#Política

La mesa coja

2 |
COMPARTIR
EN WHATSAPP
COMPARTIR
EN WHATSAPP

Es lugar común aquel recuerdo de la tapa de bebida que nivela las mesas en los restaurantes chilenos.Por cualquier motivo, siempre se las ingeniaba alguien para nivelar la mesa y así evitar el molesto balanceo de ésta.

Esta anécdota cobra especial sentido en la medida que la mesa de diálogo estudiantes – gobierno se ha transformado en una mesa coja. No me refiero a que ésto se deba a la presencia o ausencia de alguno de los actores, sino a que no existen los elementos básicos para que ella se nivele adecuadamente.

Un primer elemento para sentarse a la mesa es la igualdad de los dialogantes. Y cuando me refiero a ello, hablo de estatura ética. Sin ella, se habla en planos completamente distintos. Frases tan poco asertivas como indicar que los pobres financiarán a los ricos, o pensar en que la gratuidad fomenta la falta de esfuerzo es, a todas luces, de una pequeñez inmensa.

En la gratuidad deben cohabitar – en igualdad de oportunidades – todos los hijos de la Nación. Un aspecto relevante y gravitante a la vez es el referido a que dicha gratuidad debe venir aparejada de calidad. En la medida que el concierto social se completa, la búsqueda de la calidad se transforma en derrotero del Estado.

Un segundo punto que permitiría a esta mesa tener un cierto equilibrio sería consignar garantes de que los acuerdos y compromisos se cumplan. Con mañas y caprichos, es escaso el avance. Y para el resto de los ciudadanos, pan y circo, ya que sólo se escuchan los planteamientos por los medios de comunicación que han estado actuando a la altura de correo entre parte y parte.

La opinión pública comienza a saturarse. Si bien responde esto a la estrategia de uno de los integrantes de la mesa – no somos tontos, señores – cabe preguntarse de qué nos estamos saturando.No creo que sea por el descontento que las marchas provocan. Tampoco por  la acción de encapuchados y la represión que trae adjunta. Corresponde básicamente a que el descontrol de la situación es demasiado y que guste o no, la otrora famosa política de los acuerdos se hace necesaria.

La indignación crece, también la desazón. Muchos comprendieron que la elección de un administrador no estaba a la altura de un estadista. Prueba de ello es la nula capacidad de mantener sentados a la mesa a la contraparte. Nuestra mesa sigue coja, la tapita de bebida necesaria no llega y la sopa ya comienza a amenazar nuestra corporalidad.

Si el Estado – en su conjunto – no logra abordar a la brevedad este conflicto, obligará a las masas anhelantes de paz social a definir sus propios caminos para vencer en una cruzada moral. Confiemos que llegue pronto la tapa de bebida. La sopa está caliente y nuestro cuerpo claramente recibirá la peor parte.

——-

Foto: keaggy.com Licencia CC

TAGS:

Los contenidos publicados en elquintopoder.cl son de exclusiva responsabilidad de sus respectivos autores.
Te invitamos a conocer nuestras  Reglas de Comunidad

Comentarios

Quedan 1500 carácteres.

Ordenar comentarios por:

13 de Octubre

Estimado Alejandro:

Lo invito a leer la entrada en el quinto poder “La caída de la mesa de dos patas” posiblemente hablemos de la misma mesa mirada con un poco de humor, ironía e incomprensión.

http://bit.ly/qK5MMU

Saludos

Johnc297

30 de Abril

This is really attentiongrabbing, You’re a very professional blogger. I have joined your rss feed and sit up for in search of extra of your fantastic post. Also, I have shared your site in my social networks! bbkdegcaadde

Ver todos
Ocultar
 

PARTICIPA

Popular

Lo esencial de este caso está en cómo se usa el Estado para beneficios familiares y personales, como también en la nula separación entre lo público y lo privado de ciertas personas, castas o corrientes ...
+VER MÁS
#Política

Los Piñera Morel y la ideología del oportunismo

La corporación de Ulloa actualmente no cuenta con el respaldo de la hinchada ni tampoco de la barra que acompaña La Lamparita desde la refundación
+VER MÁS
#Deporte

Empresariado y política detrás de los dos Lota Schwager

Es hora de dar vuelta la campana, o el embudo. Es hora de que los de arriba jueguen limpio antes de exigir que los de abajo lo hagan. El día que ello ocurra, solo entonces, volverá a salir el sol.
+VER MÁS
#Sociedad

Campaña Juguemos limpio

Solo el ministro Moreno y su equipo saben en términos ciertos del contenido de Consulta Indígena y no los pueblos indígenas que son los destinatarios de la misma
+VER MÁS
#Política

Consulta Indígena de Piñera, volver al DL Nº2568 de la dictadura

Popular

¿Cuántas veces nos sentimos solos y tristes, pero no queríamos molestar a nuestros padres porque estaban agotados después de largas jornadas de trabajo?
+VER MÁS
#Salud

Nos llaman los hipersensibles

Durante años estas idas al psiquiatra las hice en silencio, sin contarle a nadie y con la vergüenza de que alguien lo supiera. Odiaba que mi mamá lo comentara con alguien y le rogaba que no hablara del t ...
+VER MÁS
#Salud

Yo salí del clóset de la salud mental ¿y tú?

¿Cuál es la diferencia entonces entre desconectar un tubo por limitación del esfuerzo terapéutico a suministrar un fármaco que ponga fin a la vida? ¿No es acaso lo mismo? Ciertamente no.
+VER MÁS
#Ciudadanía

Sobre el buen morir

La mediocridad va de la mano de esa gran meta: “ser algo”; a la diferencia de “ser alguien”. El hombre librepensador no buscará ser algo como virtud errada para ser aceptado.
+VER MÁS
#Ciudadanía

Ese hombre solitario y librepensador