#Política

Construyamos un nuevo pacto de confianzas

2 |
COMPARTIR
EN WHATSAPP
COMPARTIR
EN WHATSAPP
Nuevamente escribo en este portal con la convicción que la temática moral que abordé en mi entrada anterior no se ha resuelto.
 
Cuando los demás entran en escena, nace la ética, planteaba Umberto Eco en carta a Carlo María Martini. Claramente en esa frase podemos apreciar la distancia sideral que existe entre el actuar aislado y la particular relación que surge cuando ya son dos o más los que comparten un espacio. Y en estos momentos, los que siempre lo hemos compartido nos cuestionamos respecto del actuar de unos y otros en paisajes comunes.
 
Sin embargo, es necesario remontarse a la construcción filosófica de la moral que hemos llevado adelante durante muchos años. Una moral de dictadura, una de transición, una de silencio.
 
¿Nos sorprende ahora lo que siempre ha ocurrido? ¿O era necesario que un grupo de estudiantes abriera un debate pendiente? Camila Vallejo y Giorgio Jackson demostraron que el iceberg era bastante más profundo que aquello que a ellos les interesaba. Su llamado a la movilización provoca efectos contundentes en un país, desde la caída de ministros y la demostración de un Presidente con guión propio, hasta el deseo fundamental de nuestra sociedad de sacudirse de aquellos que han hecho de la política una profesión, y no de calidad ciertamente.
 
¿Crisis de representatividad? Puede ser. Pero lo más probable es que nuestro país espera un nuevo pacto, basado en confianzas y garantías, que hasta ahora no aparecen. El problema de este Estado – más que de este gobierno que ha colaborado en esta lectura – es no poder representar un modelo de desarrollo justo y equitativo para todos. Ese es el gran tema que nadie ha abordado de manera profunda, casi doctrinaria.
 
Un nuevo Estado representa sentar bases de esta nueva etapa. No siempre los cambios coinciden con el cambio de las autoridades, sino más bien con el límite de la tolerancia de los ciudadanos que cada vez se sienten más desconfiados y afectados por no compartir la senda por la cual va la Patria.
 
La refundación de un nuevo acuerdo moral implica entender las motivaciones de cada uno y conciliar las naturales colisiones que en esas expectativas puede haber. Pero por lo pronto, solo algunos se sirven y el resto mira, mirando  ansiosos porque el día a día los agota, los desangra, los anula.
 
El nuevo orden ya se hace necesario. No creo en el estatismo ni tampoco en el libertinaje. Creo en la libertad, la equivalencia de las personas y en la igualdad de oportunidades, sin las cuales, no existe ideario posible para una Nación.
 
Sin embargo, no tenemos referentes morales para pensar esta nueva etapa ciudadana. No los tenemos porque la indiferencia se ha instado en forma bilateral entre representantes y representados, entre pastores y ovejas, entre líderes y seguidores.
 
La apuesta debe considerar que la sociedad cambió. Con nuevos valores, con cuestionamiento de otros, con realidades que emergen y se demuestran en la competencia de asistencia a las marchas. Cantidad sobre calidad, debate también pendiente.
 
En fin, muchos seguimos esperando. Probablemente usted que lee estas líneas esté pensando lo mismo, por donde llegará el Mesías que nos convoque a elevar la mirada y entender los tiempos nuevos. Pero el día a día nos hace mantener un paso expectante, esperanzados en un proceso de resiliencia que aún no llega.
 
"Nos quejamos que los tiempos son malos, cambiemos nosotros, pues nosotros somos el tiempo", dice San Agustín. Será entonces el momento de cambiar la manera de entender nuestro acuerdo social a los ojos de un laico. Es probable, por ende, que ya sea inminente que nuestro propio diálogo se constituya de una buena vez y que no sea una profunda crisis la que lo detone.
——————–
TAGS:

Los contenidos publicados en elquintopoder.cl son de exclusiva responsabilidad de sus respectivos autores.
Te invitamos a conocer nuestras  Reglas de Comunidad

Comentarios

Quedan 1500 carácteres.

Ordenar comentarios por:

30 de Agosto

¿Por qué esperar un referente moral? ¿Existe eso acaso? ¿Por qué esperar un Mesías, un pastor, un guía; un nuevo déspota, para elevar la mirada, si eso depende de cada uno?

La ética de la libertad y todo lo que de ello surge, depende de una inflexión individual, de una revolución personal en el plano de las ideas, donde lo primero que se debe abandonar es la idea de la necesidad de un guía o la imposición por parte de supuestos líderes iluminados por la gracia o la dialéctica.

Saludos

06 de Septiembre

Comparto contigo. sin embargo, comprenderás que en el texto no me refiero a que crea que la llegada del Mesías tyan esperado sea la solución, sino más bien al conformismo de una eterna espera.
También no se puede esperar una moral resultante de una suma de éticas.
El efecto volitivo de una sociedad implica necesariamente que dicho proceso sea avalado por la búsqueda del destino común, de las creencias conjuntas, de los grandes ideales.

Saludos.

Ver todos
Ocultar
 

PARTICIPA

Popular

El conjunto de las humanidades puestas en el currículo escolar aloja una certeza brutal: sin estas artes y ciencias, se hace más difícil entender la forma cómo enfrentarse a las distintas decisiones de ...
+VER MÁS
#Educación

Sin la Historia, menos libres

Es urgente y necesario -no sólo mantenerla en la enseñanza media- sino también que sea fiel a sí misma como ciencia de las primerísimas causas de las cosas;
+VER MÁS
#Educación

Ser y quehacer de la Filosofía

Ningún gobierno se ha comportado a la altura, luego, nunca se ha tramitado un proyecto de ley para que con el Ombudsman, Defensor del Pueblo en castellano, a la cabeza, los ciudadanos de a pié puedan ser ...
+VER MÁS
#Política

Los discursos ni sirven para combatir la corrupción

Lo esencial de este caso está en cómo se usa el Estado para beneficios familiares y personales, como también en la nula separación entre lo público y lo privado de ciertas personas, castas o corrientes ...
+VER MÁS
#Política

Los Piñera Morel y la ideología del oportunismo

Popular

¿Cuántas veces nos sentimos solos y tristes, pero no queríamos molestar a nuestros padres porque estaban agotados después de largas jornadas de trabajo?
+VER MÁS
#Salud

Nos llaman los hipersensibles

Durante años estas idas al psiquiatra las hice en silencio, sin contarle a nadie y con la vergüenza de que alguien lo supiera. Odiaba que mi mamá lo comentara con alguien y le rogaba que no hablara del t ...
+VER MÁS
#Salud

Yo salí del clóset de la salud mental ¿y tú?

El conjunto de las humanidades puestas en el currículo escolar aloja una certeza brutal: sin estas artes y ciencias, se hace más difícil entender la forma cómo enfrentarse a las distintas decisiones de ...
+VER MÁS
#Educación

Sin la Historia, menos libres

Lo esencial de este caso está en cómo se usa el Estado para beneficios familiares y personales, como también en la nula separación entre lo público y lo privado de ciertas personas, castas o corrientes ...
+VER MÁS
#Política

Los Piñera Morel y la ideología del oportunismo