#Educación

Resiliencia

0 |
COMPARTIR
EN WHATSAPP
COMPARTIR
EN WHATSAPP

imagen

La primera vez que oí esta palabra, fue hace muchos años mientras leía algunos textos de psicología social y sociología, sobre personas que habían sobrevivido a diferentes traumas durante sus vidas. De alguna manera, se encontraba un hilo conductor en cientos de historias de personas, que como ustedes o como yo, nos enfrentamos a situaciones que difícilmente podemos controlar. Hay algunos que viven toda una vida de miserias, y que son capaces de lograr salir adelante y representan ejemplos para la sociedad; otros, son capaces de sobrevivir, porque esa es la palabra adecuada “sobrevivencia”, a un dolor tan grande e imprescriptible, como lo es el abuso sexual. En todas esas historias, hay seres humanos que más allá de sus contextos y particularidades, construyen un relato desde el dolor, en el cual son tan vulnerables como puede ser un niño o niña con pocos días de nacimiento. Es en este dolor donde se amalgaman emociones, afectos, dolores y la complejidad que nace inexorablemente de aquellos instantes que no están en tus manos. 


"En éstas vidas, podemos encontrar lo más puro de la naturaleza humana, y que hace que cada día, se luche con todas las fuerzas para no caer, sino para seguir, avanzar y ser en esos momentos, completamente conscientes de la felicidad que representa ese breve espacio y tiempo determinado."

Pero el dolor y la transformación de éstos en una fuerza de cambio, no son para nada lineales, ni tiene reglas o procedimientos estandarizados. Cada historia, cada persona, es un propio universo, lleno de reglas y particularidades determinadas. En éstas vidas, podemos encontrar lo más puro de la naturaleza humana, y que hace que cada día, se luche con todas las fuerzas para no caer, sino para seguir, avanzar y ser en esos momentos, completamente conscientes de la felicidad que representa ese breve espacio y tiempo determinado.

Inexorablemente todo lo anterior decanta hacia lo social, y es en nuestra sociedad donde todo aquello que evidencia algún elemento parecido a debilidad, es mal visto y ocultado para no ser objeto de críticas. El dolor interior de nuestra vida, es una carga que usualmente se obvia, se oculta y esconde como un tesoro. Los miedos vencen y nos acorralan ante la presión del entorno que tenemos. Pero están los que se atreven, lo que rompen el cerco y luchan por simplemente, sobrevivir. Son ellos lo que al final, trascienden en su honestidad con sí mismos, y que nos muestran que a pesar de lo oscura que pueda ser la noche, siempre habrá un amanecer. Es en ese clamor, donde nos dignificamos como seres. Está en nuestra biología, nuestra genética y epigenética, en lo que diariamente damos y no damos ante la vida, y es precisamente lo que no damos, aquello que más se vincula a lo que nos ocultamos de nosotros como personas.

Debemos aprender a ser honestos consigo mismos. Exponer nuestra emocionalidad y afectos, darnos cuenta que no nos hace más débiles, muy por el contrario, porque ese dolor traumatizante y que caló tan profundo que incluso transmitimos como dolor epigenético a las siguientes generaciones, puede servir para que otros sean capaces de enfrentarlos y cambiar sus vidas. Es una oportunidad al fin al cabo, y debemos dar gracias de ello, aunque sea raro y extraño aquello. Porque al final estamos determinados por nuestras experiencias, sean buenas o malas, y estas últimas, son aquellas que nos hacen aprender de mejor forma, avanzar y crecer en esta vida de incerteza pero que nos definen como seres llenos de esperanza en que después de esas terribles noches, podremos por fin tener un buen amanecer.

TAGS: #Resiliencia #Traumas Psicología

Los contenidos publicados en elquintopoder.cl son de exclusiva responsabilidad de sus respectivos autores.
Te invitamos a conocer nuestras  Reglas de Comunidad

Comentarios

Quedan 1500 carácteres.

Nuevo

VER TODO

Nuevo

Asumir una comprensión adecuada y armónica de todos los derechos fundamentales implica dejar de utilizar estas argumentaciones como verdades dadas de una vez por todas
+VER MÁS
#Ciudadanía

Posverdades o mentiras emotivas-ideológicas sobre los Derechos Sociales

Hoy ya con 40 años, he podido rehacer mi vida en algunos aspectos; pero, debo reconocer que ser niñe trans es difícil y más aún frente a la actitud del discurso biomédico y social, que niega esta real ...
+VER MÁS
#Política

Nosotres trans, no somos el problema

Piñera saca a los antagonistas del centro social y los coloca al margen de los debates del quehacer político, porque son larvas, por tanto, pueden ser aplastadas comunicacionalmente.
+VER MÁS
#Política

Los flojos y la derrota de Piñera

El animal es objetivado, es objeto, no es parte del mundo sensible, no se le reconoce dignidad alguna ya que no vemos ni escuchamos su dolor. Es un animal objeto o bien de consumo
+VER MÁS
#Ciudadanía

El mundo de los vegetarianos y la problemática detrás del consumo de carne

Popular

No es un diagnóstico errado decir que hoy la adopción falla, no solo porque no se visualiza como alternativa, sino porque además es un proceso demoroso.
+VER MÁS
#Sociedad

Adopción, por el derecho a ser hijos e hijas

En lugar de responder con más odio y prejuicios, debemos ser capaces de convencer a los que aún piensan así, que esos miedos y discriminaciones son frutos de un país profundamente fracturado y segregado ...
+VER MÁS
#Ciudad

La Huechuraba que soñamos

Por las características de construcción y formas de adquisición de los departamentos de la torre de Lavín, afirmamos que no son viviendas sociales.
+VER MÁS
#Ciudad

¿Son viviendas sociales las de Lavín en Las Condes?

Asumir una comprensión adecuada y armónica de todos los derechos fundamentales implica dejar de utilizar estas argumentaciones como verdades dadas de una vez por todas
+VER MÁS
#Ciudadanía

Posverdades o mentiras emotivas-ideológicas sobre los Derechos Sociales