#Medio Ambiente

Perdonen nuestros pecados ambientales

0 |
COMPARTIR
EN WHATSAPP
COMPARTIR
EN WHATSAPP

imagen

Nuestro planeta tiene un diámetro de aproximadamente 12.700 kilómetros.  Giramos alrededor del Sol orbitando a una distancia exacta para que se genere vida. La Luna nos proporciona la luz nocturna natural y afecta niveles de nuestros mares positivamente con mareas, ya que proporciona movimientos migratorios de la vida acuática.

Nuestros mares regulan la temperatura del planeta a través de corrientes marinas, es decir la vida en la Tierra se genera basada en una constante de equilibrio muy lábil, que puede afectarse radicalmente ante cambios traumáticos a nuestro ecosistema. Estos cambios afectan la existencia de los seres vivos en la Tierra. Si afectamos la fotosíntesis de las plantas, verdaderos seres vivos que cohabitan con nosotros, también vemos afectada nuestra existencia.

Fuera de analizar la evolución de acuerdos medioambientales, los hechos demuestran, es que toda normativa y acuerdo han sido estériles o inútiles a la hora de conseguir resultados.


Nuestro país no está lejos de este grado de responsabilidad, los hechos nuevamente lo demuestran, no olvidemos Til Til, Antofagasta, Quintero, por nombrar lo más representativo, son las llamadas " zonas de sacrificio"

La polución y contaminación proveniente de hidrocarburos generó estragos en el planeta. La industrialización desmedida no consideró los efectos de emisiones de todo tipo en nuestro planeta. El crecimiento o sobrepoblación de nuestra especie, han producido demanda de bienes, combustibles, máquinas, materiales y sustancias tóxicas, donde la principal preocupación ha sido satisfacer estas necesidades de todos quienes vivimos en este planeta. No hemos considerado que la Tierra es un ser vivo (una de mis teorías favoritas de James Lovelock, de la teoría GAIA, que argumenta que la Tierra al verse afectada por cambios climáticos, que se generan por como los seres humanos afectamos, al ecosistema, la tierra busca compensar estos desequilibrios).

La Tierra es nuestra casa, y nosotros somos unos pésimos dueños de casa, no nos ocupamos de mantenerla limpia, habitable y sana. Nuestro país no está lejos de este grado de responsabilidad, los hechos nuevamente lo demuestran, no olvidemos Til Til, Antofagasta, Quintero, por nombrar lo más representativo, son las llamadas ” zonas de sacrificio”.  No basta solo con un ordenamiento jurídico ambiental, como por ejemplo el actual “código de aguas” que permite extraer indiscriminadamente este recurso vital, donde ya hay zonas declaradas con “sequía permanente”.

Los gobiernos han intentado implementar aspectos como mejorar transporte público, desarrollo de conexiones viales para evitar saturamiento de generación de CO2, regulación de vehículos que emiten hidrocarburos. Además se ordena a las empresas cumplir con las normativas ambientales, emanadas de la Ley 19.300 de bases del medio-ambiente. Sin embargo existen otros cuerpos legales y técnicos que, a pesar de estar implementados, no consiguen reducir emisiones de CO2, o reducir emisiones de cualquier otra naturaleza que son nocivas para el medio-ambiente, los efluentes naturales, sean ríos, lagos, reservas naturales,etc.

Existen naciones con  cierto nivel de desarrollo, donde ya se está, por ejemplo, reduciendo sustancialmente el uso de combustibles fósiles, por artefactos de transporte eléctricos. A esto hay que agregar “educación”, aspecto vital para lograr resultados a todo nivel. Controlar la desmesurada ambición de grandes conglomerados y políticos que solo pretenden ganancias, no importando como afectan nuestra calidad de vida, que no solamente implica vivienda, bienes, materiales, etc, significa si deseamos vivir en un ambiente limpio de todo tipo de contaminación, y no por ejemplo, en verdaderas islas en el mar, de plástico, o niños jugando en basurales.

Si no cambiamos nuestro comportamiento como especie, para ricos, pobres, nuestro planeta sera próximamente inviable mantener la vida tal como la conocemos.

Si todo sigue como hasta ahora, solamente nos queda pedir “perdón por nuestros pecados ambientales“.-

TAGS: #CambioClimatico #Tierra

Los contenidos publicados en elquintopoder.cl son de exclusiva responsabilidad de sus respectivos autores.
Te invitamos a conocer nuestras  Reglas de Comunidad

Comentarios

Quedan 1500 carácteres.

 

PARTICIPA

Popular

Durante años estas idas al psiquiatra las hice en silencio, sin contarle a nadie y con la vergüenza de que alguien lo supiera. Odiaba que mi mamá lo comentara con alguien y le rogaba que no hablara del t ...
+VER MÁS
#Salud

Yo salí del clóset de la salud mental ¿y tú?

El Mapudungún no solo es una lengua viva y muy presente en la cultura de Chile, sino que además, es expresión de una cosmovisión con una riqueza inconmensurable en la comprensión del mundo
+VER MÁS
#Sociedad

Sergio Villalobos y la crónica de un racismo empedernido

Ningún instrumento de la planificación de la ciudad, más aún en el siglo XXI debe ser elaborado desde una sola perspectiva, debemos ser capaces de convocar y consensuar objetivos comunes sobre la ciudad.
+VER MÁS
#Ciudad

Un plan regulador para Alto Hospicio

Es una mala creencia pensar que cada padre debe pagar la mitad de los gastos del menor, ya que cada uno debe pagar en proporción a lo que gane
+VER MÁS
#Justicia

¿Cómo realizar una demanda por pensión de alimentos?

Popular

Durante años estas idas al psiquiatra las hice en silencio, sin contarle a nadie y con la vergüenza de que alguien lo supiera. Odiaba que mi mamá lo comentara con alguien y le rogaba que no hablara del t ...
+VER MÁS
#Salud

Yo salí del clóset de la salud mental ¿y tú?

¿Cuál es la diferencia entonces entre desconectar un tubo por limitación del esfuerzo terapéutico a suministrar un fármaco que ponga fin a la vida? ¿No es acaso lo mismo? Ciertamente no.
+VER MÁS
#Ciudadanía

Sobre el buen morir

Es indispensable recuperar el Tren y convertirlo nuevamente en la columna vertebral del transporte de personas y mercaderías a nivel nacional.
+VER MÁS
#Medio Ambiente

Tren, desarrollo y Cambio Climático

La mediocridad va de la mano de esa gran meta: “ser algo”; a la diferencia de “ser alguien”. El hombre librepensador no buscará ser algo como virtud errada para ser aceptado.
+VER MÁS
#Ciudadanía

Ese hombre solitario y librepensador