MÁS
#Política

Destrucción edificios públicos y sedes de partidos, una amenaza

Como ciudadano tengo muchas esperanzas y expectativas de este movimiento social, creo que como sociedad tenemos el deber, pero por sobre todo el derecho al diálogo, a tener voz.
+VER MÁS
#Política

Reflexiones sobre el estallido social

Popular

Las personas en situación de discapacidad comprendemos y somos parte de la lucha que está dando el pueblo chileno por vivir con dignidad, porque lo vivimos día a día, noche tras noche
+VER MÁS
#Política

Los ´cojos` también luchamos por la dignidad en Chile

Negar nuestra violencia, la de las calles, es negar una parte constitutiva de nuestra construcción social, que puede que no nos guste en nosotres mismos, pero la mera represión no servirá para sanar los ...
+VER MÁS
#Sociedad

El fuego y la violencia

La marcha pacífica es legítima, las demandas de este movimiento ciudadano deben ser oídas, pero la destrucción, el vandalismo no es el camino, sobre todo por que desvía la atención de las justas deman ...
+VER MÁS
#Política

Destrucción edificios públicos y sedes de partidos, una amenaza

Como ciudadano tengo muchas esperanzas y expectativas de este movimiento social, creo que como sociedad tenemos el deber, pero por sobre todo el derecho al diálogo, a tener voz.
+VER MÁS
#Política

Reflexiones sobre el estallido social

Popular

Usan el clasismo para calificar de rotos, lumpen, delincuentes o terroristas a la mayoría que lucha por un Chile digno
+VER MÁS
#Política

Los herederos de Pinochet

Mientras en las poblaciones muere gente por “balas locas” del narcotráfico, Carabineros está persiguiendo actores sociales
+VER MÁS
#Uncategorized

Pacoleaks: ¿del débil protector?

El tiempo corto de este estallido social no sólo pone en cuestión a la Historia de forma dramática. El pasado es desdeñado por quienes son conscientes de estar viviendo un transe histórico, en el que y ...
+VER MÁS
#Sociedad

Un país sin estatuas

La televisión y la prensa, pero sobre todo la televisión, funcionó los primeros días como una verdadera prótesis del poder, negando con ello la narrativa del “cuarto poder”
+VER MÁS
#Medios

Disparen contra el periodista