#Sociedad

Hacia una sociedad de los datos

1 |
COMPARTIR
EN WHATSAPP
COMPARTIR
EN WHATSAPP

imagen

Hoy celebramos una tecnología, un medio de comunicación, una forma de vida que ha transformado el mundo más rápidamente que ningún otro invento. En menos de 30 años Internet se multiplicó por el mundo para crear una red de dispositivos conectados que permitieron que el acceso a la información fuera inmediato e infinito, cambiando para siempre las relaciones sociales, políticas y económicas. Es una ola que aún no termina de caer e impulsa una nueva era.

En estos últimos dos años se han generado más datos que en toda la historia de la humanidad. De hecho se dice que si todos los bits y bytes de datos del último año fueran guardados en CD’s, se generaría una gran torre desde la Tierra hasta la Luna y de regreso. Hoy casi todo lo que hacemos deja una huella: nuestros desplazamientos y ubicaciones, un comentario en una red social, una búsqueda de hotel, un pago con tarjeta de crédito o una llamada por Skype.


Debemos ser activos en comprobar la veracidad de las informaciones que vemos y compartimos. Preguntarnos quién es la fuente del dato, qué intenciones hay detrás de ella o qué es lo que estoy viralizando.

La utilización que se le da a esta información es múltiple y suele responder a fines comerciales y de empresas privadas que buscan, a través del marketing digital, enviar un mensaje personalizado de acuerdo a los gustos y búsquedas de los usuarios. Sin embargo,estos últimos años ha irrumpido con fuerza el uso no autorizado de los datos y, lo que es peor, la manipulación de esta información para que en ciertas operaciones masivas como elecciones presidenciales, se genere un resultado determinado. Este fue el caso de lo que sucedió cuando la consultora inglesa Cambridge Analytics, que valiéndose de los datos de millones de usuarios de Facebook, les hizo ver a los usuarios de esa misma red social hechos y conceptos como si fueran la realidad, transmitiendo noticias falsas desde plataformas creadas especialmente para ello.

Las instituciones que deberían reglamentar y velar por el correcto funcionamiento de Internet y sus alcances suelen estar un paso más atrás porque las nuevas tecnologías son como un ave en constante movimiento que día a día cambian sus parámetros y proyecciones.

Por esto mismo, los ciudadanos y usuarios debemos ser conscientes y responsables de los datos que entregamos y que recibimos. Es decir, no existe un “servicio gratuito”. Google Maps, por dar un ejemplo, a cambio de que se pueda usar gratuitamente, pide que se le entregue la información de la ubicación. Es nuestra obligación informarnos de los costos reales al hacer uso de aplicaciones o dispositivos digitales y exigir nuestro derecho a la privacidad y control de datos.

Asimismo debemos ser activos en comprobar la veracidad de las informaciones que vemos y compartimos. Preguntarnos quién es la fuente del dato, qué intenciones hay detrás de ella o qué es lo que estoy viralizando. En este sentido ya existen algunas plataformas que ayudan al usuario a discernir. En México por ejemplo, surgió una propuesta llamada Verificado 2018 en el que cerca de 60 medios de comunicación, más miles de personas anónimas colaboran en la revisión de noticias e información que circula en el marco de las elecciones para presidente del próximo 1 de julio.

El potencial de Internet para mejorar la vida de los ciudadanos es tan grande como la red misma y así como la empresa privada utiliza los datos que dejamos en las redes para fines comerciales, estos también podrían utilizarse por instituciones políticas o sociales para comprender mejor ciertas tendencias demográficas, la propagación de algunas enfermedades o mejorar el tránsito en las ciudades.

Esta nueva sociedad digital plantea desafíos que deben ser abordados de manera integral. Se debe encontrar un punto de equilibrio sostenible que garantice los derechos a la privacidad y uso de datos de los usuarios y que al mismo tiempo impulse la innovación tecnológica, propiciando un contexto de convivencia social que inspire un progreso comprometido con el ser humano.

TAGS: #BigData #Democracia Internet

Los contenidos publicados en elquintopoder.cl son de exclusiva responsabilidad de sus respectivos autores.
Te invitamos a conocer nuestras  Reglas de Comunidad

Comentarios

Quedan 1500 carácteres.

Ordenar comentarios por:

21 de Mayo

No paro de encontrarle aplicaciones a un nuevo modelo político que lo he llamado la dictadura del mínimo común denominador. Fija procesos de decisiones con un porcentaje nacional de opinión que bordee el 95%. Amplía su criterio a más decisiones bajando su % a un 90% si aún queda Presupuesto por invertir y así sucesivamente…

El sistema de prioridades requiere algunos algoritmos que operar en nuestra vieja y querida amiga conceptual, la Cámara Ciudadana Digital…

Ver todos
Ocultar

#Coronavirus

VER TODO
¿Alguien puede pretender legítimamente negar a China su derecho de recuperar la soberanía sobre sus territorios despojados por la invasión, el narcotráfico y la guerra?
+VER MÁS
#Internacional

De la Guerra de Opio a la Ley de Seguridad Nacional para Hong-Kong 

Es urgente implementar medidas contingentes que permitan enfrentar la difícil situación económica, pero también es indispensable adoptar medidas estratégicas de mediano plazo que contribuyan a resolver ...
+VER MÁS
#Economía

¿Retomar el camino o cambiar el rumbo?

¿Habría sido mejor dar el dinero directamente? No. El dinero era para comida, había que garantizar que ese fuera su único destino. Pero al ver el contenido, sí tengo clara una cosa: debió ser obligato ...
+VER MÁS
#Economía

¿Qué contiene realmente la caja COVID de alimentos?

¿Será que la codicia de algunos terminó por diluir, a tal punto, los débiles vestigios de humanidad en nuestras relaciones sociales que también arrasó con un común mínimo sentido de pueblo y nación?
+VER MÁS
#Política

Jugando a los acuerdos

Nuevos

¿Alguien puede pretender legítimamente negar a China su derecho de recuperar la soberanía sobre sus territorios despojados por la invasión, el narcotráfico y la guerra?
+VER MÁS
#Internacional

De la Guerra de Opio a la Ley de Seguridad Nacional para Hong-Kong 

Es urgente implementar medidas contingentes que permitan enfrentar la difícil situación económica, pero también es indispensable adoptar medidas estratégicas de mediano plazo que contribuyan a resolver ...
+VER MÁS
#Economía

¿Retomar el camino o cambiar el rumbo?

¿Habría sido mejor dar el dinero directamente? No. El dinero era para comida, había que garantizar que ese fuera su único destino. Pero al ver el contenido, sí tengo clara una cosa: debió ser obligato ...
+VER MÁS
#Economía

¿Qué contiene realmente la caja COVID de alimentos?

¿Será que la codicia de algunos terminó por diluir, a tal punto, los débiles vestigios de humanidad en nuestras relaciones sociales que también arrasó con un común mínimo sentido de pueblo y nación?
+VER MÁS
#Política

Jugando a los acuerdos

Popular

La forma en que se retrata a Prat, nos plasma las siete virtudes del Bushido en un hombre real y contemporáneo.
+VER MÁS
#Cultura

Arturo Prat y el Código del Bushido: ¿Por qué los japoneses le rinden honores?

En el contexto de la actual pandemia por Covid-19, las redes educativas con foco en la colaboración cobran mayor relevancia frente a los obstáculos que dificultan los procesos cotidianos del desarrollo ed ...
+VER MÁS
#Educación

El poder de las redes colaborativas en el contexto educativo actual

La verdadera preocupación debiera centrarse en saber si el hambre actual tiene su origen en la pandemia y las dificultades de abastecimiento, o es que ella incluso es anterior al estallido social de octubre
+VER MÁS
#Política

¿Podrá una cajita de mercadería resolver un problema estructural?

No podemos ser un país donde la gente come según la voluntad del otro. No podemos ser un país que depende de la solidaridad.
+VER MÁS
#Ciudadanía

El Pueblo de Chile