#Política

La represión, los derechos humanos y la cultura de la vida.

0 |
COMPARTIR
EN WHATSAPP
COMPARTIR
EN WHATSAPP

los pobres son los que se encuentran más expuestos a los actos vándálicos, a los robos y demás porque ellos no viven en guetos urbanos con vigilancia privada y con la simpatía y plena colaboración de la policía.

Los chilenos conocemos de primera mano lo que significa el fascismo: ocurre que en nuestro país éste se manifiesta de una forma extraordinariamente hipócrita y brutal. De hecho, a pesar de que hace más de cuatro décadas la derecha nos impuso el terrorismo de Estado, que luego sería legalizado a través de la Constitución de 1980 para finalmente ser refrendado por la clase de políticos que nos gobiernan desde los ’90 hasta la fecha, siempre son esos sectores políticos los que, cínicamente, nos hablan de falta de tolerancia y hasta de terror. Lo hacen para infundir miedo entre la población, para que a través del movimiento social y popular no intentemos esos cambios que no solo son racionales sino que también son necesarios para mejorar nuestra convivencia. Nos inculcan temor porque se trata de controlar la situación aunque para ello deban recurrir al pánico social, a sus medios de comunicación que todo lo falsean y a una derecha que de ese modo intenta que la gobernabilidad neoliberal no se le escape de las manos. Entonces, debemos preocuparnos por denunciar las auténticas motivaciones de aquellos fundamentalistas de derecha que son partidarios del libertinaje de los mercados y así de la violación masiva de los derechos humanos.

No exagero al plantearlo de esa manera- como un régimen que viola los derechos del hombre- porque no es lo mismo un país en el que todos trabajamos para satisfacer nuestras necesidades, que requiere de un tipo de control menos brutal, que uno donde el empleo es la obligación exclusiva de un grupo, mientras el resto es marginado. Es decir, la represión será distinta si prevalece una economía neoliberal o si estamos en presencia de un sistema democrático, más justo y popular en el sentido que reivindica la cultura de la producción por sobre la economía de la especulación. Por eso en Chile la dominación es muy cruel, sin ninguna consideración por los derechos de los trabajadores, de los estudiantes ni mucho menos de los delincuentes. En esas circunstancias y respecto de la delincuencia, por ejemplo, sabemos que la derecha solo puede pensarla desde una posición de mano dura. Pero, asociar el delito con la pobreza es una forma muy sutil, pero efectiva, de discriminar a los sectores más vulnerables socialmente hablando. De hecho, los pobres son los que se encuentran más expuestos a los actos vándálicos, a los robos y demás porque ellos no viven en guetos urbanos con vigilancia privada y con la simpatía y plena colaboración de la policía. En realidad los delincuentes, los de verdad, los que se roban nuestro trabajo, esfuerzo y vidas están en en los centros del poder global.

Sin embargo, son los casos de Bolivia, de Ecuador, de Venezuela y en menor medida de Argentina, Brasil y Uruguay los que nos muestran que cuando los trabajadores nos organizamos por nuestras demandas (cuando en esas circunstancias nos apoyamos en el movimiento social para conquistar los derechos que nos corresponden) es la cultura de la vida la que se impone, la que siempre triunfa. Y lo hace a través de la solidaridad y del compromiso por nuestros semejantes, a partir de la batalla por un gobierno popular y del pensar la política como acción de transformación, en beneficio del bienestar común.

——————-
Imagen

TAGS: #Desigualdad #Pobreza

Los contenidos publicados en elquintopoder.cl son de exclusiva responsabilidad de sus respectivos autores.
Te invitamos a conocer nuestras  Reglas de Comunidad

Comentarios

Quedan 1500 carácteres.

Nuevo

VER TODO

Nuevo

La propuesta de un mecanismo de justicia transicional es la genuina alternativa a la propuesta de "Paz para la Araucanía" que recoge el Plan Araucanía del gobierno, la cual reitera las propuest ...
+VER MÁS
#Política

Justicia transicional sin mano dura en Araucanía: la solución política

"Es claro que un candidato a las primarias presidenciales pudiera en segunda instancia, solicitar una prioridad con razones y argumentos válidos sobre un territorio."
+VER MÁS
#Política

Frente Amplio: una crisis, una prueba

La poca o nula conciliación entre un Chile del pasado más bárbaro de su historia, coronado en su Constitución con un TC politizado y una propuesta de modernidad democrática, representado en las reforma ...
+VER MÁS
#Política

Constitucionalidad: un desencuentro lleno de futuro

Con este raciocinio, el atropello en Barcelona sería no solo responsabilidad del grupo terrorista islámico que se lo adjudicó, sino que también de “muchos lados”. Entre esos muchos lados podríamos ...
+VER MÁS
#Internacional

Trump y el atentado en Barcelona

Popular

El tema de fondo es cómo no se desperdicia la oportunidad histórica de conquistar una sentida demanda del magisterio, por más que hoy se desdibuje por la conducción actual del Colegio.
+VER MÁS
#Educación

La desmunicipalización y la postura errática del Colegio de Profesores

No sé usted, pero nunca he visto a alguien usando trigonometría en la calle para medir la altura de un árbol o ecuaciones para comprar pan (y mucho menos para calcular el impacto de un kame-hame-ha)
+VER MÁS
#Educación

Las matemáticas de la vida real

La broma de Piñera daña, estigmatiza y, lo que es peor aún, podría afectar la vida de un niño, niña o adolescente que está en espera de una familia que lo acoja. ¿Quién podría sonreír al drama qu ...
+VER MÁS
#Política

Los chistes de Piñera

Porque no hay que olvidar que nuestro enemigo es el capitalismo y no sólo hay que cambiar la forma en que producimos y distribuimos los alimentos, sino que también todos los productos que consumimos a dia ...
+VER MÁS
#Sociedad

Un año de vegetarianismo, un año de aprendizaje