#Internacional

El triunfo de Trump: entre dos opciones ganó lo peor

1 |
COMPARTIR
EN WHATSAPP
COMPARTIR
EN WHATSAPP

imagen

Donald Trump, contra todos los pronósticos ha sido electo presidente de EE.UU.


Ahora nadie será capaz de parar a Trump. Tendrá todo el poder para él, junto con la presidencia de Estados Unidos, controlará el Senado, la cámara de representantes y el Tribunal Supremo.

Una persona que niega el cambio climático, fomenta la intolerancia racial, religiosa y política, que solo persigue despertar los sentimientos más atávicos de su audiencia e inculcar prejuicios que dificultan el diálogo racional respecto a las propuestas más viables para resolver la crisis de empobrecimiento que sufren millones de personas en ese país, obtiene una resonante victoria electoral, dibujando un futuro inquietante en todos los ámbitos.

Un personaje que se ha enriquecido defraudando a otros hombres de negocios, se congratula de haber evadido impuestos, efectuado actividades ilegales utilizando instituciones de caridad, con un largo historial de denuncias de agresiones y acoso sexual, mentiroso compulsivo y que convirtió el debate presidencial en una cloaca, logró -apelando a la satisfacción instantánea y el espectáculo- neutralizar la capacidad de análisis crítico de la ciudadanía norteamericana, enalteciendo los “valores” creados por neoliberalismo (el triunfo, el dinero, el egoísmo).

Contra toda lógica, Trump que ha defendido la deportación de 11 millones de migrantes y tiene un discurso racista recalcitrante, vulgar, xenófobo, misógino y se aproxima a un populismo neofascista, muchos inmigrantes latinos y afroamericanos votaron por él, ya que sin el apoyo de parte de esa población el resultado que se ha dado sería imposible.

Hillary Clinton parecía ser la candidata sensata, de acuerdo a los medios de comunicación, opuesta al republicano furibundo. Por eso diversos sectores en EEUU la presentaron como la menos mala de las dos opciones.

Pero lo cierto es que ella no generó enormes entusiasmos por su trayectoria vinculada a Wall Street. No en vano, Goldman Sachs, Citibank y JP Morgan han sido los bancos que más donaciones le aportaron. A lo largo de su carrera ha recaudado más de 400 millones de dólares como apoyo a sus campañas electorales. Además, Wall Street no solo le entrega donaciones, sino que paga sus discursos, con una media de 225.000 dólares por conferencia.

Ella misma, antes de dar el salto a la política, trabajó durante años en las juntas directivas de diversas corporaciones, como Wal-Mart, el mayor empleador privado de Estados Unidos, denunciado por las organizaciones sindicales por casos cotidianos de explotación laboral y discriminación salarial de género. Las denuncias se centran en los bajos sueldos, las malas condiciones de trabajo y la asistencia sanitaria inadecuada, además de una política antisindical de la empresa. Hillary siempre mantuvo silencio al respecto, y los herederos del dueño de Wal-Mart, Sam Walton, han respaldado a la candidata en estas elecciones con aportes económicos.

Según el Washington Post, a lo largo de los años el matrimonio Clinton ha recaudado unos 3.000 millones de dólares, 2.000 entregados a su Fundación y 1.000 más como apoyo político directo. Donaciones cuyo único objetivo es influir en la política estadounidense a favor de sus intereses. Y, por cierto, han condicionado las políticas internas y externas de ese país, como la mayor venta de armas de 66.300 millones de dólares a Arabia Saudita en 2011, actor principal en las guerras de Irak, Siria o Yemen e impulsor de la represión contra la primavera árabe en su propio territorio o en otros países vecinos y uno de los financistas de primer orden del ISIS.

Frente a un rival como Donald Trump, los demócratas habrían necesitado una candidata dispuesta a representar valores claramente favorables a la mayoría social y compromisos con los más desfavorecidos. Sin embargo Clinton representaba lo contrario.

Ahora nadie será capaz de parar a Trump. Tendrá todo el poder para él, junto con la presidencia de Estados Unidos, controlará el Senado, la cámara de representantes y el Tribunal Supremo; por tanto, podrá disminuir sustancialmente los impuestos a las grandes corporaciones -beneficiando al 1% de los multimillonarios- suspender los acuerdos con Irán, construir el muro con México, derogar la reforma sanitaria de Obama y utilizar el arsenal nuclear como una herramienta de amenaza en las relaciones internacionales.

El movimiento que ha impulsado Donald Trump ha llegado para quedarse y la política norteamericana de los próximos años estará determinada por la influencia de un muy amplio electorado aglutinado en torno a claras pulsiones xenófobas, anti-liberales, de derecha radical y de vuelta atrás en el camino de la democracia social y de la tolerancia hacia lo diverso.

La incógnita está en saber cómo y cuánto influirá esa fuerza en el devenir político de otros países. La experiencia de lo que ya está ocurriendo en Europa, lleva a concluir que influirá.

TAGS: #EEUU #EleccionesEEUU #Trump

Los contenidos publicados en elquintopoder.cl son de exclusiva responsabilidad de sus respectivos autores.
Te invitamos a conocer nuestras  Reglas de Comunidad

Comentarios

Quedan 1500 carácteres.

Ordenar comentarios por:

10 de noviembre

Clinton nunca fue la candidata sensata. Representa la continuación de las invasiones. Trump, con toda su palabrería y “estupidez”, tuvo ciertos guiños de cooperación con Rusia. >>”Goldman Sachs, Citibank y JP Morgan han sido los bancos que más donaciones le aportaron” a Hillary?>> En el peor de los casos los norteamericanos tienen experiencia deponiendo presidentes.

Ver todos
Ocultar

Nuevo

VER TODO

Nuevo

La participación democrática implica un compromiso, una voluntad de plasmar una idea en lo concreto y de defenderla (y asumir que existe la posibilidad que la idea de otro se imponga).
+VER MÁS
#Ciudadanía

Like sí, Voto no

Será interesante saber si Piñera y Guillier ofrecerán nuevas propuestas en materia científica, y si rescatarán propuestas e ideas de los programas de las otras candidaturas, en particular si quieren bu ...
+VER MÁS
#Ciencia

Segunda vuelta: ¿qué esperar para la ciencia?

"Lo que se espera en la propuesta política en estas presidenciales, es que tenga muy presente que la nobleza y dignidad de un país no se calcula sólo en el volumen de su PIB, ni en las cifras macroe ...
+VER MÁS
#Política

Chile Vamos: ¿a dónde?

La primera vuelta de las elecciones presidenciales desmintieron rotundamente a las encuestas que con un claro sesgo ideológico y serios límites metodológicas instalaron, durante meses, la victoria ineluc ...
+VER MÁS
#Política

El progresismo es mayoría política y electoral

Popular

Baradit deja al desnudo aspectos políticamente incorrectos, ha tocado la fibra del conservadurismo doble estándar de la elite criolla, aristocrática, oligárquica, momia. Para ellos, es de muy mal gusto ...
+VER MÁS
#Sociedad

El caso Baradit, o el arte de develar lo incómodo en Chile

Para nosotros los psicólogos, cuando la química (no racional) te impide dar tu 100% con un paciente estás obligado a derivarlo a otro, luego, si eres responsable, tienes que analizar porque no toleraste ...
+VER MÁS
#Política

Cero tolerancia al Rincón que mata en mala

Nuestra participación y la de muchos otros es la que hace posible orientar la dirección de un país en un sentido u otro. Un grano de arena no hace una montaña, sin embargo un gran número de granos, sí ...
+VER MÁS
#Política

¿Por qué no votar?

¿Cuál debiese ser la preocupación esencial? Primero que todo, brindarle al INE, de una vez por todas, la autonomía que requiere. De esa forma, se evitan suspicacias sin bases o gustos políticos como el ...
+VER MÁS
#Economía

Censo 2017 ¿Un déjà vu? ¿Problema del INE, del gobierno o del Estado?