#Sociedad

La miseria del 24 x 7 (bienvenidas vacaciones)

4 |
COMPARTIR
EN WHATSAPP
COMPARTIR
EN WHATSAPP

Las vacaciones son un buen momento para valorar el ocio. Podemos descansar, sanarnos, entregarle a nuestros hijos cariño y conversación, etc. Pero vivimos en una cultura que idolatra el negocio y que por lo tanto desprecia el ocio; lo estigmatiza como si de un pecado mortal se tratara.


El estilo 24/7 es maligno. Pone a la altura de “valor” algo que debe ser repudiado: que funcionarios públicos renuncien a derechos laborales irrenunciables. Pone como ejemplo de buen trabajador a aquel que renuncia a tener una vida, más allá de la productividad, honestidad o calidad con que haga las cosas.

Más aún, parte del desprecio occidentalófilo por los pueblos originarios tiene que ver con esa creencia. Unos, los que se entregan al negocio, serían los civilizados; otros, los que valoran el ocio, serían los salvajes. El ocio es utilizado en conversaciones de café como argumento para someter, por ejemplo, a los mapuche a una especie de interdicción y justificar el despojo: “¿para qué quieren las tierras si no las trabajan?”, me decía un contertulio hace un par de semanas, sin siquiera arrugarse.

Pero no es de la relación chileno-mapuche de lo que quiero hablar, sino de la relación negocio-ocio. Porque ahora en vacaciones, mientras pienso en las virtudes del ocio, reflexiono sobre ese miserable discurso político del 24 x 7.

La cantinela del 24 x 7 fue levantada a nivel de eslogan de campaña por la derecha en la última elección presidencial. Como otros eslóganes de campaña, se trataba de una mentira: a poco de asumir, varias autoridades (entre ellas el candidato Golborne) hicieron uso de vacaciones, días administrativos o días sin goce de sueldo (pero con otros goces), para ir a Sudáfrica a ver a la Roja (que, por lo demás, prefería reunirse con Bachelet).

Pero fue precisamente en tiempos de Bachelet cuando en la misma Concertación se puso de moda el 24/7. Los dos intendentes que hubo en mi región (Los Lagos) se ufanaban de serlo. Tanto, que una directora regional de servicio debió renunciar a su cargo porque el intendente fijaba reuniones de gabinete fuera del horario laboral, impidiéndole cumplir con sus obligaciones familiares.

El estilo 24 x 7 es frívolo y maligno.

Es frívolo por dos razones. Primero porque es imposible, porque la gente necesita o desea hacer otras cosas en su tiempo, y por lo tanto es una promesa condenada a convertirse en pura palabrería, tal como ha ocurrido en los dos últimos gobiernos. Es frívolo además porque no se necesitan 24 horas diarias para realizar bien un trabajo, sino ocho,y no siete días a la semana sino cinco. Si una autoridad nos dice que necesita todas esas horas para hacer su trabajo, debemos despedirlo por ineficiente.

Pero sobre todo es maligno. Pone a la altura de “valor” algo que debe ser repudiado: que funcionarios públicos renuncien a derechos laborales irrenunciables. Pone como ejemplo de buen trabajador a aquel que renuncia a tener una vida, más allá de la productividad, honestidad o calidad con que haga las cosas. Y pone como ejemplo de buen ciudadano a ese político que deja de lado a su familia y sus obligaciones con la comunidad en la que vive, en pos de lucirse y robar cámara. Quiero ser majadero en el punto: el político 24 x 7 no es un buen ciudadano, sino un mal padre/esposo/hijo/vecino o lo quesea.

Lo más deprimente del estilo 24 x 7 es que los electores se compran el cuento, y privilegian al que les promete eso. Necesitamos cambiar el switch: yo, por mi parte, seguiré prefiriendo autoridades que además de hacer bien su trabajo, cumplan con sus responsabilidades personales y defiendan el derecho al ocio.

————

Foto: Richard Gough / Licencia CC

TAGS:

Los contenidos publicados en elquintopoder.cl son de exclusiva responsabilidad de sus respectivos autores.
Te invitamos a conocer nuestras  Reglas de Comunidad

Comentarios

Quedan 1500 carácteres.

Ordenar comentarios por:
soledad alvarado a.

27 de Enero

Repudiable realmente q’ se avale a quienes ponen por sobre su disfrute personal y familiar, el solo dedicarse a auto esclavizarse, cuando se dan cuenta muchos de ellos solo viven en hoteles y alejados de los afectos necesarios para sobrevivir.-

Rafael

28 de Enero

Muy bien Alejandro, excelente comentario. 100% de acuerdo, y 24×7 de apoyo…

28 de Enero

si un intendente quiere trabajar 24 x7, perfecto. Pero que un intendente, o alcalde, o director de servicio pretenda que los funcionarios trabajen 24 x 7 es estupido. Que cualquier empleador les quite a sus trabajadores minutos del ocio para obligarlos a trabajar es esclavitud.

Cristian Pavez V.

31 de Enero

Alejandro,
Excelente articulo al que adhiero 100 %. Se necesitan personas inregrales y multidimensionales, lo que significa no sólo responder en una dimensión de la vida sino en varias y no me vengan con la cantinela de la calidad v/s cantidad. Un hijo nodiscrimina la calidad de la cantidad, el quiere a alguien prwsentea

Ver todos
Ocultar

#Coronavirus

VER TODO
Ha ganado el sentido ciudadano, el sentido común, la prudencia y el buen criterio. Los verdaderos triunfadores son los ciudadanos que concurrieron a las urnas para ejercer la soberanía popular.
+VER MÁS
#Ciudadanía

La democracia chilena requiere una Centro, Derecha, Social, Democrática, Republicana

La tranquilidad que tengo es que, dada la gran concurrencia de votantes al plebiscito, la ciudadanía parece saber que la construcción del país está en nuestras manos, y esa es la gran virtud de la democ ...
+VER MÁS
##UnPaísQueOpina

¿Y ahora? ¡Más democracia!

El resultado electoral demuestra, que existe un consenso muy amplio, y transversal, por construir un proyecto común. Por construir un futuro común, pacíficamente, con los medios y recursos de la institu ...
+VER MÁS
#Política

La hora de escuchar

Ese Renace, lo debemos agradecer principalmente a lxs estudiantes secundarios que iniciaron el proceso de transformación. Fue el 1er Torniquete saltado, ahora acabamos de saltar el torniquete de la Consti ...
+VER MÁS
#Política

365 días después, Chile Renace

Nuevos

Ha ganado el sentido ciudadano, el sentido común, la prudencia y el buen criterio. Los verdaderos triunfadores son los ciudadanos que concurrieron a las urnas para ejercer la soberanía popular.
+VER MÁS
#Ciudadanía

La democracia chilena requiere una Centro, Derecha, Social, Democrática, Republicana

La tranquilidad que tengo es que, dada la gran concurrencia de votantes al plebiscito, la ciudadanía parece saber que la construcción del país está en nuestras manos, y esa es la gran virtud de la democ ...
+VER MÁS
##UnPaísQueOpina

¿Y ahora? ¡Más democracia!

El resultado electoral demuestra, que existe un consenso muy amplio, y transversal, por construir un proyecto común. Por construir un futuro común, pacíficamente, con los medios y recursos de la institu ...
+VER MÁS
#Política

La hora de escuchar

Ese Renace, lo debemos agradecer principalmente a lxs estudiantes secundarios que iniciaron el proceso de transformación. Fue el 1er Torniquete saltado, ahora acabamos de saltar el torniquete de la Consti ...
+VER MÁS
#Política

365 días después, Chile Renace

Popular

Para mí, con la ELA, el futuro aprisiona, busca rendir el presente a su fatalidad. He descubierto que viviendo en el presente, con atención total, se abren siempre alternativas.
+VER MÁS
#Salud

La parejita Covid-19 y la ELA se separan y...

En un mundo globalizado y dominado por grandes corporaciones, corporaciones que tienen que cambiar sus modelos de negocios, es necesario tener principios y una ética que ponga al ser humano y al medio ambi ...
+VER MÁS
#Sociedad

El mundo sería mejor si la actividad humana tuviera ética

Queda en evidencia el poder omnímodo que tiene el sector de la construcción que se relaciona tan amistosamente con los mandamases del Minvu
+VER MÁS
#Ciudad

El colmo de la patudez: privados instruyen al aparato público

En la Plaza se hizo historia y se crearon memorias, por eso no me cabe duda que sí llevará el nombre de Dignidad, tanto en la señalética como en nuestros corazones.
+VER MÁS
#Política

La llamarán Plaza Dignidad