#Sociedad

La dignidad y el miedo

0 |
COMPARTIR
EN WHATSAPP
COMPARTIR
EN WHATSAPP

imagen

Chile desbordó hacia el lado bueno del Río. Algo completamente desacostumbrado en nuestra idiosincrasia. Estábamos acostumbrados a que fueran las chimbas las que se mojarán con la crecida, pero esta vez, el curso de las aguas quiso otra cosa y ahí está, mojándolos a todos.

Tanto así, que las autoridades demoraron menos de 12 horas de conflicto para abdicar en sus responsabilidades y demostrar, de paso, todas sus incapacidades de cuna llamando a los militares para tomar el mando.


El toque de queda ha sido una mera referencia. Nadie se movió de las calles incluso cuando se esperaba que aparecieran hordas de uniformados atacando en piquete, se han quedado de pie, esperándoles, no se sabe bien por qué o para qué

Los medios, fascinados con tener por fin una noticia de verdad, se relamían con el rumor que todos dábamos por descontado: junto con la excepción vendrá la regla, es decir, el toque de queda.

Al igual cómo un programa especial de Año Nuevo se especuló, debatió, entrevistaron expertos, voz populi callejero esperando las 22:00. Para ver cómo este día de la purga comenzaba en la capital de lo que fue nuestra república.

Sin embargo, detrás de las columnas de humo de las barricadas mal hechas se erguían como uniformes cactus del desierto la comunidad. Los democráticos, los violentos, los jóvenes, los viejos. Erguidos y sin miedo.

Hay algo que se apareció de pronto en el pueblo de Chile en estos últimos dos días, sutil y algo impávido como desperezándose. Amanecía al atardecer del sábado 19 de octubre un enorme cartel que ondeaba no solo en la calle sino también en las discusiones y posiciones de las personas por todo el país.

Y es que el conflicto repercutió en manifestaciones y tensiones en distintos puntos de nuestra geografía, con sus propios desafíos y sentencias. Se repiten los puntos de ataque de la ciudadanía: los enclaves de la alienación, del sometimiento, el odio sabe muy bien cual es su origen y destino, no cabe duda.

El toque de queda ha sido una mera referencia. Nadie se movió de las calles incluso cuando se esperaba que aparecieran hordas de uniformados atacando en piquete, se han quedado de pie, esperándoles, no se sabe bien por qué o para qué. Lo que si es posible saber es que, detrás de ese quedarse de pie esperándoles está la dignidad y la furia, la pérdida del miedo y la comunidad que en su desarticulación ha buscado lo que tenia a mano para golpear fuerte donde le pueda doler al poderoso y dar por terminado el pacto social.

El poder ha vuelto al pueblo, cancelando la legitimidad y validez del gobierno. Estableciendo la posición original para fundar una nueva República o lo que sea que quiera Chile construir, esta vez, entre todos.

TAGS: #ChileActual Descontento Social Protestas

Los contenidos publicados en elquintopoder.cl son de exclusiva responsabilidad de sus respectivos autores.
Te invitamos a conocer nuestras  Reglas de Comunidad

Comentarios

Quedan 1500 carácteres.

#NuevaConstitución

VER TODO
En el caso del derecho a la ciencia, por ejemplo, no se trata un derecho solo de acceso a los beneficios del conocimiento; más bien, lo que se busca es asegurar que un país participe del progreso científico
+VER MÁS
#Política

Un piso mínimo para la ciencia en la nueva Constitución

No deja de impresionar cómo están cambiando las cosas. Las nuevas generaciones parecen estar tomando al toro por las astas, asumiendo los desafíos que se tienen por delante y que no son menores.
+VER MÁS
#Política

Una nueva mesa constitucional

En cualquier caso, lo complejo es definir qué implica, en los hechos, los derechos de las generaciones futuras y en qué condiciones se puede hacer efectivo en tanto derecho
+VER MÁS
#Sociedad

El derecho de las generaciones futuras

La cultura es libre como el agua y fluye como un río, su caudal es el territorio, las calles, las plazas, las comunidades, las organizaciones ciudadanas.
+VER MÁS
#Política

Tres dimensiones por la cultura en la nueva Constitución

Nuevos

Las dos iniciativas, en pocas palabras, buscan que tanto las Fuerzas Armadas como Carabineros, funcionen con pleno respeto a la democracia y los derechos Humanos
+VER MÁS
#Política

Iniciativas para que las Fuerzas Armadas y la Policía se guíen por los Derechos Humanos

Ojalá podamos retomar la escuela y todas las clases presenciales pero, pensemos bien. No somos los mismos, no podemos ser los mismos, nuestros niños y niñas son diferentes y tenemos que hacernos cargo de ...
+VER MÁS
#Educación

Los niños de la pandemia ¿Qué haremos en las aulas?

Esta mañana veraniega y calurosa hemos sido testigos como la generación de estudiantes de los años 2011 y 2012 se habían tomado las calles por cambios en educación y sociales, ha llegado a La Moneda, e ...
+VER MÁS
#Política

El Gabinete de la esperanza

Las naciones que prosperan brindan derechos personales, nutrición y atención médica básica, sostenibilidad del ecosistema y acceso a educación avanzada, entre otros bienes
+VER MÁS
#Economía

Indice de progreso social

Popular

Si no nos vacunamos, estamos poniendo en riesgo a nuestro entorno social y familiar, principalmente a los más débiles, como son los niños, ancianos y enfermos
+VER MÁS
#Salud

Novak Djokovic y su punto de quiebre en contra por antivacunas

La brecha que existe no es entre personas ricas y pobres, sino entre las más ricas y la inmensa mayoría de la humanidad. Las crecientes desigualdades "están destrozando nuestro mundo"
+VER MÁS
#Economía

COVID-19 y la pandemia de la desigualdad

Es importante, que, en tiempo de incertidumbre climática, las inmobiliarias confíen en la institucionalidad ambiental del país. En materia de humedales por primera vez se les han definido las reglas clar ...
+VER MÁS
#Medio Ambiente

Ley de humedales urbanos, inmobiliarias y metas climáticas

Esta mañana veraniega y calurosa hemos sido testigos como la generación de estudiantes de los años 2011 y 2012 se habían tomado las calles por cambios en educación y sociales, ha llegado a La Moneda, e ...
+VER MÁS
#Política

El Gabinete de la esperanza