#Sociedad

Esa humanidad que necesitamos en tiempos de pandemia

1 |
COMPARTIR
EN WHATSAPP
COMPARTIR
EN WHATSAPP

imagen

La pandemia provocada por la propagación del nuevo coronavirus (SARS-CoV2) ha llevado a la mayoría de los países a adoptar acciones conducentes a disminuir el contagio por este virus. Una de las medidas ha sido restringir los movimientos de sus poblaciones, con la exigencia de que muchos deban aislarse en sus hogares durante un tiempo aún indefinido (cuarentenas), a eso se agrega el estricto distanciamiento social en cualquier encuentro público (ej., compras de alimentos o de insumos esenciales).


Nadie puede superar esta situación de manera independiente, necesitamos de los otros y si las instancias oficiales fallan, deben florecer desde las bases comunitarias instancias informales, donde la empatía se transforma en ese preciso bisturí que corta las tensiones

Este período de aislamiento (distanciamiento social/distanciamiento físico) puede perturbar gravemente al núcleo familiar y tener consecuencias negativas a largo plazo tanto para los padres como para los hijos. La evolución de las tensiones sociales a escalas globales junto con la necesidad que tienen los padres o cuidadores principales de garantizar la alimentación, la seguridad financiera y de salud puede hacer que algunas emociones se hagan difíciles de afrontar. En ese escenario el estrés será parte de todos los días, con una mayor percepción de impotencia e ira. Todo ello puede socavar los los recursos personales y las capacidades para afrontar de manera efectiva un estrés que ya es crónico.

La exposición prolongada a altos los niveles de estrés y la incapacidad de regular emociones negativas y debilitantes pueden ser perjudiciales no solo para los padres y cuidadores principales, sino también para los hijos, pudiendo conducir a un aumento de percepción abandono y a un dramático aumento de abusos hacia los niños. Sin embargo, a pesar de este paisaje desolador, muchas investigaciones sugieren que las competencias psicosociales de las personas pueden ayudar a la familia a hacer frente a la actual situación, para muchos extremadamente adversa. Lamentablemente, no todo es alentador, debemos ser conscientes de que las situaciones traumáticas o las crisis globales como la que estamos atravesando definitivamente afectan en mayor medida a las personas y familias más vulnerables. Éstas últimas suelen carecer de las herramientas biológicas, educacionales, económicas y psicológicas que les permiten afrontar situaciones como las actuales.

Debemos tener presente que uno de los aspectos más importantes, que no debemos olvidar en la actual situación, es la desigualdad (generada por inequidades) en las capacidades que tienen las personas para hacer frente a la incertidumbre y a la capacidad de recuperación. De ello se desprende que es necesario poner de relieve tanto los riesgos como los factores de protección que pueden influir en el éxito de una persona o una familia en la superación de la adversidad, fomentado la resiliencia a múltiples niveles. Y es aquí donde adquiere gran relevancia la participación de las comunidades como un todo.

Nadie puede superar esta situación de manera independiente, necesitamos de los otros y si las instancias oficiales fallan, deben florecer desde las bases comunitarias instancias informales, donde la empatía se transforma en ese preciso bisturí que corta las tensiones y permite la proximidad emocional y de apoyo en todas las dimensiones que impactan en la vida de las personas y las familias más vulnerables. Y en este escenario, por ejemplo, las ollas comunes son pequeños destellos de humanidad… esa humanidad que subyace en cada mirada y en cada encuentro. Donde la empatía se hace presente y los unos son también los otros.

TAGS: #Coronavirus #Cuarentena #Pandemia Relaciones humanas

Los contenidos publicados en elquintopoder.cl son de exclusiva responsabilidad de sus respectivos autores.
Te invitamos a conocer nuestras  Reglas de Comunidad

Comentarios

Quedan 1500 carácteres.

Ordenar comentarios por:

27 de Mayo

Concuerdo con su apreciación que las tensiones globales y el estrés por la situación de confinamiento obligado pueden hacer daños irreparables en las relaciones familiares, es un panorama complejo, difícil para los núcleos familiares, además vivimos en sociedades tan carenciadas y con problemáticas sociales que llevan décadas sin solucionarse, las clases políticas prometen cosas que no pueden cumplir y generan frustraciones, descrédito, sensación de manipulación y abuso que afectan las familias, por otra parte se vuelven a levantar por grupos interesados, una y otra vez utopías fracasada haciendo creer a esas familias que esta vez si, que ahora no fracasarán, pero al final de día sabemos que lo único que buscan es el poder. En fin, nadie sabe como se desarrollará este siglo, pero por el approach, se ve que una de las víctimas será la familia, tiene muchas amenazas y enemigos declarados.

Ver todos
Ocultar

#Coronavirus

VER TODO
Alguien que solo ha vivido en las montañas y da un paseo por la llanura, está destinado al fracaso, pues su mirada será siempre torpe, siempre a medias, nunca podrá calibrar los deseos del pueblo
+VER MÁS
#Política

Gobernantes, con riqueza; pero sin fortuna

La acción de abrir el cajón tal vez no significa una violación al código sanitario pero sí una provocación a una población que no puede darse dicho privilegio.
+VER MÁS
#Política

Los umbrales del peligro

Se necesitan 6 semanas de cuarentena real, de hibernación, para volver a tomar el control de la ciudad. Para lograrlo, con $100.000 por persona no será suficiente
+VER MÁS
#Ciudad

Cuarentenillas, tránsito y (des)control

Una de las varias lecciones que permite la pandemia, es que en salud no se improvisa, que el centralismo territorial e institucional no ayuda a la comprensión de la capilaridad del fenómeno social
+VER MÁS
#Salud

¡Nuevamente en el 2020! La Atención Primaria de de Chile, siempre héroe

Nuevos

Alguien que solo ha vivido en las montañas y da un paseo por la llanura, está destinado al fracaso, pues su mirada será siempre torpe, siempre a medias, nunca podrá calibrar los deseos del pueblo
+VER MÁS
#Política

Gobernantes, con riqueza; pero sin fortuna

La acción de abrir el cajón tal vez no significa una violación al código sanitario pero sí una provocación a una población que no puede darse dicho privilegio.
+VER MÁS
#Política

Los umbrales del peligro

Se necesitan 6 semanas de cuarentena real, de hibernación, para volver a tomar el control de la ciudad. Para lograrlo, con $100.000 por persona no será suficiente
+VER MÁS
#Ciudad

Cuarentenillas, tránsito y (des)control

Una de las varias lecciones que permite la pandemia, es que en salud no se improvisa, que el centralismo territorial e institucional no ayuda a la comprensión de la capilaridad del fenómeno social
+VER MÁS
#Salud

¡Nuevamente en el 2020! La Atención Primaria de de Chile, siempre héroe

Popular

Al arbitrio de este rasgo característico estuvieron las vidas de cientos de jóvenes mutilados desde el 18-O y las vidas de toda una generación sobreviviendo pensiones paupérrimas y que son los más vuln ...
+VER MÁS
#Política

«Abran los ataúdes»: Piñera y la necropolítica

El problema, se genera cuando la política adopta medidas oportunistas, basadas en esa realidad creada, y en el costo-beneficio que le genera aparecer dando un golpe de autoridad sin realizar un mayor esfuerzo.
+VER MÁS
#Justicia

Delito y pandemia: Motivación del aumento de penas y el populismo penal

Los ritos nos otorgan seguridades y el confinamiento a que nos ha remitido el virus nos ha negado de ellas, pero también ha cambiado nuestro comportamiento remitiéndonos a una inactividad intranquila
+VER MÁS
#Cultura

La pérdida del rito

Para muchos -especialmente para la clase gobernante– es el “País de las Maravillas”, donde se espera cosas extraordinarias de gente común, con condiciones comunes. No, no, momento, con condiciones n ...
+VER MÁS
#Política

Chile en el país de las maravillas