#Política

Pensar, votar y amar

5 |
COMPARTIR
EN WHATSAPP
COMPARTIR
EN WHATSAPP
Amigas y amigos, ciudadanas/os todos:
Les propongo algunos elementos de juicio que pueden ayudar a discernir, qué candidatura presidencial apoyar este 21 de noviembre, en el actual contexto democratizador que nos toca vivir y protagonizar.
1.- No se deje llevar por las Encuestas:
(Sobre todo la encuesta CADEM).

Les propongo algunos elementos de juicio que pueden ayudar a discernir, qué candidatura presidencial apoyar este 21 de noviembre, en el actual contexto democratizador que nos toca vivir y protagonizar

En Chile las encuestas son parte de la campaña y lejos de querer orientar a la opinión pública, intentan instalar una visión y marcar tendencia. Esto se agrava, por el monopolio comunicacional en manos de la élite. (radio, prensa y televisión).
2.- Considere quién interpreta mejor la voluntad de cambio:
La única encuesta seria e incontrarrestable, es el plebiscito del año 2020, donde casi un 80% de la población chilena aprobó un cambio constitucional a partir del cual se busca iniciar un proceso que supere la desigualdad y la injusticia social, como consecuencia de un modelo impuesto que exacerbó la mirada individualista y mercantilista.
En el contexto descrito, respóndase sinceramente estas dos preguntas claves:
a)¿Qué candidato/a tiene un programa de gobierno, que interpreta de manera realista esta necesidad de cambio?
b)¿Qué futuro gobierno acompañará y facilitará el trabajo de la Convención Constituyente?
Seguramente, más de alguien crea que ninguno. Pero como en política no existe lo ideal, es necesario pensar qué tipo de gobierno nos permitirá avanzar hacia una sociedad más solidaria e inclusiva, donde el eje central esté puesto en las personas.
3.- Fíjese en el Discurso de los candidatos y su Criterio de Realidad:
Hay tres tipos de discursos. Los positivos, que se basan en propuestas de mejora y cambio, que favorecen una ciudadanía participativa y comprometida. Los populistas de todo signo político, que ofrecen el oro y el moro, donde todo lo bueno que nos falta llegará mañana, y sin esfuerzo. Poco menos que el paraíso. Los negativos, que sólo vaticinan peligros y levantan fantasmas de todo tipo. Son los discursos del miedo, que no ayudan a pensar, sino que empujan a encerrarnos en una emoción negativa que todo lo rechaza.
4.- Pregúntese qué quiere y cómo quiere vivir:
Si usted es de los que quiere paz, tranquilidad, orden, seguridad, progreso y libertad, créame que todos queremos eso. Pero esa maravilla, no se consigue sin Democracia, sin justicia social, sin participación, sin solidaridad ni cohesión social.
Ningún candidato/a o gobierno nos dará aquello automáticamente, a menos que nosotros, como legítimos mandantes, estemos atentos y comprometidos durante todo el proceso, cumpliendo nuestro rol ciudadano y ejerciendo control sobre el poder.
5.- Confronte las 7 candidaturas con estos cuatro elementos de juicio:
Se dará cuenta; qué tendencia tienen, qué idea de país y sociedad tienen y quieren.
(Ojo. Todos tenemos una tendencia, incluso usted que dice no tener ninguna) Pero más importante todavía, confróntese usted mismo con las ideas de esos candidatos/as, y se dará cuenta quién es usted. Qué idea de persona y sociedad tiene, qué motivaciones o intereses lo mueven.
Luego de ese ejercicio, vaya y vote por quién quiera. Pero vaya y vote.
Cuando regrese a su casa, piense en el futuro de la patria.
Si siente la tranquilidad de conciencia que da el haber actuado por amor y no por temor, querrá decir que valió la pena haber vivido un día más.
TAGS: #Elecciones2021

Los contenidos publicados en elquintopoder.cl son de exclusiva responsabilidad de sus respectivos autores.
Te invitamos a conocer nuestras  Reglas de Comunidad

Comentarios

Quedan 1500 carácteres.

Ordenar comentarios por:
Felipe Cortes

15 de Noviembre

Interesante propuesta: permítame contarle lo que comparto de su texto y lo que no: 1)Toda la razón, jamás confío en las fotos (todo el mundo se arregla y sonríe como tonto para la selfie así que, next) 2.-Que yo sepa, el 80% del 40% es en la práctica algo así como un 32% del electorado, o sea un tercio (porque usted sabe que solo votó ese porcentaje de ciudadanos verdad?) Yo no voté entonces porque era obvio que iba a ganar el canto de las sirenas y hubiese sido 1 pérdida de tiempo hacer filas con las parafernalia del covid instalado, no obstante el próximo año la rechazaré. Así que créame, esa “encuesta” vale hongo. 3.-Los discursos que usted tendenciosamente llama “positivos” me dan miedo ya que las promesas de bienestar no se si los va a pagar usted de su bolsillo o me va a tocar pagarlos a mi, y al menos yo, no estoy de ánimo para mantener zánganos, prefiero alguien con los pies puestos en la tierra (no encaramado como mono en un árbol, oops se me salió) que sepa hablar castellano como la gente decente, no con palabras inventadas y que al menos, sepa matemática básica (un conocimiento extremadamente raro hoy en día). 4.-Para vivir tranquilo y en paz, primero no permitamos que los delincuentes destruyan el patrimonio urbano público (ni menos el privado): respete para que lo respeten y deje que las policías actúen: Chile es el único país que ataca a sus fuerzas de orden en vez de los delincuentes// 5.- Toda la razón: pienso en mi querida patria: la REPÚBLICA de Chile. Slds

16 de Noviembre

Señor Felipe Cortes:

Como corresponde, no en todo estamos de acuerdo, pero tampoco en total desacuerdo.

No obstante, algunas precisiones:

1. No se deje llevar por las Encuestas: En este punto dice coincidir conmigo, pero la diferencia es que no son los electores los que “se arreglan para salir en foto”. Sino, son los encuestadores quienes “fotoshopean” la imagen para hacerla calzar con la “verdad que quieren transmitir. Por lo tanto usted le baja el perfil a la Manipulación y yo no.

2. Considere quién interpreta mejor la voluntad de cambio: En el plebiscito de octubre del 2020, votaron 7,5 millones de personas que representan el 50,91% del universo electoral. Esta cifra constituye la más alta participación en la historia electoral del país. Otro dato no menor, el amplio margen de diferencia entre el Apruebo y el Rechazo, indica de manera irredargüible, la voluntad de cambio de la sociedad chilena. Entiendo que su postura no va en esa línea, y que anticipadamente va a rechazar la propuesta de nueva constitución, incluso antes de leerla. Créame que lamento su posición “poco ciudadana”, pero la respeto.

3. Cuando digo “positivo,” me refiero a que son propuestas de mejora y cambio, que usted podrá apoyar o no.

No puedo seguir respondiendo porque se me terminaron los caracteres. Le invito a liberarse del temor.

“Si siente la tranquilidad de conciencia
que da el haber actuado por amor y no por temor,
querrá decir que valió la pena haber vivido un día más”.

Mis saludos

15 de Noviembre

No creo que haya indecisos a esta altura que necesiten una guía tendenciosa que huela a vota Boric. Se agradece el esfuerzo, pero, quiero que recuerdes este hoy y este planteamiento y que lo contrastes con lo que llegarás a pensar en una década más. Te aseguro que será diferente lo que pienses.

Como entenderemos, solo hay dos candidatos en competencia y el criterio para escoger entre ellos se basa en el pronóstico de qué clase de paz social, estabilidad política y bienestar económico esperamos que tendremos ya bien entrado el ejercicio de su Gobierno.

En mi caso no quiero apostar por un escenario desconocido y lleno de transformaciones que generarían más caos. En cambio, preferiría mejorar lo que hay. El problema es que resuelto el primer caso, me doy cuenta que el que más me agrada solo se transformará en algo inmejorable, porque nuestras herramientas políticas son, digamos que sin evolución por no llamarlas mediocres en la medida que tengamos una Ley que permite, por ejemplo, la reelección en periodo sucesivo de concejales, alcaldes, diputados y senadores (que a mi juicio no debieran poder ser reelectos en período sucesivo, tal como no lo puede hacer el Presidente), por razones obvias que han estancado al país en un debate interminable sobre el pasado, negando la posibilidad de una política más dinámica que nos permita plantearnos un futuro con más racionalidad. Solo un ejemplo. El modelo de AFPs no lo eliminaría, sino que lo racionalizaría y democratizaría…

16 de Noviembre

Don Rolando:

Le agradezco la sinceridad de sus palabras:

“En mi caso no quiero apostar por un escenario desconocido y lleno de transformaciones que generarían más caos”.

Entiendo que usted tambien está por el rechazo y por no avanzar hacia los cambios que nuestra sociedad requiere.
A mi juicio, el criterio a considerar para optar por uno u otro candidato/a, es la voluntad de cambio expresada por la
ciudadanía en el plebiscito de octubre de 2020.

Usted tiene el legítimo derecho a optar por quien prefiera. Mi reflexión, sólo invita a liberarnos del miedo.
A preguntarnos por qué tenemos esa mirada negativa del futuro, por qué predice el caos.
Confie en las personas, somos muchos más los que queremos el bienestar para todos.
Mis saludos

Felipe Cortes

17 de Noviembre

El 80% de los que votaron “apruebo” no son el 100% de Chile, quédese con eso: muchos de los que escucharon cantos de sirena ya estaban arrepentidos con las ofensas de sus amigos constituyentes que no saben comer en mesa: esos que interrumpen groseramente y a gritos una orquesta infantil que interpretaba el himno nacional; supongo que es demasiado burgués pretender que una República que se dice seria, abra un acto tan solemne con el himno de todos; y en cuanto a rechazar lo que no he leído, tiene usted razón, pero me disculpará si considero a priori que el texto redactado será ininteligible, considerando el nivel cultural de la mayoría constituyente que más bien se expresa en argot y que por si fuera poco, inventa palabras que no son del castellano (“todes”?? por favor qué es eso?!!); para qué decir la presidenta que no esconde su odio por la República de Chile y se expresa en un dialecto que solo ella y un puñado entienden, pero que para pedir más dinero recuerda que habla castellano sin problemas y no le hace asco a extender la mano a un Estado que no es el de ella (en sus palabras). Grosero por decir lo menos. Comprenderá que me sobran razones para imaginar el engendro que saldrá de ahí. Ah y para terminar, no se preocupe por mis temores: soy gente decente y puedo cuidar de mi; mejor le invito a recordar que -le guste o no- el país no le pertenece al 80% del 40% que fue a votar. Finalmente, me despido sin dejarle “saludos” cínicos porque a diferencia suya, yo no lo soy.-

Ver todos
Ocultar

#NuevaConstitución

VER TODO
Mi reflexión y mi nueva esperanza está puesta en un espacio que se abrió para un grupo de personas diversas de las distintas etapas de esta etapa de personas mayores gracias a una iniciativa del constitu ...
+VER MÁS
#Educación

Consejo Asesor Constituyente de Personas Mayores

Nos hacemos parte de la gran conclusión de la escucha de este tiempo: la gran mayoría de los chilenos y chilenas queremos más justicia, más equidad, más dignidad y mejor calidad de vida para todos y todas.
+VER MÁS
#Ciudadanía

Miradas ciudadanas para una Convención de la Confianza

La energía es fundamental, ergo, un derecho humano tal como lo sostenemos en la propuesta al país desde la Red de Pobreza Energética
+VER MÁS
#Energía

Energía, derechos humanos y mínimo vital: una discusión necesaria

La elección de los gobernadores regionales y la elaboración de una nueva Constitución, debieran fortalecer esta tendencia a la autonomía de las regiones para ir definiendo sus vocaciones productivas, pe ...
+VER MÁS
#Medio Ambiente

Un nuevo modelo: desde las regiones y el medioambiente

Nuevos

Mi reflexión y mi nueva esperanza está puesta en un espacio que se abrió para un grupo de personas diversas de las distintas etapas de esta etapa de personas mayores gracias a una iniciativa del constitu ...
+VER MÁS
#Educación

Consejo Asesor Constituyente de Personas Mayores

¿Plaza de la Dignidad o Plaza Italia? su respuesta replicará en todas las regiones, comunas y pueblos, en cuanto cristaliza simbólicamente la tensión social de octubre del 2019.
+VER MÁS
#Política

¿Plaza Dignidad o Plaza Italia?, ¿Una plausible pregunta?

Respetos Humanos sería el reconocimiento de que existen estas necesidades básicas y sus símbolos como condición natural del ser humano que le permiten mantener su vida y encontrar el sentido, disfrutarl ...
+VER MÁS
#Ciudadanía

¿Cambiar Derechos Humanos por Respetos Humanos?

El Consejo de Ministros por la sustentabilidad en pleno gobierno de Michelle Bachelet II presidido en ese entonces por el ministro de Medio Ambiente Marcelo Mena Carrasco decidió en abril del 2017, la crea ...
+VER MÁS
#Medio Ambiente

Indecentes maniobras públicas para beneficiar a minera australiana

Popular

Su impacto es tal que ya se piensa en legislar una “Ley Kaiser” con el fin de sancionar a todo aquel que fomente, promueva o incite la violencia sexual.
+VER MÁS
#Política

Johannes Kaiser, revela la verdadera cara de la extrema derecha

Revisando su manifiesto republicano, se evidencian intenciones de mantener el modelo de desarrollo impulsado en Chile en las últimas dos décadas del siglo pasado
+VER MÁS
#Educación

Libertad de enseñanza y mercado

Levantar la idea antifascista y centrar la campaña de Boric en torno a esa idea no hace mas que profundizar los miedos que, como hemos señalado, fortalecen la candidatura de Kast.
+VER MÁS
#Política

¡No pasarán! ¡Pasaremos!

Si intersectamos las actuales dos ideologías en disputa política en la máquina, introduciéndolas en un sistema de cuestionamiento y estudio lógico para votar por una u otra ideología, debiera haber co ...
+VER MÁS
#Política

Gobierno Digital de Inteligencia Colectiva