#Sociedad

Propiedad intelectual y acceso al conocimiento

0 |
COMPARTIR
EN WHATSAPP
COMPARTIR
EN WHATSAPP

Pese a que existen nobles iniciativas de reforma, con altruistas intenciones, pecan por su insuficiencia y candidez. Así como Creative Commons no es la panacea, iniciativas como la eliminación del IVA a los libros resultarán estériles en la medida que no revolucionen el paradigma, es decir, que resignifiquen el fenómeno y comprendan que los intermediarios o comerciantes de obras son sólo actores de reparto, pues los verdaderos protagonistas de esta historia son los creadores y nosotros, su audiencia.

Hace algunos meses tuve la oportunidad de exponer en el Seminario internacional sobre Propiedad intelectual y acceso al conocimiento, organizado en conjunto por la Facultad de Derecho de la Universidad de Buenos Aires y la Universidad Federal Santa Catarina de Brasil. No era el ponente principal -ni mucho menos, tampoco-, mas la dicha de estar ahí fue inmensa. Comprobar que dentro del anquilosado esquema de la propiedad intelectual existe “disidencia” sustentada por reconocidos expertos como Carlos Correa, el chileno LuisVillarroel o ChristopheGeiger es, sin duda, alentador. Precisamente este último planteó en su conferencia la que debiera ser la ratio de todo sistema de derecho de autor:

1. El derecho de autor debe ser para los AUTORES y no para los comerciantes de las obras.

2. El derecho de autor debe promover el acceso al conocimiento y no dificultarlo, como actualmente ocurre.

Claramente, no es posible educarse sin acceso al conocimiento. El derecho de autor es un obstáculo para el acceso al conocimiento, por lo que el derecho de autor es un obstáculo a la educación. Y pese a que existen nobles iniciativas de reforma, con altruistas intenciones, pecan por su insuficiencia y candidez. Así como Creative Commons no es la panacea, iniciativas como la eliminación del IVA a los libros resultarán estériles en la medida que no revolucionen el paradigma, es decir, que resignifiquen el fenómeno y comprendan que los intermediarios o comerciantes de obras son sólo actores de reparto, pues los verdaderos protagonistas de esta historia son los creadores y nosotros, su audiencia.

La música, los libros, el cine, la pintura además de entretener, educan. Lamentablemente, la estructura actual del sistema sólo permite entretenerse y educarse a aquellos que puedan pagar el alto precio de las obras, algo así como los segmentos A, B y C1. El resto, en cambio, para entretenerse, educarse, informarse y participar del quehacer social contingente, debe barajar las siguientes alternativas:

a) Ahorrar o recurrir al endeudamiento financiero para pagar por las respectivas obras de entretención y educación.

b) Si no pueden costear las obras originales, habrán de considerar los sucedáneos o imitaciones de las mismas.

c) Si tampoco les alcanza para pagar las imitaciones, pueden arriesgarse y consumir obras falsificadas o pirateadas.

d) Ahora, si no quieren piratear las obras, deberán resignarse y esperar casi 100 años para que éstas pasen al dominio público y así disfrutarlas de manera gratuita.

En un país, donde la clase política considera que es posible vivir dignamente con el actual sueldo mínimo no es sensato pensar que una familia pueda ahorrar para pagar por el acceso al conocimiento. Y si bien nuestra ley 17.336 reconoce limitaciones y excepciones, permitiendo usos libres y gratuitos de las obras protegidas, resulta una quimera desde que las bibliotecas y las fotocopias sólo son permitidas en el marco de una educación formal, no quedando más opción que endeudarse -matricula y arancel- para poder acceder al conocimiento que venden los colegios y las universidades.

No es justo que en Chile se nos margine a vivir en la periferia intelectual, sin más opciones que piratear o consumir la mierda de programación que ofrecen las radios y la televisión abierta. A propósito del Día mundial de la propiedad intelectual, urge reflexionar sobre el mezquino rol que ésta cumple en la estimulación de la investigación científica y tecnológica como, asimismo, en la creación artística y la protección e incremento del patrimonio cultural de nuestra Nación. Sólo una legislación que promueva la masiva inclusión en el quehacer social y cultural ayudará a forjar una ciudadanía crítica y consciente de su historia, multiplicando la interacción dialéctica para, en definitiva, generar más conocimiento y -he aquí lo maravilloso- un conocimiento con pertinencia, un acervo cultural propio: el nuevo conocimiento chileno.

———–

Foto: Kristina Alexanderson / Licencia CC

TAGS:

Los contenidos publicados en elquintopoder.cl son de exclusiva responsabilidad de sus respectivos autores.
Te invitamos a conocer nuestras  Reglas de Comunidad

Comentarios

Quedan 1500 carácteres.

Nuevo

VER TODO

Nuevo

¿Y por qué creo que es necesario todo esto?, porque deseo que en mi país se respete mi libertad, y la de todos, de buscar mi propia felicidad en un ambiente optimo, donde se respeten las opiniones y no s ...
+VER MÁS
##UnPaísQueOpina

Mis ideas para un Chile mejor

Me parece insolito pensar que la razón de esta visita, largamente esperada, era rearmar el espíritu de los congregados, mediante buscar aumentar la credibilidad en la Iglesia. Pues claramente estuvo lejo ...
+VER MÁS
#Religión

Papa Francisco en Chile. Una venida que de nada sirve

¿Qué peso y legitimidad tiene tomar definiciones de una ley que no se ha podido implementar porque carece de reglamento?
+VER MÁS
#Política

¿Trabajo, derecho para todos? Los reglamentos de la Ley 21.015

¿Cuántos obreros que ganan el mínimo se habrán reunido para ponerse pulseritas y ver tocar a Moral Distraída
+VER MÁS
#Política

Izquierdapalooza

Popular

Es posible que alguien que no tenga un conocimiento adecuado de la PSU realice rankings de las escuelas basados en sus puntajes y realice inferencias respecto de su calidad
+VER MÁS
#Educación

La responsabilidad de #DataChile

Para una economía relativamente pequeña como la chilena, el tamaño de estos grupos es extraordinariamente mayúsculo.
+VER MÁS
#Economía

Chile y su Concentración Económica

Cuando escuchas o vez los noticiarios, o cuando pretendes dimensionar lo que pasa luego de la lectura noticiosa de un diario, las imágenes que dibujas en tu cabeza no hacen justicia con la real dimensión ...
+VER MÁS
#Sociedad

Chaitén, botas húmedas

Se podría pensar que el nuevo gobierno de Piñera apuntará a una restauración mercantilista y conservadora. Así como sería lógico que toda la Nueva Mayoría coincidiera con el Frente Amplio en una age ...
+VER MÁS
#Política

Chile ¿Qué está en riesgo?