#Política

La represión, los derechos humanos y la cultura de la vida.

0 |
COMPARTIR
EN WHATSAPP
COMPARTIR
EN WHATSAPP

los pobres son los que se encuentran más expuestos a los actos vándálicos, a los robos y demás porque ellos no viven en guetos urbanos con vigilancia privada y con la simpatía y plena colaboración de la policía.

Los chilenos conocemos de primera mano lo que significa el fascismo: ocurre que en nuestro país éste se manifiesta de una forma extraordinariamente hipócrita y brutal. De hecho, a pesar de que hace más de cuatro décadas la derecha nos impuso el terrorismo de Estado, que luego sería legalizado a través de la Constitución de 1980 para finalmente ser refrendado por la clase de políticos que nos gobiernan desde los ’90 hasta la fecha, siempre son esos sectores políticos los que, cínicamente, nos hablan de falta de tolerancia y hasta de terror. Lo hacen para infundir miedo entre la población, para que a través del movimiento social y popular no intentemos esos cambios que no solo son racionales sino que también son necesarios para mejorar nuestra convivencia. Nos inculcan temor porque se trata de controlar la situación aunque para ello deban recurrir al pánico social, a sus medios de comunicación que todo lo falsean y a una derecha que de ese modo intenta que la gobernabilidad neoliberal no se le escape de las manos. Entonces, debemos preocuparnos por denunciar las auténticas motivaciones de aquellos fundamentalistas de derecha que son partidarios del libertinaje de los mercados y así de la violación masiva de los derechos humanos.

No exagero al plantearlo de esa manera- como un régimen que viola los derechos del hombre- porque no es lo mismo un país en el que todos trabajamos para satisfacer nuestras necesidades, que requiere de un tipo de control menos brutal, que uno donde el empleo es la obligación exclusiva de un grupo, mientras el resto es marginado. Es decir, la represión será distinta si prevalece una economía neoliberal o si estamos en presencia de un sistema democrático, más justo y popular en el sentido que reivindica la cultura de la producción por sobre la economía de la especulación. Por eso en Chile la dominación es muy cruel, sin ninguna consideración por los derechos de los trabajadores, de los estudiantes ni mucho menos de los delincuentes. En esas circunstancias y respecto de la delincuencia, por ejemplo, sabemos que la derecha solo puede pensarla desde una posición de mano dura. Pero, asociar el delito con la pobreza es una forma muy sutil, pero efectiva, de discriminar a los sectores más vulnerables socialmente hablando. De hecho, los pobres son los que se encuentran más expuestos a los actos vándálicos, a los robos y demás porque ellos no viven en guetos urbanos con vigilancia privada y con la simpatía y plena colaboración de la policía. En realidad los delincuentes, los de verdad, los que se roban nuestro trabajo, esfuerzo y vidas están en en los centros del poder global.

Sin embargo, son los casos de Bolivia, de Ecuador, de Venezuela y en menor medida de Argentina, Brasil y Uruguay los que nos muestran que cuando los trabajadores nos organizamos por nuestras demandas (cuando en esas circunstancias nos apoyamos en el movimiento social para conquistar los derechos que nos corresponden) es la cultura de la vida la que se impone, la que siempre triunfa. Y lo hace a través de la solidaridad y del compromiso por nuestros semejantes, a partir de la batalla por un gobierno popular y del pensar la política como acción de transformación, en beneficio del bienestar común.

——————-
Imagen

TAGS: #Desigualdad #Pobreza

Los contenidos publicados en elquintopoder.cl son de exclusiva responsabilidad de sus respectivos autores.
Te invitamos a conocer nuestras  Reglas de Comunidad

Comentarios

Quedan 1500 carácteres.

Nuevo

VER TODO

Nuevo

Si el debate electoral pasado se había centrado en el cuestionamiento al modelo económico y político, en éste no apareció como principal temática durante la campaña. Sin embargo, con la votación con ...
+VER MÁS
#Política

Elecciones 2017: de vuelta a la política

Las izquierdas, en general, debieran poner todo el peso de su voluntad para escapar de la permanente exaltación de los elementos contradictorios y abocarse, a la vez, a la formulación de la síntesis que ...
+VER MÁS
#Política

Atomización de la política (o como naufragar eternamente)

Movilizarse hoy en este paro de advertencia, será preferentemente una acción que llevará agua a los molinos de la campaña de engaños y argumentos oportunistas de una derecha neoliberal que lucha por to ...
+VER MÁS
#Política

El paro del sector público y el sentido común

El capitalismo es una buena herramienta, siempre y cuando y por una avaricia desmedida genere abuso, se destruya el medio ambiente y deshumanice las relaciones entre las personas.
+VER MÁS
#Sociedad

El Burro, la Zanahoria y la utopía del crecimiento económico eterno

Popular

Baradit deja al desnudo aspectos políticamente incorrectos, ha tocado la fibra del conservadurismo doble estándar de la elite criolla, aristocrática, oligárquica, momia. Para ellos, es de muy mal gusto ...
+VER MÁS
#Sociedad

El caso Baradit, o el arte de develar lo incómodo en Chile

Nuestra participación y la de muchos otros es la que hace posible orientar la dirección de un país en un sentido u otro. Un grano de arena no hace una montaña, sin embargo un gran número de granos, sí ...
+VER MÁS
#Política

¿Por qué no votar?

Será interesante saber si Piñera y Guillier ofrecerán nuevas propuestas en materia científica, y si rescatarán propuestas e ideas de los programas de las otras candidaturas, en particular si quieren bu ...
+VER MÁS
#Ciencia

Segunda vuelta: ¿qué esperar para la ciencia?

¿Cuál debiese ser la preocupación esencial? Primero que todo, brindarle al INE, de una vez por todas, la autonomía que requiere. De esa forma, se evitan suspicacias sin bases o gustos políticos como el ...
+VER MÁS
#Economía

Censo 2017 ¿Un déjà vu? ¿Problema del INE, del gobierno o del Estado?