#Género

Disidencia e inestabilidad laboral: El dúo precarizante

0 |
COMPARTIR
EN WHATSAPP
COMPARTIR
EN WHATSAPP

No podemos sensibilizar, promover la inclusión, el respeto y exigir la garantía de los derechos civiles y políticos de las personas trans; si no reconocemos la situación de desarrollo histórico y económico que ha experimentado a clase trabajadora, siendo esta última un elemento fundamental en la génesis de los cambios sociales profundos.

Hoy la visibilidad y el poder político de la comunidad trans ha crecido en cierta medida -no lo suficiente, obviamente- ; pero, vemos como el origen combativo y de cuestionamiento radical que germinó en las barricadas de Stonewall; ha sido invisibilizada y absorbida por la mirada “Pride Parade”; causando que parte de la comunidad actúe sin tener en cuenta más que sus intereses económicos, vinculándose al capitalismo rosa y al fomento de políticas de inclusión en dadas por empresas transnacionales; que a su vez golpean a la clase trabajadora con bajos sueldos, subcontratación, inestabilidad laboral; y lo que es mucho más grave, fomentando la desarticulación y criminalización de la actividad sindical.

El contexto del “tránsito de género” lo podemos entender cómo una práctica de cruces, que ponen en tensión la arquitectura social y el colonialismo patriarcal del estado nación; estos cruces generan una transformación radical no sólo del “viajero” sino del entorno (que podría aceptarle o rechazarle). Es entonces, este cruce el cual es castigado por los regímenes políticos actuales; dado que amenazan con dibujar una nueva sociedad, con nuevas formas de producción y reproducción de la vida; haciendo tambalear la familia nuclear CIS Heterosexual; que es funcional al proceso de producción y reproducción de la fuerza de trabajo y que es propio de la base del sistema capitalista.

Si consideramos que la primera Revolución Industrial se había caracterizado, con la invención de la máquina de vapor y por una aceleración de las formas de producción; la revolución industrial actual, marcada por la ingeniería genética, la nanotecnología, las tecnologías de la comunicación, la farmacología y la inteligencia artificial, afecta de lleno a los procesos de reproducción de la vida; por lo que el cuerpo y la sexualidad ocupan el lugar que la fábrica ocupó en el siglo XIX.

El Panorama Actual:

Según el último informe de la OIT; proyecta que 700 millones de personas en el mundo están en un margen de pobreza a pesar de tener empleo; con una marcada tendencia al trabajo precario o sin seguridad social; en Latinoamérica se encuentran las más altas tasas de aumento del trabajo informal, siendo un 53%; siendo con una tendencia al aumento en los sectores de servicios (40%).


Para el sistema de seguridad social del Estado, las personas trans no existimos; no existen datos de cuántos somos, de como accedemos a la salud, de la inclusión a la Ficha de Protección Social

Por lo tanto; las personas trans “feminizadas” en el corto plazo, sufren un desplazamiento a trabajos considerados “para roles de mujeres”; por lo que existe un marcado aumento de la brecha salarial, este fenómeno sumado a la inestabilidad laboral tiene como resultado que durante nuestra vida laboral no logremos obtener fondos suficientes o que ni siquiera cumplamos con los requisitos para pensionarnos, o dejándonos nada más que otra alternativa que la pensión básica solidaria; siendo entonces las mujeres y las disidencias sexo-genéricas los grupos humanos más afectados en el mundo previsional; donde ya el panorama en Chile es que 7 de cada 10 pensionados no logran cubrir sus gastos vitales mínimos.

Para el sistema de seguridad social del Estado, las personas trans no existimos; no existen datos de cuántos somos, de como accedemos a la salud, de la inclusión a la Ficha de Protección Social, ni tampoco hay estudios en el país sobre el contagio y mortandad por contagio de VIH/SIDA, de los casos de discriminación y violencia, ni siquiera de los homicidios por transfobia; este factor imposibilita la creación y focalización de políticas públicas orientadas a reducir la precariedad de nuestra vida.

Cabe señalar, que estas situaciones mencionadas transgreden el artículo 1.1 de la convención Americana de Derechos Humanos; dado que en ella se demanda un rol activo del estado en cuanto a no discriminación; pero hoy no existen protocolos aplicables al contexto privado laboral; a lo que sumamos la inaplicabilidad práctica y tangible de la ley 20.940, que incorporó la identidad de género en el Código del Trabajo al referirse a los actos de discriminación.

En el caso de tener la posibilidad de trabajar – a pesar de que las estadísticas indican que la tasa de desempleo es duplicada-; las cifran mencionan que un 97% de les trans hemos sido maltratadas en el trabajo de alguna u otra manera; esto causa un grave impacto en el bienestar, incluida la salud mental. Siendo estas unas de las razones por las cuales las cuales vivimos más probabilidades de estar desempleades o vivir en la pobreza; encontrarnos luchando contra un techo de vidrio para “mujeres trans”, ser desplazadas en cuanto al ascenso, no tener protección en las negociaciones colectivas, etc.

Además; la inexistencia de un protocolo para la contratación de planes de salud en Isapres; nos expone a situaciones de cobros adicionales, cláusulas abusivas o recorte en las coberturas; considerando que sólo el 4% de la red de salud pública proporciona atención especializada a las personas trans, nos deja un panorama muy precario también en el sistema privado de salud, donde claramente para obtener una mejor atención; debes invertir más de tus ingresos.

¿Qué hace falta?
De manera muy general, se podría pensar en un piso mínimo de demandas; tales como:

Desarrollo de campañas y estrategias de concientización en el ámbito laboral, e implementar medidas e incentivos para organismos públicos y empresas privadas que favorezcan la inserción y la integración laboral de las personas trans.
Perfeccionar la Ley Anti discriminación y vincularla activamente a la Ley de Incitación al Odio; así como crear una ley LGTBI integral (Para todo el ciclo de vida).
Monitorizar la situación laboral de las personas trans en el territorio.
Que no se cierre la posibilidad binaria, sino; permita colocar género neutro.
Considerar las modificaciones legales para el acceso a seguros de salud en ISAPRES.
La necesidad de un reglamento o protocolo, claro y de acceso universal; que sirva de guía para ambas partes (Empleador/Empleado); con la finalidad de orientar al cumplimiento de una serie de puntos mínimos; por ejemplo:

o Acuerdos para personas que realizaron su tránsito antes de entrar al mundo laboral.
o Acuerdos para personas que están con un contrato vigente y realizaron el tránsito antes.
o Acuerdos para personas que inician su tránsito estando contratadas.
• Además, se debe reconocer la LGTBIQ+ fobia como riesgo psicosocial en la empresa e incluirlas como un apartado en las encuestas de clima laboral; que finalmente se considere la diversidad como un activo valioso.

Conclusiones:

Transitar es un proceso que cruza fronteras políticas y de clase, tensionando los límites de lo que entendemos como “ciudadanía” y considerando que igualdad ante la Ley no es igualdad ante la vida, estamos muy lejos de que todes gocemos de un mismo acceso en igualdad de condiciones a la salud, educación, trabajo y una vida digna; lamentablemente la “clase social”, es un factor determinante en el éxito material si hoy realizas un tránsito de género. La mayoría de las personas trans pertenecemos a estratos medios y bajos, que previamente ya estamos subyugados por la pobreza y desigualdad; no obstante, podemos ver que el “sistema” si logra asimilar a una parte minoritaria de la comunidad LGBTIQ+ que es productiva y que posee poder de consumo; descartando de igual manera los elementos “indeseados” (En general, les pobres); por lo que en toda visión de lucha por derechos LGBTIQ+, necesariamente debe existir un enfoque clasista; dada la existencia del nexo inexorable con la ya histórica y siempre vigente “lucha de clases” y denunciando que tal asimilación del sistema no es “inclusión”, sino una “inclusión funcional e interesada” disponible sólo para algunes.

TAGS: #DerechosHumanos #PersonasTrans

Los contenidos publicados en elquintopoder.cl son de exclusiva responsabilidad de sus respectivos autores.
Te invitamos a conocer nuestras  Reglas de Comunidad

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Quedan 1500 carácteres.

#NuevaConstitución

VER TODO
Se colige la urgencia de acuerdos asertivos para canalizar las demandas ciudadanas desde sus territorios, apurando el tranco por una Nueva Constitución
+VER MÁS
#Política

La responsabilidad de los partidos v/s ¿particularismos políticos?

Se colige la urgencia de acuerdos asertivos para canalizar las demandas ciudadanas desde sus territorios, apurando el tranco por una Nueva Constitución

¿Qué priorizamos? ¿Constitución o gobernabilidad? Si no se puede lo menos ¿se podrá lo más? Los ciudadanos miran atónitos la degradación de la política, la descontrolada expansión de la delincuen ...
+VER MÁS
#Ciudadanía

¿Qué priorizamos: Constitución o gobernabilidad?

¿Qué priorizamos? ¿Constitución o gobernabilidad? Si no se puede lo menos ¿se podrá lo más? Los ciudadanos miran atónitos la degradación de la política, la descontrolada expansión de la delincuencia, la violencia y el narcotráfico. Pero, la ciudadanía chilena debe asumir su responsabilidad en este descalabro

Se observa una tendencia a mantener una inercia del proceso que desgaste los ánimos en perseverar en acordar un tercer procedimiento para cambiar la Constitución de 1980
+VER MÁS
#Política

¿Por qué no hay acuerdo en el proceso constituyente?

Se observa una tendencia a mantener una inercia del proceso que desgaste los ánimos en perseverar en acordar un tercer procedimiento para cambiar la Constitución de 1980

No puede haber soberanía popular si hay una entidad, formada por un grupo de personas, aunque sea en una democracia representativa, que están diciendo cuales van a ser los límites de una Nueva Constitución
+VER MÁS
#Política

No vamos a un segundo intento de nueva Constitución con soberanía popular

No puede haber soberanía popular si hay una entidad, formada por un grupo de personas, aunque sea en una democracia representativa, que están diciendo cuales van a ser los límites de una Nueva Constitución

Nuevos

El descontrol es demostrativo de que la autorregulación no funciona.
+VER MÁS
#Sociedad

Con la ética por los suelos

Sí podemos sentir el sol como el calor en la piel –pero eso ocurre sin tenerlo a la vista. Sabemos que ese calor es sol, pero indirectamente.
+VER MÁS
#Cultura

El sol conversa con René Descartes

El haber alcanzado la cifra de 8 mil millones de seres humanos, cuyas necesidades superan de lejos la posibilidad de satisfacerlas, solo tiende a alimentar las desigualdades y exacerbar los odios
+VER MÁS
#Medio Ambiente

Ocho mil millones

Jamás ninguna de las 345 municipalidades que hay en Chile como sus juzgados de policía local, han hecho valer las sanciones contenidas en este DL 3.516.
+VER MÁS
#Medio Ambiente

Si los jueces desconocen las leyes, estamos mal

Popular

Deborah Jones en la liberación del Ser sensual, metaforización del Eros y el Thanatos que nadan en un lago entre delicadas sábanas, acariciando los sentidos en el juego del deseo
+VER MÁS
#Cultura

Disección poética. Libro: Eróticamente poética de Deborah Jones

El amor por un hijo o un familiar a quien se cuida puede ser inigualable, pero la carga para una persona puede ser destructiva
+VER MÁS
#Ciudadanía

Mamá cuidadora

La industria petrolera actuó a modo del dios Apolo y maldijo al igual que a Casandra a científicos e investigadores ambientalistas, ellos tendrán la capacidad de predecir el futuro, pero nadie les va a creer
+VER MÁS
#Medio Ambiente

El Síndrome de Casandra y la Emergencia Climática

No solo me dispararon y me afectaron a mí. El daño también fue para toda mi familia
+VER MÁS
#Justicia

¿El estallido social quedó atrás? Para las víctimas claramente no