#Ciudadanía

Ante la crisis política ¿Hablemos de la Derecha Social?

0 |
COMPARTIR
EN WHATSAPP
COMPARTIR
EN WHATSAPP

Desde hace unas décadas, ante la sorna de la izquierda más radical y el desdén de la derecha económica, promuevo el concepto de la Derecha Social, que he definido y caracterizado con cierta precisión en diversos documentos[1] y desarrollo en mi reciente libro “Chile: crónicas de un fracaso anunciado”. Hoy, ante el colapso político-electoral de la derecha tradicional, verificado en la integración de la Convención Constituyente, como también en la última campaña presidencial, en la que el sector ni siquiera fue capaz de sostener un abanderado propio, diversos actores de la derecha hacen propia la propuesta de la Derecha Social . Esto cobra mayor sentido cuando se comprueba que más de la mitad de los ciudadanos habilitados para votar, no lo hacen.  Con la miopía acostumbrada en el ámbito político, se sostiene que esto tiene que ver con el voto, voluntario u obligatorio, otros responsabilizan al sistema electoral.  Falta el coraje para asumir responsabilidades propias y el realismo para asumir la desafección, la deslegitimidad y el desprecio que les ha mostrado la ciudadanía.


La Derecha está paralizada, impávida y con estrés postraumático, no logra afianzar un sector político moderno, ciudadano y amplio, con políticas públicas de alto sentido social, que apunten a la redistribución equitativa de los beneficios del desarrollo.

La democracia es un bien muy importante para la convivencia en la sociedad, la diversidad y el pluralismo. Con respeto a las diversas opciones, mi ideal político es una derecha social, democrática, republicana, de fuerte compromiso ciudadano y de integración amplia hacia el centro político y los Independientes, que con pertinencia y legitimidad permita hablar de la Centro-Derecha-Social. Desde el retorno a la democracia en 1990, en distintas etapas, el sector se alejó de este ideal, especialmente cuando los “mecenas” compraron la batuta política, asumieron liderazgos partidistas y metieron sus manos en la definición de los candidatos y sus financiamientos. Eso implicó conflictos, divisiones, rupturas, nuevos equilibrios y la emergencia de nuevos referentes y liderazgos. Eso favoreció la anomia y la fragmentación. Se agudizó la brecha generacional y valórica. Los liderazgos verdaderos siguen manipulando desde las sombras a sus operadores.

La transversal hegemonía del dinero en la política, el tráfico de influencias, las faltas a la probidad y la corrupción, alcanzaron su nivel crítico motivando un reventón ciudadano de proporciones, en la que se repudió el estado de las cosas. La fuerza de los hechos sociales, políticos, electorales y sobre todo los judiciales, han terminado por atenuar, aunque no erradicar, los liderazgos (político-mercantiles) que permitieron esos abusos. Con todo, los intentos de polarizar el país están vigentes en la Izquierda y Derecha más radicalizadas (el Centro parece no existir), lo que se refleja con claridad en la gestión de la Convención Constituyente y sus propuestas, cuya estrategia parece ser de fragmentación y segmentación más que unitaria e integradora.

La Derecha está paralizada, impávida y con estrés postraumático, no logra afianzar un sector político moderno, ciudadano y amplio, con políticas públicas de alto sentido social, que apunten a la redistribución equitativa de los beneficios del desarrollo. Durante décadas se desatendieron y degradaron los bienes públicos: salud, educación, seguridad, espacios y servicios públicos, lo que agudizó las sentidas demandas de las grandes mayorías sociales: el centro político, la clase media y los Independientes que siguen siendo invisibilizados. La élite política rápidamente se acomoda, normaliza su bienestar, pierde contacto con la realidad, deja de andar en el metro, subirse a una micro, no frecuenta hospitales ni escuelas públicas, no visita ni vive en espacios plenos de inseguridad, violencia, delincuencia y droga.

En general, en las últimas administraciones se observa escasa consideración por la experiencia, por la calificación profesional, las competencias técnico-políticas, por el mérito y la excelencia en los nombramientos de cargos públicos. Hay consciencia y crítica nacional respecto de la tendencia a la endogamia social, cultural y político. También se observa nepotismo, un institucionalizado tráfico de influencias en los cargos de mayor remuneración y una evidente corruptela en las propuestas y concursos del ámbito público y privado. Se ha institucionalizado la escasa experiencia y pertinencia en el curriculum, dando lugar al poder detrás del trono (asesores empoderados) y liderazgos enfocados en su propia proyección que han impuesto altos grados de corrupción y falta de probidad en la administración pública.

[1]  Revista Occidente Nº 484, de junio del año 2018, página 22 en adelante. Editorial de la Gran Logia de Chile, Santiago de Chile:  https://issuu.com/granlogiadechile/docs/occidente484/22

https://www.poderyliderazgo.cl/pinera-la-centro-derecha-social/

https://www.elquintopoder.cl/ciudadania/la-derecha-requiere-un-urgente-y-profundo-cambio/

TAGS: #CrisisPolítica #Democracia #DerechaChilena

Los contenidos publicados en elquintopoder.cl son de exclusiva responsabilidad de sus respectivos autores.
Te invitamos a conocer nuestras  Reglas de Comunidad

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Quedan 1500 carácteres.

#NuevaConstitución

VER TODO
El dilema no es menor, dada la incidencia que puede tener en la cantidad de votos que se obtengan de lado y lado, y por tanto, en el número de candidatos electos que se alcancen. Están en juego la diferen ...
+VER MÁS
#Política

¿Una o dos listas?

El dilema no es menor, dada la incidencia que puede tener en la cantidad de votos que se obtengan de lado y lado, y por tanto, en el número de candidatos electos que se alcancen. Están en juego la diferenciación en cada bloque, y la eficiencia electoral

Tenemos un deber moral, en ver los avances de la redacción de nuestra Constitución de la República de Chile, para el siglo XXI
+VER MÁS
#Política

Nuestras actitudes en el Proceso Constituyente 2.0

Tenemos un deber moral, en ver los avances de la redacción de nuestra Constitución de la República de Chile, para el siglo XXI

La Convención no fue elegida por su prestancia o buenos modales, sino para entregarle una Nueva Constitución al país
+VER MÁS
#Política

¿Quién mató la ilusión?

La Convención no fue elegida por su prestancia o buenos modales, sino para entregarle una Nueva Constitución al país

¿Es el malestar más grande que pensar una alternativa? Este es el dilema de Hamlet: Nos sumamos o nos restamos de este nuevo “Acuerdo por Chile”
+VER MÁS
#Política

Reflexiones electorales independientes y nuevo proceso constitucional

¿Es el malestar más grande que pensar una alternativa? Este es el dilema de Hamlet: Nos sumamos o nos restamos de este nuevo “Acuerdo por Chile”

Nuevos

Dada su privilegiada ubicación, varias inmobiliarias mostraron interés por el paño completo
+VER MÁS
#Medio Ambiente

El Estado, vía una tasación trucha, desea favorecer a un grupo económico

El destino de los países del tercer mundo está condicionado por ese parámetro neoliberal que les impide superarse, porque la superación y la independencia significan una reducción de los privilegios de ...
+VER MÁS
#Política

Los motivos de la infamia

El proceso constituyente y las características que tiene, responden al momento político que vivimos luego del triunfo del Rechazo. Lo que pretendió ser una revitalización de un contrato social, fue real ...
+VER MÁS
#Política

El nuevo proceso constitucional y el llanto de quienes no hicieron política en el proceso pasado

En Chile, más que nunca, necesitamos remirar la educación con una visión de Estado, que sea una cuestión país, con soluciones colectivas que desarrollen innovaciones e implementaciones con sentido de p ...
+VER MÁS
#Educación

Desafíos, reactivación y transformación educacional

Popular

La llegada del tren no reemplaza a buses ni camiones, el objetivo es desarrollar un modelo que trabaje de forma integrada creando un sistema intermodal. En conclusión, recuperar el tren es una necesidad na ...
+VER MÁS
#Política

Comentarios al tren Santiago “El Salto” (Viña del Mar)

El concepto de “expresión”, esto es, de que la obra de arte debe (como norma) comprenderse al modo de un objeto que hace exterior una vivencia y elaboración previa interna del sujeto humano “artista”
+VER MÁS
#Cultura

Extraño y familiar. Un pensador de la teoría del arte en Chile, siglo XX

El arte, significa la extrañeza como una peculiar diferencia en el conjunto del mundo compartido, y la familiaridad como la vuelta de la pertenencia, al considerar la adecuación de la percepción al fenó ...
+VER MÁS
#Cultura

El filósofo chileno Pablo Oyarzún en estética y hermenéutica

¿Qué es lo se inventa realmente?, podemos señalar que lo inventado corresponde a una idea fundada sobre sentidos y significaciones atribuidas dentro del marco de concepciones vigentes en un momento dado ...
+VER MÁS
#Cultura

Repensar la invención de América ¿el nuevo mundo?