#Política

¿Está Chile en crisis?

3 |
COMPARTIR
EN WHATSAPP
COMPARTIR
EN WHATSAPP

Por ahora tenemos un sistema que nos amarra de pies y manos. Los cambios no ocurrirán bajo la vía institucional actual. Nuestra democracia se encuentra en mal estado, puesto que no permite la expresión real de las y los ciudadanos en el sistema político.

Hace unos días participé de una conversación muy grata con algunos compañeros y amigos del PPD. La discusión estaba centrada en discutir si nuestro país está en una crisis institucional que amerite forzosamente un cambio en las reglas del juego, en palabras de uno de los tertulianos, un nuevo contrato social en nuestro país. En resumen una nueva constitución.

Camilo Escalona, presidente del Senado y alto dirigente político de la Concertación plantea que el país no vive dicha crisis y que por lo tanto plantear el debate es una discusión infértil, pues pone en la discusión colectiva expectativas inalcanzables, que además pasarán la cuenta en caso de no cumplirse.

En política, las evaluaciones siempre son diversas. Las más duras, que usualmente vienen de la experiencia y el abuso de las encuestas, nos llevan a pensar que en un escenario complejo en términos parlamentarios, que implica que a pesar de ganar el gobierno, no hay mayoría parlamentaria y los cambios se vuelven más lentos de lo que la gente espera. Es en ese escenario donde creo que se pone el senador Escalona. No existe una fuerza social lo suficientemente poderosa como para empujar las ideas de los sectores más progresistas.

¿Pero es necesario cambiar la constitución para resolver los problemas de Chile? La respuesta es sí. Algunos creemos firmemente que el camino de las transformaciones profundas de nuestro país pasa por construir nuevamente un marco institucional que garantice el derecho a la salud, la educación, el medio ambiente, la seguridad social, la energía, los recursos naturales y el cambio del modelo neoliberal. Todo eso requiere nuevas reglas. El punto de discusión es si estamos lo suficientemente conscientes de que los problemas de nuestro país se resuelven a través del cambio constitucional.

¿Estaremos en crisis? Muchos dirán que con un país con indicadores económicos tan favorables, esto no es así, tal crisis no existe y que las movilizaciones estudiantiles o incluso las ambientales son sólo un episodio en toda la serie.

Si recordamos la historia chilena, cada cierto tiempo nuestro país entra en conflicto y tal vez si lo revisamos con esa perspectiva histórica y sociológica el país requiere de un proceso largo para que el círculo esté completo. Por ahora tenemos un sistema que nos amarra de pies y manos. Los cambios – como mencionaba otro buen amigo – no ocurrirán bajo la vía institucional actual. Nuestra democracia se encuentra en mal estado, puesto que no permite la expresión real de las y los ciudadanos en el sistema político.

¿Y qué camino nos queda? A mi juicio el camino sigue siendo por un lado fortalecer a los movimientos sociales, porque son la base de cualquier cambio en Chile. En segundo lugar, los sectores progresistas deben articular mecanismos que permitan construir un nuevo sistema. De alguna forma esto avanza hacia allá, pero la pregunta final es ¿cuánto pasará hasta que vuelva otra crisis que transforme nuestro país?

—-

Foto: José María Moreno / Licencia CC

TAGS:

Los contenidos publicados en elquintopoder.cl son de exclusiva responsabilidad de sus respectivos autores.
Te invitamos a conocer nuestras  Reglas de Comunidad

Comentarios

Quedan 1500 carácteres.

Ordenar comentarios por:

05 de octubre

Hay que distinguir si estamos ante una crisis en la política; o una crisis de la política. El paso de una u otro estado depende de cómo se maneja la crisis dentro de la política. Y eso implica definir qué reglas se respetan en ese proceso y cuáles se cambian. Esa discusión está en pañales, y por el modo en que se ha desarrollado el debate en general, se mantendrá así.

Es importante definir si queremos una crisis en la política, o una crisis de la política, lo que nos pone al filo de la barbarie y una posible tiranía, de militar, revolucionaria, etc.

Entonces también debemos definir si los cambios los hacemos en la democracia –y eso implica mejorarla- o fuera la democracia dando pie al caudillismo, el populismo y la oclocracia.

Saludos y paz

R.A.

05 de octubre

Como precandidato presidencial, mi propuesta en la materia es la creación de una Cámara Ciudadana Digital en la que se pueda establecer el debate necesario para mejorar las situaciones conflictivas que tenemos en el país. Sin entrar en especificaciones que por ahora parecen innecesarias, pienso que hay muchas actividades, tareas o trabajos que se realizan con herramientas y si para forjar los cambios que se requieren en el país no existe innovación en el herramental institucional, dejando en caso contrario todo asunto en manos de lo ya establecido, burocracia e intereses particulares o partidarios incluídos, no se producirán los cambios que deben ocurrir.

En torno a la Asamblea Constituyente y las limitantes que señaló Camilo Escalona, creo que la A.C. es un hito innecesario, porque se debe manejar un amplio espectro de alternativas para mejorar cada cosa que no satisfaga a una mayoría x, que tenga una razón justificada… Es decir, no debe primar el concepto de lograr una nueva Constitución bajo la idea de urgencia, porque los puntos que se deben modificar en la Constitución deben ser varios o muchos y seguramente de distinta índole, por lo tanto, deben tener un trato especial y eso requiere análisis detallado para hacer las cosas bien, además de la necesidad de trabajo en paralelo para que toda iniciativa planteada logre avanzar.

Asociado a esto, el país requiere cambios que no necesariamente pasan por cambiar la Constitución, pero, si le hincamos el diente exclusivamente a cambiar la Constitución, probablemente no haya espacios para generar los demás debates que son necesarios, por lo tanto, sigue siendo la Cámara Ciudadana una gran alternativa que podría operar en ambos frentes de trabajo, además de hacerlo en otros que tal vez no podamos visualizar a simple vista.

En cuánto a las limitantes señaladas, los procedimientos que ejecute la Cámara Ciudadana deben crear soluciones a partir de la evaluación y análisis de alternativas, pero, sin entramparse de forma que finalmente no se haga nada porque se encuentra con tal o cuál escollo para lograrlo, tal como la limitante que señala Camilo Escalona… Es decir, esa limitante se vuelve invalidante pero, sólo porque el sistema no puede superarla, pero, no necesariamente debe ser este el medio único para analizar esta situación, ya que si se plantea como objetivo superar esta barrera, el sistema que buscaría el mejoramiento de los procesos
debiera poder hacerlo sin encontrar barrera alguna que no pueda sobrepasar…

A pesar de todo esto, no sé realmente qué tanto desea la gente mejorar su condición o la de la sociedad, superando sus propios intereses, ya que cuando se nos presenta una situación problemática recurrente (tal como en este caso, en donde el mismo análisis se repite por una persona distinta por vez enésima), al aparecer propuestas algunas alternativas de soluciones o herramientas para solucionar los problemas, la mayoría de la gente se queda callada y no se avanza en ninguna dirección…

Si acaso se avanzace en alguna, debiera crearse una solicitud social a las entidades gubernamentales que podrían crear esas herramientas o mecanismos para generar los cambios necesarios y si no se reciben previo acuerdo ciudadano, el país se paraliza indefinidamente y punto, pero, hasta este momento, las fuerzas sociales que tomaron un canal de acción e incluso un nombre, tal como en la Mesa Social, en este caso, están absolutamente politizadas bajo una perspectiva que incluye un sesgo que demanda asuntos puntuales y no herramientas para que se cree un debate general…

De hecho la Mesa Social, que debiera ser la antesala de la Cámara Ciudadana Digital en donde se logren acuerdos y se reciban iniciativas, a esta altura, dado su grado de inhoperancia en ese sentido, más bien se comporta como lo hacen todos los partidos de la mafia política y económica, tal vez influenciada por el partido comunista, de forma que finalmente NO BUSCAMOS SOLUCIONES, sino que ellos plantean inquietudes… NO ESTAMOS DEBATIENDO, sino que ellos están haciendo una especie de show que no va a ninguna parte finalmente, aunque reconozco que puedo estar equivocado, porque determinados procesos no son inmediatos, sin embargo, si se visita el sitio de la Mesa Social, no es posible encontrar la sección de debates…

Por lo tanto, todas las apelaciones a que “debemos mejorar esto o aquello”, o “hacer tal o cuál cosa”, o cambiar la Constitución, etcétera, no están teniendo el tratamiento que debieran y de esa forma todo sigue igual…

En particular, las peticiones de la Mesa Social yo las encuentro demasiado específicas, ya que se podrían proponer iniciatvas mucho más amplias que podrían ir en beneficio de todos, sin embargo, como es mi impresión, al parecer la Mesa Social es sólo una sucursal del partido comunista y así sólo otra cueva más de la mafia política y económica…

Gonzalez llaguno

07 de octubre

distingamos CRISIS EN LA POLÍTICA… de CRISIS DE LA POLÍTICA…sólo por considerar la dimensión política de los social…. si nos remitimos a situaciones reales de crisis y quiebre institucional en Chile y otros …verán que estamos lejos.

Ver todos
Ocultar

Nuevo

VER TODO

Nuevo

La configuración del Estado de derecho que debiese primar en un país democrático como el nuestro, exige el respeto y cumplimiento de las normativas que regulan su quehacer
+VER MÁS
#Sociedad

Carta de la Universidad de Chile y el Estado de Derecho

Se desobedece por ausencia de temor, las atribuciones del carabinero, el padre, el marido, el sacerdote o el Estado en cuando al poder de castigar, incluso con violencia, hacían gran parte de la obediencia ...
+VER MÁS
#Política

Crisis de autoridad en Chile

La libertad educativa es uno de los principios más fundamentales para generar una educación pública pluralista, diversa y justa.
+VER MÁS
#Educación

En defensa de la libertad educativa

En el debate sobre la ley 21.015 que incentiva la inclusión laboral de personas con discapacidad, ¿qué protagonismo tienen para las empresas los derechos de los nuevos trabajadores?
+VER MÁS
#Trabajo

Comunicación para la inclusión

Popular

Si debatimos para ganar, terminaremos creyendo que existe una única respuesta correcta y sería la nuestra y cualquier otra está equivocada.
+VER MÁS
#Sociedad

¿Discutimos para ganar o para aprender?

La recuperación de la ciudad no pasa solo por invertir dineros públicos, para revertir los efectos de la desigualdad territorial es necesario volver a conocernos, para valorarnos desde el encuentro, no de ...
+VER MÁS
#Ciudad

Santiago desigual

Casi la mitad de la población chilena en exterior, formada por los hijos de los chilenos nacidos fuera de la patria, no pudieron participar en el proceso eleccionario por no cumplir con la exigencia establ ...
+VER MÁS
#Política

Limitación grave al derecho a voto de los chilenos nacidos en el extranjero

Expresarse de esa manera es inaceptable y haberlo hecho en el pasado no prescribe fácilmente. Vivimos en una era en que todos tienen la oportunidad de sentirse superiores moralmente, especialmente cuando o ...
+VER MÁS
#Sociedad

¿Así que fuiste linchado por las Redes Sociales?