#Política

Ideas para un proyecto de futuro en Tarapacá

3 |
COMPARTIR
EN WHATSAPP
COMPARTIR
EN WHATSAPP

imagen

Este 2017 será año de elecciones. Se prevé que la participación electoral será tan baja como las pasadas elecciones municipales. Aún no hay claridad electoral y faltan muchos acontecimientos para conocer con claridad quiénes serán los candidatos y candidatas en la región. Mientras tanto, sería muy bueno poner la mirada en una cuestión más importante a propósito del diagnóstico que hago respecto de la situación política y social del país y que por consecuencia también lo es en la región.


Hasta ahora, estamos en una región donde nos da miedo enfermar, no sabemos si la educación es todo lo buena que queremos, donde falta calidad de vida y por sobre todo, que no ofrece un camino hacia el futuro.

En primer lugar, estamos todos conscientes de la grave situación de deslegitimación de la política, y así mismo de todo aquello que tiene que ver con lo público. Sin duda alguna, existen algunos brotes propios de las crisis que buscan salir a flote, pero lo general es que pasamos por una desconfianza general que se nota no sólo en la política, sino que en muchas instituciones. Podríamos decir que la institucionalización de lo público como tradicionalmente lo conocemos también tiene un fuerte cuestionamiento.

En mi opinión, esto ocurre porque estamos construidos socialmente en una cultura, en un modelo de acumulación del dinero, que hace que nuestras relaciones e interacciones sean con un solo fin: la utilidad, el beneficio personal. No me quiero adentrar en análisis ya conocidos de las causas generales de aquello, como lo es un Estado subsidiario, economía capitalista, etcétera. La conclusión obvia es que parece que ninguno de nosotros hoy, hace algo a cambio de nada, y justamente lo público (y en particular la política) no parecen ofrecer mucho al ciudadano común y corriente.

Si pensamos la estructura social dividida en tres grandes clases: baja, media y alta. Nos encontramos que la primera vive en la precariedad, es subsidiada a través de fondos y programas focalizados que los mantienen, pero poco hacen por resolver el problema estructural de la pobreza. En caso de la clase alta, ésta resuelve sus problemas de forma individual a través de su enorme riqueza y el Estado sólo importa para garantizar estándares de intercambio económico y seguridad interior y exterior. Y finalmente tenemos una clase media que no cuenta con beneficios del Estado, que no tiene poder económico individual y que su única manera de subsistir en este modelo es a través del endeudamiento que le hace vivir la falsa idea de “tener” sin tener realmente nada. Aquí está la gran mayoría de las personas, y parece ser que es la que peor evalúa un sistema que les exige rascarse solos y no les resuelve aparentemente nada. En otras palabras, ¿Por qué ir a votar si estos señores no me ayudan?, discurso cada día más instalado y reforzado.

Entonces la devolución de la confianza hacia lo público parece encontrarse en resolver esta cuestión. Lograr que la política sea capaz de construir puentes de confianza con los individuos a partir de conectar en la solución de sus cuestiones cotidianas y estructurales como: el endeudamiento, los servicios sociales, el empleo, la vivienda entre otros. Parece sencillo, se escribe fácil, pero no lo es.

Regresemos a los candidatos y a la región. Tarapacá no cuenta con proyecto de vocación de territorio, no sabe hacia dónde quiere ir, ni sabe concretamente quién es siquiera. Sin proyecto da igual quien gobierne, y seguirán eligiendo unos pocos a quienes mejor les caen. Debemos ser capaces de exigir ideas que creen un proyecto de futuro capaz de conectar con nuestras necesidades inmediatas, pero también de futuro, que busque la construcción de certezas en una sociedad donde cada vez más la inestabilidad parece apoderarse de todo. ¿Cuál será nuestra economía? El puerto, la Zofri, la minería, la agricultura, el turismo, la energía, los servicios, qué. Cuáles serán las garantías de calidad de nuestras ciudades, para que valga la pena vivir aquí, y no sólo nos aferremos a la identidad.

Hasta ahora, estamos en una región donde nos da miedo enfermar, no sabemos si la educación es todo lo buena que queremos, donde falta calidad de vida y por sobre todo, que no ofrece un camino hacia el futuro. Quienes sepan conectar con estas cosas, en mi opinión, lograrán ir más allá de las tradicionales campañas políticas que nos bombardearan en pocos meses más. Necesitamos líderes que sean capaces no sólo de sacarse fotos con nosotros, sino que sean capaces de liderar el presente y construir un futuro posible. Debemos exigir ideas, de lo contrario no podremos encontrar salida en un túnel que parece cada día más oscuro. Tarapacá merece más.

TAGS: #Elecciones2017 #Tarapacá Regiones

Los contenidos publicados en elquintopoder.cl son de exclusiva responsabilidad de sus respectivos autores.
Te invitamos a conocer nuestras  Reglas de Comunidad

Comentarios

Quedan 1500 carácteres.

Ordenar comentarios por:
Jose Luis Silva Larrain

22 de marzo

Disculpe señor pero su discurso puede ser el politicamente correcto pero hay que ser muy cara palo. Habla con los mismos argumentos para que usted haya apoyado un gobierno, que ganó con mayoria absoluta, además logro tambien respaldo de las dos cámaras y de la mayoria de las municipalidades ¿ y despues de todo eso de nuevo lo de “deslegitimación politica”?. Hace 4 años en esta tribuna hizo un artículo “Para que queremos que vuelva Bachelet”, tambien politicamente correcto su tiempo, con toda la efervesencia y subrayando siempre la necesidad de que trasendiera a los 4 años, insuficientes para los cambios que proponia con sus ideas ¿pero ahora dice que va a ganar el que tenga nuevas ideas? ¿y reafirmando nuevamente las mismas y fracasadas consignas ideológicas a mismo tiempo? ¿ y segun ud. para ir mas alla de las campañas tradicionales? Perdone pero encuentro demasiado facil ganar votos asi, especialmente en la cuestionada instancia de consejales por lo que todos conocemos.

Saludos

22 de marzo

José Luis, gracias por tu comentario. El debate es necesario en este tipo de cuestiones. Ahora bien, en relación a tu primer punto decirte lo siguiente: El Gobierno de la Presidenta Bachelet ha sido un gobierno transformador, desde las ideas y las acciones, ella ha entregado todo su capital político en favor de realizar cambios estructurales que Chile no se atrevió o en el que en su minuto no hubo condiciones para hacerlo. En ese orden de cosas, los logros serán apreciados en el mediano plazo. Mi reflexión no apunta a un gobierno, sino a un sistema político completo. Si buscas otras publicaciones mías te darás cuenta que no es la primera vez que lo planteo. La política se encuentra deslegitimada como parte de el concepto de lo público. En segundo lugar, lo que creo y creemos muchos, es que Chile requiere un proyecto de país, y en lo esencial también mi Región. Tenemos esa difícil tarea. Y finalmente lo último requiere análisis mayor, pues justamente cuando lo público está en crisis sus sistemas de representación también lo están, sin embargo, quienes hemos logrado alcanzar la representación popular, tenemos el deber de reflexionar y ayudar a que las cosas mejores. Un saludo José Luis.

Jose Luis Silva Larrain

22 de marzo

Agradesco el dialogo Gonzalo. Nadie niega que ha sido un gobierno transformador, dejo todo peor d lo que estaba, profundizar los cambios seria para peór. Sabemos que cuando hablan de algo tan ambiguo como el “concepto de lo publico” no es otra cosa que un sinonimo de marxismo sin pronunciar esa palabra (despues de todo el blabla al final la única definicion de “lo pulblico” que uno encuentra es que es lo opuesto a lo privado) .

Segun usted “La política se encuentra deslegitimada como parte de el concepto de lo público ” (o sea deslegitimada para el comunismo). ¿>Cuando fue la ultima vez que estuvo legitimada?

¿Su apuesta es seguir con los cambios, profundizarlos y convencer a la gente que el resultado de ellos se verá despues? Le recuero que la realidad nos dice que el gobierno de estos cambios terminará con un 15% de aprobación. ¿Apuesta UD. por mas de lo mismo?

Para usted con tener el gobierno, el congreso, los municipios, o sea todas las instancias de poder no fueron suficientes para dar necesaria profundidad a los cambios, ni con todas esas instancias de poder “se atrevió” a hacerlos o mas aún, con todo eso a favor no habia “condicones para realizarlos” Concejal: ¿Hay algun pais que sirva o haya servido como referente de lo que quiere para Chile?. ¿püede o no puede mostrarnos alguna carta buena?

¿Sabe que es blufear? Es la habilidad de engañar al resto haciendolo creer que ud. tiene un juego formidable sabiendo que no lo tiene.

Saludios

Ver todos
Ocultar

Nuevo

VER TODO

Nuevo

Baradit deja al desnudo aspectos políticamente incorrectos, ha tocado la fibra del conservadurismo doble estándar de la elite criolla, aristocrática, oligárquica, momia. Para ellos, es de muy mal gusto ...
+VER MÁS
#Sociedad

El caso Baradit, o el arte de develar lo incómodo en Chile

Chile debe aceptar el desafió de ir por sus ventajas comparativas y tomar como propio el ser considerado como el país con más proyección en Energías Renovables (Solar, Eólica, GeoTérmica, Mareomotriz ...
+VER MÁS
#Desarrollo Regional

La leña, el cambio climático y la industria forestal

Nuestra participación y la de muchos otros es la que hace posible orientar la dirección de un país en un sentido u otro. Un grano de arena no hace una montaña, sin embargo un gran número de granos, sí ...
+VER MÁS
#Política

¿Porqué no votar?

Mirar los acontecimientos con perspectiva histórica y elucubrar una posible respuesta resulta del todo ejemplar para evitar los juicios y decisiones apuradas, de manera que en la vieja reyerta sobre si apr ...
+VER MÁS
#Política

Kohl o Merkel: la disyuntiva DC después de las elecciones

Popular

Para nosotros los psicólogos, cuando la química (no racional) te impide dar tu 100% con un paciente estás obligado a derivarlo a otro, luego, si eres responsable, tienes que analizar porque no toleraste ...
+VER MÁS
#Política

Cero tolerancia al Rincón que mata en mala

El trabajador, aparte de no leer ni siquiera Condorito en su somnolencia transantiaguina, constata como día a día su patrón ingresa desde paltas del supermercado a autos 0kms.
+VER MÁS
#Política

Saber hacerla

Ahora bien, en estas elecciones no da lo mismo quien gobierne los próximos años, lo que está en juego es decidir el país que soñamos.
+VER MÁS
#Ciudadanía

Porque no da lo mismo quien gobierne

No podemos dejar de recordar el caos que se viví­a no hace mucho tiempo en las calles de Santiago, permanentemente en pugna y con olor a bomba lacrimógena, no bien se hubo disipado el polvo el terremoto.
+VER MÁS
#Política

Cómo ganarle a Piñera