#Política

Chile en un triste otoño

0 |
COMPARTIR
EN WHATSAPP
COMPARTIR
EN WHATSAPP

Chile vive un triste otoño. Comienza a manifestarse el descontento social a partir de las reivindicaciones de los estudiantes por un sistema igualitario de acceso a al educación. Sin embargo, sólo sabemos cómo ha empezado.

Chile se encuentra además en un triste otoño respecto de su representación ciudadana. El ciudadano de la calle ya toma las acciones por sus propias riendas entendiendo que nadie lo representa en sus propios intereses, desventuras e incluso, en su sufrimiento.

La idea del Estado protector nos ha abandonado. Aquellos que lo entendían como una garantía real frente al abuso de diversos actores ven con desilución que dicha realidad hace mucho no existe. Un modelo que busca la eficiencia económica no permite espacio para garantizar el normal desempeño de aquellos que son parte del engranaje, pero que ciertamente no son significativos en él. Al contrario, otros creen que este Estado protector debe tender a eliminarse, por cuanto ha acostumbrado bajo un ánimo subsidiario, a satisfacer a aquellos que no pueden y/o a veces, no quieren obtener por la vía del esfuerzo individual, la solución a sus problemas.

Estamos en punto muerto. Las manifestaciones sociales demuestran a aquellos que estaban convencidos que la política del chorreo era efectiva que éste nunca llegó, por la sencilla razón que el balde no tenía fondo. Aquellos que expusieron -lícitamente, por cierto – su capital, esperaron más retornos que los que éticamente les correspondía. Y si bien es cierto que tienen el justo derecho al emprendimiento, éste no debe sustentarse sobre las angustias de otros.

El debate ya no corresponde a si la Educación debe o no ser de una determinada manera. Ya no es un plebiscito la fórmula anhelada que resolverá, por la vía de una nueva Carta Magna, nuestro nuevo acuerdo social. Se hace necesario iniciar un diálogo que convoque a aquellos que están en cada uno de los lados de esta gran mesa que, nos guste o no, compartimos.

Sin embargo, la credibilidad de nuestros políticos, de las dirigencias sociales y de aquellas Iglesias que permanentemente concitaban a dicho diálogo ya no concitan confianza, y lo que es peor, credibilidad. No existe en nuestro país quien tenga la estatura moral para erigirse como convocante a este espacio de reflexión conjunto.

La construcción de este Chile inclusivo, solidario, lleno de oportunidades, democrático y tolerante debe nacer de un nuevo acuerdo social, pero nadie ha sido capaz de construirlo. Ni siquiera de convocarlo con éxito.

Nuestra única alternativa, antes de que esto siga aumentando, es constituir un punto de acuerdo, sobre alguien ( ya sea una Institución o persona) que no sólo convoque al diálogo, sino además se alce como la conciencia que actúe como garante que dichos acuerdos se cumplan. Pero el vacío está. Y sin entender a quien convocar para ocupar dicho podio, poco podremos hacer.

Chile seguirá, por ende, en el más triste de los otoños, esperando lentamente a una confrontación social entre hermanos, que, curiosamente, buscan lo mismo.

———-

Foto: FabsY / Licencia CC

TAGS:

Los contenidos publicados en elquintopoder.cl son de exclusiva responsabilidad de sus respectivos autores.
Te invitamos a conocer nuestras  Reglas de Comunidad

Comentarios

Quedan 1500 carácteres.

 

PARTICIPA

Popular

Durante años estas idas al psiquiatra las hice en silencio, sin contarle a nadie y con la vergüenza de que alguien lo supiera. Odiaba que mi mamá lo comentara con alguien y le rogaba que no hablara del t ...
+VER MÁS
#Salud

Yo salí del clóset de la salud mental ¿y tú?

El Mapudungún no solo es una lengua viva y muy presente en la cultura de Chile, sino que además, es expresión de una cosmovisión con una riqueza inconmensurable en la comprensión del mundo
+VER MÁS
#Sociedad

Sergio Villalobos y la crónica de un racismo empedernido

Ningún instrumento de la planificación de la ciudad, más aún en el siglo XXI debe ser elaborado desde una sola perspectiva, debemos ser capaces de convocar y consensuar objetivos comunes sobre la ciudad.
+VER MÁS
#Ciudad

Un plan regulador para Alto Hospicio

Es una mala creencia pensar que cada padre debe pagar la mitad de los gastos del menor, ya que cada uno debe pagar en proporción a lo que gane
+VER MÁS
#Justicia

¿Cómo realizar una demanda por pensión de alimentos?

Popular

Durante años estas idas al psiquiatra las hice en silencio, sin contarle a nadie y con la vergüenza de que alguien lo supiera. Odiaba que mi mamá lo comentara con alguien y le rogaba que no hablara del t ...
+VER MÁS
#Salud

Yo salí del clóset de la salud mental ¿y tú?

¿Cuál es la diferencia entonces entre desconectar un tubo por limitación del esfuerzo terapéutico a suministrar un fármaco que ponga fin a la vida? ¿No es acaso lo mismo? Ciertamente no.
+VER MÁS
#Ciudadanía

Sobre el buen morir

La mediocridad va de la mano de esa gran meta: “ser algo”; a la diferencia de “ser alguien”. El hombre librepensador no buscará ser algo como virtud errada para ser aceptado.
+VER MÁS
#Ciudadanía

Ese hombre solitario y librepensador

Mientras que la Ley Orgánica Constitucional de Municipalidades otorga el carácter de meros “administradores” a los municipios sobre el territorio y el quehacer comunal, las prácticas de estos “muni ...
+VER MÁS
#Municipales

Administradores v/s Gobiernos Locales, moviendo los límites de lo posible