#Política

Para (re) discutir una Ley de Pesca simétrica

0 |
COMPARTIR
EN WHATSAPP
COMPARTIR
EN WHATSAPP

Imagen 

A la luz de los hechos comprobados hasta la fecha, es imperiosamente necesario corregir o eliminar la actual ley de pesca, viciada desde sus orígenes en forma y en fondo. Se puede afirmar que congresistas de distintos partidos políticos votaron defendiendo los intereses económicos de empresarios pesqueros que financiaron sus campañas políticas, ya sea dentro del marco de la ley, o fuera de ella. Aún queda por comprobar jurídicamente los reales intereses que tuvo el ejecutivo de la época al momento de la redacción de la Ley.


Un sistema integrado de consulta-vinculante puede ser el origen de nuevos nodos de producción territorial que beneficie a la mayor cantidad de ciudadanos a través de la generación de nuevas y mejores fuentes de empleo.

El destape definitivo en los medios de comunicación del caso “Corpesca” y sus implicaciones con políticos de representación popular, sólo corroboró lo que dirigentes sindicales, pescadores artesanales y ciudadanos interesados afirmaban desde el año 2012, cuando se discutía en la cámara de diputados la “Ley Longueira” siguiendo el curso regular de lo que llaman institucionalidad. El 17 de enero del 2016 la Corte de Apelaciones de Santiago fue tajante: Jaime Orpis Bouchon representante de la circunscripción electoral 1 (correspondiente a las regiones de Arica y Parinacota, y Tarapacá), es desaforado por cohecho, lavado de activos, delitos tributarios y fraude al fisco.

El principal foco de atención que copa líneas editoriales, minutos en radio y discusiones insensatas en serios programas de televisión es, como casi siempre, una menudencia, un ápice, el agregado o la parte más fina que se pueda cortar. Cortina de humo también le dicen.

Es válido o no, en términos jurídicos, legales y constitucionales la anulación de la Ley 20.657. Esto a propósito de la moción de artículo único (10527-07) presentada por los congresistas Gutiérrez y Núñez el 6 de enero del 2016.

Por décadas enteras la élite político-económica que se reparte trozo a trozo el país, le bajó el perfil, desestimó, silenció con cargos a dirigentes o lisa y llanamente pasó retroexcavadora, bulldozers y aplanadoras a grupos ciudadanos de interés o  periodistas serios de investigación. Desde ambos extremos del sistema partidista pasando por todo el arcoiris, que a todo esto, se funde en uno sólo; en lo que Patricio Navia llama El Club de Cachagua donde juegan paletas un mes los que se ladran por la tele el resto del año. Claro, existen notables excepciones que confirman la regla.

La ley de Pesca debe ser abordada con seriedad y responsabilidad y en las líneas que siguen analizaré desde dos aristas la temática indicada, no obstante lo anterior, ambos argumentos se complementan de manera simétrica.

El Fondo. Los derechos sobre los recursos pesqueros. Tenemos la necesidad de discutir sobre el uso que le daremos a los recursos naturales en general y a los marítimos en particular, considerando tres cosas:

a) Chile ocupa el puesto 8 en la industria pesquera mundial, por tanto, en los tiempos donde las utilidades del cobre no están a la altura de las expectativas, la pesca es un sector económico oportuno para impulsar la economía nacional de manera vigorosa y contundente.

b) La relación entre el sector público y privado es útil en varios aspectos, fundamentalmente en los tecnológicos, no obstante, los recursos pesqueros que se encuentran en el territorio nacional tienen carácter de estratégicos para la seguridad alimentaria, dada la escasez que sacude al globo.

c) El mar y sus frutos han permitido que decenas de generaciones en nuestro país se desarrollen. El pescador artesanal de orilla a co-existido desde antes de la República con los seres vivos que habitan las costas, pues comprenden cabalmente el círculo y calendario de vida oceánica, mas no así los carroñeros del mar que con aspiradoras gigantes arrasan todo. En los últimos años, los procesos de extracción han estado fuera de toda norma ética de sustentabilidad ambiental.

La Forma: el mecanismo de discusión. La participación ciudadana desde hace mucho es una realidad, más allá de los cauces en que ha querido enrielarla el grupo de gobernantes que se adjudican como haber la democracia. La democracia representativa solo representa una cara de la moneda, la otra, es la democracia participativa. Así las cosas, para este columnista la democracia es una sola, sin apellidos ni agregados.

Bajo los marcos y estructuras actuales, la participación ciudadana en el sistema político, se remite a jornadas de “conversación”, con desayunos, fotos y abrazos para cumplir con el trámite legislativo.

Normalmente se coordina una hora en algún salón alfombrado con dirigentes que no se ven desde la campaña (y con otros que tienen real incumbencia en la materia). Los expertos exponen con sus ternos y corbatas los principales puntos de “la materia a discutir”, proyectan unas cuantas diapositivas en el Data, con muchas cifras y gráficos complicados, termina la clase magistral, alguien se acomoda en el asiento y otro aclara la voz. Los dos dirigentes que no conocen a nadie en la sala y que para las elecciones trabajaron desde temprano en La Mar, porque ese día estuvo tirada.

Ellos, sólo dicen su verdad, expresan lo sacrificado que es su trabajo y lo malo que se puso la pega, cuando aumentaron las cuotas de los industriales. Los expertos pestañean fingiendo interés, uno toma notas y mira el teléfono de vez en cuando.

Termina la “Jornada de Diálogo Ciudadano”, las carpetas bajo los brazos trajeados guardan celosamente las firmas de los participantes y uno que otro número telefónico, por si acaso. El objetivo que perseguían los expertos era obtener la mayor cantidad de firmas, para documentar la “participación” respaldada con la asistencia.

El objetivo de los pescadores artesanales era que su relato encontrase eco en la elaboración de las leyes que rigen a todos los chilenos. El resultado de la jornada, se lo predijeron los viejos, los lobos de mar ya curtidos, quienes tienen el ojo acostumbrado a mirar bajo las turbias aguas del pacífico, por tanto para ellos, no fue sorpresa alguna que los intereses de los pescadores artesanales naufragasen. Cabros, mejor aprovechen el día haciendo espineles, al final las leyes las hacen para ellos, dijo un viejo pescador, mientras remendaba una red con su antigua aguja de hueso.

La opinión de los ciudadanos y ciudadanas es porcentualmente un saludo a la bandera en la tramitación de proyectos. Los movimientos sociales que han tenido la habilidad para instalarse en la agenda política y comunicacional, sólo aumentan sus posibilidades de éxito, en desmedro de aquellos grupos que no corren con la misma suerte.

Esto debe ser superado para que el actual sistema político salga del declive. Es absolutamente necesario fomentar el equilibrio en la toma de decisiones. Así en la urgente discusión sobre una nueva ley de pesca, deben estar presentes las voces de pescadores organizados ya sea en sindicatos o en otras organizaciones funcionales; los pueblos originarios que viven de los recursos pesqueros y  las esforzadas mujeres recolectoras de orilla. Por supuesto, sea el mecanismo que sea, estarán siempre los intereses de los grandes grupos económicos defendidos por sus inversiones sentadas en el congreso o tras las orejas del ejecutivo. No obstante, si comprendemos la política como la relación de fuerzas que se ejercen para conseguir objetivos (que ojalá propendan al bien común), entenderemos también que es posible alcanzar puntos de común conveniencia, si y sólo si, los distintos grupos de interés se escuchan con respeto y ánimo de acuerdo.

Tanto en las alianzas electorales como en los gremios pesqueros y sindicatos artesanales, existen diferencias y desacuerdos en su interior, por lo tanto son múltiples las miradas e intenciones, ahora bien, no por lo anterior, deben restarse las opiniones divergentes, por el contrario, un sistema integrado de consulta-vinculante, puede ser el origen de nuevos nodos de producción territorial que beneficie a la mayor cantidad de ciudadanos a través de la generación de nuevas y mejores fuentes de empleo.

TAGS: #ParticipaciónCiudadana Corpesca Ley de pesca

Los contenidos publicados en elquintopoder.cl son de exclusiva responsabilidad de sus respectivos autores.
Te invitamos a conocer nuestras  Reglas de Comunidad

Comentarios

Quedan 1500 carácteres.

#NuevaConstitución

VER TODO
Sin perjuicio de existir un principio de igualdad reconocido en la Constitución chilena, lo cierto es que, en los hechos, este queda más bien como una declaración de buenas intenciones
+VER MÁS
#Género

La igualdad de oportunidades/género

Se hace necesario rescatar valiosas categorías con que se interpretó la realidad en el cercano pasado. Su aparente caducidad es una consecuencia más de la derrota política popular en esos años.
+VER MÁS
#Sociedad

La caída del modelo Chicago: notas para una discusión imprescindible

El sistema económico seguirá siendo capitalista lo que obliga a calibrar muy bien qué caduca y qué sigue vigente
+VER MÁS
#Sociedad

Crisis y superación del modelo neoliberal

El espacio de la Convención Constituyente es una gran oportunidad para la Unidad en la Unicidad, para el encuentro con los principios universales: “todo es uno y uno es todo”, para que las distancias i ...
+VER MÁS
#Ciudadanía

Convención Constituyente como una oportunidad

Nuevos

Ac­tual­men­te se pu­ri­fi­can dia­ria­men­te 130 mi­llo­nes de me­tros cú­bi­cos, uti­li­zan­do unas 21.500 plan­tas desa­li­ni­za­do­ras, que ope­ran en más de 130 paí­ses.
+VER MÁS
#Medio Ambiente

Desalinización de aguas: ¿Es una respuesta adecuada a la escasez del recurso hídrico?

La escritura es la expresión de mi alma, pero la pintura es la realización de mi espíritu. Quien quiera conocerme solo tiene que ver mis pinturas, me conocería mejor que conversando conmigo en persona.
+VER MÁS
#Cultura

La resistencia a través de la escritura y el arte

Cada septiembre tiende a repetirse la implementación de una suerte de estrategia de la desmemoria. En vez de avanzar más profundamente en verdad y justicia, no, hagamos como si no fue tanto la cosa
+VER MÁS
#Sociedad

La desmemoria como estrategia

Para los ciudadanos, la falta de democracia significa no ser escuchados, ver que las decisiones se toman sin consulta, lo cual va mucho más allá del dato ciudadano/electoral constituido en el momento úni ...
+VER MÁS
#Política

Otra democracia es posible

Popular

Como investigadores jóvenes, condenamos tajantemente estas acciones, que constituyen un lamentable ejemplo para las futuras generaciones de científicos y académicos;
+VER MÁS
#Ciencia

Por una mejor ciencia

Se hace necesario rescatar valiosas categorías con que se interpretó la realidad en el cercano pasado. Su aparente caducidad es una consecuencia más de la derrota política popular en esos años.
+VER MÁS
#Sociedad

La caída del modelo Chicago: notas para una discusión imprescindible

Solo reflexiono lo que la ciencia ficción de los años 30 y 50 vaticinaron y cómo la historia se encargó de hacerlo posible gracias a la supuesta emancipación. ¿Qué fue lo que triunfó?
+VER MÁS
#Política

Orwell 2021

Emulando la canción de John Lennon, de estas dos crisis debe surgir una sociedad mejor y más solidaria, con un capitalismo renovado inclusivo y sostenible. 
+VER MÁS
#Sociedad

La única forma de superar nuestros desafíos es trabajando juntos