#Política

La dieta parlamentaria en tiempos de crisis social y sanitaria

0 |
COMPARTIR
EN WHATSAPP
COMPARTIR
EN WHATSAPP

imagen

El proyecto que pretende rebajar la dieta parlamentaria mediante modificación constitucional presentado en el año 2014 por los diputados Jackson, Boric, Aguiló, Provoste, Sepúlveda, Carvajal, Girardi, Mirosevic, Arriagada, Poblete, boletín 9304, se encuentra por estos días de abril 2020 en la comisión de Constitución, Legislación, Justicia y Reglamento del Senado, refundido con siete proyectos más.

¿Se podría entender como una reacción del parlamento a la presión social desatada a partir del 18 de octubre 2019?


Es de esperar que se repliquen las acciones legales y las de conciencia, por todo el aparato del Estado y sobre todo, para la protección efectiva de la población de todas y todos quienes vivimos en Chile.

En principio sí, considerando que fue reactivada la discusión que estaba estancada desde que se presentó el proyecto en el 2014, por acción del oficio N° 15.101 de la Comisión de Constitución, Legislación, Justicia y Reglamento de la Cámara, cuya cuenta se realizó en la 94° sesión de sala realizada el 23 de octubre 2019, (Esto es, a cinco días de iniciado el estallido) oficio que solicitaba a la sala la aprobación de refundir en uno solo los siete proyectos relacionados a la baja de la dieta parlamentaria. El acuerdo prosperó y a partir de eso se reactivó la discusión.

Viene al caso como botón de muestra, citar al diputado Gabriel Boric en la sesión N° 149 de dicha comisión del 22 de octubre 2019, tras la cual se envió el oficio 15101:

“Me parece tremendamente importante que nos pongamos de acuerdo de manera rápida, no podemos bajo ningún punto de vista salir de esta comisión sin una votación que dé una señal hacia afuera, una señal clara de que estamos escuchando y de que entendimos y que la rebaja de dieta es inexorable. Si salimos de acá sin nada es un fracaso y va a contribuir aún más al malestar”.

Ahora bien, los parlamentarios y parlamentarias en general siguen ocupando su dieta, que no está de más recordar, constituye la nada despreciable suma de $6.848.420 al mes, de libre disposición.

Al decir en general se quiere decir más sinceramente a los parlamentarios y parlamentarias de Chile Vamos y la Nueva Mayoría. Aunque hay que decir, que no tendría por qué ser de otra manera ya que la ley así lo establece.

Pero si se analiza más allá del imperativo legal que está en proceso (segundo trámite constitucional), cabe destacar que buena parte de los parlamentarios y parlamentarias del Frente Amplio decidieron antes de ejercer, como un compromiso de partido y coalición, al menos los del partido Revolución Democrática, renunciar al 50% de su dieta parlamentaria para entregar una parte al partido y otra parte al territorio. Imaginar el mismo trabajo y la mitad de la remuneración para unos y la totalidad para otros es un ejercicio que se puede recomendar para tomar el peso de una decisión de esas.

El Partido Comunista es la excepción de la Nueva Mayoría, si es que se puede asumir que esta existe como tal y si el PC continúa en ella; administra el sueldo de sus autoridades públicas que han llegado ahí mediante elección popular, como son Alcaldes, Concejales, Consejeros Regionales y Parlamentarios o Presidente si correspondiera. Por regla interna, en el caso de los parlamentarios y parlamentarias entregan parte su dieta al partido.

Continuando con las excepciones, ya en el campo de la generosidad y oportunidad para ayudar frente a la emergencia sanitaria que se vive en el país y el mundo, dada la coyuntura que se hace inminente la aprobación de la rebaja de la dieta parlamentaria, se hace un llamado a los parlamentarios y parlamentarias a que pueden ocupar desde ya parte de esa dieta para ir en ayuda de la gente de sus distritos, por ejemplo, en materiales de protección e higiene.

Uniendo ambos aspectos, puede destacarse el trabajo dentro del Congreso como fuera de él; en un primer aspecto la iniciativa comentada y que por fin se retoma, de rebaja de la dieta parlamentaria (Diputado Gabriel Boric, entre otros) y en el territorio, como segundo aspecto, lo donación con la mitad de su dieta parlamentaria de mil micas protectoras al doctor Carlos Beltrán, infectólogo del Hospital Barros Luco (Diputada Marisela Santibáñez).

Es de esperar que se repliquen las acciones legales y las de conciencia, por todo el aparato del Estado y sobre todo, para la protección efectiva de la población de todas y todos quienes vivimos en Chile.

TAGS: Dieta parlamentaria

Los contenidos publicados en elquintopoder.cl son de exclusiva responsabilidad de sus respectivos autores.
Te invitamos a conocer nuestras  Reglas de Comunidad

Comentarios

Quedan 1500 carácteres.

#Coronavirus

VER TODO
La acción de abrir el cajón tal vez no significa una violación al código sanitario pero sí una provocación a una población que no puede darse dicho privilegio.
+VER MÁS
#Política

Los umbrales del peligro

Se necesitan 6 semanas de cuarentena real, de hibernación, para volver a tomar el control de la ciudad. Para lograrlo, con $100.000 por persona no será suficiente
+VER MÁS
#Ciudad

Cuarentenillas, tránsito y (des)control

Una de las varias lecciones que permite la pandemia, es que en salud no se improvisa, que el centralismo territorial e institucional no ayuda a la comprensión de la capilaridad del fenómeno social
+VER MÁS
#Salud

¡Nuevamente en el 2020! La Atención Primaria de de Chile, siempre héroe

Los ritos nos otorgan seguridades y el confinamiento a que nos ha remitido el virus nos ha negado de ellas, pero también ha cambiado nuestro comportamiento remitiéndonos a una inactividad intranquila
+VER MÁS
#Cultura

La pérdida del rito

Nuevos

La acción de abrir el cajón tal vez no significa una violación al código sanitario pero sí una provocación a una población que no puede darse dicho privilegio.
+VER MÁS
#Política

Los umbrales del peligro

Se necesitan 6 semanas de cuarentena real, de hibernación, para volver a tomar el control de la ciudad. Para lograrlo, con $100.000 por persona no será suficiente
+VER MÁS
#Ciudad

Cuarentenillas, tránsito y (des)control

Una de las varias lecciones que permite la pandemia, es que en salud no se improvisa, que el centralismo territorial e institucional no ayuda a la comprensión de la capilaridad del fenómeno social
+VER MÁS
#Salud

¡Nuevamente en el 2020! La Atención Primaria de de Chile, siempre héroe

Los ritos nos otorgan seguridades y el confinamiento a que nos ha remitido el virus nos ha negado de ellas, pero también ha cambiado nuestro comportamiento remitiéndonos a una inactividad intranquila
+VER MÁS
#Cultura

La pérdida del rito

Popular

Al arbitrio de este rasgo característico estuvieron las vidas de cientos de jóvenes mutilados desde el 18-O y las vidas de toda una generación sobreviviendo pensiones paupérrimas y que son los más vuln ...
+VER MÁS
#Política

«Abran los ataúdes»: Piñera y la necropolítica

Por ello, junto a diversas asociaciones de investigadores, desde hace meses hemos demandado al gobierno que se consideren los factores socio-ambientales, territoriales, culturales y afectivos, teniendo a lo ...
+VER MÁS
#Ciencia

Por una democratización epistemológica. Respuesta a Ramón Latorre

No recuperaremos lo que antes teníamos y hemos perdido, porque lo que antes existía y denominábamos como normalidad y confianza, nunca fueron aceptadas como tales sino con altos niveles de imposición
+VER MÁS
#Ciudadanía

La nueva confianza

El problema, se genera cuando la política adopta medidas oportunistas, basadas en esa realidad creada, y en el costo-beneficio que le genera aparecer dando un golpe de autoridad sin realizar un mayor esfuerzo.
+VER MÁS
#Justicia

Delito y pandemia: Motivación del aumento de penas y el populismo penal