#Política

Tierras, territorios indígenas y gobierno de Chile Vamos

0 |
COMPARTIR
EN WHATSAPP
COMPARTIR
EN WHATSAPP

imagen

Empezaron como muchos se imaginaban, improvisando,  y como todos los que improvisan tienen una matriz común, es fácil darse cuenta quienes les dejaron pauteados. No hay diferencia alguna en la forma en que operan para neutralizar el movimiento mapuche y aunque para estos casos cuentan con cómplices que viven de cada montaje, lo cierto es que no pasa desapercibido el objeto final de las acciones u omisiones en la relación entre el gobierno actual y el pueblo mapuche.

El gobierno de la Nueva Mayoría ideó un montaje conocido como “Operación Huracán” y no puede eludir su responsabilidad política. El actual gobierno – siguiendo la pauta – ingresa a la región un contingente uniformado y armado, y elije el mismo día para plantar un canelo y reunirse con lonko y machi, con el fin de señalar enfáticamente que aquí nada ha cambiado y se instalarán las cosas “por la razón o la fuerza”. Obviamente aludiendo a  esa razón racista que evita por todos los medios un diálogo político en serio y de verdad.


Como parte de una estrategia nacional integrada, el Relator Especial de la ONU insta al Gobierno de Chile a priorizar y acelerar el proceso de restitución o devolución de tierra

Evidentemente el centralismo en acción. La región carece de ideas y el intendente “santiaguino” no tiene ganas de pensar la región ni en la región. Ante estos hechos la primera impresión que deja la opinión gubernamental, es que toma como base resoluciones de debates inconclusos replicando odiosidades. Por otro lado, dejan en segundo plano su propia institucionalidad y quitan del camino a quien debiera ejercer liderazgo en la materia y eso los lleva a caer en la irremediable contradicción y a repetir acciones que ya no funcionaron.

Esa falta de liderazgo – y de lineamientos – permitió que personalidades pertenecientes a la coalición gobernante, anunciaran versiones entre las que relevamos (para dejar en claro la falta de información) la denuncia del Convenio 169 de la OIT, la puesta en el mercado de tierras mapuche cercanas a las ciudades y, las más extravagantes, solicitando de que no se compre más tierras a los mapuche, ya que estos no son capaces de hacerlas producir.

Pero hay una situación o hecho incuestionable que no es tan fácil dejar de lado cuando se habla de tierras indígenas. Desde la normativa, la tierra indígena está protegida, existe un presupuesto anual para la compra[1] y lo más importante, cuando  se habla de tierra también se está hablando de territorio, y aquí hay que detenerse un  poco para entender lo que reconoce el Convenio 169 de la OIT:  “La utilización del término “tierras” en los artículos 15 y 16 deberá incluir el concepto de territorios, lo que cubre la totalidad del hábitat de las regiones que los pueblos interesados ocupan o utilizan de alguna otra manera.”[2]

En el mismo sentido conviene recordarle al  gobierno que la Corte Interamericana de Derechos Humanos ya ha sentado jurisprudencia en esta materia. A partir del caso de la Comunidad Mayagna Sumo de Awas Tigni c/ Nicaragua ( 2001) la Corte Interamericana de Derechos Humanos, estableció algunos criterios a considerar:

  1. El Pacto de San José de Costa Rica no puede tutelar sólo la propiedad privada, por lo que también consagra el derecho a la propiedad comunitaria de los pueblos indígenas.
  2. El derecho a la tierra y al territorio es un derecho colectivo:el derecho a la posesión y propiedad comunitaria de las tierras no es un derecho que ejerce cada miembro de una comunidad indígena de manera individual sino que, por el contrario, es un derecho cuyo titular es la comunidad en su conjunto.
  3. Los pueblos y comunidades indígenas mantienen un vínculo especial con la tierra que define su propia existencia como grupopues “para las comunidades indígenas la relación con la tierra no es meramente una cuestión de posesión y producción sino un elemento material y espiritual del que deben gozar plenamente, inclusive para preservar su legado cultural y transmitirlo a las generaciones futuras”.
  4. Los pueblos y comunidades tienen derecho a los recursos naturales “que han usado tradicionalmente y que son necesarios para la propia supervivencia, desarrollo y continuidad del estilo de vida de dicho pueblo”.

Otro punto relevante a considerar es la recomendación que hace el Relator Especial de Naciones Unidas – Ben Emmerson – en su Informe sobre su visita a Chile en el año 2013, en la cual señala “Como parte de una estrategia nacional integrada, el Relator Especial insta al Gobierno de Chile a priorizar y acelerar el proceso de restitución o devolución de tierras , incluida la asignación de los recursos presupuestarios necesarios para alcanzar los objetivos de restitución actuales dentro de un plazo de tiempo breve y definido.”

 La pregunta entonces es bien concreta: ¿Por qué se abandona desde la institucionalidad las recomendaciones de Naciones Unidas? Sin el ánimo de la obviedad o de lo que cada cual quiera interpretar, lo cierto es que bajo ese reconocimiento al territorio como un derecho de los pueblos indígenas, no será tarea fácil emprender caminos que conlleven a un despojo inmediato – o en un futuro cercano – de las tierras mapuche. Con tanquetas y todo.

[1] Ley 19.253 art. 20 letras a y b

[2] Convenio 169 art. 13 n° 2

TAGS: #GobiernoPiñera #Mapuche Derechos Indígenas

Los contenidos publicados en elquintopoder.cl son de exclusiva responsabilidad de sus respectivos autores.
Te invitamos a conocer nuestras  Reglas de Comunidad

Comentarios

Quedan 1500 carácteres.

Nuevo

VER TODO

Error en la base de datos de WordPress: [You have an error in your SQL syntax; check the manual that corresponds to your MySQL server version for the right syntax to use near 'DESC LIMIT 0,12' at line 4]
SELECT A.ID from wp_posts WHERE A.post_type IN ('post') AND A.post_status IN ('publish') DESC LIMIT 0,12;

Nuevo

Error en la base de datos de WordPress: [You have an error in your SQL syntax; check the manual that corresponds to your MySQL server version for the right syntax to use near 'DESC LIMIT 0,12' at line 4]
SELECT A.ID from wp_posts WHERE A.post_type IN ('post') AND A.post_status IN ('publish') DESC LIMIT 0,12;

La confianza de los brasileños en la democracia se ha visto seriamente dañada por la corrupción, la desigualdad y la inseguridad, socavando la representatividad de las instituciones políticas
+VER MÁS
#Política

Bolsonaro desploma a derecha tradicional brasileña

Sabemos exactamente lo que tenemos que hacer: defender la democracia. Hemos aprendido que ninguna democracia puede salvarse a sí misma sin los esfuerzos de los demócratas
+VER MÁS
#Todos somos ciudadanos

¿Las condiciones de la República de Weimar en América Latina?

No se puede ver de forma aislada lo que sucede en Nicaragua. Para comprender lo que sucede en América Latina, no podemos observar la situación política de cada país de forma de forma aislada
+VER MÁS
#Internacional

Nicaragua: Mitos y construcción popular de la realidad en Latinoamérica

Tiempos donde tu derecho a pataleo está constreñido por las “nuevas verdades” (¿o posverdad?), nuevas verdades que se han construido en forma “express” y que en poco tiempo han conseguido una est ...
+VER MÁS
#Sociedad

Tiempos Modernos

Popular

El dispositivo SIMCE y las presiones oficiales están incentivando que las escuelas dediquen más tiempo a entrenar la prueba, priorizando solo las materias medidas y abandonando la formación integral.
+VER MÁS
#Educación

Carta abierta a apoderadas cansadas de la mala educación para el SIMCE

La educación fue quedando progresiva e irremediablemente sometida a los devenires del mercado económico
+VER MÁS
#Sociedad

Gobernar es Educar

Sabemos exactamente lo que tenemos que hacer: defender la democracia. Hemos aprendido que ninguna democracia puede salvarse a sí misma sin los esfuerzos de los demócratas
+VER MÁS
#Todos somos ciudadanos

¿Las condiciones de la República de Weimar en América Latina?

El fascismo es sumamente ágil en canalizar los instintos más bajos de las masas: el odio a lo diferente, el miedo, el paternalismo, anti-elitismo, y sobre todo un odio profundo a los intelectuales
+VER MÁS
#Internacional

El fascismo del siglo XXI