#Sociedad

Chile país de estresaditos

4 |
COMPARTIR
EN WHATSAPP
COMPARTIR
EN WHATSAPP

imagen

Chile, un país homogéneo, silencioso, de miradas ocultas, de pocos colores. Un país en donde son raras las ocasiones en las que podemos disfrutar de un triunfo, de momentos de real relajo o ver una sonrisa en tu vecino. 


"Seguimos denostando al hermano haitiano, seguimos maltratando menores, seguimos indolentes con los animales, ciegos con el medioambiente, y totalmente ignorantes respecto de los candidatos."

Un país en donde la competencia, y el arribismo se han transformado en los motores que impulsan la vida, desde que se ingresa al sistema escolar hasta que aterrizas en el laboral. Por momentos puede parecer que es algo normal, que es cotidiano, que nada podemos hacer para cambiar esta inercia. Un país en donde la indolencia por los conciudadanos en situación de calle ya no nos cala el alma. En donde se justifica y hasta es correcto, que mueran haitianos por las bajas temperaturas. Una nación que festina con el brutal ataque a una mujer en donde le quitan la visión o matan a palos a un perro que solo dormía en una galería. DORMÍA EN UNA  GALERÍA. 

Personas en esta nación, que dicen sentirse orgullosos de las cifras económicas, que pretenden adoptar una cierta superioridad racial, de género incluso económica respecto de sus compatriotas. Un país que necesita rehabilitación. Chile es pues, un país de estresaditos.

El momento culmine de lo descrito anteriormente fue sin duda lo ocurrido hace unas semanas en el metro Tobalaba, en donde una turba pretendió linchar a un guardia en el contexto de un confuso hecho que involucró a un menor. Con ello pensé ¿qué nos pasa? ¿por qué esta neurosis? Y más claro no podía ser: chivos expiatorios.

Cada semana luego de ese evento, hemos presenciado una serie de situaciones de diversa índole en donde lo único en común es que cada uno de estos es una válvula de escape. De escape a la injusticia, a la miseria, a la rabia, pero también a la frustración, la impotencia y al desgano vital. Ya no hay fuerzas para moverse. Pareciera que las marchas, protestas, las causas que deberían alentarnos, las hacen otros. Son problemas de otros. Problemas  y preocupaciones que resolverá el Chile del futuro. Da la impresión que dejamos de ser protagonistas y nos transformamos en meros espectadores de nuestros destinos.

Solo recuerdo un momento en estos últimos años en el que todos nos movilizamos porque entendimos que si no lo hacíamos nadie más lo haría por nosotros: movilización contra las AFP.  Pero ahí quedó. Nuevamente le delegamos la responsabilidad a los dirigentes del movimiento y nos estancamos a esperar que nos convoquen. Y mientras tanto, seguimos estresaditos. Seguimos denostando al hermano haitiano, seguimos maltratando menores, seguimos indolentes con los animales, ciegos con el medioambiente, y totalmente ignorantes respecto de los candidatos.

Este país de estresaditos tiene su máxima cumbre en twitter. Es prácticamente un reino de tipo monárquico, incluso con tintes absolutistas. Semanalmente se destripan virtualmente las opiniones. Y digo opiniones porque se carece de argumentos. Falta empatía en la discusión y lo único que importa es ganar. Ganar la discusión como sea. Imponer sin escuchar, sin dialogar. En un país de estresaditos, esto es ley.

A Chile le falta un descanso de sí mismo. Nos falta, al menos durante 5 minutos, descansar de cada una de las presiones sociales que nos imponemos. Entender que una nación se construye con el apoyo de todos. Que un viaje en metro de 2 horas puede ser ameno, que un “lo siento, efectivamente tienes la razón”, no es el fin del mundo. Abrir nuestra sensibilidad por el dolor ajeno.

Abrirnos, crear, reconocernos y recuperarnos.

Chile, país de estresaditos podría solo ser en un tiempo más, una mera columna en esta plataforma y no una realidad.

TAGS: #Ciudad #Estrés

Los contenidos publicados en elquintopoder.cl son de exclusiva responsabilidad de sus respectivos autores.
Te invitamos a conocer nuestras  Reglas de Comunidad

Comentarios

Quedan 1500 carácteres.

Ordenar comentarios por:
Fernando

23 de junio

A ver cuántos estresados regionalistas caerán por acá.

Juan Gatica

25 de junio

Emocionantemente cierto…!

Blasco Ramírez F.

28 de junio

Al respecto recomiendo leer a Erich Fromm, “The Sane Society”; en castellano creo que es “Psicoanálisis de la sociedad contemporánea”.

28 de junio

GENIAL! GRACIAS!

Ver todos
Ocultar

Nuevo

VER TODO

Nuevo

La justicia a mano propia suele crecer al amparo de la falta de respuestas adecuadas del Estado, de la policía, de la Justicia con mayúscula, de las instituciones.
+VER MÁS
#Ciudadanía

Justicia en tiempos de cólera

Aplaudieron el accionar de criminales de igual o peor calaña, esos que tanto cuestionan, incluso en su misma declaración. Se sintieron con sensación de justicia por la acción de los mismos criminales, c ...
+VER MÁS
#Justicia

De venganza y tratos vejatorios

Queda claro dónde hay ir a discutir ahora y bajo qué reglas: en el Congreso Nacional bajo el juego democrático
+VER MÁS
#Política

Tribunal Constitucional, un problema político y no técnico

La reunión sostenida a mediados de junio entre los mandatarios de Corea del Norte, Kim Jong-Un, y de Estados Unidos, Donald Trump, generó expectativas respecto al congelamiento de las relaciones entre dos ...
+VER MÁS
#Internacional

La Cumbre de Singapur, se mueve el tablero del sudeste asiático

Popular

Aplaudieron el accionar de criminales de igual o peor calaña, esos que tanto cuestionan, incluso en su misma declaración. Se sintieron con sensación de justicia por la acción de los mismos criminales, c ...
+VER MÁS
#Justicia

De venganza y tratos vejatorios

Si bien hace semanas eran las municipalidades de La Florida y Viña del Mar las que estaban sobre la palestra comunicacional por sus faltas en la administración municipal, lo que llevó a sus municipios a ...
+VER MÁS
#Municipales

Maipú: Irresponsabilidad, malas decisiones y una crisis municipal

No puede seguir proyectándose Chiguayante con una conectividad interna precaria, limitada y a ratos egoísta y estresante.
+VER MÁS
#Ciudad

¿Es la línea férrea un mal vecino en Chiguayante?

Ni hablar de la Revolución Francesa, azuzada por una burguesía ilustrada, pero peleada en las calles por un pueblo en su mayoría iletrado.
+VER MÁS
#Sociedad

¡Chapeaux¡ Monsieur le President