#VideoBlog

De democracia, desarrollo local y plebiscitos comunales

0 |
COMPARTIR
EN WHATSAPP
COMPARTIR
EN WHATSAPP

imagen

La democracia en cuanto régimen político, supone que una mayoría de personas gobierne los destinos de una sociedad, en un respeto irrestricto por las minorías. Lo anterior, por medio de representantes, determinando de esta forma el mitologema liberal de la democracia. Hay que conceder, que la Democracia en cuanto régimen, es anterior al liberalismo. Lo mismo ocurre con la idea de República, tan habitualmente asociado a las formas de gobierno que se estudian y practican desde los siglos XIX y XX prioritariamente (presidencialismo, parlamentarismo y semipresidencialismo).


En este marco de No Democracia y República local profunda, se constata con preocupación cómo la indicación legislativa para mejorar el dispositivo de ‘plebiscito local/comunal’, estaría degenerando respecto de su inspiración inicial

Se indica que tanto Democracia y República deben regularmente profundizarse, más cuando son crecientes los grados de opacidad en cuanto la linealidad entre representantes y representados o gobernantes y gobernados, que hasta hoy día, indicará Pierre Rosanvallón, se encontraría desalineada, permitiéndose un incremento de la desconfianza, mal utilizándose otro rasgo propio del ejercicio democrático como son la práctica de los consensos (funcionales a políticas públicas, o bien, a la designación de representantes). Se podría colegir que no utilizar la elección competitiva, a propósito de los temores a las reyertas electorales, las que conllevarían a recursos poco democráticos en oportunidades, podrían desestabilizar los necesarios status quos sociales u organizacionales que sí profundizarían la Democracia y la República (¿es un aporismo?).

En este marco, las 345 municipalidades que organizan Chile, regidas por la ley 18.695 orgánica de municipalidades, entre varias características, se le puede entender como autoritaria, en cuanto a la Democracia y República local que crea. En primer lugar, porque la misma no define a los municipios como gobiernos, sino como administraciones locales, haciendo de la misma ley una anomalía política, dado que igualmente logra un órgano de gobierno por medio de la elección democrática de un Concejo Municipal (en dos elecciones, una de alcalde y otra de concejales), funcional a la condición de administración. En el intertanto, los alcaldes se transforman en Presidentes de la República, replicando el presidencialismo y centralismo nacional, convirtiéndolo en una figura, institucionalmente, poco democrática. Esa se podría indicar es otra característica.

Una tercera consideración de lo poco democrático del ordenamiento legal, se encontraría en las dificultades para la participación ciudadana: a.- ciudadanía ¿participando? en la representación del concejo municipal; b.- participación en las audiencias públicas, tras cumplir una serie de requisitos que impondrían reglamentos asociados, una vez al mes; c.- participación en las comisiones organizadas por concejales y alcalde, en la discrecionalidad e interés, en oportunidades, ‘muy interesadas’ de cada uno de los actores consignados; o bien, d.- cuando la ley de urbanismo y construcciones por medio de su ordenanza obliga a unas reuniones con la comunidad, sea para informar o ‘informar’ de una modificación en un Plan Regulador Comunal, o Plan Seccional (modificación en los usos de suelo al interior del límite urbano), las que en más de una oportunidad son defectuosamente convocadas, casi para impedir la participación de la comunidad; e.- ocurriendo lo mismo con las convocatorias logradas por la ley ambiental cuando se deben activar los dispositivos de participación, sobre todo cuando de Estudios de Impacto Ambiental se refiere; f.- por otra parte, los Consejos de Participación de Organizaciones Civiles (COSOC), que prometieron oportunidad de profundización de la democracia local, más, han provocado frustración, dada la condición de indicativo y no resolutivo de sus definiciones políticas y locales.

En este marco de No Democracia y República local profunda, se constata con preocupación cómo la indicación legislativa para mejorar el dispositivo de ‘plebiscito local/comunal’, estaría degenerando respecto de su inspiración inicial (también es un dispositivo contemplado en la ley, como los otros), cual fue proponer bajar varios umbrales institucionales para su ejecución, (emblemáticos fueron el de Las Condes/La Reina y el de Peñalolen, cuando Claudio Orrego era alcalde). Dicha indicación, gestionada por el Diputado Tomás Hirsch y acompañada por otros y otras en el Congreso, que podría transformarse en más democracia directa, más representación, más república y más desarrollo local, podría desdibujarse completamente y terminar en una muy menor modificación. Cabe indicar, que de prosperar, ojalá, con los mayores grados democráticos, también sea entendida como una medida de descentralización efectiva, haciéndose traspaso real de más recursos de todo tipo (un ejemplo, es lo referido a la validación de las firmas de las personas que buscan validar el plebiscito, donde en la actualidad, deben notariarse las mismas con todos los costos económicos y dificultades administrativas que ello implica, proponiendo el proyecto, sea la Secretaría Municipal, quien actúe de ministro de Fe, facilitando la gestión. Tal situación debería implicar un traspaso de recursos de otras entidades estatales)

El desarrollo local, en cuanto proceso y situación sociopolítica, socioeconómica y sociocultural, viene significándole asumir que su logro debe ser participativo, no sólo por cuestiones de acercamiento efectivo entre las comunidades y sus representantes prioritariamente locales, sino por cuestiones identitarias. En ese sentido, constreñir la participación ciudadana, implicaría no sólo impedir más Democracia y República local, sino que un desarrollo local, menos identitario, menos cohesivo social y culturalmente.

TAGS: #Democracia #DesarrolloComunal #PlebiscitoComunal

Los contenidos publicados en elquintopoder.cl son de exclusiva responsabilidad de sus respectivos autores.
Te invitamos a conocer nuestras  Reglas de Comunidad

Comentarios

Quedan 1500 carácteres.

 

PARTICIPA

Popular

Pareciera que estos grupos odian la inmigración, pero sólo la latina.
+VER MÁS
#Política

¿Inmigrantes? Sólo si son rubios y europeos

No sé si mi nieto tendrá la oportunidad de vivir en un Estado que se preocupe realmente de sus ciudadanos, por lo menos haré el esfuerzo para tratar de evitar que ustedes, vuestra empresa y vuestra indus ...
+VER MÁS
#Ciudadanía

Respuesta a encuesta de AFP Habitat

Chile debe enfatizar que somos un país muy responsable con el ambiente, y debemos negarnos a que los principales contaminadores nos traspasen el gravamen de reducirlas para enfrentar un problema que ellos ...
+VER MÁS
#Medio Ambiente

Gases de efecto invernadero, o el desastre de los satisfechos

Macri centró sus dardos en la corrupción olvidando dos cosas. Una, que la corrupción no es un elemento diferenciador porque la ciudadanía asume que todos están corruptos
+VER MÁS
#Internacional

No llores por mí Argentina

Popular

En esta Dictadura digital moderna que China está construyendo, el destino de sus ciudadanos es regido por algoritmos computacionales desarrollados por la empresa Alibaba
+VER MÁS
#Sociedad

China en camino de hacer realidad 1984

Considerando que no hay un tratamiento farmacológico eficaz y dado que se trata de una enfermedad progresiva con distintas etapas y necesidades, surge la pregunta sobre los beneficios que la Ley debe incluir
+VER MÁS
#Salud

El ELA, tiene colores

Lo que se juega el 2020 es ni más ni menos que la posibilidad de reconstruir nuestra identidad colectiva precisamente desde lo colectivo, y validar la política como un instrumento para pensar la comuna a ...
+VER MÁS
#Municipales

Municipales 2020 Conchalí, una elección histórica

Son estas señales -su forma de votar- las que los ciudadanos estamos observando atentamente de nuestras autoridades y legisladores
+VER MÁS
#Política

Carta abierta a Alejandro Guillier, TPP-11