##UnPaísQueOpina

A propósito de Cachagua

1 |
COMPARTIR
EN WHATSAPP
COMPARTIR
EN WHATSAPP

imagen

Provengo de una familia de clase media, de esa mañoseada clase media; de abuelos con escasa educación formal o más bien nula, que en base a su trabajo y por qué no decir, a soportar estoicamente las humillaciones propias de ser obrero en aquellos tiempos, pudieron sacar adelante con mucho esfuerzo a sus hijos. Primera o segunda generación de universitarios, de orgullosa madre dueña de casa y un padre que vio truncado sus estudios por tener la valentía y el coraje de declararse abiertamente contrario a la dictadura militar, y que con impotencia fue testigo de cómo sus compañeros de universidad eran detenidos en las aulas de la Católica del Norte y no volvieron nunca más


Las fiestas clandestinas en barrios y balnearios acomodados no tiene tanto que ver con la desigualdad, tiene que ver sobre todo con la falta de empatía

Mi padre nunca fue alguien que validara la violencia, su lucha siempre tuvo que ver con las ideas, con lo valioso para la democracia de disentir, de no estar de acuerdo, pero respetar siempre la posición del otro.

Gracias al esfuerzo de nuestros padres pudimos crecer, recibimos educación formal por sobre el promedio, pero hay algo mucho más importante que recibimos de ellos, el respetar al otro sin importar su condición, el solo mirar hacia abajo para ayudarle a los demás a tomar impulso y lo más importante; a ser empáticos.

Las fiestas clandestinas en barrios y balnearios acomodados no tiene tanto que ver con la desigualdad, tiene que ver sobre todo con la falta de empatía, porque la Isi, la Tere o el Pablo, probablemente estén bien alimentados y gocen de buena salud, y en cualquier caso, el enmarañado de redes que poseen les permitan que, de contagiarse, el contagio no sea más que un simple resfrío, pero quien les ayuda con el aseo del hogar, quien los cuidó y les dio cariño mientras sus padres trabajan, esa persona que dejó de ser madre para atender a los hijos de otro, esa persona que debe viajar todos los días cuatro horas entre micros y metros porque debe atravesar la ciudad de lado a lado para llegar a su lugar de trabajo, ante un contagio probablemente no sobreviva, y es precisamente ahí donde opera la desigualdad.

La culpa no es de la Isi, la Tere o el Pablo, ellos son jóvenes con todas las posibilidades de la vida, con el mundo a sus pies, incluso muchos con la vida resuelta, y que fueron educados, criados y formados en un contexto de amor al prójimo, lamentablemente de un prójimo que no somos todos.

TAGS: #Coronavirus #Desigualdad Jóvenes

Los contenidos publicados en elquintopoder.cl son de exclusiva responsabilidad de sus respectivos autores.
Te invitamos a conocer nuestras  Reglas de Comunidad

Comentarios

Quedan 1500 carácteres.

Ordenar comentarios por:
ignacio calderon

13 de Enero

excelente!!!!!!

Ver todos
Ocultar

#Coronavirus

VER TODO
El desarrollo del pensamiento crítico es fundamental para comenzar a quitarse el velo de estos nuevos discursos demagógicos
+VER MÁS
#Política

Decadencia del debate público y el daño a la democracia

No pueden tener una nación fuerte sin familias fuertes: El padre, la madre y los hijos como una unidad trabajando juntos  en  una  sociedad sana
+VER MÁS
#Sociedad

Mujeres en pandemia

El modelo curricular cultural chileno colonizador sigue produciendo las asimetrías culturales y la sumisión de las identidades culturales que se han integrado en la actualidad producto del proceso migratorio
+VER MÁS
#Educación

Interculturalidad crítica en el ámbito educativo, un desafío en la nueva Constitución

Lo concreto es que así como en Ecuador el clivaje estuvo dado por el correismo versus anticorreismo, en Perú estará dado por el fujimorismo versus antifujimorismo
+VER MÁS
#Política

¿Qué nos dicen las elecciones de Perú y Ecuador?

Nuevos

El desarrollo del pensamiento crítico es fundamental para comenzar a quitarse el velo de estos nuevos discursos demagógicos
+VER MÁS
#Política

Decadencia del debate público y el daño a la democracia

No pueden tener una nación fuerte sin familias fuertes: El padre, la madre y los hijos como una unidad trabajando juntos  en  una  sociedad sana
+VER MÁS
#Sociedad

Mujeres en pandemia

El modelo curricular cultural chileno colonizador sigue produciendo las asimetrías culturales y la sumisión de las identidades culturales que se han integrado en la actualidad producto del proceso migratorio
+VER MÁS
#Educación

Interculturalidad crítica en el ámbito educativo, un desafío en la nueva Constitución

Lo concreto es que así como en Ecuador el clivaje estuvo dado por el correismo versus anticorreismo, en Perú estará dado por el fujimorismo versus antifujimorismo
+VER MÁS
#Política

¿Qué nos dicen las elecciones de Perú y Ecuador?

Popular

Esta generación de futuras viejas en Chile se compone de mujeres empoderadas que han logrado triunfos históricos en lo político social y cultural.
+VER MÁS
#Género

La revolución de las viejas

El efecto Placebo/Nocebo no debe ser despreciado ni desechado, hay que reconocerlo y utilizarlo en nuestro propio beneficio, y una de las formas, es que la medicina tradicional, hoy tan mercantilizada, deje ...
+VER MÁS
#Salud

10 de abril: Día Internacional de la Homeopatía o ¿del efecto Placebo?

Se equivocan quienes piensan que lo decisivo ahora es ganar de cualquier forma la próxima elección, poniendo atajo a otro gobierno de derecha.
+VER MÁS
#Sociedad

Construir un nuevo país no es solo ganar una elección

La ciudad no es independiente de los sujetos que la habitan, por el contrario, es como geografía humana, vestida de miedos y colores. Es nuestro Santiago, y no son los soldados precisamente quienes homenaj ...
+VER MÁS
#Política

Adiós Baquedano