#Política

La importancia y el sentido de la marcha del 16 de abril

0 |
COMPARTIR
EN WHATSAPP
COMPARTIR
EN WHATSAPP

Con el gobierno de los trabajadores la Humanidad da un viraje en favor de la libertad. Lo hace porque la lucha por el bienestar común es quien dignifica el trabajo de los hombres, es la que mejora nuestra calidad de vida y es la que nos permite acceder a la educación y salud pública para finalmente reivindicar la democracia en su máxima expresión. Con los asalariados en el poder se acaba el reparto del botín saqueado por los bandoleros, la colusión entre la élite y la dirigencia política, los negociados y la corrupción. No olvidemos que todas ellas son una clara manifestación de la violencia que ejerce el capitalismo sobre nosotros. Por eso, el gobierno popular es sinónimo de una ética de avanzada mientras que la patronal es expresión de la más brutal codicia.


Estuvieron todas las consignas, urgencias, demandas, necesidades y rostros de manera que se superó ampliamente la sola reivindicación por una educación gratuita. Lo importante es que ese 16 de abril acabó con la opción de resolver la crisis de legitimidad y de credibilidad de los dominantes a través un acuerdo desde la cima del poder, siempre contra los intereses de los chilenos que a esta altura no aceptamos la impunidad.

Es muy justa la batalla que libramos contra el yugo del capital; es central acabar con el abismo de sufrimientos, de torturas, de hambre y barbarie para en su lugar defender la vida porque al bienestar general de la población le sigue la paz duradera. En estas circunstancias sólo nos queda el camino que todavía no hemos sido capaces de emprender los chilenos, a saber: el de la Asamblea Constituyente Autoconvocada. Pero tenemos que cuidarnos: el discurso de la élite tiene las características de siempre, es decir, es inconsistente, hipócrita y profundamente mentiroso. No es una novedad para quienes conocemos sus intenciones políticas. En realidad, tanto la Alianza como la Concertación más el PC, que se dicen democráticos, que además en su momento se plantearon ante los electores como nuevos y mayoría no siendo ni lo uno ni lo otro, siempre mienten. Lo hacen porque aunque nos hablen de igualdad e inclusive de socialismo o de comunismo, defienden una estructura de control donde somos sometidos por los intereses dominantes.

Pero no es fácil para la derecha duopólica seguir como si nada pasara. En realidad, la marcha del jueves pasado no sólo se caracterizó por su contundente masividad sino también por el contenido político que la rodeó, por ese tremendo ambiente contrario a la “democracia” de los “consensos”, por aquellas consignas anti corrupción y contra los dirigentes y parlamentarios millonarios que se creen dueños de la verdad, de la justicia, del poder e incluso de la realidad. Fuimos miles los que nos movilizamos contra el engaño de la élite, contra la inepta “Nueva Mayoría”, contra los falaces progresistas y contra la soberbia de la UDI y RN. Le guste o no al partido de la estabilidad y del orden neoliberal, esta manifestación golpeó al sistema político en su integridad.


Estuvieron todas las consignas, urgencias, demandas, necesidades y rostros de manera que se superó ampliamente la sola reivindicación por una educación gratuita. Lo importante es que ese 16 de abril acabó con la opción de resolver la crisis de legitimidad y de credibilidad de los dominantes a través un acuerdo desde la cima del poder, siempre contra los intereses de los chilenos que a esta altura no aceptamos la impunidad.


Estuvieron todas las consignas, urgencias, demandas, necesidades y rostros de manera que se superó ampliamente la sola reivindicación por una educación gratuita. Lo importante es que ese 16 de abril acabó con la opción de resolver la crisis de legitimidad y de credibilidad de los dominantes a través un acuerdo desde la cima del poder, siempre contra los intereses de los chilenos que a esta altura no aceptamos la impunidad.


Estuvieron todas las consignas, urgencias, demandas, necesidades y rostros de manera que se superó ampliamente la sola reivindicación por una educación gratuita. Lo importante es que ese 16 de abril acabó con la opción de resolver la crisis de legitimidad y de credibilidad de los dominantes a través un acuerdo desde la cima del poder, siempre contra los intereses de los chilenos que a esta altura no aceptamos la impunidad.

 Tal vez eso explique que al finalizar los discursos, las Fuerzas Especiales de Carabineros reprimieran con tanta brutalidad. Esa es la única respuesta posible de la derecha duopólica a la libre expresión del pueblo: las descalificaciones, la violencia, las detenciones, los golpes y hasta la violación de los derechos humanos. La batalla por un país democrático continúa.

TAGS: #MovilizacionesSociales

Los contenidos publicados en elquintopoder.cl son de exclusiva responsabilidad de sus respectivos autores.
Te invitamos a conocer nuestras  Reglas de Comunidad

Comentarios

Quedan 1500 carácteres.

Nuevo

VER TODO

Nuevo

Asumir una comprensión adecuada y armónica de todos los derechos fundamentales implica dejar de utilizar estas argumentaciones como verdades dadas de una vez por todas
+VER MÁS
#Ciudadanía

Posverdades o mentiras emotivas-ideológicas sobre los Derechos Sociales

Hoy ya con 40 años, he podido rehacer mi vida en algunos aspectos; pero, debo reconocer que ser niñe trans es difícil y más aún frente a la actitud del discurso biomédico y social, que niega esta real ...
+VER MÁS
#Política

Nosotres trans, no somos el problema

Piñera saca a los antagonistas del centro social y los coloca al margen de los debates del quehacer político, porque son larvas, por tanto, pueden ser aplastadas comunicacionalmente.
+VER MÁS
#Política

Los flojos y la derrota de Piñera

El animal es objetivado, es objeto, no es parte del mundo sensible, no se le reconoce dignidad alguna ya que no vemos ni escuchamos su dolor. Es un animal objeto o bien de consumo
+VER MÁS
#Ciudadanía

El mundo de los vegetarianos y la problemática detrás del consumo de carne

Popular

No es un diagnóstico errado decir que hoy la adopción falla, no solo porque no se visualiza como alternativa, sino porque además es un proceso demoroso.
+VER MÁS
#Sociedad

Adopción, por el derecho a ser hijos e hijas

En lugar de responder con más odio y prejuicios, debemos ser capaces de convencer a los que aún piensan así, que esos miedos y discriminaciones son frutos de un país profundamente fracturado y segregado ...
+VER MÁS
#Ciudad

La Huechuraba que soñamos

Por las características de construcción y formas de adquisición de los departamentos de la torre de Lavín, afirmamos que no son viviendas sociales.
+VER MÁS
#Ciudad

¿Son viviendas sociales las de Lavín en Las Condes?

¿En qué minuto recibimos la gracia de poder elegir donde tiene que vivir cada persona?
+VER MÁS
#Ciudad

Plusvalía v/s dignidad