#Todos somos ciudadanos

El espejo vacío

0 |
COMPARTIR
EN WHATSAPP
COMPARTIR
EN WHATSAPP

imagen

Esa dimensión santificada de la política, constructora de los mega-relatos, generalmente atribuida a asociar su ejercicio a los asuntos de la virtud y la prudencia y que la tiene pagando todos los costos de la desacralización de su rol, tiene por momentos un correlato simplemente sorprendente en la expresión de la ciudadanía y su marcha por nuestras líneas de tiempo.


La ciudadanía no tiene forma de ponerse de acuerdo ni de generar procesos de conocimiento agregado o innovación abierta para disponer de estos resultados que operan como verdaderas carambolas.

Así, por ejemplo, en mayo pasado la media marea (porque solo es la mitad la que se expresa) apuntó a una contundente necesidad de cambio de ciclo en la elección plebiscitaria, cuya opción Apruebo alcanzó un 78% de las preferencias. Luego, la siguiente media marea (nadie se baña dos veces en el mismo río, decía Heráclito), expresó una inteligente distribución de escaños, brindando una fotografía donde ninguna de las partes alcanzó un protagonismo tal que le permitiese organizar por si sola la fiesta y aprovechó de pasar el recado: busquen acuerdos. Por último, ahora, una tercera media marea (desde luego, en parte distinta a las anteriores) definió una conformación del parlamento que no da mayoría a nadie y, de paso, condicionó el futuro de la discusión constituyente aterrizándola al encargo original (una reiteración del recado…) y fijando el marco para el próximo gobierno sin mayoría en el Congreso Nacional (como en los tiempos de la vapuleada Concertación y de los últimos 30 años). Qué ironía ¿no?

La ciudadanía no tiene forma de ponerse de acuerdo ni de generar procesos de conocimiento agregado o innovación abierta para disponer de estos resultados que operan como verdaderas carambolas. En su sentido original el voto apunta al objetivo individual del elector, pero su consecuencia acumulada es múltiple, mostrando que eso que se ha denominado como la pulsión de la calle, ese sentido común de la ciudadanía o del pueblo, o de los clientes o el público (las acepciones son variadísimas), encuentra siempre una manera de reírse tras de la puerta al ver la cantidad de incordios que producen las decisiones populares. Y vaya que lo saben en la Convención Constitucional, en el parlamento y en los partidos políticos.

Recordé un libro de Ferdinando Scianna, fotógrafo italiano que estuvo en Puerto de Ideas hace algunos años, y que ha teorizado sobre los efectos y significados de las selfies. Dice entre sus páginas “Con la práctica de la autofoto y de compartir continuamente instantes de nuestra vida, delegamos en los demás la delicada construcción de nuestra identidad y su existencia misma…” Y continúa, citando al psiconalista Recalcati, quien ve en esta imagen un símil con la figura de Zelig de aquella película de Woody Allen, atribuyéndole un síndrome que sirve para “huir de la depresión a través de inyecciones continuas de narcisismo”.

Y claro, el gesto de la selfie con la mano extendida no constituye un saludo político de alguno de los postulantes de turno y menos es la identificación de aquel por quién optaremos el próximo 19 de diciembre. El gesto es más universal que partisano y lo propio nuestro, lo que nos identifica mucho más que esa selfie que busca el juego como unidad, es esa búsqueda del like, de aquel me gusta que refuerza la identidad, aunque por momentos esa identidad no tiene diversidad alguna y solo nos hablamos entre iguales o grupos de referencia a los que adherimos, siendo ese hecho mucho más habitual de lo que podemos imaginar.

¿Narcisismo? Si claro. Pero no es solo eso. También es bajo interés por la acción reflexiva y un disminuido deseo de encontrarse con el otro distinto, lo que Agustín Squella llamaría la práctica de la tolerancia activa, aquella que no es un juego de suma cero y que busca una convivencia armónica y comunitaria, sobria, constructiva.

Verse en el espejo es un ejercicio cada día más complejo, al menos en términos de la vida en común. Corremos el riesgo de no ver nada o que el reflejo no sostenga lo que pretendemos sostener y eso corre para cada uno de nosotros, para nuestros proyectos colectivos y también para las instituciones que suelen no reconocer esta nueva pulsión ciudadana que se entremezcla con una sabiduría popular que pareciera jugar de memoria, como la roja dorada. Atentos.

TAGS: #Elecciones2021 #ParticipaciónCiudadana #Presidenciales2021

Los contenidos publicados en elquintopoder.cl son de exclusiva responsabilidad de sus respectivos autores.
Te invitamos a conocer nuestras  Reglas de Comunidad

Comentarios

Quedan 1500 carácteres.

#NuevaConstitución

VER TODO
En el caso del derecho a la ciencia, por ejemplo, no se trata un derecho solo de acceso a los beneficios del conocimiento; más bien, lo que se busca es asegurar que un país participe del progreso científico
+VER MÁS
#Política

Un piso mínimo para la ciencia en la nueva Constitución

No deja de impresionar cómo están cambiando las cosas. Las nuevas generaciones parecen estar tomando al toro por las astas, asumiendo los desafíos que se tienen por delante y que no son menores.
+VER MÁS
#Política

Una nueva mesa constitucional

En cualquier caso, lo complejo es definir qué implica, en los hechos, los derechos de las generaciones futuras y en qué condiciones se puede hacer efectivo en tanto derecho
+VER MÁS
#Sociedad

El derecho de las generaciones futuras

La cultura es libre como el agua y fluye como un río, su caudal es el territorio, las calles, las plazas, las comunidades, las organizaciones ciudadanas.
+VER MÁS
#Política

Tres dimensiones por la cultura en la nueva Constitución

Nuevos

Esta mañana veraniega y calurosa hemos sido testigos como la generación de estudiantes de los años 2011 y 2012 se habían tomado las calles por cambios en educación y sociales, ha llegado a La Moneda, e ...
+VER MÁS
#Política

El Gabinete de la esperanza

Las naciones que prosperan brindan derechos personales, nutrición y atención médica básica, sostenibilidad del ecosistema y acceso a educación avanzada, entre otros bienes
+VER MÁS
#Economía

Indice de progreso social

ChileCompra ha exigido que, para seguir operando en su plataforma, las corporaciones falseen las declaraciones juradas, poniendo a los miembros del directorio como dueños, y adjudicándose arbitrariamente ...
+VER MÁS
#Sociedad

ChileCompra pide a sus usuarios cometer perjurio

Queda demostrado que la mano dura sólo trae réditos político electorales a quien la propone, pero no tiene ningún impacto efectivo en los niveles de delincuencia
+VER MÁS
#Justicia

El verdadero efecto de aumentar penas y la cárcel efectiva

Popular

Si no nos vacunamos, estamos poniendo en riesgo a nuestro entorno social y familiar, principalmente a los más débiles, como son los niños, ancianos y enfermos
+VER MÁS
#Salud

Novak Djokovic y su punto de quiebre en contra por antivacunas

La brecha que existe no es entre personas ricas y pobres, sino entre las más ricas y la inmensa mayoría de la humanidad. Las crecientes desigualdades "están destrozando nuestro mundo"
+VER MÁS
#Economía

COVID-19 y la pandemia de la desigualdad

Es importante, que, en tiempo de incertidumbre climática, las inmobiliarias confíen en la institucionalidad ambiental del país. En materia de humedales por primera vez se les han definido las reglas clar ...
+VER MÁS
#Medio Ambiente

Ley de humedales urbanos, inmobiliarias y metas climáticas

El pluralismo y la horizontalidad en el ejercicio del poder, es más recomendable que el achique y es lo que mejor se corresponde con los distintos tipos de redes y articulaciones que hoy existen en nuestra ...
+VER MÁS
#Política

Anillos y otros agregados